Avance DriveClub

Driveclub es el primer juego estrella del año en PlayStation 4. Te contamos por qué debes ir calentando motores.
DriveClub
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Versión PS4.

Driveclub era uno de los títulos más esperados del lanzamiento de PlayStation 4 junto a Killzone: Shadow Fall desde el mismo anuncio de la consola en febrero del año pasado. Evolution Studios, el equipo dentro de Sony más especializado en velocidad junto a Polyphony Digital, ponía toda su experiencia en un juego nuevo que se alejaba de la espectacularidad, fantasía y control arcade de la serie que nos acompañó durante PlayStation 3: Motorstorm. Siempre con buena aceptación –en especial Pacific Rift-, el desgaste con Apocalypse acompañado de terribles desastres naturales que coincidieron en las fechas de su salida pusieron en bandeja que el equipo se tomase un respiro, primero con Motorstorm RC -que poco tiene que ver con la saga principal-, y ahora con el que es uno de sus juegos más ambiciosos en su historial.

Tras el retraso que lo coloca a principios de año, según las quinielas en febrero -aunque aún no hay fecha fija-, Evolution ha sabido aprovecharse del tiempo extra para mejorar su producto y probablemente disfrutar de una ventana de lanzamiento más holgada que permita a Driveclub tener la atención que en noviembre no habría recibido. Una decisión en la que todos ganan. Las versiones más recientes del juego muestran una mejoría visible, y el estudio se beneficiará de un mayor éxito comercial para ganar confianza, muy de agradecer dada la crisis que aún colea entre desarrolladoras británicas, de tamaño medio o las dedicadas al género de la conducción. Y Evolution Studios encaja en todas estas descripciones.

Uno de los principales puntos diferenciadores de Driveclub frente a anteriores trabajos de Evolution es que se cambia el barro, los terrenos escarpados e impredecibles de WRC en PlayStation 2 y Motorstorm de PlayStation 3 por la elegancia de los deportivos más caros en carreteras asfaltadas por preciosos parajes de todo el mundo. Eso y que esta vez las locuras arcade estarán mucho más contenidas, de ahí las comparaciones que hemos oído en los últimos meses con sagas como Project Gotham Racing o Grid, y no tanto con los extremos de simulación y arcade de Gran Turismo o Ridge Racer respectivamente. Pero ese no es el ingrediente secreto que el equipo quiere añadir a Driveclub: lo son las posibilidades de conexión, el realismo gráfico y la pasión por los vehículos que estará realzado por la visión en primera persona con la que se espera dar más importancia a eso que tanto se olvida en los juegos de velocidad: la parte humana.

PUBLICIDAD

El sistema Autolog/Alldrive de Electronic Arts ha sido una de las ideas más frescas del género, y es lógico que se imponga como un estándar en los juegos de conducción. Al final del día, lo que hace divertido a un título de carreras es la competición y el ansia por mejorar. Si luchas contra la inteligencia artificial es fácil aprender sus manías y comportamientos; si el juego es difícil, puede que lo acabes abandonando, y si es fácil, llegar primero dejará de ser entretenido. La conexión aprovechando las redes sociales, el bombardeo de piques con amigos conocidos por mejorar tiempos, las odiosas comparaciones de logros obtenidos y la rivalidad constante cuando encuentras a un oponente de habilidad similar son la clave por mantener el interés siempre caliente. Tras Need for Speed hemos visto RaceNet de Codemasters o Rivals de Forza, pero hasta ahora nadie había intentado dar un paso más. Y eso es lo que los desarrolladores de Driveclub esperan hacer, convirtiéndolo en la estrella de todo el concepto.

En los equipos deportivos compartes las victorias y las derrotas. Según Evolution, perder así no te hiere demasiado porque estás en equipo y sabes lo que ha ido mal, miras atrás y lo intentas hacer mejor la próxima vez. Esta mentalidad es natural en muchas competiciones reales de motor pero que hasta ahora no se había tenido muy en cuenta en los videojuegos, en los que todo lo que solía contar eras tú y nadie más. Evolution había planeado un juego así desde hace tiempo –de hecho, la marca Driveclub se registró en 2004-, pero la cantidad de consolas conectadas en PS2 o la ausencia de una manera fácil de integrar esta comunidad en PS3 impidieron que se hiciera algo así. Una de las posibilidades estudiadas fue crear una página web para gestionar los equipos, pero se consideró demasiado esfuerzo para un elemento que estaría más fuera de la consola que dentro del juego.

La clave en Driveclub es la conducción, el sistema de desafíos divididos en cada fragmento de la carretera y los clubs. Una vez ingresamos o creamos un grupo, debemos intentar que su prestigio suba puestos mediante las victorias y objetivos superados. No hay que obsesionarse con esta forma de juego, ya que Evolution comenta que simplemente jugando a contrarreloj, carrera o el modo tour –el modo principal para un jugador- todo lo que hagamos ahí, cada reto superado, cada evento completado y carrera ganada, se añade al total de nuestro club. La novedad es que ahora juegas para aprender, mejorar tus tiempos, ganar a los rivales y colaborar con tus amigos en un mismo objetivo común, cooperación y competición se dan la mano.

Los desarrolladores nos aseguran que no importa nuestro horario o calendario de ocio. Quizás sólo puedas jugar los fines de semana, o cualquier día pero únicamente durante la noche. Da igual porque seguirás contribuyendo al club. Pero si decides jugar online con amigos la puntuación será mayor para el equipo. Además, podrás enviar retos de varios niveles de dificultad según tus habilidades a tus compañeros o a clubes rivales para que superen tus tiempos, de una manera aún más completa que lo visto en Motorstorm RC, en el que ya se empezó a poner en práctica este tipo de competición.

 1

Una ventaja que tienen los retos es que servirán para compensar a los usuarios novatos, independientemente de que no sean los más rápidos. Por ejemplo, en las pruebas contrarreloj podrías no quedar en buena posición y sin embargo conseguirías experiencia si realizas bien algún tipo de objetivo por derrape, superas una sección limpiamente o mantienes una determinada velocidad mínima. Esto funcionaría de manera similar a algunos juegos de acción en primera persona, en los que ganan puntos tanto los más letales como quienes más apoyan o defiendan bases. Incluso siendo el último en la lista de récords tendrás algo de experiencia y fama que aportar al total del club y a tu perfil personal. Para mantener la actividad siempre en funcionamiento, todas las semanas habrá competiciones, nuevos retos y torneos. Evolution promete escuchar los comentarios de los jugadores, y si por ejemplo un duelo concreto de un Pagani Huayra contra un Hennessey Venom se vuelve muy popular podría volver a las pocas semanas. O quizás la idea guste, pero no los coches elegidos en el circuito seleccionado, lo que se podría cambiar en un futuro.

Evolution sabía que esta era una de las claves de Driveclub, así que no ha sido hasta el auge de las redes sociales –Facebook, Twitter- cuando el equipo vio el potencial que éstas tenían integradas dentro de un juego de conducción. PlayStation 4 ha sido creada con este tipo de comunicación entre amigos en mente –y los propios jugadores ahora lo ven como algo natural-. En Evolution declaran que necesitaban PlayStation 4, "la popularidad de las redes y entender que ahora tenemos comunidades, gente que juega entre ella. Hemos colaborado en PS4, optimizando la tecnología y descubriendo nuevas maneras de diseñar juegos y uniendo a las personas hemos pensado cómo podríamos hacer un juego que atraiga a los jugones de la conducción más entusiastas y al mismo tiempo a aquellos que simplemente adoran los coches".

Los desarrolladores quieren desmarcarse un poco del Autolog de EA asegurando que, en primer lugar, Driveclub no es un juego constantemente competitivo, lo que esperan que sea más divertido para todos los jugadores. Esa rivalidad está ahí si la quieres, con los torneos y el enfrentamiento entre clubs. La diferencia, una vez más, está en dar siempre juego y retos a todos los usuarios sin importar lo bueno o malo que sean. Unos jugadores comenzarán completamente desde cero en el género, y otros con más experiencia en todo tipo de juegos de velocidad preferirán la parte más agresiva, lanzándose directamente a las carreras online: "Es una comunidad rica y conectada de amigos jugando unidos y contra otros grupos de amigos para formar una comunidad, no es una página de bandas en Internet centrada únicamente en superar los tiempos o sacar victorias. También queremos apoyar a los novatos, que disfruten de los juegos de carreras".

