Análisis Madden NFL 21, un ligero traspiés camino hacia la end zone (Xbox One, PS5, Xbox Series X, PC, PS4)

El fútbol americano de EA Sports vuelve un año más con algunas novedades, gráficos fotorrealistas y pequeños cambios que buscan darle un nuevo aire la veterana saga deportiva.
Madden NFL 21
·
Análisis de versiones Xbox One, PC y PS4. La versión o versiones PS5 y Xbox Series X todavía no salen.

Hacer un videojuego anual en el ámbito deportivo es un deporte de riesgo, y nunca mejor dicho. Cuando un título de la talla de Madden NFL 21 se aproxima al mercado, sus legiones de aficionados y jugadores esperan que el desembolso se justifique con algo más que con las habituales actualizaciones de las plantillas de la liga de fútbol norteamericana o con los ajustes gráficos que suelen ser la norma en el género. EA Sports ha manejado esta situación con más o menos soltura en sagas como FIFA o NHL, pero ha tenido menos suerte en licencias como NBA Live o la mismísima Madden, que hasta hace unos cuantos años era toda una institución en las listas de ventas estadounidenses. Mantener la frescura y el sentimiento de sorpresa no es fácil, y menos a estas alturas de la generación, como tampoco lo es romper una línea de defensa sólida de cara a llegar a la end zone del rival. Si bien en los últimos años se ha intentado renovar la oferta con cambios jugables, mejoras en las tácticas o incluso modos narrativos, la edición de este año intenta hacer lo mismo pero con mucho menos. ¿Funciona? Sí, pero quizás el resultado no resulte tan impactante o redondo como cabría de esperar.

Dos nuevos modos: The Yard y Face of the Franchise

En los últimos videojuegos de la licencia Madden, EA ha querido ofrecer algo atractivo para cada tipo de usuario en el plano jugable. ¿Queremos jugar al modo Ultimate Team? Podemos. ¿Somos un jugador casual que únicamente quiere disputar partidos sin pensar mucho? Hay opciones para ello. ¿Somos más aficionados a la simulación? Tenemos herramientas para sumergirnos en ella. ¿Y si quiero un juego narrativo con partidos y momentos espectaculares? Pues también. En este ámbito, y aunque las comparaciones son odiosas, EA Sports y EA Tiburon, responsables de Madden, se han fijado en todo lo que ya hacía bien 2K Sports, y han tomado buena nota de las fortalezas de una licencia deportiva que dentro de poco también se meterá en el fútbol americano. Lo primero que haremos, nada más comenzar, será crearnos una especie de avatar. Podemos configurarlo al gusto, diseñado su aspecto, su forma física o incluso la manera en la que se puede llegar a comportar en el terreno de juego, eligiendo con qué tipo de manos queremos lanzar la pelota.

El ambiente festivo del fútbol universitario le hace mucho bien al videojuego. Es increíble.
El ambiente festivo del fútbol universitario le hace mucho bien al videojuego. Es increíble.

Este avatar virtual nos acompañará en el menú y en varios modos de juego, y podrá personalizarse con toneladas de elementos estéticos. Y cuando decimos toneladas no queremos quedarnos cortos. El juego incluye cientos de zapatillas, camisetas, pantalones, mallas y otros accesorios de la talla de medias compresoras y similares, todos diseñados para que nuestro personaje sea nuestra representación absoluta en el ámbito lúdico. Es por eso que queremos hacer especial hincapié en Face of the Franchise, lo que bien podría ser el modo historia, un modo narrativo e interactivo que nos invitará a seguir los pasos de una futura estrella del fútbol americano desde sus mismos inicios. Arrancando en el instituto, pasando por la universidad y llegando eventualmente a la NFL, este modo mejora todo lo bueno de The Longshot y lo hace aún más netamente norteamericano. Nos explicamos.

PUBLICIDAD
La historia de Face of the Franchise es una historia de orígenes y rivalidades, con una gran estrella que nace en el fútbol de instituto y acaba llegando a la NFL.
La historia de Face of the Franchise es una historia de orígenes y rivalidades, con una gran estrella que nace en el fútbol de instituto y acaba llegando a la NFL.

El videojuego sigue la senda de Friday Night Lights, la famosa serie centrada en este competitivo deporte, añadiendo dosis de dramatismo y rivalidad en formato documental narrativo, así como ahondando en todos y cada uno de los clichés que nos podamos imaginar en este tipo de partidos e historias. El modo de juego nos llevará a ser el centro de una tormentosa amistad/épica rivalidad con uno de nuestros compañeros -que padece una enfermedad cardiaca-, invitándonos a disputar partidos en campos del high school, a jugar finales contra otras universidades en la NCAA -Oregon, Michigan y Oklahoma entre ellas- y a ser una gran estrella en la NFL si somos capaces de enderezar nuestro camino. No es un modo largo, tampoco muy difícil, y sirve como buena introducción si no hemos jugado nunca a un videojuego de la saga. Es una lástima que esté en inglés, ya que se le notan los buenos valores de producción, con secuencias llenas de buenas ideas y decisiones en conversaciones muy bien traídas -al estilo de un juego de Telltale Games-. A nosotros nos ha gustado mucho -el cameo de cierta estrella del rap es brutal-, y creemos que la idea, similar a la que ya propuso Konami y su PES hace unos años, puede explotarse más en futuras entregas.

Los partidos, llenos de estrellas de la NFL vestidas con atuendos muy locos, son muy cortos y simples: 6 contra 6.
Los partidos, llenos de estrellas de la NFL vestidas con atuendos muy locos, son muy cortos y simples: 6 contra 6.

El otro modo que lleva la voz cantante en esta idea de renovar Madden NFL 21 con pequeños cambios pero sustanciales en su significado y presentación es The Yard. Es la forma que tiene EA de presentar a la nueva generación de superestrellas de la liga, con un toque más fresco y desenfadado, y en el que, una vez más, entra en juego el avatar virtual al que hemos hecho referencia al comienzo del análisis. The Yard es, en el fondo, una nueva reinterpretación de lo que 2K Sports y The Park han hecho en la saga NBA de la citada editora. Aquí volveremos a jugar con este personaje creado desde cero, compraremos y luciremos la más variada indumentaria deportiva de diferente rareza y nos pondremos a mejorar nuestras características y habilidades mientras disputamos partidos más bestias, rápidos y desenfadados. Tenemos la oportunidad de jugar contra la inteligencia artificial en diferentes variantes, consiguiendo credibilidad y reputación -aquí entra en juego la moneda ingame de Madden- o incluso disputar encuentros online por campos ambientados en pistas de todo el mundo. Otro aspecto curioso es que The Yard sincroniza su progreso con The Yard: Underground, la app para móviles de Madden NFL 21. La idea del modo es genial, y cuadra con la nueva imagen corporativa de la saga, que intenta ser más urbana y divertida, pero no terminamos de verlo y creemos que se queda a medio gas.

The Yard es un modo desenfadado, más directo y simple, quizás en exceso.
The Yard es un modo desenfadado, más directo y simple, quizás en exceso.

Mecánicas de juego revisadas y mayor presencia de los X-Factor

Madden NFL 20 nos presentó las características especiales de determinados jugadores bajo la forma de los X-Factor, unas habilidades únicas e intrínsecas de las grandes estrellas, capaces de marcar la diferencia en jugadas de ataque o defensa a lo largo de los partidos. Imaginad un buen drive al estilo de Patrick Mahomes, Kyler Murray o Lamar Jackson y sabréis a lo que nos referimos. Estos jugadores tienen una forma única de hacer las cosas, distintas a las de otros jugadores en su misma posición, y EA Sports quiso potenciar la idea con un innovador sistema de habilidades que diferenciaban su rol y su manera de abordar las jugadas sobre el césped. Divididas en ataque y defensa, una vez activadas, las habilidades X-Factor pueden ayudarnos a conseguir recepciones imposibles, movimientos capaces de ridiculizar a los defensas o evitar caer bajo el contacto de la fiel línea defensiva del rival. Hay algunas buenísimas, como Avalanche, que mejorará a nuestros tackles hasta hacerlos muy difíciles de parar.

Progresión, X-Factor... El videojuego va ofreciéndonos posibilidades de personalización, mejora y ajustes en nuestros jugadores.
Progresión, X-Factor... El videojuego va ofreciéndonos posibilidades de personalización, mejora y ajustes en nuestros jugadores.

El sistema se ha mejorado, es más intuitivo, y si se nos permite la comparación, añade una capa de estrategia y táctica similar a la de un juego de rol a cada jugada. No se pueden activar a la ligera, y debemos tener cabeza a la hora de hacerlo, ya que su efectividad está limitada. Para hacerlo, tendremos que cumplir con desafíos y requisitos concretos, invitándonos a arriesgar en nuestro juego e invitándonos a ser más inteligentes y menos derrochadores que en la pasada entrega. No obstante, Madden NFL 21 ofrece sustanciales mejoras en defensa y ataque, con cambios en las mecánicas jugables en aspectos que se habían quedado algo atrás desde hace unos años, como las fintas, los saltos o la búsqueda de huecos en las carreras.

El ajuste en defensa y ataque, mucho más accesible y divertido, consigue transformar la forma en la que nos adentramos en 'Madden'.
El ajuste en defensa y ataque, mucho más accesible y divertido, consigue transformar la forma en la que nos adentramos en 'Madden'.

EA Sports ha añadido una nueva forma de emplear el stick de habilidad, permitiéndonos combinar de manera más certera y realista las fintas, un aspecto que otorga mucha espectacularidad al conjunto de los partidos. Ahora el ataque se siente mucho más ágil y evasivo, con saltos mejor medidos, giros y algunos deslizamientos que harán temblar las estrategias defensivas del rival. En otras palabras: nos hace sentir mucho más creativos que de costumbre. Al librarnos del corsé de pasadas entregas, que no obstante ya habían dado pasos en la buena dirección, cuando atacamos en Madden NFL 21 podemos desatar nuestra inspiración. El sistema de portador de balón nos otorga todo el poder en las carreras hacia la línea de anotación o end zone, haciéndonos sentir protagonistas de los touchdown como nunca antes. Aunque marcar es importante, también es defender y la misma idea se aplica a la defensa cuando nos toca evitar que el rival avance yardas.

Las Playbook han aumentado su peso, hay muchas variantes, y nos permitirán adaptarnos a cada situación.
Las Playbook han aumentado su peso, hay muchas variantes, y nos permitirán adaptarnos a cada situación.

Los movimientos son más específicos, y los linieros ofensivos se las verán y desearán, pero ojito con repetir una y otra vez las mismas jugadas o tácticas: la inteligencia artificial es adaptativa y es capaz de averiguar qué queremos hacer cuando le hemos dado pistas con anterioridad. Ahora los avances en los tackles incluyen, por fin, tackles según la ubicación o el sentido de la jugada. Tendremos con derribo y salto, todo para garantizar una mayor precisión en nuestra tarea. Si la anterior entrega apostaba por el juego aéreo y los pases imposibles, creemos que aquí se apoya en las jugadas más pegadas al suelo, aquellas que son de difícil lectura en términos de pases y carreras, un aspecto que otorga al videojuego de otra dimensión.

Los partidos son ahora más dinámicos, divertidos y espectaculares en defensa y ataque.
Los partidos son ahora más dinámicos, divertidos y espectaculares en defensa y ataque.

Madden Ultimate Team: Menos agresivo y más divertido que su contrapartida en FIFA

Siempre lo contamos, pero lo remarcamos: Ultimate Team nació en Madden. Los cromos virtuales de EA Sports, lo que tanto dinero ha conseguido acumular en las cuentas corrientes de la desarrolladora y editora, comenzó en la licencia de fútbol americano. La nueva temporada de Ultimate Team vuelve rebosante de contenido. Es hasta abrumador. En Madden NFL 21 tendremos toneladas de desafíos, misiones singleplayer y otros aspectos para conseguir recompensas y poder abrir muchísimos sobres sin necesidad de desembolsar ni un solo céntimo, aunque ya os advertimos: es un modo comevidas. Conseguir las mejores versiones de los jugadores requiere tiempo, se nos invita, de forma poco amable, a conseguirlos por otros caminos más directos mediante el desembolso. Pero no os preocupéis, tendremos los habituales modos competitivos de MUT Draft, MUT Champions y Squads, todos con progresos compartidos, que si bien hace unos años eran realmente novedosos y distintos, ahora se nos antojan demasiado conservadores.

Imagen:
Tamaño: 100%
Alineación: Central
Imagen:
Pie:

Unos gráficos muy realistas aunque técnicamente menos cuidado que de costumbre

El salto al Frostbite en 2017 cambió a Madden para mejor. El videojuego ofrecía más detalle, un mejor uso de la iluminación y un acercamiento más realista a lo que es una retransmisión de fútbol americano en la actualidad. Más primeros planos, tomas en las que los jugadores se muestran más cerca de las cámaras o incluso secuencias en las que los observamos salir de los túneles de vestuarios. Esto se notó especialmente los estadios, idénticos a sus homólogos reales, y estamos seguros de que cuando se permite la actualización gratuita del juego a consolas como Xbox Series X y PlayStation 5, se verá incluso mejor.

Centrándonos en lo que tenemos entre manos, la verdad es que sigue impresionando como el primer día. Podemos afearle muchas cosas -los aficionados siguen siendo pobres recreaciones en 3D y hay rostros de jugadores de primer nivel que no lucen-, pero es uno de los videojuegos de deportes más increíbles del mercado. Nosotros hemos jugado en Xbox One X, y la verdad, había veces en los que se alcanzaba el fotorrealismo. Los reflejos de la iluminación en los cascos de los jugadores, el acertado uso de la textura del césped o la utilización de modelados más complejos para las indumentarias deportivas se notan. Sin embargo, y remarcamos esto, Frostbite parece que necesita una actualización y deseamos que se produzca en el salto de generación que está al caer. El videojuego muestra una gran mezcla de sonido, con efectos ambientales impresionantes, buenos y contundentes efectos sonoros y comentarios bastante bien avenidos. Eso sí, os recordamos que está en completo inglés, un aspecto que nos sigue molestando a estas alturas si tenemos en cuenta que cada vez son más los aficionados que disfrutan de la NFL en nuestro país.

Hay momentos de absoluto fotorrealismo.
Hay momentos de absoluto fotorrealismo.

En cualquier caso, nos gustaría hacer un apunte. Madden NFL 21 nos ha dado algunos problemas en Xbox One X, un aspecto que nos ha sorprendido especialmente, ya que suelen ser juegos bastante pulidos. No nos referimos a bugs visuales en el campo, ni a movimientos o golpes físicos que no se resuelven como deberían -en este aspecto el juego ha mejorado mucho en los dos últimos años gracias al código depurado del Real Player Motion-, más bien al desempeño general del título. Hemos experimentado cuelgues en los menús, ralentizaciones extrañas y algunos problemas en las cargas de determinados modos de juego. Creemos que la gran mayoría se acabarán actualizando, pero quizás el abrupto cambio de estética e identidad visual haya causado más problemas que de costumbre.

Gráficamente 'Madden NFL 21' está a otro nivel, aunque el impacto de hace unos años se ha reducido y el motor pide una actualización para el futuro.
Gráficamente 'Madden NFL 21' está a otro nivel, aunque el impacto de hace unos años se ha reducido y el motor pide una actualización para el futuro.

Conclusiones finales

Madden NFL 21 avanza algunas yardas con respecto a su entrega del año pasado, y decide acercarse más hacia una especie de experiencia arcade multidisciplinar gracias a unos modos más directos y desenfadados. De hecho, podríamos decir que es el juego de fútbol americano más accesible de los últimos años, y eso es algo muy bueno. Mejorando la idea incluida en la edición anterior, como los X-Factor y apostando por afinar los sistemas de control en ataque y defensa, el gameplay parece más divertido que nunca. Eso sí, no sabemos qué quiere contarnos o en qué lugar quiere jugar este Madden NFL 21. En los últimos tiempos ha dado un par de bandazos en direcciones opuestas, y aunque su énfasis en los modos narrativos parece ir en buen rumbo, sigue sin brillar lo suficiente en comparación a las propuestas ya vistas hace unos años.

Ya os lo hemos comentado en análisis previos de esta licencia: EA Sports está luchando por encontrar el tono y el sitio correcto para Madden. Con el atisbo de la nueva generación por delante, el deporte más espectacular del mundo recibe un título completo, lleno de contenido y con algunas buenas ideas nos pueden mantener pegados a los mandos durante meses.

Hemos analizado Madden NFL 21 en Xbox One X con un código digital proporcionado por EA.

Alberto González

NOTA

7.8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Face of the Franchise mezcla la narrativa con la espectacularidad del fútbol universitario.
Nos parece más divertido que nunca, su gameplay es muy accesible a la par que completo.
Gráficamente, por momentos, sigue pareciendo de otra generación.

Puntos negativos

The Yard es una buena idea mal ejecutada.
EA Sports parece no encontrar ‘el sitio correcto’ para su veterana saga.
Técnicamente da algunos problemas, y no es una gran evolución con respecto al año pasado.

En resumen

Madden NFL 21 puede ser el juego más accesible de los últimos de la saga y sigue ofreciendo mucho contenido y grandes gráficos. Novedades como The Yard y The Face of the Franchise entretienen y aportan frescura, pero se antojan como c
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Xbox One, PS5, Xbox Series X, PC y PS4

Alwa's Legacy - Análisis
Alwa's Legacy - Análisis
Análisis
2020-09-30 09:30:00
Una aventura cautivadora en plan metroidvania que posee una estética pixel art sensacional.
CastleStorm II - Análisis
CastleStorm II - Análisis
Análisis
2020-09-29 09:41:00
Estrategia y directrices tower defense en una segunda parte muy notable de un gran juego.
Unrailed! - Análisis
Unrailed! - Análisis
Análisis
2020-09-28 13:15:00
Unrailed! propone caóticas partidas multijugador con un único objetivo: crear vías de tren para que el ferrocarril no descarrile. Una divertida idea que, lamentablemente, pierde fuelle pronto.
Going Under - Análisis
Going Under - Análisis
Análisis
2020-09-27 16:14:00
Trabajar gratis es un suplicio, sobre todo si te obligan a limpiar mazmorras procedimentales de monstruos violentos. Así es Going Under, un roguelite que parodia el mercado empresarial moderno.
PEGI +16
Plataformas:
Xbox One PC PS4
PS5 Xbox Series X

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7.8
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Madden NFL 21 para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Madden NFL 21 para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7.8
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Madden NFL 21 para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS5

COMUNIDAD
0
siguen este juego

Ficha técnica de la versión Xbox Series X

COMUNIDAD
0
siguen este juego

Flecha subir