Vandal

Lo que pudo ser

  1. Vandal
  2. Lo que pudo ser
  3. Mario Party: los minijuegos que nunca jugamos
Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Mario Party: los minijuegos que nunca jugamos

·
Volvemos a la primera entrega de la saga para descubrir las pruebas que se quedaron en el tintero.

Hace tan sólo un par de días recibimos Mario Party: The Top 100, una colección para Nintendo 3DS que recupera una centena de minijuegos de esta saga que está cerca de cumplir 20 años. Esta colección quizás no ha salido todo lo bien que esperábamos, pero nos ha recordado los grandes momentos que hemos pasado con Mario Party y la cantidad de amigos y familiares que hemos convertido en enemigos gracias a ella.

En 1998, ‘Mario Party’ inauguró la saga.

Nosotros hemos pensado que para celebrar este lanzamiento podíamos mirar atrás y recuperar algunos de los minijuegos que nunca jugamos en el Mario Party original, que debutó a finales de 1998 en Japón y algo después en otros territorios. Como os podéis imaginar, durante su desarrollo, Hudson Soft –el estudio de desarrollo– probaría todo tipo de ideas a la hora de crear minijuegos, pero sólo una pequeña parte de ellas llegaría al cartucho final.

Decimos "pequeña" porque seguro que la lista fue interminable, pero Mario Party contaba con la nada despreciable cifra de 50 minijuegos. Aun así, en el cartucho hay referencias a 14 minijuegos más, y esta cifra podría hasta la veintena si contamos los espacios reservados en el sistema de archivos del juego. De estos 14 minijuegos tenemos más o menos información; de algunos sólo tenemos el nombre, y otros incluso están implementados. Ahora nos vamos a centrar en los cinco que mediante modificaciones podemos llegar a ver.

En la pantalla de consejo podíamos ver un pequeño anticipo de la prueba.

Todo o nada

Este minijuego, llamado en japonés いちかばちか (Todo o nada) parece ser una versión temprana de otro minijuego similar, Chance Time. En esta prueba tendríamos que golpear unos bloques donde podían aparecer iconos de Mario o de Bowser, y para ganar teníamos que sacar al fontanero.

La propia descripción de minijuego nos decía que todo dependía de la suerte, razón por la que probablemente se eliminó. A pesar de que la suerte siempre ha sido un factor importante en la saga, introducir un minijuego donde la habilidad del jugador es totalmente irrelevante quizás no era la mejor idea, y quizás por eso prefirieron dejarlo fuera. En la banda sonora de Mario Party hay una canción llamada Todo o nada, más que posiblemente diseñada para este minijuego.

A pesar de que el minijuego no avanzó mucho, el texto de ayuda estaba traducido al inglés.

Tour de Mario

Llamado así en japonés (ツールドマリオ), es una obvia referencia al Tour de France, por lo que como podéis imaginar iba a ser un minijuego de ciclismo. De acuerdo con la descripción, había que pulsar A para pedalear, B para frenar, y competir con nuestros rivales. Si no pedaleábamos a la suficiente velocidad podíamos quedarnos atrás y salirnos de la pantalla, pero tal y como explica Toad en la imagen que acompaña al texto, éste no sería el final, y podríamos seguir pedaleando para volver a la competición.

SameGame

Como su propio nombre indica, es una versión de SameGame, un juego de puzles de Hudson. En él tenemos que saltar para eliminar bloques de colores, intentando que los colores restantes se unan para formar bloques más grandes y limpiar la pantalla lo más rápido posible. Este minijuego es totalmente funcional y podemos completar una partida sin problemas, así que quizás se eliminó por temas legales.

Puenting

Con el nombre de Bungee Jump, lo que llamamos "puenting" en español, este minijuego parece que fue eliminado en las fases tempranas de desarrollo. La mecánica principal estaba clara: tirarnos desde una plataforma al vacío, pero la clave era pulsar la A en el momento adecuado de la caída para estirar la cuerda un poquito más y conseguir "el tesoro", de acuerdo con la descripción del juego.

La reunión de lenguas de Yoshi

En este minijuego funcional pero claramente inacabado, los personajes se montan sobre cuatro Yoshi que tienen que llevar a un bebé wiggle hasta sus madres, que esperan en la otra orilla del río. Es un minijuego donde medir bien el tiempo es la clave, ya que si pulsamos el botón muy rápido el bebé wiggle no llegará hasta su madre, y si lo pulsamos muy tarde empujaremos la empujaremos hacia los arbustos. Las razones por las que se eliminó son desconocidas, y podría tratarse sencillamente de falta de tiempo.


Como decimos, en los archivos del juego se pueden encontrar referencias a otros juegos eliminados sobre los que no se sabe nada más, aunque algunos de ellos habrían vuelto en entregas posteriores de la saga. Los nombres de estas pruebas son los siguientes: Salva a la planta piraña, La granja del goomba de fuego, Salto de pértiga, Caída al abismo de lava, Cuerda de la sabiduría, El cofre del tesoro, El globo flotante, Penaltis y Bomber Mario.

Por último, si queréis más información os recomendamos que os paséis por la página de Mario Party en The Cutting Room Floor, de donde hemos sacado la mayor parte de esta información.

ANTERIORES
Lo que pudo ser
11:39 10/12/2017
El popular personaje de Capcom pudo haber contado con su propio ‘Mario Maker’.
Lo que pudo ser
12:14 17/12/2017
La vuelta a los orígenes del clásico tiene un desarrollo tan interesante como la propia aventura.
SIGUIENTE
Lo que pudo ser
13:57 31/12/2017
Los usuarios de Nintendo 64 casi llegaron a salvar la Navidad con esta adaptación de Jungla de cristal.

Fei_Wong · 24/12/2017 19:37
Que grande el primer Mario Party, la de heridas en la palma de la mano de girar a toda leche el analogico!!! Piques epicos! Junto al 4 es mi favorito de la serie.

Noticias Vandal · 24/12/2017 12:03
Volvemos a la primera entrega de la saga para descubrir las pruebas que se quedaron en el tintero.

[link]http://www.vandal.net/loquepudoser/mario-party-los-minijuegos-que-nunca-jugamos[/link]

Flecha subir