Queda claro que Driveclub está pensado para el juego online o como mínimo con la consola conectada a Internet para aprovechar las funciones asíncronas, que da ventajas como ver los vehículos fantasmas de compañeros en las carreras. Pero no es estrictamente necesario para disfrutar del modo Tour, en el que escogemos un vehículo, ganamos premios, desbloqueamos nuevos coches y más eventos. Tiene la estructura habitual de estas pruebas: de menos a más, de competiciones regionales a nacionales e internacionales, con opción a jugar las contrarrelojs y eventos de derrape. La conexión lo que hace es ampliar las pruebas durante mucho más tiempo y subir la dificultad con los rivales humanos. Por cierto, al alejarse del estilo arcade de Motorstorm se cae la polémica inteligencia artificial que hacía a los oponentes más rápidos en cuanto sacábamos ventaja, un truco típico de estos juegos para hacer la competición permanentemente con emoción pero también una táctica vista como tramposa en los juegos calificados de serios o mínimamente realistas.

 2

El equilibrio que busca Evolution es no decantarse totalmente por la conducción más exigente ni el control irreal de un arcade. El equipo tuvo una idea de un juego de coches que permitía conducir a todo el espectro de aficionados a la velocidad, fuesen fanáticos de los detalles técnicos de los vehículos y de tomar con precisión las líneas correctas de la carretera o tuvieses un pasado en los juegos de velocidad de recreativas –los más habituales en los años 90-. Si Driveclub conseguirá su propósito está por ver, pero al menos es un buen punto de partida para no arriesgar demasiado con un juego que no va acompañado de un nombre conocido. Al hilo de esto, existen rumores sobre las conversaciones que habría habido entre Evolution y Polyphony Digital para bautizar el proyecto como un Gran Turismo –similar a Forza Horizon para la saga Forza-, pero es de suponer que desde Japón se prefiriese mantener a GT asociado sólo a la simulación.

El equipo explica cómo es la jugabilidad hablando de la importancia por mantener la velocidad entre secciones de curvas: "Cuanto más alta mantengas la velocidad, más puntos obtienes para el siguiente giro. Hay una parte táctica: ¿debo tomar la curva bajando mi velocidad para conseguir muchos puntos y luego conseguir menos en la siguiente porque no he conseguido subir la rapidez? ¿O intento un difícil derrape para no perder velocidad y subir más la siguiente?".

Jamie Brayshaw, jefe de comunidad de Evolution, resume que "con PlayStation 4 hemos encontrado una nueva forma de pensar. Anteriormente la gente hablaba de juegos de carreras y preguntaban ¿arcade o simulación? Es como si los juegos tuviesen que llevar una de esas dos etiquetas. Para mí un juego arcade es uno divertido, fácil de aprender y de jugar. Driveclub entra en esa categoría, entras rápidamente. Tienes que usar los frenos y dominarlos, pero te diviertes en muy poco tiempo. Para mí un simulador es algo auténtico, profundo y con muchos aspectos a los que acostumbrarse, sea la sacudida escandinava, el frenado de arrastre o dosificar el acelerador. Driveclub no va hasta el límite, pero es muy profundo y dará la oportunidad a los jugadores con esa experiencia una oportunidad de disfrutarlo y sacar ventaja de esas técnicas".

Por el momento el equipo se ha mantenido muy callado respecto a los números de vehículos y circuitos. Sobre los primeros, se buscan las últimas versiones de los deportivos que han considerado más interesantes, de modo que no habrá diferentes ediciones de un modelo, sólo el mejor. Nadie espera un garaje virtual similar al de Gran Turismo 6, ni de lejos, pero ya sea con un Audi R8 V10+, un Aston Martin Vanquish, un Koenigsegg Agera R o alguno de los monstruos de Audi, Alfa Romeo, Hennessey, Maserati, McLaren, Mercedes-Benz, BMW, Aston Martin, BAC Mono, Marussia, Savage Rivale o RUF, los fanáticos de la potencia quedarán satisfechos, tanto por los disponibles en un inicio como los que previsiblemente lleguen más tarde. Eso sí, no habrá ajustes mecánicos que tocar en plan simulador –cada vehículo ya está preparado con una configuración específica-, pero Evolution no cierra la puerta a esta posibilidad si la demanda es muy alta. Lo que sí podremos personalizar, hasta cierto punto, es la creación de vinilos para identificar a los miembros de un mismo club.

 3

¿Daños? Cosméticos. Es una decisión de diseño que Evolution ha tomado para que no afecte al rendimiento por errar más de la cuenta. Si chocas contra un muro o golpeas otro vehículo el estudio considera que ya has sido penalizado en esa carrera, no se agravará con un control defectuoso o piezas que debas reparar tras la competición. Los daños visuales se asegura que serán algo más que arañazos en la pintura –hay deformación, cristales resquebrajados-, pero nada de destrozar el morro o ver piezas volando. Sería más fiel, pero comprometería la accesibilidad que el estudio quiere en Driveclub.

Si de los vehículos sabemos poco, de las localizaciones conocemos aún menos. Por los vídeos mostrados se confirma la India, Escocia, Noruega, Canadá y Chile. Los circuitos están inspirados en ambientes reales, lo que no significa que esas pistas sean auténticas. Evolution ha utilizado datos de satélite, se recopilaron referencias, tipo de trazado y la sensación que transmite, pero luego los diseñadores se toman libertades para cambiar el dibujo y hacerlo más divertido. Fuera de las autopistas, muchas de las carreteras están adaptadas para velocidades que no sobrepasan por mucho los 100 kilómetros por hora, y en Driveclub los vehículos que utilizaremos doblan y hasta triplican esa velocidad, de ahí que sea obligado modificar muchas curvas cerradas que serían letales en competición –o directamente injugables-.

La mayoría de carreteras serán abiertas, de punto a punto, con muchos kilómetros de viaje por ver, unos orientados al control más técnico y otros perfectos para alcanzar las velocidades punta por sus grandes rectas y giros poco pronunciados. Cada localización tendrá tres variantes para adaptarse a diversas formas de conducción. Los desarrolladores no quieren que estas pistas se comparen con las de circuitos de carreras, son más desorganizadas e imprevisibles que lo que encontraríamos en pistas licenciadas.

El concepto detrás de Driveclub es el alma y la pasión que la cultura de los vehículos crea. En palabras del estudio, "incluso fuera de los juegos hay muchos entusiastas de los coches. La gente adora la velocidad, los coches potentes, quieren conducirlos. Queremos dar esa experiencia con PlayStation, y PS4 se ve mucho más fotorrealista que PS3". Es por eso que en esta ocasión sólo habrá vehículos reales, nada de sucedáneos. Tampoco turbos o nitros al estilo Motorstorm, en este sentido sí han influido los simuladores. Hasta doce coches en carrera recreados con todo lujo de detalles, en su exterior e interior de la cabina, las piezas del motor, materiales y el propio piloto, muchas veces marginado en el género. En la presentación de Driveclub se destacó el punto de vista en primera persona para dar más espectacularidad a la entrada en el coche, las animaciones de los brazos y el realismo desde el asiento, pero que nadie se preocupe: incluirá las habituales cámaras desde el parachoques como cualquier otro juego de conducción.

 4

Driveclub aspira a unos gráficos realistas, y eso tiene un coste. Cada vehículo se tarda en producir siete meses desde que se reciben los datos con el diseño asistido por ordenador hasta que se equipa con sus sonidos personalizados, los materiales que imitan la fibra de carbono, la carrocería de aluminio y la pintura que tiene el modelo concreto. Evolution Studios declara que no hay otro juego que invierta tanto tiempo, esfuerzo y número de polígonos como ellos, con precisión milimétrica, hasta el punto de que el director creativo pide que la cabeza de los tornillos en el suelo sean los correctos. Sea una exageración o no, el estudio se ha esforzado por conseguir que la luz se muestre de manera real, creando sombras correctas y animando a los conductores hasta que sus brazos parezcan una extensión de los nuestros. Para dar alma a un juego protagonizado por vehículos.

La iluminación es una de las piezas fundamentales para dar realismo en Driveclub. "Queremos que los reflejos sean naturales. Uno de los secretos de la iluminación de Driveclub es que no utilizamos destellos falsos que te cieguen. Queremos ser realistas. Para cada parte del mundo tenemos luz real. Hemos ido a cada país representado en el juego e implementamos ese modelo solar a los reflejos. Hay muchos juegos con una ilusión óptica porque el sol o la luna siempre están ahí en el mismo sitio, con las sombras que no se mueven y las pintan en las texturas, no son sombras reales. En Driveclub gracias a la potencia de la consola podemos hacerlas reales. Los árboles tienen ramas, con hojas individuales, la luz pasa por ellos y crea esas sombras".

Tanto esfuerzo técnico tiene sus virtudes: "Podemos crear horas dinámicas, acelerar el tiempo, empezar una carrera a mediodía y que quede fija si te gusta el sol alto con sombras cortas, pero perderías la sensación de pasar el tiempo. La atmósfera tiene nubes con comportamiento natural, y si quieres puedes acelerar el reloj a dos, cuatro, 24 y hasta 64 veces su movimiento". De esta manera, incluso en carreras de dos vueltas podrías ver todo el ciclo de un día, u optar por simular la naturaleza y ver cómo al final de una carrera que empezó amaneciendo ahora está ligeramente más iluminada.

Los puristas de la conducción suelen considerar el sonido una parte importante, y para los efectos Evolution ha realizado las grabaciones de cada coche con 18 micrófonos, tanto del interior como del exterior, acelerando, derrapando, frenando y todo lo que vamos a ver en la pantalla. El equipo quiere que el audio esté a la altura del resto de apartados técnicos, que puedas escuchar el rugido del motor como lo oiría el piloto en el asiento. Y si decides utilizar la clásica cámara del parachoques, o la más alejada y detrás del vehículo, los sonidos cambiarán de manera dinámica, incluso si un objeto –un competidor, por ejemplo- se interpone entre tu coche y la cámara, notarás esas diferencias.

¿Aún tienes dudas? Prueba la versión de PlayStation Plus

Con el cambio de fecha, Driveclub se perdió el lanzamiento de PlayStation 4 y dejó de ser uno de los juegos que llegará sin coste adicional para suscritos a PlayStation Plus en la categoría de juegos instantáneos; Contrast ocupó ese puesto. El compromiso sigue ahí y lo estará en su fecha de salida, pero al tratarse de un proyecto de alto presupuesto no incluirá todo el contenido que la edición completa.

 5

PUBLICIDAD

Driveclub PlayStation Plus Edition será una versión un poco reducida, no sabemos cuánto, en número de vehículos y pistas, pero tendrá todas las características, modos y sistema de trofeos de la completa, no es una simple demo. Si lo deseamos, y esa es la idea detrás de esta promoción, podremos ampliar la base para convertirla en el mismo Driveclub que estará disponible en formato físico. Teniendo en cuenta que la mayoría de usuarios de PlayStation 4 están suscritos al servicio, la estrategia ha sido dar la opción del juego completo para aquellos que confíen ciegamente –o guiados por la opinión que reciba- y una especie de free top play -no gratis porque se necesita PS Plus- como gancho para indecisos. En resumen: si utilizas PlayStation Plus, vas a jugar a Driveclub. Y si te convence, podrás añadir aquello que te falta.

Nosotros ya estamos preparando el ingreso en este selecto club. Y tú, ¿estás en la pole position para el primer gran lanzamiento de PlayStation 4 en 2014?

Ramón Varela
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de PS4

Call of Duty: Vanguard - Impresiones multijugador
Call of Duty: Vanguard - Impresiones multijugador
Impresiones multijugador
2021-09-13 10:53:00
El próximo 5 de noviembre Activision lanzará su esperado Call of Duty: Vanguard, una entrega que se afianzará de nuevo en la Segunda Guerra Mundial y de la que ya hemos probado una parte de su multijugador.
Scavengers - Impresiones
Scavengers - Impresiones
Impresiones
2021-09-10 17:26:00
El shooter que mezcla PvE, PvP y supervivencia recibe el 15 de septiembre la Temporada 1 con numerosos cambios y una nueva Exploradora: Rin.
Sifu - Impresiones + Gameplay
Sifu - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2021-09-09 16:00:00
Vemos en acción el nuevo y prometedor juego de Sloclap, un título con muchísimo potencial que aspira a convertirse en una de las grandes sorpresas indies del año que viene.
Life is Strange: True Colors - Impresiones
Life is Strange: True Colors - Impresiones
Impresiones
2021-09-04 11:42:00
El primer capítulo del drama interactivo de Deck Nine pone los mimbres de una trama sobre encontrar tu lugar en el mundo y la empatía donde destacan el guion y el escenario.
House of Ashes - Impresiones + Gameplay
House of Ashes - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2021-09-03 16:00:00
Supermassive Games continúan The Dark Pictures Anthology llevándonos a la guerra de Iraq en una historia de terror basada en deidades ancestrales.
Marvel's Midnight Suns - Avance
Marvel's Midnight Suns - Avance
Avance
2021-09-02 14:33:00
Los creadores de XCOM presentan un RPG con combates por turnos donde los jugadores encarnan un superhéroe a medida y establecen relaciones con personajes muy conocidos.
Género/s: Carreras arcade / Coches
PEGI +3
Plataformas:
PS4

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 8/10/2014
  • Desarrollo: Evolution Studios
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
COMUNIDAD
7.71

PUNTÚA
DriveClub para PlayStation 4

207 votos
Flecha subir