Análisis de Forza Motorsport 6 (Xbox One)

Forza Motorsport cumple diez años con una de sus entregas más completas. Un excelente juego de conducción, brillante en lo jugable y en lo técnico, pero que peca de continuista y falto de ambición.
Forza Motorsport 6
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Xbox One.

La serie Forza Motorsport cumple en 2015 su décimo aniversario, y a diferencia de la otra gran saga de juegos de conducción en consola, los norteamericanos Turn 10 Studios son capaces de ofrecernos una nueva entrega cada dos años, teniendo bien alimentados a los amantes de la velocidad sobre cuatro ruedas en las consolas Xbox. Este ritmo de trabajo se está empezando a cobrar un precio desde la cuarta entrega de la serie, y los saltos de calidad cada vez son menores, casi como si de un simulador deportivo anual se tratara.

Forza Motorsport 5, el estreno de la serie en Xbox One, fue un paso atrás en cuanto a números, con menos coches y circuitos que la anterior entrega en Xbox 360, algo que se justificó con su ambicioso salto gráfico, un juego de nueva generación que venía a demostrar de lo que eran capaces las nuevas consolas. Ahora dos años después, y con la nueva generación ya asentada, Forza Motorsport 6 viene a suplir todas las carencias de Forza 5, aunque aporta menos novedades de las que esperábamos, y se siente como un juego bastante continuista, aunque mucho más completo que la anterior entrega.

Las principales novedades de Forza 6 se pueden resumir muy rápidamente. Más de 450 coches -frente a los 200 que tuvo Forza 5 en su lanzamiento-, 26 localizaciones o circuitos con casi 100 variantes -catorce en el anterior con 42 variantes-, carreras nocturnas, conducción bajo la lluvia y con el asfalto mojado, los coches en carrera se amplían de 16 a 24, tanto jugando contra los Drivatar como en carreras multijugador online, y todo esto mantenimiento unos impecables 1080p y 60fps, de los de verdad, sin una sola ralentización, con una tasa de imágenes por segundo increíblemente estable.

PUBLICIDAD

Ya solo con estos números y nuevas características, y manteniendo la sobresaliente jugabilidad de la saga, e incluso habiendo sido sutilmente mejorada, y con unas opciones multijugador más completas que nunca, Forza Motorsport 6 es un juegazo de coches, que ningún amante de la conducción con una Xbox One se puede perder. Dicho esto, creemos que Turn 10 Studios lo puede hacer un poco mejor, y no sabemos si ha sido falta de ambición, falta de tiempo o ambas cosas, pero nos esperábamos un salto mayor respecto a Forza 5, y algunas de las novedades se han quedado a medio gas.

Las carreras nocturnas ofrecen un nuevo desafío.
Las carreras nocturnas ofrecen un nuevo desafío.

Las carreras nocturnas, sobre todo cuando no contamos con iluminación artificial como focos y solo podemos guiarnos con los faros de los coches, son un gran desafío y un buen añadido que necesitaba la saga, pero solo en 6 de las 26 localizaciones podemos correr de noche. Es decepcionante que no podamos correr en todos los circuitos de noche, y que además a estas alturas, en un juego como este de enorme presupuesto y que pretende ser un referente, no haya un ciclo de día y noche y no podamos jugar a diferentes horas del día, algo que ya hemos visto en otros juegos de coches muy bien realizado.

Competir en condiciones de lluvia sí nos ha convencido mucho más, es una pasada lo bien realizado que está, y tenemos que cambiar completamente nuestra manera de conducir, evitando en la medida de lo posible las frenadas y los cambios de dirección bruscos, y dejando a un lado los enormes charcos que encontramos en el asfalto, que producen aquaplaning, genialmente realizando, incluso en la manera en la que lo sentimos en las manos gracias a la vibración de los gatillos del mando. Si jugáis con las ayudas a la conducción desactivadas, como sin duda más se disfruta Forza Motorsport, estas pruebas sobre mojado se convierten en unos desafíos divertidísimos, sin duda la novedad que más nos ha gustado.

Correr con lluvia es muy divertido, sin duda la novedad que más nos ha gustado.
Correr con lluvia es muy divertido, sin duda la novedad que más nos ha gustado.

Aunque también aquí encontramos una pega, y solo en 7 de las 26 localizaciones se puede correr con lluvia. Por supuesto no hay clima dinámico, no se puede empezar a correr en seco y que se ponga a llover, y viceversa, y es algo a lo que debería aspirar la serie en futuras entregas, así como el ciclo de día y noche. Un juego de coches de nueva generación debería incluir todas estas características, y no solo limitarse a ser más bonito y tener más resolución. Es en detalles como estos donde nos referimos a que el juego peca de falta de ambición o de tiempo de desarrollo, y debemos entre todos exigirle un poco más.

Novedades en el modo Carrera

Además de los modos multijugador, completísimos y a los que apenas podemos poner alguna pega, que ahora explicaremos, donde casi siempre más horas vas a dedicarle a un juego de coches es a su modo Carrera, y este fue bastante decepcionante en Forza Motorsport 5. Apostaron por ofrecer todas sus competiciones desbloqueadas desde el principio, y faltaba esa sensación de progreso tan necesaria -a nuestro parecer- en un modo para un jugador.

En Forza 6 volvemos a encontrarnos un modo Carrera mucho más tradicional, y tenemos Historias de Motorsport, cinco volúmenes -Callejera, Deportivos icónicos, Gran turismo, Competición profesional y Motorsport definitivo- divididos a su vez en tres series, de cuatro a seis carreras cada una. Los volúmenes se desbloquean en orden y tenemos que superar cada una de sus series para pasar al siguiente, obligándonos a probar todo tipo de coches, desde los más modestos a los más espectaculares, una sensación de progreso que nos convence, y que te permite ir adaptándote poco a poco a máquinas cada vez más difíciles de domar.

En el nuevo modo Carrera nos 'obligan' a probar todo tipo de coches, lo que nos parece un acierto.
En el nuevo modo Carrera nos 'obligan' a probar todo tipo de coches, lo que nos parece un acierto.

A la hora de jugar cada una de las quince series, podemos elegir entre seis grupos de coches diferentes en cada uno de los cinco volúmenes. Por ejemplo en el segundo volumen, Deportivos icónicos, tenemos los grupos de vehículos ‘Máquinas deportivas modernas’, ‘Ejecutivos pesados’, ‘Utilitarios deportivos gigantes’, ‘Leyendas deportivas modernas’, ‘Juguetes de circuito’ y ‘Muscle americano histórico’, y podemos elegir jugar cada una de las tres series -formada a su vez por cuatro o seis carreras- con uno de estos grupos de coches. Basta superar las tres series de un volumen para pasar al siguiente, habiendo competido con el tipo de coche que queramos, pero haciendo esto solo habremos conseguido el 17% de ese volumen, por lo que tenemos un modo Carrera muy largo si queremos hacerlo al 100%.

Además de las Historias de Motorsport, para añadir un poco más de variedad en el modo Carrera tenemos las Exhibiciones, una serie de pruebas de todo tipo, como derribar bolos haciendo puntos, pruebas de adelantamiento, desafíos uno contra uno, competiciones de marcas o pruebas de época, o lo más interesante, pruebas de resistencia, desde 30 hasta más de 80 vueltas, pudiendo por ejemplo emular la parte nocturna de las 24 horas de Le Mans. Estas ‘Exhibiciones’ añaden algo de sal y pimienta al modo Carrera, aunque nos esperábamos algo un poquito más elaborado o espectacular, ya que nos habían prometido una especie de repaso a la historia del automovilismo, y no dejan de ser simples carreras en las que solo podemos elegir unos coches muy concretos.

En Exhibiciones rememoraremos algunos enfrentamientos clásicos.
En Exhibiciones rememoraremos algunos enfrentamientos clásicos.

En líneas generales nos gusta que el modo Carrera te obligue a conducir con diferentes tipos de coches, y vayas notando las diferencias según pasamos de volumen y aumenta la potencia de los vehículos, pero finalmente se acaba haciendo muy repetitivo y monótono, con carreras cada vez a más vueltas, pero sin ningún otro aliciente. Creemos que un juego de esta envergadura debería tener un modo para un jugador mucho más elaborado, y sorprende por ejemplo la ausencia de sanciones durante las carreras, por golpear a otros coches o saltarte curvas, o que no haya competiciones de fin de semana, nunca podemos jugar la clasificación de una carrera, y siempre salimos en el puesto número doce de la parrilla.

Este puesto de salida solo lo podemos cambiar mediante el sistema de mods, una de las mayores novedades de esta entrega. Una especie de cartas que obtenemos al comprar paquetes, que se pagan con los créditos que obtenemos en el juego, y que podemos equipar antes de cada carrera, habiendo mods de uso ilimitado o de un solo uso. Los mods de impulso, siempre de un solo uso, nos dan ventajas como más créditos o puntos de experiencia al finalizar la carrera, mayor afinidad con el fabricante, más premios por adelantamientos, o mejorar nuestra posición en la parrilla.

Podemos 'atropellar' algunos elementos de los circuitos, con unas físicas muy realistas.
Podemos 'atropellar' algunos elementos de los circuitos, con unas físicas muy realistas.

Los mods de equipo, de uso ilimitado, mejoran las prestaciones del coche, como mayor potencia, agarre, peso, menor peso, etcétera. Y los mods de riesgo son los más curiosos, nos ponen hándicaps a cambio de aumentar las recompensas, como estar obligados a jugar con la vista de cabina, perder agarre, frenos disminuidos, sin frenada o trazado óptimo, y un larguísimo etcétera. Un nuevo y curioso elemento que podemos obviar, pero que nos gusta, y tendremos que decidir en qué carreras queremos usar estos mods, cuánto dinero gastamos en sobres, y cuándo nos queremos poner las cosas más complicadas equipando mods de riesgo.

Los modos multijugador es una de las partes del juego que más se ha potenciado, y sin perder características de anteriores entregas. Se mantiene el multijugador local para dos jugadores a pantalla partida, y en las carreras online pasamos de 16 a 24 corredores. Tenemos salas de carreras dividas por el tipo de coche, pruebas de derrape, carreras de aceleración con vehículos de tracción trasera, o ‘Tú la llevas (virus)’, en el que un jugador "infectado" tiene que tocar al resto de jugadores.

La vista de cabina, como en Forza 5, es simplemente espectacular.
La vista de cabina, como en Forza 5, es simplemente espectacular.

La novedad más interesante son las Ligas, competiciones que para poder jugar nos exigen estar en una división -de momento hay cinco diferentes- que tienen en cuenta la habilidad de los conductores, por lo que los puntos que obtienes en las ligas, además de para conseguir diferentes premios, te permiten ir ascendiendo de división, de manera parecida a lo que tienen otros juegos deportivos como FIFA.

Cada liga tiene un calendario, una fecha de comienzo y de finalización y unos horarios para jugar, y unas reglas concretas, jugándose con una clase de coche determinada, con o sin contacto entre los vehículos, etcétera. Algo necesario en un juego de coches como este, que te permite siempre competir con jugadores de tu nivel. Para redondear el multijugador, se ha añadido modo Espectador, por lo que si entras en una sala en la que tienes que esperar a que acabe la carrera, al menos te puedes entretener viéndola. También repite el modo Rivales, donde podemos competir contra los coches fantasma de jugadores de todo el mundo, en un sinfín de pruebas.

La comunidad de Forza Motorsport crea personalizaciones para los vehículos realmente sorprendentes.
La comunidad de Forza Motorsport crea personalizaciones para los vehículos realmente sorprendentes.

Las grandes posibilidades para tunear los coches siguen presentes, tanto en la mecánica como la personalización visual, con esos increíbles diseños que realiza la comunidad, y también vuelve Forzavista, ese modo que nos permite observar los coches con todo lujo de detalles, desde el exterior hasta el interior, conociendo además una serie de datos interesantes, una opción que encanta a los amantes del motor.

En definitiva Forza Motorsport 6 está repleto de modos, opciones y posibilidades, pero es una pena que el modo Carrera, donde posiblemente vayamos a pasar más horas, no esté más elaborado, le falta variedad y acaba haciéndose monótono, es algo que se deberían replantear muy seriamente para futuras entregas.

Grandes sensaciones al volante

La columna vertebral de Forza Motorsport 6 sigue siendo su gran jugabilidad, ofreciendo una simulación desde lo más arcade a lo más exigente, dependiendo de las ayudas que activemos. Sin alcanzar la profundidad y exigencia jugable de los grandes simuladores que podemos encontrar en el mundo del PC, o incluso sin irnos más lejos, del reciente Project Cars también en consolas, como ya sabréis los amantes de la saga en Forza Motorsport si desactivas las ayudas te encontrarás un juego muy exigente, con algunos coches que es todo un desafío domar.

Conducir bajo la lluvia se convierte en todo un arte de cómo dominar el acelerador para no derrapar.
Conducir bajo la lluvia se convierte en todo un arte de cómo dominar el acelerador para no derrapar.

Es cierto que las mejoras jugables son muy sutiles respecto a Forza 5, que era bastante redondo, pero notamos Forza 6 incluso un poco más realista y por tanto complicado en el comportamiento de las ruedas sobre el asfalto, teniendo que hacer un uso del acelerador muy meticuloso para que el coche no derrape, algo que nos encanta. Como hemos dicho antes las carreras en lluvia son una auténtica pasada, divertidísimas, y cada pequeña curva y adelantamiento se convierte en un desafío.

También nos encanta que vuelvan los Drivatar, esas inteligencias artificiales creadas en base a la manera de jugar de otros usuarios. Algo difícil de comprobar hasta qué punto es realmente cierto, pero que no importa ya que a la hora de la verdad esto se traduce en unos coches manejados por la CPU que se comportan de manera humana, con sus fallos, piques y que en definitiva son impredecibles, algo que hace que las carreras sean siempre muy divertidas. Como novedad en esta ocasión podemos limitar la agresividad de los Drivatar, reduciendo los bloqueos y desplazamientos más agresivos, que pueden dar al traste con nuestras mejores marcas, ya que en los marcadores en línea se tienen en cuenta las vueltas limpias.

En nuestra opinión como más se disfruta Forza 6 es con las cámaras interiores.
En nuestra opinión como más se disfruta Forza 6 es con las cámaras interiores.

La sensación de velocidad es genial con las cámaras interiores, y es uno de esos juegos de coches en los que no echas demasiado de menos un volante, ya que se disfruta perfectamente con mando, gracias también a la vibración en los gatillos. Por supuesto que es mejor si tienes un buen volante, pero todo el mundo está todavía expectante a ver qué modelos se imponen o popularizan en las nuevas consolas.

Con los 1080p y 60fps por bandera

El juego presume de 1080p de resolución y 60fps, y no es para menos, ya que no son muchos los juegos en Xbox One que ofrecen esta combinación, y menos con una tasa de imágenes por segundo tan estable, ya que da igual lo que ocurra en pantalla que los 60fps no se ven comprometidos, un gran trabajo sin duda. Es cierto que visualmente nos esperábamos un salto mayor respecto a Forza 5, pensábamos que estos dos años le habrían servido a Turn 10 para realizar mejoras notables, pero se ve muy parecido, aunque hay que tener en cuenta que se han ampliado los coches en carrera de 16 a 24.

Con algunos vehículos la sensación de velocidad es de auténtico vértigo.
Con algunos vehículos la sensación de velocidad es de auténtico vértigo.

Si juegas alguno de los circuitos más espectaculares como Praga en ambos juegos, sí que se notan mejoras en las texturas y sobre todo en la iluminación, más realista, y por ejemplo el efecto de deslumbrarte por el sol, tan exagerado en Forza 5, ahora está mucho mejor realizado. Es un juego que se ve genial gracias a los efectos de iluminación diurna, y sobre todo en determinados circuitos, pero tenemos que admitir que las carreras nocturnas nos han decepcionado visualmente, con una iluminación un tanto vulgar y que no sorprende. La lluvia sí está bastante mejor conseguida, aunque mucho mejor en lo jugable que en lo visual.

Es un juego que prioriza la jugabilidad por encima de todo, con sus 60fps por bandera, y habrá que esperar a ver si futuras entregas son capaces de sorprendernos visualmente, ya que tenemos que admitir que esperábamos un poquito más de Forza 6, que se ve estupendamente, pero no es un gran salto respecto a Forza 5. Además decepciona que tanto la lluvia como las carreras nocturnas solo estén disponibles en unos pocos circuitos, o que a estas alturas no haya un ciclo de día y noche o climatología variable.

La lluvia se ha recreado a la perfección, tanto en lo jugable como en lo visual.
La lluvia se ha recreado a la perfección, tanto en lo jugable como en lo visual.

El sonido es realmente bueno, cada coche suena totalmente diferente y con la contundencia oportuna, y nos encanta cómo chirrían las ruedas sobre el asfalto, lo que nos indica perfectamente si estamos derrapando o acelerando de manera brusca. La banda sonora vuelve a estar muy cuidada, aunque pasa muy desapercibida en las carreras con el salvaje rugido los motores, y no permiten ajustar los volúmenes.

Y que cumplas muchos más

Forza Motorsport 6 vuelve a ser una vez más un excelente juego de coches.
Forza Motorsport 6 vuelve a ser una vez más un excelente juego de coches.

Forza Motorsport 6 cumple diez años, y vuelve a ser una vez más uno de los mejores juegos de conducción que podemos encontrar en una consola, imprescindible si eres un amante de los coches y tienes una Xbox One. Repleto de circuitos, coches, pruebas y modos de juego, con un multijugador más completo que nunca, unos gráficos a la altura y una excelente jugabilidad que se puede adaptar a todo tipo de público, solo echamos en falta un modo Carrera más interesante, que nos motive y nos enganche, y un poco más de ambición o tiempo para Turn 10 Studios. Algunas de las novedades más promocionadas de esta entrega se han quedado un poco a medias, y le faltan ciertos elementos que esperábamos en los juegos de coches de nueva generación, que imaginábamos veremos en Forza 7, en un par de años.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Xbox One

Rainbow Six Extraction - Análisis
Rainbow Six Extraction - Análisis
Análisis
2022-01-24 19:18:00
En la fiebre del género, Ubisoft nos trae su propia propuesta en la que coge elementos de Rainbow Six Siege dándonos una fórmula divertida pero que no destaca en nada.
Blackwind - Análisis
Blackwind - Análisis
Análisis
2022-01-24 09:47:00
Acción y aventura en un shooter arcade que no tiene miedo a introducir pequeños puzles y exploración.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
The Gunk - Análisis
The Gunk - Análisis
Análisis
2021-12-16 15:13:00
Los creadores de la saga SteamWorld nos ofrecen una aventura muy entretenida y sorprendente en lo artístico, pero que le falta un pequeño toque para sobresalir.
Aeterna Noctis - Análisis
Aeterna Noctis - Análisis
Análisis
2021-12-13 12:06:12
Plataformas, acción y fantasía oscura en un notable metroidvania indie desarrollado en España.
PEGI +3
Plataformas:
Xbox One

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 18/9/2015
  • Desarrollo: Turn 10 Studios
  • Producción: Microsoft Game Studios
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 24 jugadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Forza Motorsport 6 para Xbox One

41 votos
#37 en el ranking de Xbox One.
#67 en el ranking global.
Flecha subir