Un fan recrea la primera oficina de Nintendo para almacenar sus cartas Hanafuda

Un coleccionista francés se quedó sin espacio en casa para continuar almacenando piezas de coleccionista de Nintendo, por lo que recreó la oficina original de la marca en su jardín.
·

Fabrice Heilig, un coleccionista francés especializado en productos de Nintendo (y durante los últimos años concretamente en las cartas Hanafuda), se quedó sin espacio en casa para continuar almacenando productos, por lo que ha recreado en su jardín la primera oficina de la marca japonesa en Kioto, donde la compañía comenzó a fabricar sus cartas en 1889.

Hablando con BeforeMario (vía Kotaku), un blog especializado en el pasado de Nintendo antes de los videojuegos, Heilig explica: "Como deben reconocer otros coleccionistas, cuando la colección se amplió me quedé sin espacio para guardarla y exponerla. Al buscar una solución, pensé en añadir una habitación extra dedicada a las cartas [Hanafuda], ya que tienen mi especial interés por ser el inicio de Nintendo".

Un fan recrea la oficina de Nintendo de 1889

Tras darle vueltas a la idea, a finales de 2018 se le ocurrió recrear el edificio en el que se fundó Nintendo. Sin embargo, ese local de madera de Kioto fue demolido en 2004 para hacer un parking, por lo que solo tenía como modelo las fotografías existentes en la red. Además, en las imágenes difundidas nunca se mostró cómo era el interior del edificio.

"Para establecer las dimensiones del edificio", explica el coleccionista, "utilicé como referencia el tamaño de los elementos de piedra de la oficina adyacente de Nintendo de 1933, que aún sigue en pie. Esto me permitió hacer los planos". Los siguientes pasos tuvieron sus altibajos.

Nintendo oficina original

La pandemia ralentizó la construcción del edificio

Taló un árbol de su jardín y colaboró con su carpintero de confianza para construir el edificio utilizando técnicas clásicas japonesas, pero tuvo problemas para encontrar las particulares tejas usadas; tras mucho buscar, las consiguió en Holanda. El edificio se construyó en menos de un año, pero hubo parones en el proceso debido a la pandemia del coronavirus.

Heilig ha cuidado hasta el mínimo detalle, llegando a exportar un extintor japonés para colocarlo junto a la puerta como es habitual en los edificios de madera del país. "En cuanto al interior del edificio, quería que fuera un lugar dedicado a mostrar mi colección de cartas", dice el coleccionista.

Nintendo casa coleccionista

Añade que la intención es "hacer un homenaje a Nintendo y su historia, pero también disfrutarlo con la familia y los amigos", por lo que además de llenar las paredes de expositores de cristal y cajas de madera para las cartas Hanafuda, ha colocado tres tatami, aire acondicionado y otras comodidades.

Fran G. Matas
Colaborador

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir