Análisis de Toy Soldiers: Cold War XBLA (Xbox 360)

Los soldados de juguete cobran vida en este divertido juego que mezcla tower defense y acción.
Toy Soldiers: Cold War XBLA
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Xbox 360.

En los últimos años se ha puesto de moda un subgénero de la estrategia llamado tower defense, que para quien lo no conozca consiste en impedir que los enemigos lleguen a nuestra base, construyendo y colocando torres defensivas o todo tipo de armamento para impedirlo, que tenemos que comprar, mejorar y reparar. Tal está siendo el éxito de este tipo de juegos que incluso se ha llegado a popularizar en una plataforma de masas como es iPhone, con el conocido Plants vs. Zombies, un género que como te enganche es difícil soltarse.

PUBLICIDAD

En marzo del año pasado se lanzó Toy Soldiers, un tower defense que fue todo un éxito, siendo el juego más vendido del 2010 en Xbox Live Arcade, casi nada, compitiendo con multitud de propuestas de muchísima calidad. Ahora nos llega su secuela, que mejora el original y que encantará a quienes disfrutaron de él, pero que supone una muy buena oportunidad para que otros lo descubran por primera vez, en una peculiar y original propuesta que mezcla estrategia y acción de manera perfecta.

Si el primero se basaba en la Primera Guerra Mundial, este se supone que se basa en la Guerra Fría, aunque de fría tiene poco, ya que combatiremos en multitud de batallas contra los soviéticos, emulando guerras como la de Vietnam. Las batallas no son reales, y se libran entre soldados de juguete en habitaciones y sobre una mesa, aunque seguimos tan de cerca la acción y los soldados y unidades son tan reales, que muchas veces olvidaremos estar jugando con juguetes.

El juego consiste en situar unidades defensivas o las también conocidas como torretas en unas áreas determinadas –no muy numerosas-, para defendernos de las oleadas de enemigos, teniendo que evitar a toda costa que lleguen hasta nuestra caja de juguetes –o base-. Esta cuenta con hasta 20 puntos de vida, y si llega este número de unidades a introducirse en ella, se acabará la partida. Las unidades que podemos comprar son seis tipos, aunque en cada una de ellas según progresamos desbloqueamos hasta tres niveles de mejora. Ametralladora, mortero, anti-tanque, artillería, antiaéreo y provisional –un pulverizador de gas y lanzallamas-.

Conseguimos dinero aniquilando enemigos, lo que nos permite comprar más torretas o reparar y mejorar las que ya tenemos. La estrategia consiste en saber qué torretas elegir y dónde colocarlas. Todas son útiles y las necesitaremos en algún momento, por lo que no vale tener todo anti-tanques ya que en caso de un ataque por aire no podremos defendernos adecuadamente, o no contar con ametralladoras para poder destruir rápidamente a los numerosos soldados enemigos que van a pie. Pero si estos elementos ya son los clásicos y conocido de un tower defense, en Toy Soldiers añaden con mucho acierto un componente muy importante de acción.

Podemos controlar en cualquier momento la torreta que deseemos, volviéndose la jugabilidad un arcade de disparos. Cada una de ellas tiene un control y unas características propias, con ametralladoras o misiles, y tomarlas no es una opción, ya que el juego prácticamente nos obliga. Aunque las torretas disparan automáticamente cuando tienen enemigos a la vista, lo hacen cuando están demasiado cerca y no con mucho acierto. Nos daremos cuenta rápidamente que lo mejor, siempre que podamos y nos dé tiempo, es controlarlas nosotros mismos, ya que somos mucho más efectivos, y por supuesto claro, resulta más divertido.

 1

Además según matamos enemigos tenemos un contador de combos, pudiendo desbloquear a través de una racha de muertes las llamadas cortinas de humo, ataques especiales de gran potencia -. Un ataque aéreo, un bombardero del que tomamos el control, una bomba nuclear que acaba con todo, o incluso un gracioso y carismático alter ego de Rambo, con su cinta roja en el pelo, una metralleta y un lanzacohetes en cada mano, y un tono de voz y frases graciosas que intentan parodiar al personaje real –en inglés sin subtítulos-. Es muy divertido manejarle, como si el juego se volviera de acción en tercera persona durante unos instantes, y su capacidad de aniquilación es asombrosa.

También hay varios tipos de vehículos que podemos usar, aéreos como aviones y helicópteros o terrestres como tanques, jeeps y ATVs. Estos cuentan con una batería que se agota, por lo que debemos recoger unas pilas para recargarlos o bien dejarlos en su base de carga. Todos estos elementos unidos hacen que la acción sea compleja aunque no complicada, no pararemos un segundo de disparar desde las torretas a la vez que estamos dándole vueltas a la cabeza sobre cómo mejorar su colación, pensar en repararlas, mejorarlas o venderlas, y estar pendientes de la próxima oleada de enemigos, de la que nos dicen qué tipo de unidades serán.

 2

Hay hasta jefes finales muy duros de eliminar, y los escenarios pese a estar dentro de unas mesas saben ser lo suficiente variados a través de su campaña, quizás un poco corta, de 10 misiones más un entrenamiento. Además del pique inherente a cualquier juego arcade en mejorar nuestra puntuación y compararnos en los marcadores en línea, cuando terminamos una fase –en cualquier de sus tres dificultades-, desbloqueamos dos modos nuevos, Élite y General. En el primero las torretas no disparan solas, y tenemos que tomar nosotros el control de la acción todo el rato, en el segundo pasa todo lo contrario, y no podemos controlarlas, volviéndose un juego de estrategia al 100%.

Contamos con otros modos, incluidos multijugador cooperativo y competitivo. La campaña la podemos jugar de manera local junto a un amigo, pero también está el modo Batalla, un uno contra uno en el que cada uno de los contendientes maneja al ejército norteamericano y soviético, y que se puede disfrutar tanto por internet como de manera local. El Supeviviente consiste en resistir oleadas infinitas de enemigos, lo que también se puede hacer junto a un amigo, y por último tenemos los Minijuegos. Estos son seis sencillas pruebas de tiro en las que conseguir la máxima puntuación posible y picarnos en los marcadores en línea.

 3

Para ser un juego arcade y las limitaciones que a priori podría suponer combatir con soldados de juguete en una habitación, los gráficos están realmente bien y saben ser variados, con entornos naturales, ciudades y la posibilidad de mover la cámara a nuestro antojo, viendo el cuarto donde estamos, muy curioso. Las voces y la música cumplen, y en general su apartado técnico cumple con nota, con cantidad de enemigos y explosiones en pantalla, todo con el suficiente detalle y moviéndose con fluidez.

Toy Soldiers: Cold War es otro excelente título para Xbox Live Arcade, y van… Quizás no lo suficiente novedoso o distinto respecto a su antecesor, sí que lo mejora en todos sus aspectos, y a quien le gustará de verdad aquel suponemos ni siquiera se lo tenemos que recomendar. Quien no tuviera el placer de disfrutarlo aquí está su continuación y una ocasión perfecta, advertimos que es el típico juego del que probar una demo puede llevar a error y hacerse una idea equivocada, con un nivel de iniciación un tanto lioso y complejo, pero que luego demuestra no ser así la cosa, con una dificultad más progresiva y adecuada.

 4

Tower defense más acción, una mezcla que funciona sorprendentemente bien y que aunque nos satisface como juego arcade, nos gustaría ver en un título más ambicioso qué tal funciona. Puede que los mismos Signal Studios lo intenten en un futuro, mientras, podemos disfrutar de esta genial propuesta, con modos de juego y posibilidades suficientes para entretenernos durante bastante tiempo.

Jorge Cano
Redactor
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Fading Afternoon - Análisis
Fading Afternoon - Análisis
Análisis
2024-07-09 10:43:00
El último juego del creador de The Friends of Ringo Ishikawa es una excelente mirada melancólica a la cruda y violenta vida de un yakuza en la Japón de los años 80.
Viking Survivors - Análisis
Viking Survivors - Análisis
Análisis
2024-07-06 10:27:00
La falsificación es una combinación fascinante entre arte y ciencia.
Fireside - Análisis
Fireside - Análisis
Análisis
2024-07-02 10:43:00
Intercambiar objetos, hacer trueques y lo más importante: ayudar al prójimo. Esa es la idea de Fireside que llega para satisfacer a los amantes de experiencias narrativas más plácidas y tranquilas.
Die by the Blade - Análisis
Die by the Blade - Análisis
Análisis
2024-06-30 10:57:00
Con un presupuesto muy modesto, Die by the Blade se inspira en el mítico Bushido Blade y sus armas letales en este juego de lucha 3D.
Super Monkey Ball Banana Rumble - Análisis
Super Monkey Ball Banana Rumble - Análisis
Análisis
2024-06-27 10:04:00
Super Monkey Ball regresa con una divertida entrega que tiene algo para todos: veteranos, novatos, jugadores en solitario y adictos al multijugador.
Destiny 2: La forma final - Análisis
Destiny 2: La forma final - Análisis
Análisis
2024-06-26 09:04:00
Bungie pone punto y final a la historia que lleva contando 10 años con la mejor campaña hasta la fecha, tanto en la historia como en lo jugable y en lo artístico.
PEGI +12
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 17/8/2011
  • Desarrollo: Signal Studios
  • Producción: Microsoft
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 1.200 puntos
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: 1 a 2 jugadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8

Toy Soldiers: Cold War XBLA para Xbox 360

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir