Análisis de Red Faction: Armageddon (Xbox 360, PS3, PC)

Un juego de acción en tercera persona espectacular, intenso y frenético, aunque más lineal y corto que su antecesor.
Red Faction: Armageddon
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones Xbox 360, PS3 y PC.

El primer Red Faction desarrollado por Volition –así como toda la saga-, salió en 2001 para PlayStation 2 –y unos meses después para PC-, un juego de acción en primera persona notable sobre todo en una consola que tuvo un catálogo inicial bastante mediocre. La gran baza de este título de acción fue su publicitada tecnología Geo-Mod, que permitía destruir los escenarios, algo que nunca se había vista de semejante manera en otro juego, y que la saga ha ido mejorando entrega tras entrega. No se hizo esperar una secuela, que llegaría al año siguiente para PlayStation 2 y ya en 2003 para GameCube, Xbox y PC, que mejoraba todos y cada uno de los aspectos del original, aunque muy continuista.

Y no fue hasta 2009, seis años después, cuando la saga continúa ya en la actual generación en PlayStation 3, Xbox 360 y PC, con Red Faction: Guerrilla. Una tercera entrega que daba un giro radical, pasando a tener una vista en tercera persona y un desarrollo de mundo abierto o sandbox, en el que en vez de combatir en las galerías y cuevas de Marte lo hacíamos en su superficie. Llegó sin hacer mucho ruido y sorprendió a todos, con un gran recibimiento por parte de la crítica, al basar su jugabilidad en la total destrucción de los elementos del escenario, algo sin rival en cualquier otro juego, una característica diferenciadora bien hecha y divertida, que hacían de él una propuesta única y que compensaba otras carencias.

Ahora dos años después llega la cuarta entrega de la serie, Red Faction: Armageddon, que por el poco espacio de tiempo, comparado entre la segunda y la tercera parte que pasaron seis años, podía hacer pensar que sería continuista respecto a su antecesor, pero en cambio, han vuelto a dar un giro y han cambiado el planteamiento totalmente. Si decíamos que Guerrilla era un mundo abierto con libertad para movernos, en el que combatíamos en la superficie de Marte, con misiones secundarias, y una duración muy larga entorno a las quince horas, Armageddon es casi todo lo contrario. Pasamos de luchar contra humanos a hacerlo contra alienígenas, en un desarrollo lineal y sin exploración, combatiendo en galerías sin apenas momentos en la superficie, y con una duración entre las ocho y las nueve horas.

PUBLICIDAD

Nos parece bien que apueste por un desarrollo distinto al de su antecesor y no se quede estancada la saga, además la destrucción del escenario sigue ahí, y está mejor hecho que nunca, y no nos parece mejor un juego tipo sandbox o de mundo abierto que uno lineal, ni viceversa, ahí están juegos como Gears of War –que nos vino a la mente en varios momentos de Armageddon- que son totalmente lineales y enamoran a todo el mundo. El problema viene cuando, a pesar de ser divertido, intenso y espectacular, y contar con un motor que permite destruir –y reconstruir- los escenarios de manera sorprendente, el juego cae en la monotonía, y acaba siendo un poco repetitivo y largo, y además su gran elemento diferenciador, la posibilidad de destruir todo nuestro entorno, llegado cierto momento del desarrollo se nota desaprovechado.

Salva el Planeta rojo de los alienígenas

La historia vuelve a tener lugar en el planeta Marte , en el año 2170, cincuenta años después de los acontecimientos del Red Faction: Guerrilla . Desde la liberación de Marte, la superficie del planeta se ha vuelto inhabitable. Esto ocurrió cuando la máquina Terraformer que protege la atmósfera fue destruida, provocando super-tornados y tormentas eléctricas violentas. Para sobrevivir, los colonos se vieron obligados a huir a las minas subterráneas, construidas por sus antepasados .El juego comienza diez años después de la reubicación de las minas en 2170, y sigue a Darius Mason, nieto de los héroes de la revolución de Marte Alec Mason y Samanya, los personajes principales de Red Faction: Guerrilla.

La acción empieza con un prólogo que hace pensar que el desarrollo será similar al de Guerrilla. En unos primeros momentos que sirven de tutorial, comenzamos en la superficie luchando contra humanos, con armas sencillas y un martillo que puede destruir cualquier elemento del escenario. Pero tras esta introducción, y un desafortunado incidente, liberamos sin querer una aletargada amenazada alienígena, que son los enemigos a los que nos enfrentamos durante todo el juego. Estos empiezan siendo simples criaturas, un tanto escurridizas y ágiles, para ir volviéndose cada vez más complejos y peligrosos, con habilidades como la invisibilidad o la teletransportación, y apareciendo otros de enorme tamaño y carácter suicida, que cuando tienen poca vitalidad se lanzan hacia nosotros para explotar.

 1

Unos enemigos cada vez más abundantes y peligrosos, que para abatir contamos con un impresionante y variado arsenal. Desde simples pistolas y escopetas a todo tipo de lanzagranadas y cargas explosivas por detonación, pasando por otras mucho más complejas. El cañón de singularidad, que dispara un agujero negro que engulle cualquier cosa dentro de su radio de acción, el rayo o el cañón de plasma, que penetran y queman cualquier tipo de material, el nanorifle, capaz de desintegrar cualquier elemento, incluso a los enemigos, o la pistola magnética, una de las armas más originales que hayamos visto en juego alguno. Disparamos con ella primero a un elemento, estableciendo un punto de anclaje, y después lanzamos un atractor, que atrae los que hayamos enganchado en el punto de anclaje, con increíbles y espectaculares resultados.

El Geo-Mod 2.5 funciona perfectamente, siendo uno de los motores gráficos que ya no solo se ven bien y se mueve fluido, sino que tecnológicamente, deja en pañales a la gran mayoría de la competencia. Viendo lo bien hecho que está, y la libertad que da para destruir –y reconstruir- el entorno, al ver otros juegos de acción en los que casi no podemos romper ni un vaso, estos parecen anticuados y obsoletos, así que damos nuestras más sinceras felicitaciones a Volition por el trabajo hecho en este aspecto, y esperamos que en un futuro la evolución tecnológica no solo consista en mejores texturas y más polígonos, sino en avances gráficos como este, que aportan cosas nuevas a la jugabilidad. El problema es que aunque en parte de la aventura, sobre todo al principio, se incluyen situaciones jugables que nos obligan a destruir el escenario, ya sea de manera obligatoria u opcional, llegado cierto punto parece que sus desarrolladores se olvidan de esta característica, perdiendo peso e importancia en la mecánica jugable, volviéndose un juego de acción en tercera persona más, en el que la destrucción de elementos es un poco anecdótica.

 2

Carece de un sistema de coberturas, algo ni bueno ni malo, pero que se ha vuelto casi obligatorio en cualquier título de acción en tercera persona, y la verdad es que por cómo es el desarrollo no se echa de menos, ya que la acción es frenética e invita a ir de frente y sin muchos miramientos. Los enemigos son ágiles y muy rápidos, y se agradece mucho el sistema de autoapuntado, aunque el que quiera claro podrá desactivarlo, volviéndose la acción mucho más complicada.

Aunque como hemos dicho contamos un arsenal muy potente, esta no será nuestra única ayuda. Tenemos las mejoras, que podemos ir adquiriendo mediante la chatarra, que recogemos en los escenarios al explorarlos o destruirlos. Desde reducir los tiempos de carga de nuestras armas, aumentar la potencia de estas, más salud, poder saber la vitalidad de los alienígenas hasta adquirir habilidades nuevas, como la onda expansiva –un estallido de energía que aturde a los enemigos de nuestro alrededor y los daña- y la coraza –una especie de esfera protectora-. Tenemos total libertad para ir comprando las mejoras, y será importante decidir bien y conseguir mucha chatarra, aunque en el tramo final tendremos de sobra. Una vez terminado el juego, podemos iniciar un nuevo juego, con todas las armas -14- y las mejoras que hubiéramos adquirido en la anterior partida.

 3

Genial destrucción de escenarios, completo arsenal, muchas y distintas mejoras… ¿qué es lo que no funciona? Arranca genial, intenso, divertido y al adquirir cada nueva arma nos sentimos como un niño con un juguete nuevo. Pero llegado cierto punto del desarrollo, este se vuelve repetitivo, monótono, uno de los grandes pecados en los que no debe caer un juego, y más cuando se cuenta con elementos e ingredientes para no hacerlo. Un desarrollo lineal, sin exploración, durante un porcentaje muy alto debajo de tierra, por todo tipo de cuevas, y aunque hay varios tipos de enemigos, al final estos se vuelven repetitivos, y acabamos un poco cansados de estar matando durante horas a los mismos alienígenas una y otra vez, echándose de menos enfrentamientos con humanos –que los hay, pero pocos-.

Se incluyen varios momentos con vehículos, desde mechas –de impresionante poder destructivo- hasta naves espaciales, y se agradecen estos compases, que le dan variedad y salen de la monotonía. Pero insistimos, es una pena como en todo el tramo final la destrucción de los escenarios en la jugabilidad pierde protagonismo, llegado a un punto en cavernas en las que casi no hay elementos destructibles. Unas últimas dos horas –aproximadamente-, en las que el juego pierde un poco la cabeza, echándonos encima toneladas de bichos sin mucho sentido ni criterio, creyendo que por hacer esto la acción se volvería más intensa y épica, lo que acaba resultando en hastío y, a nuestro parecer, falta de inspiración, dando la sensación de ser un tramo final alargado artificialmente.

La historia narrada a base de escenas de vídeo no es ninguna maravilla, es más, quien no esté familiarizado con el mundo de Red Faction por momentos se sentirá un poco perdido, pero le damos la importancia justa, ya que nos hemos acostumbrado en los últimos tiempos a encontrar pocos juegos con guiones interesantes y bien escritos, y tenemos el listón por los suelos. Pese a todo esto que hemos dicho, no queremos dejar una sensación negativa sobre el juego, es más, esperamos que la nota refleje bien lo que nos ha parecido. Un buen título de acción, divertido y frenético, pero que deja la sensación de que tenía mimbres suficientes para haber sido algo mejor.

 4

Después de la campaña, que dura entre unas ocho y nueve horas, tenemos dos modos más, el Epidemia y el modo Ruina. El primero es un modo horda, eso de derrotar oleadas de enemigos que se ha vuelto tan de moda en todos los títulos de acción. Aquí tenemos ocho escenarios –más otros ocho en una versión con poca luz y casi a oscuras- y 30 oleadas por derrotar en cada uno. Podemos jugar solos o hasta con otros tres amigos más a través de internet, y tenemos dos tipos de misiones, en las que simplemente tenemos que sobrevivir –contamos con varias vidas para todo el equipo- y otras en las que tenemos que proteger una estructura.

El modo Ruina es mucho más original. Cosiste en destruir un escenario, ya sea obteniendo puntos –es aquí donde está la gracia- o de manera libre. Tenemos que apañárnoslas para en un pequeño tiempo, unos 30 segundos, destruir todo lo que podamos y conseguir la mayor puntuación posible. Las marcas a batir en los cinco mapas que incluye –nos parecen muy pocos- son bastante fáciles, nosotros en unos 20 minutos ya habíamos conseguido superar todos los escenarios, y donde estará la gracia será en los marcadores en línea, en los que se avecinan grandes piques. Está muy bien, pero se echan en falta muchos más mapas, ¿alguien dijo DLC? No incluye ningún modo multijugador competitivo, algo que respetamos, y aunque sus creadores hayan querido justificarlo y explicarlo, suena un poco a excusa, y mucha gente no se lo perdonará.

 5

Gráficamente luce genial, fluido, sólido, con grandes efectos, buena iluminación y sobre todo el impactante y sin igual motor de destrucción de escenarios, algo que repetimos, no tiene rival en ningún otro título. Ya no solo es impresionante como de destruyen las estructuras y podemos demoler un edificio desde sus cimientos, sino que también es sorprendente nuestra habilidad para reconstruir con una herramienta los escenarios. La música electrónica que acompaña a la acción es distinta y original, nos gusta mucho y se sale un poco de las convenciones, pero donde pega un patinazo es en las voces. Guerrilla llegó doblado al castellano, y este con voces en inglés aunque al menos con subtítulos. No nos quejamos mucho por esto, pero sí por unos archivos de audio que recogemos por el escenario -40-, que aportan más información a la historia y que cuando escuchamos se han olvidado de agregarles subtítulos, un gran fallo.

Un buen título de acción que podía haber dado un poco más de sí

Totalmente lineal y pasillero, nada que ver con su antecesor, algo que no nos parece ni mejor ni peor, solo distinto, ya que es divertido, intenso y frenético, espectacular por momentos, con un motor físico que permite destruir escenarios como en ningún otro juego, pero que se desaprovecha un poco. Tiene una característica única, diferenciadora de la larga lista de títulos de acción en tercera persona que hay en el mercado, y en parte de su desarrollo se olvida de ella, algo imperdonable. Además durante el 95% de la aventura estamos matando alienígenas, en unos escenarios lineales y subterráneos, y se echa en falta algo más de variedad, tanto de enemigos como de paisajes. Tampoco incluye modos multijugador competitivos, y el modo Ruina, muy original y entretenido, sabe a poco en sus cinco mapas y se queda un poco a medias.

 6

Pese a todo esto se disfruta y divierte, tecnológicamente saca los colores a la competencia, con situaciones más o menos inspiradas, pero su gran cantidad de armas y lo originales que son algunas nos permiten ser muy creativos, compensando la monotonía de algunos momentos. Deja un poco de regusto amargo, por un par de horas finales faltas de inspiración con toneladas de enemigos sin mucho sentido y sobre todo, que cuenta con unos ingredientes que podían haber dado un resultado un poco más ambicioso. A quienes les gustará Guerrilla por luchar en espacios abiertos y un mundo con cierta libertad, que sepan que Armageddon es todo lo contrario, y a quienes les guste la acción desenfrenada, directa e intensa, y acabar con cientos de alienígenas de muy distintas maneras sin pensar demasiado, seguro lo disfrutarán mucho.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PS3 PC

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 10/6/2011
  • Desarrollo: Volition
  • Producción: THQ
  • Distribución: THQ
  • Precio: 69,95€
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.33

PUNTÚA
Red Faction: Armageddon para Xbox 360

17 votos

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 10/6/2011
  • Desarrollo: Volition
  • Producción: THQ
  • Distribución: THQ
  • Precio: 69,95€
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.48

PUNTÚA
Red Faction: Armageddon para PlayStation 3

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 10/6/2011
  • Desarrollo: Volition
  • Producción: THQ
  • Distribución: THQ
  • Precio: 49,95 €
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.74

PUNTÚA
Red Faction: Armageddon para Ordenador

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir