Análisis de Ghost Recon: Future Soldier (Xbox 360, PC, PS3)

La saga Ghost Recon vuelve con la guerra del futuro en un juego de acción en tercera persona con grandes modos multijugador pero sin descuidar una interesante campaña hasta para cuatro jugadores.
Ghost Recon: Future Soldier
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
NOTA
8.4
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones Xbox 360, PC y PS3.

La serie arrancó en 2001 con Tom Clancy's Ghost Recon, un spin-off de Rainbow Six que a diferencia de los otros juegos de esta saga, no se basaba en ninguno de los libros del famoso escritor norteamericano. Acción táctica en tercera persona que poco a poco fue creciendo como saga independiente y que llegó a igualar en relevancia a Rainbow Six, con casi el mismo número de juegos y protagonismo.

Varias continuaciones y expansiones de Ghost Recon para todo tipo de ordenadores y consolas, hasta debutar en 2006 en la actual generación y más concretamente en Xbox 360 con el genial Ghost Recon Advanced Warfighter, uno de los mejores títulos en los primeros tiempos de la consola de Microsoft. Apenas un año después llegaría la segunda parte, un juego al menos igual de bueno, o incluso mejor para muchos, pero que no tuvo el impacto de la primera entrega, ya que era muy continuista y perdía el factor sorpresa.

A principios de 2010 fue anunciado Ghost Recon: Future Soldier, una subsaga dentro de la serie Ghost Recon que estaría orientada a la tecnología punta y las armas más modernas, y que finalmente ha tenido un desarrollo cuanto menos complicado, con varios retrasos y rumores de cancelación, pero que por fin este próximo jueves estará en las tiendas. ¿A merecido la pena la espera? Pues depende de lo que esperarais, y no vamos a decir si es mejor o peor que los anteriores Advanced Warfighter, algo muy subjetivo, o entrar a criticar que se haya "casualizado" un poco la saga, haciéndola más accesible, lo que no nos parece mal.

PUBLICIDAD

Acción en tercera persona con toques tácticos, momentos de sigilo e infiltración, otros de acción frenética, unos muy buenos modos multijugador, y una campaña cooperativa para cuatro jugadores que se disfruta mucho, tanto jugando solos como en compañía. Han conseguido retratar de una manera divertida y en cierta manera realista cómo será la guerra del futuro, sin incluir demasiadas "fantasmadas" o cosas que nos rechinen, y toda la tecnología que presenta es muy factible y creíble para un futuro próximo. Además se usa muy inteligentemente en la jugabilidad, y la campaña invita a seguir jugando una misión tras otra aunque sea por probar el nuevo "cacharro" tecnológico que pondrán en nuestras manos.

Casi como si fuera un enorme tutorial, en cada nueva misión de las doce que conforman la campaña nos van proporcionando nuevos gadget, que el propio desarrollo de la misión se encarga de que lo tengamos que explotar a fondo. Visión de rayos- X con la que podemos ver a los enemigos a través de las paredes y otros objetos, un UAV - vehículo aéreo no tripulado-, que sirve para hacer incursiones en territorio enemigo y ver donde están situadas las distintas amenazas, el sensor que detecta la posición de los enemigos, las granadas cegadoras, de pulso electromagnético, visión nocturna y hasta un pequeño robot –Warhound- que controlamos a distancia y con el que causamos estragos, quizás el ingenio más fantástico de todo el juego pero protagoniza una de las misiones más espectaculares.

A partir de la séptima u octava misión se cierra el grifo de la nueva tecnología, y la campaña se vuelve menos lineal y pasillera y sí mucho más táctica y abierta. Seguro que a los fans de anteriores Ghost Recon las primeras misiones no les gustan del todo, un tanto "callofdutyzadas", con escenas espectaculares, tiroteos masivos y huidas desesperadas, pero hay que ser pacientes porque la jugabilidad Ghost Recon tal y como la conocíamos acaba llegando. Una de sus virtudes es que es muy variado, en una misma misión podemos tener momentos de sigilo e infiltración, otros de acción directa, disparar con una ametralladora desde un helicóptero en secuencias "sobre raíles", escoltar a un testigo mientras huimos, y todo esto mientras usamos distintos aparatos del futuro.

Una campaña con doce misiones de una duración aceptable, con la típica historia que no merece la pena comentar, pero que al menos nos lleva por misiones alrededor de todo el mundo y en escenarios muy distintos entre sí, como Bolivia, Nigeria, Pakistán, Rusia o Georgia. Dura alrededor de unas diez horas, pero la experiencia y la duración cambia bastante dependiendo de si jugamos solos o en cooperativo con otras personas. El control es el clásico del género, con un aceptable sistema de coberturas que innova un poco. Si estás a cubierto puedes mirar hacia otra cobertura y un círculo aparecerá en esa posición. Si dejas el botón de correr/cobertura pulsado, el personaje se desplazará allí de manera automática. Un atajo que no cambia la jugabilidad, que no desequilibra ni vuelve el juego más fácil, pero que resulta cómodo y útil, y no nos importaría verlo en otros títulos. Luego hay otras peculiaridades, como el poder ordenar al resto de miembros de nuestro equipo que marquen a los objetivos que queramos y los ejecuten, con el disparo sincronizado, muy protagonista.

 1

Ya sea con el UAV volador, o apuntando nosotros mismos, podemos marcar hasta un máximo de cuatro enemigos, que aparecen en la parte superior de la pantalla indicando si están en el punto de mira o no. Cuando nosotros disparemos a nuestro objetivo, los otros tres miembros del equipo dispararán a los suyos. Si solo marcamos a tres enemigos, no tendremos ni que disparar nosotros, y bastará con dejar un botón pulsado para que los compañeros acaben con los tres blancos. Esto hace que si somos lo suficientemente cuidadosos, y planeamos bien los ataques, podemos ir barriendo algunos escenarios sin dar la voz de alarma, y sin ni siquiera pegar un solo tiro. De hecho nos hemos pasado alguna misión de esta manera, en plan jefe de escuadrón ordenando matar los distintos objetos, sin que nosotros peguemos un solo tiro, lo que nos ha parecido curioso y entretenido.

Hay misiones de sigilo que no permiten que demos la alarma, o acabarán al instante, muy interesantes, y en otras podremos dar la alarma pero si lo hacemos la situación se pondrá muy difícil, apareciendo una gran cantidad de enemigos. Este disparo sincronizado también se realiza en el modo cooperativo, pero evidentemente al entrar en juego el factor humano, las cosas cambian y mucho. Sigue el indicador que nos dice si los blancos están siendo apuntados y los cuatro miembros del equipo los tienen a tiro, pero es más difícil ponerse de acuerdo entre varias personas. De hecho una de las misiones más avanzadas del juego la jugamos en su día en modo cooperativo, y ahora para esta versión de manera individual, y es enorme la diferencia que se produce, siendo mucho más fácil jugar solos que acompañados, aunque también mucho menos divertido. Esto se debe sobre todo a que la IA aliada cuando controla al resto de miembros del equipo es muy competente.

 2

Por ello recomendamos que si pensáis jugar solos la campaña, lo hagáis en el modo difícil, Élite, ya que en el nivel normal, Veterano, es un paseo. Los compañeros nos ayudan demasiado y el juego es muy permisivo en las secciones de sigilo. La cooperación del equipo también se representa en curarse cuando caemos heridos, con un tiempo límite y un máximo de dos "resucitaciones", y podemos pedir a los compañeros marcando a un enemigo que concentren el fuego en él, ya sea porque te están conteniendo o porque quieres acabar con un rival muy peligroso. No hay órdenes en plan "ven aquí" o "ve allí" y tampoco las echamos en falta, ya que podemos decidir que nuestros compañeros acaben con un blanco concreto o disparen a un enemigo que nos está tocando las narices, lo que nos parece suficiente ayuda.

De hecho a los amantes de los juegos de acción sin complicaciones tipo Gears of War o Call of Duty, y que nunca han querido intentarlo con un Ghost Recon, por ser más pausado y táctico, y aparentemente más complicado, les recomendamos que prueben Future Soldier, ya que es una buena experiencia a medio camino entre la acción directa y la táctica. Esto para los que busquen una experiencia muy estratégica y compleja les puede decepcionar, ya que no es tan realista o complicado como anteriores Ghost Recon y Rainbow Six, pero dudamos que no os divierta una campaña que es tan entretenida, con grandes momentos de acción, un buen diseño de niveles, y en definitiva que vicia e invita a seguir jugando. Con una experiencia muy diferente si la jugamos solos o acompañados, que casi merece la pena vivirla de las dos maneras.

Los tiroteos son satisfactorios, con coberturas destruibles, o la posibilidad de disparar a través de ciertos materiales como la madera, y hay una gran cantidad de armas y una enorme personalización de estas. Vamos desbloqueando nuevo armamento y mejoras con el paso de las misiones si cumplimos determinados desafíos en cada misión, lo que añade un factor de rejugabilidad, pero la tan promocionada personalización de las armas, que hay que admitir es espectacular en su representación visual y lo completa que es, pudiendo modificar multitud de piezas –óptica, pintura, gatillo, cargador, bajo cañón, sistema de gases, lateral, boca, culata-, se queda finalmente en algo anecdótico que no influye demasiado en la jugabilidad de la campaña, pero que en el multijugador es otro cantar. Podremos dedicarle tiempo si queremos, pero también podremos pasar olímpicamente de esta faceta y no pasará nada, lo que está bien.

Para un jugador además de la campaña también tenemos el modo Guerrilla, que se puede jugar a pantalla partida desde la misma consola entre dos jugadores –a diferencia de la campaña y el resto de modos, que no se puede-, o con cuatro jugadores a través de internet, o solos, literalmente, con un único soldado. Dependiendo del número de jugadores, se ajustará la dificultad y la cantidad de enemigos. Una especie de modo horda, para que lo entendáis, en el que en cinco mapas distintos el objetivo es tomar el cuartel enemigo y después defenderlo de sucesivas oleadas, hasta un máximo de 50. Entre oleadas podemos cambiar de arma, conseguir munición, granadas, minas y otros dispositivos, y cada diez oleadas tienes que tomar otro cuartel.

Si te matan en alguna de las rondas no tendrás que empezar desde el principio, y puedes continuar, pero si sobrevives ciertos número de oleadas seguidas consigues rachas de oleada. Radar –todos los enemigos aparecen en tu radar-, invisibilidad total –tu personaje será prácticamente invisible-, misil –controlas un misil guiado de efectos devastadores-, torretas –que no necesitan presentación-, o el clásico ataque aéreo. Cada enemigo abatido concede una puntuación según su dificultad –en las primeras diez oleadas 50 puntos, luego 100, etc.- y esta puntuación se multiplica según haya muerto el enemigo. Un tiro en la cabeza vale por dos, cuerpo a cuerpo por cuatro, sincronizado por tres, etcétera, y hasta podemos realizar combos si enlazamos varias muertes seguidas. Así que aunque es un modo totalmente cooperativo, nos podemos picar para conseguir más puntos que nuestros compañeros.

Un aseguramos de Guerrilla vicia y mucho, y es muy emocionante. Al principio solo tendremos que combatir simples soldados, luego aparecerán francotiradores, otros con escudo, y acabarán llegando hasta tanques. En las rondas finales y con todo tipo de amenazas, la tensión es tremenda y hay que organizarse muy bien para salir victoriosos. Entre rondas hay que preparar bien el terreno colocando minas, y el juego en equipo es esencial. Un modo que junto a unos amigos es divertidísimo.

Un multijugador a la altura

Y después de disfrutar de las satisfactoria campaña –o quizás antes-, y el excelente Guerrilla, están los modos multijugador competitivos, que para muchos jugadores serán seguro lo más importante del juego, y a lo que más horas dedicarán. Ya pudisteis probar dos de sus modos gracias a la enorme cantidad de códigos para la beta que regalamos aquí en Vandal, y haceros una idea muy aproximada de cómo es este multijugador hasta para doce jugadores.

Para empezar tenemos tres clases de personajes: explorador –cuenta con camuflaje óptico que se activa al estar inmóvil, usa rifles francotirador y SMG-, ingeniero –cuenta con la habilidad Detector, que le avisa cuando los enemigos lo están apuntado, y usa escopetas y fusiles-, y fusilero –gracias a su blindaje resiste más impactos en el torso, y utiliza fusiles de asalto y ametralladoras ligeras-. Si conseguimos llegar en cada una de las clases a nivel 50, desbloquearemos otras tres clases avanzadas.

Adquirimos experiencia, subimos de nivel, desbloqueamos nuevas apariencias, y si comentamos que la personalización de las armas en la campaña no es demasiado importante, en el multijugador sí merece que le prestemos algo de atención, con unas enormes opciones de personalización. Algunas decisivas, por ejemplo al cambiar un gatillo podemos disparar ráfagas de tres disparos en lugar de uno.

En total tenemos cuatro modos de juego, todos por equipos. En Conflicto se ubican objetivos aleatoriamente – matar a un jugador determinado, conquistar zonas y defenderlas, etc.-, y al completar estos objetivos conseguimos puntos para el equipo, alguno proporcionado una recompensa. En Señuelo el equipo atacante tiene tres objetivos, dos de los cuales son trampas en forma de señuelo. Al completar el objetivo real se revela la ubicación del objetivo final, y si se completa este se consigue la victoria, ganando los defensores si detienen a los atacantes, alternándose los equipos entre los dos papeles hasta que uno gane dos rondas. En Asedio no hay reapariciones, un equipo defiende el objetivo y el otro tiene que completarlo o eliminar a todo el equipo defensor. Los defensores ganan si se acaba el tiempo o si eliminan a los atacantes. Y por último Sabotaje, en el que hay una bomba en el centro del mapa, y los equipos luchan por hacerse con ella, llevarla a la base del rival y detonarla.

 3

Como veis no hay modos clásicos como el todos contra todos lo que es una declaración de intenciones. Estamos ante un multijugador en el que lo importante es jugar en equipo y cooperar, no siendo importante el número de bajas, y sí más realizar acciones como defender, capturar, etcétera, lo que reflejan muy bien los puntos de experiencia. Esto no es ni un Call of Duty ni un Battlefield, tiene su propia personalidad, y cuánto se agradece. Un total de diez mapas, con un buen diseño, y unos combates que encantarán a los amantes de la cooperación y la estrategia, muy disfrutable si se tiene un grupo de amigos con los que jugar habitualmente. Ha acertado de pleno Ubisoft intentando alejarse de la tendencia en los últimos tiempos de los juegos de acción, y quien esté cansado del clásico multijugador debería probar este, ya que estamos ante algo distinto e incluso fresco.

En el apartado técnico, estamos ante un juego que hace dos o tres años podría haber sido muy competente, pero al que hoy en día se le ven un poco las vergüenzas, como si estuviera un poco desfasado en múltiples aspectos. Texturas bastante malas, animaciones muy corrientes, y un escenario con el que apenas podemos interactuar. Nos encanta cuando disparamos a una cobertura de madera y se rompe, o un muro, pero esto no pasa siempre, y hay momentos ridículos como encontrar tiradas en el suelo unas sandías y que al dispararlas resulten ser de acero, entre otros detalles.

 4

Pero a pesar de que técnicamente no sea una maravilla, sí tiene una dirección artística destacable, y juega sus mayores bazas en la ambientación. Ciudades que parecen más o menos reales con civiles que tenemos que evitar matar y muy detalladas, una gran variedad de entornos, desde África a Rusia, bastante creíbles, y lo que es muy importante, una tasa de imágenes muy robusta, que no juega malas pasadas. La dirección cinematográfica nos gusta mucho, al estilo cámara en mano, y las cinemáticas son un poco discretas, y en general hay detalles que dan la sensación de haberse quedado viejos, seguramente fruto de su largo desarrollo, con aspectos que se ven actuales, y otros de hace unos años. Pero insistimos, visualmente en general cumple, y tiene momentos notables y resultones, más allá del puro análisis técnico.

Respecto al sonido la banda sonora la pone el grupo británico de música electrónica Hybrid, con experiencia previa en el mundo del cine, y que ahora debutan en los videojuegos. Sonidos electrónicos con los que se ha intentado transmitir la guerra del futuro, y que pueden gustar más o menos, pero le dan al apartado musical bastante personalidad, lejos de las típicas bandas sonoras de juegos de guerra a las que no llegas a prestar atención. Las voces están en castellano, y como en casi todos los títulos de Ubisoft, se ha hecho un buen trabajo, y sobre todo, se agradece bastante en el caso de la campaña.

Un gran juego de acción bélica y táctica

Tras un desarrollo largo y complicado, Ghost Recon: Future Soldier ha acabado siendo un muy buen juego de acción en tercera persona. Recomendado para quienes estén cansados de la acción frenética de otros títulos como Gears of War, o de los clásicos títulos bélicos como Call of Duty. Quizás no sea el sesudo y complejo Ghost Recon que algunos recordaban o esperaban, pero tampoco se ha "vendido" o "casualizado" en exceso. Es más accesible sí, sobre todo en su modo campaña, pero basta dedicarle unas cuantas horas a su multijugador para comprobar que es bastante profundo y sobre todo tiene mucha personalidad, siendo una propuesta casi única en los últimos años.

 5

Una campaña muy interesante, cooperativa para cuatro jugadores con divertidísimos gadget y una gran variedad de situaciones, un completo modo Guerrilla, y un multijugador para meses, hacen de este un producto muy completo, totalmente recomendable para los que quieren jugar en equipo y buscan una propuesta más táctica y estratégica que de costumbre, sin ser excesivamente realista. Sabemos que algunos estáis un poco cansados de tanto tiro, pero Future Soldier es algo diferente y merece una oportunidad.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PS3 PC

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.4
  • Fecha de lanzamiento: Mayo 2012
  • Desarrollo: Ubisoft
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
Ghost Recon: Future Soldier para Xbox 360

73 votos

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.4
  • Fecha de lanzamiento: Mayo 2012
  • Desarrollo: Ubisoft
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.45

PUNTÚA
Ghost Recon: Future Soldier para PlayStation 3

46 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2012
  • Desarrollo: Ubisoft
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.82

PUNTÚA
Ghost Recon: Future Soldier para Ordenador

26 votos
#183 en el ranking de Ordenador.
#201 en el ranking global.
Flecha subir