Microsoft se planteó si seguían adelante con las consolas Xbox en 2014

Phil Spencer asegura que tras el dificultoso lanzamiento de Xbox One, desde Microsoft dudaron si seguir en el negocio de las videoconsolas con un equipo humano resquebrajado y separado.
·
Actualizado: 23:55 11/11/2020

Con el lanzamiento hace apenas unas horas de las dos nuevas consolas de nueva generación de Microsoft, Xbox Series X y Xbox Series S, parece extraño que hace tan solo seis años los de Redmond se plantearan abandonar el negocio de las consolas de videojuegos, pero así fue. Tras el estreno de Xbox One en noviembre de 2013, viendo las ventas de PS4 el año siguiente, la marca estadounidense se planteó tirar la toalla: sus equipos internos dedicados a los videojuegos estaban separados, resquebrajados y sin liderazgo. Pero Phil Spencer llegó al rescate, quizá por casualidad, según cuesta él mismo en una entrevista con Shacknews.

Don Mattrick, expresidente de la división Interactive Entertainment Business de Microsoft, dejó la compañía en junio de 2013, poco después del E3 de ese año, tras haber anunciado la Xbox One meses antes. Aun quedaba trabajo por hacer y no tenían un sustituto. Phil Spencer lideraba en aquel momento los estudios first party de Microsoft Game Studios, y Marc Whitten lideraba el equipo de plataforma. Sin embargo, Whitten se trasladó a la división de Windows.

Don Mattrick presenta Xbox One

El resultado de esto fue que tuvieron que apuntalar y lanzar Xbox One sin liderazgo y con tres equipos separados: marketing, juegos first party y plataforma, algo que "fue difícil", en palabras de Spencer. "No creo que fuera el mejor movimiento para la estabilidad de nuestro lanzamiento", se sincera Spencer. "Diría que había partes de la plataforma que no estaban completamente terminadas cuando la lanzamos".

"PlayStation estaba vendiendo realmente más en el mercado en este punto. ¿Seguimos invirtiendo en ello?"

En febrero del año siguiente fue cuando llegó la duda. "Marc [Whitten] se fue para irse a Sonos. Satya Nadella... Tampoco teníamos un director ejecutivo en Microsoft en este momento porque Steve Ballmer se había ido. Así que Satya se convierte en CEO en febrero", narra Spencer. "Entonces la pregunta es, ¿seguimos adelante con Xbox? Porque PlayStation estaba vendiendo realmente más en el mercado en este punto. ¿Seguimos invirtiendo en ello? ¿O tomamos una dirección diferente?".

Phil Spencer presenta Xbox One S y X

Así, Spencer se reunió con Nadella (no especifica cuándo tuvo lugar esa reunión) y le convenció de que los videojuegos podrían ser una rama muy importante para Microsoft. Aunque el CEO no acababa de comprenderlo, "estaba dispuesto a apostar por nosotros como un equipo". Eso sí, el jefe de Xbox puso condiciones: "Lo que necesito si voy a entrar como líder de este grupo es traerlo de vuelta. No puede tener mi equipo de hardware allí, el equipo de plataforma más allá, y el first party ahí. Necesito traerlo de vuelta como un equipo cohesionado".

La cara más visible de Xbox asegura que su puesto como líder no fue por sus logros, sino porque no había nadie más: "Creo que la razón por que la acabé en este trabajo, francamente, es que el resto de líderes se habían ido. Me burlo de mí mismo diciendo que era la última persona que quedaba en la mesa, y hay algo de verdad en ello. Quiero estar seguro de que mantengo revisado mi ego".

Fran G. Matas
Colaborador

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir