Análisis de Doom XBLA (Xbox 360)

El clásico de siempre se vuelve a lanzar en Xbox Live Arcade con una conversión que podría haber dado más de sí.
Doom XBLA
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Xbox 360.

Nota: Doom fue retirado de Xbox Live Arcade en octubre de 2010. Hace unos días, el 18 de enero de 2012, fue relanzado por Bethesda.

En 1993 John Carmack y su equipo de id Software nos dejaron boquiabiertos con Doom, un juego de acción en primera persona que llegó cuando el género estaba todavía en pañales y nos intentábamos recuperar del impacto que supuso el clásico Wolfestein 3D. Este peculiar viaje al infierno del que fuimos partícipes hace ya casi dos décadas popularizó este tipo de juegos de tal forma que a día de hoy resulta imposible entender su auge y éxito sin Doom. Tras haber recibido innumerables conversiones a todos los tipos de plataformas imaginables y mods de todos los tipos y colores, Xbox Live vuelve a recibir el título original de la saga unos años después de que fuera retirado del bazar.

De vuelta a los infiernos

A pesar de ser uno de los precursores del género, Doom tiene poco o nada que ver con lo que estamos habituados a ver hoy en día. Los juegos de acción en primera persona han evolucionado muchísimo a lo largo de los años y a primera vista puede parecer un título tremendamente simple debido a lo limitado de su jugabilidad. Sólo podremos movernos, esprintar, mirar hacia los lados, cambiar de arma y disparar. Por tanto, no podremos apuntar hacia arriba o hacia abajo y tampoco tendremos la opción de saltar. Así que, por ejemplo, para apuntar a los enemigos que estén en posiciones elevadas nos bastará con tener el arma apuntando hacia su dirección.

PUBLICIDAD

Actualmente, este sistema de apuntado puede resultar muy extraño, pero debido a su simpleza apenas tardaremos en acostumbrarnos a él. Pero donde Doom muestra sus verdaderas armas es con su genial diseño de niveles. Olvidaos de pasillos donde avanzar en línea recta pegando tiros a la espera de que salte algún tipo de script, en este juego cada nivel es un auténtico laberinto plagado de enemigos que no dudarán en asaltarnos para pillarnos desprevenidos en cuanto tengan la oportunidad.

La exploración y la memorización será fundamental. Los escenarios se encuentran repletos de áreas secretas, recovecos y atajos, y su diseño nos obligará a estar atentos en todo momento para poder orientarnos. Además, estos se irán modificando según los interruptores que vayamos pulsando o los sitios a los que accedamos, algo que nos hará dar más de un rodeo. Tampoco podemos olvidarnos de las llaves. Podremos encontrarlas de tres colores (roja, azul y amarilla) y serán fundamentales para abrir ciertas puertas y poder seguir avanzando.

Otra característica de su jugabilidad que se ha perdido hoy en día es su sistema de salud. Aquí no recuperaremos vida cuando no recibamos daño. Tendremos un medidor de salud que irá disminuyendo con cada impacto que suframos. Para recuperarnos tendremos que encontrar diversos botiquines repartidos por todo el escenario y que dependiendo de su tamaño nos curarán más o menos. Además de estos botiquines, podremos encontrar armaduras que nos rellenarán un medidor secundario que también irá bajando cuando suframos daño, pero que amortiguará la cantidad de vida perdida. Este sistema consigue algo darle algo de estrategia al juego y sacar partido de su diseño de niveles, ya que en muchas ocasiones dejaremos botiquines sin coger y memorizaremos su localización para hacerlo más tarde según nos convenga.

 1

En cuanto a los enemigos que nos encontraremos, dada la época en la que se creó el título, no esperéis complejas rutinas en sus comportamientos o una Inteligencia Artificial de quitarse el sombrero. Aquí la única estrategia que conocen es la de venir hacia nosotros de frente atacándonos con todo lo que tengan, aunque esto no significa tampoco que vaya a ser un paseo, ya que suelen ser bastante duros y por lo normal nos atacarán en gran número. Tendremos cinco niveles de dificultad para escoger el que más se adapte a nuestro nivel de habilidad.

Para matar a estas hordas infernales será necesario un buen arsenal de armas y en este caso no será una excepción. A nuestra disposición tendremos una pistola, unos nudillos de hierro, una escopeta, una metralleta, un lanzacohetes, un rifle de plasma, la mítica motosierra y la poderosa BFG 9000. Algo a señalar es que podremos llevarlas todas a la vez (aunque hay algunas que se sustituyen por armas equivalentes más poderosas), por lo que no se nos limitará a solo dos o tres armas. Saber cuándo usar cada una será clave para nuestro avance, algo que choca un poco con el sistema que tendremos para cambiar de una a otra. En esta ocasión tendremos que ir pasando una por una hasta llegar a la que deseemos, sin poder escoger directamente la que queramos, algo que nos limita bastante a la hora de adaptarnos a las situaciones que se nos plantearán al obligarnos a perder varios segundos que pueden ser vitales buscando el arma deseada.

 2

Otro elemento característico de aquel entonces que encontramos en Doom, es la existencia de objetos potenciadores, que durante un periodo de tiempo limitado nos darán diversas ventajas, como ver en zonas oscuras o la posibilidad de andar sobre ácido sin hacernos daño. Suelen estar bastante ocultos, por lo que se nos pedirá explorar bastante para hacernos con ellos y poder disfrutar de sus ventajas.

Hay que señalar que esta versión se basa en The Ultimate Doom, la versión extendida del juego original para PC que incluía un cuarto capítulo con nueve niveles extras. El título en sí no es especialmente largo, por lo que podremos completarlo en unas 6 o 7 horas, dependiendo de nuestro nivel de habilidad y de nuestro sentido de la orientación. Para alargar su duración tenemos varios modos multijugador, tanto cooperativo como competitivo. Las opciones son bastante limitadas, aunque hay que agradecer la posibilidad de jugar a pantalla partida con hasta cuatro amigos, algo especialmente divertido en el modo cooperativo, donde el fuego amigo está presente y cada uno podrá explorar los niveles a su gusto. Donde hace aguas por todos lados en este aspecto es en su desastroso online, donde el lag y las ralentizaciones están a la orden del día, convirtiendo a este modo en algo injugable y a evitar.

Una conversión poco trabajada

En 1993, cuando salió a la venta originalmente para PC, se convirtió automáticamente en todo un referente gráfico y que obligó a más de uno a actualizar sus equipos para poderlo jugar. Escenarios complejos, personajes definidos, una calidad en las animaciones nunca antes vistas, etc. Sin embargo, después de casi 20 años, Doom ha envejecido bastante mal en este aspecto, con enormes píxeles asaltando a nuestro televisor constantemente, animaciones que definitivamente ya no son lo que eran y unos gráficos que en definitiva, son herederos de sus tiempo, convirtiéndose así en el apartado más perjudicado por el paso de los años de todo el conjunto.

En cuanto a la conversión que se ha realizado, nos damos cuenta que está bastante carente de opciones. A pesar de que tiene soporte para visualizar el juego en alta definición, el filtro usado no es todo lo efectivo que debería. Tampoco se han adaptado los gráficos para las pantallas panorámicas y únicamente podremos agrandar o empequeñecer la imagen, algo que no recomendamos tocar demasiado, ya que si la agrandamos los píxeles se harán mucho más notables. Otra opción que se echa en falta es la posibilidad de configurar los controles a nuestro gusto, ya que no se ha incluido.

Al menos el sonido ha salido mejor parado. Que nadie se espere composiciones épicas y orquestales. Aquí lo que tenemos son melodías en MIDI que siguen funcionando igual de bien que antaño y una serie de sonidos ambientales, gruñidos y gritos que no desentonan con lo que veremos.

 3

Conclusiones

Doom supone por un precio bastante económico un buen viaje de regreso al pasado que agradará a todos los nostálgicos que añoran una época en la que no existía regeneración automática de salud y donde la exploración de los niveles era una parte fundamental de la jugabilidad. Se trata de una nueva oportunidad de revivir todo un clásico y al que muchos de los juegos de hoy en día deben su existencia. Una obra que marcó un antes y un después en esta industria. Sin embargo, la pobre conversión que se ha realizado, lo mal que ha envejecido en algunos aspectos y el desastroso online del que hace gala, hará que el resto de jugadores se lo piensen dos veces antes de hacerse con él.

Carlos Leiva
Redactor
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Lysfanga: The Time Shift Warrior - Análisis
Lysfanga: The Time Shift Warrior - Análisis
Análisis
2024-02-26 16:26:00
Un ‘hack and slash’ innovador, desbordante de ideas y que, con los poderes de copia de su protagonista, convierte cada combate en un puzle.
My Time at Sandrock - Análisis
My Time at Sandrock - Análisis
Análisis
2024-02-25 10:32:00
Después de triunfar con My Time at Portia, Pathea Games da el salto al desierto para ofrecer una nueva y simpática aventura con mucho corazón pero también ciertas flaquezas.
Ultros - Análisis
Ultros - Análisis
Análisis
2024-02-23 16:53:00
Dos de los géneros favoritos de los estudios independientes se dan la mano en este juego que no sólo derrocha personalidad en lo visual, sino que también sabe introducir ideas muy interesantes.
Skull and Bones - Análisis
Skull and Bones - Análisis
Análisis
2024-02-23 10:25:00
El MMO de piratería sale a la venta tras un desarrollo complicado. ¿Cumple las expectativas el proyecto de Ubisoft?
Final Fantasy VII Rebirth - Análisis
Final Fantasy VII Rebirth - Análisis
Análisis
2024-02-22 15:00:00
Final Fantasy VII vuelve a renacer con la segunda entrega de su remake, una aventura descomunal, ambiciosa, muy bien diseñada y emotiva que hace justicia al clásico y devuelve a la saga a sus días de gloria.
Anomaly Agent - Análisis
Anomaly Agent - Análisis
Análisis
2024-02-20 10:30:00
Phew Phew Games presentan al Agente 70 y la peculiar historia de cómo el mundo casi se va al traste justo antes de consumar su más que merecido ascenso.
PEGI +16
Plataformas:
Xbox 360 PC PS One Game Boy Advance
También en: Switch XBOne PS4

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
7.21

Doom (1993) XBLA para Xbox 360

12 votos

Ficha técnica de la versión PC

COMUNIDAD
8.64

Doom (1993) para Ordenador

13 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.

Ficha técnica de la versión PS One

COMUNIDAD
6.93

Doom (1993) para PS One

16 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

COMUNIDAD
7.19

Doom (1993) para Game Boy Advance

16 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.
Flecha subir