Vandal
  1. Vandal
  2. Noticias
  3. Un ex de Nintendo habla de las condiciones laborales de la empresa en los 90

Un ex de Nintendo habla de las condiciones laborales de la empresa en los 90

El creador del chip Super FX la describe 'como una fábrica'.
·

La industria del videojuego ha avanzado mucho en los últimos años, si bien hay ciertas historias que siguen resonando en nuestros días. En la década de los noventa, cuando todavía quedaba algo del ámbito artesanal en el desarrollo de los juegos, Giles Goddard, uno de los diseñadores claves del chip Super FX en Argonaut Software, cuenta cómo fue su experiencia con apenas 18 años en la sede japonesa de Nintendo durante aquella época en la que trabajó en juegos como Star Fox, Super Mario 64 o 1080 Snowboarding.

Un colegio mayor convertido en fábrica

Goddard tuvo que mudarse a Kioto, en Japón, para enrolarse en lo que describe como una de las aventuras laborales más fascinantes en su vida. Trabajando codo con codo junto a Shigeru Miyamoto, el diseñador y programador explica que trabajar en Nintendo era como hacerlo en una escuela militar o una fábrica con férreos horarios.

"Todo era muy rollo 'japonés de los años ochenta'. Era como estar en un colegio o en el ejército. Tenías que estar allí a las 8:30 de la mañana y una alarma sonaba a las 8:45 indicándote que comenzaba la jornada laboral. Todo estaba marcado y organizado de forma muy reglada. Trabajabas, te partías el culo currando y te ibas a las 11 de la noche a casa. Y allí intentabas descansar y dormir al menos unas horas. Y nos negábamos a trabajar así", comenta.

"Creíamos que se estaban aprovechando de nosotros, pero no éramos más que un grupo de adolescentes que trabajaban junto a Miyamoto"

"Al final del desarrollo de Star Fox, cuando nos vimos obligados a trabajar un número estúpido de horas, creíamos que se estaban aprovechando de nosotros. No fuimos capaces de ver lo que pasaba allí, pues no olvidéis que éramos un grupo de chicos de apenas 19 años trabajando junto al gran Miyamoto", añade. "Así que básicamente era una fábrica, una clínica, con una forma y una manera muy rígida de entender el trabajo. Me sorprende que saliera tanta creatividad de aquel lugar en forma de Zelda o Mario", comenta. "Aquella estaba lleno de cubículos blancos, alarmas para comer y un horario de salir derecho a casa marcado", explica.

"Por lo que tengo entendido, jamás cambió. Creo que pudo cambiar algo bajo la dirección de Iwata, pero no demasiado. Creo que él puso el pie en pared y se dio cuenta de la cantidad de horas extra que se hacían allÍ. Él era un programador, y sabe que invertir horas extra o largos periodos de tiempo no significa hacer mejores videojuegos, así que paró de hacer eso. Hay que descansar adecuadamente", argumenta.

"Ahora todo se basa en el dinero, algo que me preocupa un poco", concluye.

Enlaces Relacionados:

Imagen 1

NinjaHanzo · 04/05/2018 12:43
[respuesta:103]Gracias compañero.

El cambiar de empresa me lo he planteado, pero verdaderamente y apesar de las dificultades tampoco estoy mal y tengo algunas ventajas, yo trabajo en un hospital en el cuidado de la tercera edad, y normalmente en este tipo de trabajo el turno de noche es fundamental, en cambio en mi empresa no me obligan a pesar de ser Seishain.

Ademas, con 3 hijos, pagando la casa, los coches, etc... necesito toda la estabilidad posible, aventurarme a encontrar un nuevo curro es un riesgo que no puedo permitirme principalmente por mi familia.

No se como es tu situacion personal (Aunque tengo curiosidad!), pero joder... ingeniero informatico en Japon tiene que ser una pasada, y te lo habras tenido que currar lo tuyo.

Un saludo.[/respuesta]

Toka · 03/05/2018 17:58
[respuesta:102]No has pensado en cambiar de empresa? No sé cómo anda el tema en otras industrias, pero con la experiencia que tienes seguro que puedes ir un lugar mejor.

Mucho ánimo!![/respuesta]

NinjaHanzo · 03/05/2018 16:12
[respuesta:101][quote]Aunque también he de decir que no es una empresa japonesa clásica, es muy grande pero es bastante joven y abierta para ser Japón.[/quote]

Quizas sea por esto, mi empresa si que es muy clasica (Y yo soy el unico extranjero) y si que noto que el simple hecho de ser Gaijin, ya es un extra mas de dificultad, al hecho de vivir en un pais con una cultura tan diferente.

Y no solo con mi empresa, lo mismo me pasa con mis suegros. (A veces me miran como un bicho raro) aunque como buenos Japoneses que son, se desviven por cumplir conmigo. (Son de un pueblo montañes del Japon mas rustico)

Pero vamos, que mi experiencia en Japon a pesar de las dificultades es muy positiva, sino no viviria aqui. (Y ya llevo casi 10 años)

PD: [quote]De hecho, si en algún caso he podido sentir discriminación alguna vez, ha sido positiva.[/quote]

Ostras, que suerte.

Pues te deseo que sigas asi por mucho tiempo compañero! [/respuesta]

Toka · 03/05/2018 15:43
[respuesta:99] En mi caso llevo 4 años y medio trabajando en Japón como ingeniero informático, y no he tenido ninguno de los problemas que comentas. Soy uno más del grupo en todo lo que respecta al trabajo en sí.

De hecho, si en algún caso he podido sentir discriminación alguna vez, ha sido positiva.[/respuesta]

En la industria del videojuego se escuchan muchas historias para no dormir, y creo que no sólo en Japón en este caso, en los demás países no se quedan atrás.

En el caso de mi empresa y las horas de trabajo, hay algunos que viven en la oficina, y otros que se van temprano; aunque a su hora no se va la gente normalmente. Yo personalmente creo que los que se quedan siempre echando horas extras es porque quieren, porque no saben planificar su trabajo, o porque aceptan hacer cosas con un schedule imposible. Yo si he terminado mis cosas y nada ha explotado me suelo ir a mi hora, y jamás me han dicho nada.

Aunque también he de decir que no es una empresa japonesa clásica, es muy grande pero es bastante joven y abierta para ser Japón.

Scarr · 03/05/2018 14:50
[respuesta:99]Espero que te guste, tú que trabajas allí seguro que lo sabes apreciar mejor, por esos detalles y matices que nosotros desconocemos.

Es un libro brutal, y lo bueno que tiene es que no es un tochazo de esos que tienen mucha paja, es un libro asequible y muy ameno en su lectura.

Ya me dirás qué tal cuando lo leas.

Un saludo[/respuesta]

Flecha subir