Análisis de Super Meat Boy XBLA (Xbox 360)

Un trozo de carne que no se cansará de convertirse en picadillo una y otra vez.
Super Meat Boy XBLA
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Xbox 360.
Super Meat Boy es uno de los plataformas comerciales más difíciles que se han publicado en los últimos años. En el campo de los juegos gratuitos (que, al fin y al cabo, es donde nace), sobre todo para web, a partir de tecnologías como Flash, de Adobe, la dificultad extrema hasta el paroxismo no es algo tan anómalo, pues muchos juegos apenas pueden recurrir a ese recurso para ofrecer un potente incentivo al jugador.
Este tipo de propuestas no suelen funcionar bien en el mercado, porque pueden llegar a ser frustrantes, hacer que el jugador se enfade, y, en definitiva, les cuesta cuajar, pues hay que tener mucho talento para hacerlo bien. El Team Meat, los creadores de este juego, han demostrado tenerlo, y de sobra, con el estreno de este título en Xbox Live Arcade, pero que más adelante llegará también a la distribución digital para ordenador y a WiiWare. Meat Boy es el protagonista casi absoluto de este plataformas clásico en su argumento: rescata a la chica, Bandage Girl, tras llegar hasta el final de fase. Para ello tenemos dos herramientas: saltar y movernos. Se trata de un plataformas de lo más clásico que se queda en la esencia misma del género, y en el que la muerte es una constante. La penalización es mínima, en la medida en que hay vidas infinitas, pero lo cierto es que las fases (que tampoco suelen ser extensas, la verdad) no cuentan con puntos de salvado, así que en caso de morir se empieza desde cero. Además, la muerte no se olvida: se guardan estadísticas completas de cada una, y en la fase la sangre se va acumulando según morimos. Es una buena manera de no penalizarte en exceso, pero al mismo tiempo recordarte todas las veces que has tenido que jugar ese nivel en concreto.
Los niveles, por tanto, están llenos de trampas de todo tipo (pero bastante cortantes, por lo general) dispuestos a convertir al chico-carne en chico-picadillo, y el ritmo, además, es endiablado en cuanto avanzamos un poco. Esto no supone mucho problema en el control, dado que la respuesta es muy positiva al mismo, algo necesario en el género, y especialmente imprescindible en un título con una dificultad tan acusada como, la verdad, bien medida. En realidad, el control responde tan bien, y uno se acostumbra tan rápido a la física del personaje (su peso, inercia, capacidad de salto y maniobra en el mismo, etc.), que incluso los novatos podrán conseguir un relativo éxito desde el principio. Pero pronto empieza a exigir precisión y rapidez, y los fallos no se perdonan. La muerte no es celebrada, pero hay bastantes formas de morir, y aporta incluso cierto toque espectacular. Lejos del tratamiento sombrío e incluso descarnado de Limbo, aunque aquí también puede ser cruda, el estilo visual, y su acumulación visual en el nivel aportan otro tipo de experiencias.
En cualquier caso, es importante tener claro que pese a eso, el juego es muy poco agresivo visualmente, dado su estilo visual, pero no por ello poco sangriento. Pero es una sangre, una violencia, que en ningún caso resulta gore, por supuesto. De todos modos, cuando por fin terminamos un nivel, el título nos recompensa con una repetición que bien vale la pena ver, porque todos nuestros intentos se representan en pantalla simultáneamente: docenas, si no más, Meat Boys recorren la pantalla y van muriendo en cada trampa. Vemos, así, todos nuestros intentos, con los incontables fracasos y el éxito último, simultáneamente, y resulta satisfactorio y espectacular. El diseño de los niveles es muy arriesgado, por su dificultad ajustada casi al píxel, pero está lleno de secretos por descubrir. Algunos son guiños a otros juegos, y otros son accesos a zonas secretas, que nos permiten desbloquear a otros personajes, prestados de otros estudios independientes: el protagonista de Braid, el de la serie Bit.Trip… es mejor descubrirlos por uno mismo, pero debemos tener en cuenta que cada personaje tiene su propio comportamiento en pantalla, por lo que el control no es exactamente el mismo. En cierto sentido, es como manejar a los diferentes personajes de Super Mario Bros. 2… de hecho, Commander Video, de Bit.Trip, es casi un émulo de la Princesa, pues puede flotar unos segunditos.
 1
La diferencia principal es que podemos cambiar de personaje en cualquier momento, sin tener que volver a empezar la fase, lo que los convierte en una especie de "poderes especiales". Esto se limita sólo si estamos ante uno de los jefes del juego. En todo caso, no es sólo cuestión de encontrar zonas secretas, sino que también hay que recorrer y explorar bien los niveles: hay que encontrar los vendajes repartidos por las fases para poder desbloquear a todavía más personajes diferentes. Los usuarios de Xbox 360, además, disponen en su versión del juego de la posibilidad de ir descargando nuevos niveles y retos desde el propio juego, a través de la opción Teh Internets, cortesía del Team Meat, y sin tener que pasar por caja, por lo que aunque no cuenta con funciones de multijugador en línea, sí saca jugo de las posibilidades online de la consola de Microsoft.
 2
Artísticamente, el juego tiene un estilo retro de 16 bits, aunque con personajes tan cuadriculados que la influencia podría remontarse incluso a la era de las consolas y ordenadores de 8 bits, sobre todo cuando pasamos a zonas con un toque más pixelado y retro si cabe. Además, está lleno de referencias a clásicos tan importantes como Donkey Kong, Mega Man o Lolo, sin ningún tipo de complejo. se anima la narración con algunas escenas llenas de humor, aunque es donde se nota que el presupuesto es limitado y esto es un juego independiente. Están bien, sí, pero es en estas cosas donde las diferencias en los presupuestos se notan. La música, por su parte, es muy rítmica, con cierto toque rock y retro, acompañando al estilo jugable, pero también a los momentos de humor más raro y grotesco. Si las escenas de vídeo no han sido lo más afortunado en el juego, la música sí está a la altura, aporta atmósfera, y, también, pone su granito de arena a la hora de crear la tensión que van produciendo las sucesivas muertes que acumulamos.
 3

Conclusiones

Seguramente pocos pensaron que un cacho de carne podría dar tanto juego, pero resulta que Super Meat Boy es un grandioso plataformas, con un diseño sublime para sus objetivos, que pasan por ser un reto de gran dificultad en todo momento. Con una mayor variabilidad en este sentido, quizás con selectores de dificultad, o una curva de dificultad progresiva y trazada a lo largo de más niveles, sería el mejor plataformas 2D en años, pero lo cierto es que aunque no es, ni mucho menos, un juego para todos los públicos, no le faltan méritos para ser el solomillo de kobe que producirá una gran satisfacción en quienes afronten su propuesta y le saquen el jugo.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Plataformas:
Xbox 360 PC PS4
PSVITA Wii U Switch
Cancelado en WII

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.7

PUNTÚA
Super Meat Boy XBLA para Xbox 360

31 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.45

PUNTÚA
Super Meat Boy para Ordenador

43 votos

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
COMUNIDAD
6.69

PUNTÚA
Super Meat Boy para PlayStation 4

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Super Meat Boy PSN para PSVITA

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 12/5/2016
  • Desarrollo: BlitWorks
  • Producción: Team Meat
  • Distribución: eShop
  • Precio: 11,20 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Marcadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Super Meat Boy eShop para Wii U

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 11/1/2018
  • Desarrollo: BlitWorks
  • Producción: BlitWorks
  • Distribución: eShop
  • Precio: 12,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Marcadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Super Meat Boy para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir