E3: Crónica: Conferencia de Nintendo

La Gran N presenta Nintendo DS, Zelda 2 y otras novedades.
E3: Crónica: Conferencia de Nintendo
·
Actualizado: 21:35 17/8/2020

Hoy, a las 10:30 de la mañana (hora estándar del pacífico, nueve horas antes que en España), Nintendo citó a la prensa que mañana acudirá al E3 para mostrar lo que nos ofrecerá en la feria –y en los próximos meses- en su tradicional conferencia pre-show.

En el evento se dieron cita lo que a ojo de buen cubero podrían ser unas 2.000 personas, entre prensa y representantes de las tiendas, que a eso de las 11:30 ya se habían acomodado en el auditorio del Hollywood Renaissance Hotel, con lo que dio comienzo la conferencia, que quizás algunos de nuestros lectores hayan seguido en directo ya sea por vídeo (alguna web americana la ofrecía) o por las noticias minuto a minuto de Vandal Online.

El evento dio comienzo y los flashes comenzaron a bombardear las dos pantallas gigantes que mostraban un espectacular vídeo de introducción con el lema de "Vale la pena" (una traducción aproximada de la palabra inglesa "Worth"). Ahí se mostraron escenas de juegos ya conocidos y que pegarán fuerte en Gamecube estas Navidades, como Baten Kaitos, Metroid Prime 2 o Resident Evil 4.

Tras el vídeo hizo aparición un señor llamado Reggie, que dio escuetísimas introducciones a las presentaciones de Metroid Prime 2, Starfox Armada y Resident Evil 4. Samus Aran se enfrentará a una versión oscura de sí misma en MP2: Echoes, pero tendrá nuevas habilidades para hacerle frente, como un espectacular salto en llamas en el estado de morfoesfera que podremos entrenar en un atractivísimo modo multijugador. Starfox promete bastante, mezclando las fases de naves con las de a pie y en vehículo, e incluyendo modo multijugador. Resident Evil 4, o al menos el vídeo que se mostró, es sencillamente impresionante y promete volver a catapultar a la saga de Capcom al lugar en los juegos de acción/aventura que nunca debió perder. Especialmente llamativo resulta el sistema de acciones instantáneas, algo así como quick time events de Shenmue que surgen en combates contra monstruos, y la evidencia de que el juego estará mucho más orientado a la acción y el movimiento y el ritmo ya no serán tan "ortopédicos" como en las últimas entregas y/o remakes. Fue con Resident Evil 4 cuando empezaron los gritos histéricos del público, que no cesarían vídeo tras vídeo hasta el final del evento y a los que este corresponsal únicamente se sumó al final, cuando se mostró el nuevo Zelda.

Pero antes de que ese Link maduro hiciese aparición ocurrieron otras cosas. Reggie volvió al escenario y nos demostró su elocuencia, lanzando sutiles puyas a la competencia. De Sony dijo que quería que gastásemos todo nuestro dinero en sus productos y dominar el mundo con sus memory sticks. De Microsoft, que le daba igual lo que hiciésemos con tal de que lo hiciésemos en su sistema operativo con el que planea dominar el mundo. En cambio, según Reggie, el plan de dominación mundial de Nintendo se basa, se ha basado y se basará únicamente en los juegos.

No había terminado Reggie de hablar cuando apareció George Harrison, pues de hecho Reggie presentó a George Harrison, y el veterano ejecutivo de ventas con nombre de Beatle nos explicó cómo Nintendo estaba inclinando su balanza a su favor, obteniendo los únicos resultados positivos (en relación a los del año anterior) en consolas vendidas y demostrando con un curioso gráfico que la industria del videojuego no crecería de no ser por Nintendo (olvidando el tradicional contra-argumento de que si no se gastasen el dinero en Nintendo se lo gastarían en Sony o Microsoft). Harrison dijo que todavía quedaban 20 millones de consolas por vender en los Estados Unidos, y explicó que las bases del creciente éxito de GameCube son los nuevos retos que proponen sus juegos, sus personajes conocidos y las ofertas de juegos y packs.

En ese momento se confirmaron nuevos juegos para GameCube y GBA como Donkey Kong o un nuevo Advance Wars que luego descubriríamos que es de GameCube. Volvió Reggie (cuyo apellido, como el lector habrá intuido, no logré apuntar) y cogió el toro por los cuernos. El mercado portátil, dijo, no solo estaba dominado por Nintendo, sino que era de su propiedad. Explicó que PSP era el décimo intento de una compañía por acabar con Game Boy y que, pese a que tendrá un éxito inicial, está condenada al fracaso. Y en ese momento, tras mencionarla un par de veces y mostrar opiniones de gente de la industria como buenas referencias, la mostró. Y era exactamente igual que la imagen que en Vandal Online os ofrecimos hace unas horas y que luego según parece era falsa, y en el momento de escribir esta crónica la imagen ya habrá dado la vuelta al mundo. Una mezcla entre Game Boy Advance y GBA SP, ancha y plegable, con dos pantallas.

Entre aclamaciones, Reggie continuó explicando las bondades de Nintendo DS. Incidió en la facilidad de desarrollo y en que los usos de la doble pantalla o de las capacidades 2D y 3D de la máquina quedaba a disposición de los desarrolladores. De repente dijo "o como podéis ver ahí" y en una de las pantallas apareció una consola Nintendo DS reproduciendo un nuevo juego de Metroid. Abajo, la acción, en tres dimensiones y similar a Metroid Prime. Arriba, el mapa. En la tribuna, gritos de júbilo.

El ya adorado por las masas Reggie no pudo dejar de hacer hincapié en el carácter "dual" de la máquina. Como quien no quiere la cosa, nos mostró que será compatible con GBA (con dos entradas de cartuchos), que además de pantalla táctil también tiene micrófono y reconocimiento de voz, que se podrá jugar y comunicarse con los amigos usando las capacidades wireless de la máquina, y que éstas servirán para hacer tanto redes locales (30 metros) como para conectarse a Internet.

La consola, lamentablemente, solo saldrá en 2004 en Japón y EE.UU. Los europeos y los australianos tendrán que esperar hasta el primer trimestre de 2005. Y el precio será asequible.

El pescado, como dice el guiñol de Michael Robinson, parecía vendido. Sin embargo aún quedaban sorpresas. La primera, el presidente de Nintendo, Satoru Iwata, que en un inglés un tanto macarrónico nos confirmó que la compañía estaba trabajando en la próxima consola, que tomaría ideas de Nintendo DS y que será una revolución. Tras esto, proclamó que las características técnicas ya no serán importantes ya que la creatividad será la única barrera.

El público estaba exultante, y Reggie nos agradeció nuestra presencia y nos deseó que disfrutásemos al día siguiente en la feria. Y con una sonrisa, comentó que bueno, que nos iba a poner otro vídeo. Y entonces fue, usando de nuevo una expresión popular, el acabose. Caballos trotando con jinetes por una meseta desértica, con una encantadora música de fondo; la gente se va impacientando, murmura qué podrá ser, hasta que aparece Link, un Link maduro, cabalgando sobre Epona. Gritos y locura. Zelda ha vuelto y en la forma que todos los fans del juego deseaban desde hace años. El Celda ha pasado a la historia para dejar paso a un Link más mayor y "con actitud", como dicen los americanos. En esto que aparece en el escenario un señor vestido con un gorro y una espada y se pone a hacer aspavientos. Es Shigeru Miyamoto, y el auditorio se va poniendo en pie poco a poco para rendir pleitesía al considerado mejor diseñador de videojuegos de toda la historia. Eso fue todo, y no fue poco.

La conferencia fue excelente y Nintendo la manejó de tal manera que el público salió de allí pensando que su éxito va a ser rotundo. Eso será algo que veremos en los próximos meses, y nos atreveremos a pronosticar mañana, ya desde los suelos del E3, donde Vandal Online podrá probar las novedades de GameCube y Nintendo DS. Permaneced atentos.

Pablo Grandío
Director y fundador
Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4
Imagen 5
Imagen 6
Imagen 7
Imagen 8
Imagen 9
Imagen 10
Imagen 11
Imagen 12

Síguenos

Flecha subir