Análisis de Burnout Crash! XBLA (Xbox 360, PS3)

Accidentes, destrozos y música ochentera, Criterion prueba suerte en las plataformas descargables con un divertido juego.
Burnout Crash! XBLA
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones Xbox 360 y PS3.

Los británicos Criterion Games, aunque llevaban dando guerra en esto desde 1996, saltaron a la fama en 2001 con el genial Burnout. Un juego de coches frenético que llegó a PlayStation 2, Nintendo GameCube y Xbox y que se convirtió en estándar de cómo hacer un arcade de velocidad. La saga no dejó de mejorar entrega tras entrega: Burnout 2: Point of Impact, Burnout 3: Takedown, Burnout Revenge hasta llegar a la actual generación de consolas con Burnout Paradise. Aunque una de las características más llamativas de la primera entrega eran sus espectaculares accidentes, no fue hasta las siguientes secuelas cuando los choques entre vehículos fueron ganando protagonismo.

En Burnout 2 apareció por primera vez el divertido modo Crash, en el que nos desafiaban a chocar contra el tráfico y causar los destrozos más caros posibles. La accidentes se fueron mejorando entrega tras entrega, siendo cada vez más espectaculares e importantes en la jugabilidad, pero es ahora, casi diez años después de la aparición de este modo, cuando Criterion ha decidido realizar un juego titulado Burnout Crash!, basado al 100% en los accidentes y la destrucción.

No fueron pocos los que se sorprendieron cuando se anunció este juego, un título descargable para Xbox Live y PlayStation Network en el que desde una perspectiva aérea tendríamos que causar accidentes, "una mezcla alocada de pinball y espectáculo", como describieron sus creadores. Tras el excelente Need for Speed: Hot Pursuit, muchos estamos ansiosos por saber qué es lo nuevo que Criterion se trae entre manos, pero de momento y hasta que tengamos noticias, os vamos a contar qué tal les ha quedado su primer juego exclusivo para la distribución digital.

PUBLICIDAD

La jugabilidad de Burnout Crash! es extremadamente sencilla, lo que en muchos casos, y cuando se realiza con acierto, suele estar relacionado directamente con la diversión: directa y sin complicaciones. Dos botones, uno para mover el vehículo y otro para activar el crashbreaker –lo que hace explotar nuestro coche-, y lanzarnos como locos a un cruce de carreteras dispuestos a causar el caos, eso es todo lo que tendremos que hacer. A lo largo de seis escenarios, divididos en tres intersecciones cada uno, y con tres eventos distintos para disfrutar, lo que hace un total de 54 pruebas.

Antes de comenzar una prueba vemos sus cinco objetivos, que nos proporcionarán una estrella cada uno en caso de ser realizados, y después elegimos el vehículo que deseemos, entre un total de siete, pero que tenemos que ir desbloqueando poco a poco. Un deportivo, un buggy, un 4X4, una furgoneta y hasta un camión de la basura, que cuentan con distintas características, medidas en su potencia al explotar y su capacidad de maniobra después de hacerlo. Tendremos que dirigir nuestro coche hasta la intersección donde se desarrollará la acción y causar nuestro primer accidente, una vez hecho esto, nuestra barra de crashbreaker se rellenará, la activaremos, explotaremos, y comenzará la fiesta de caos y destrucción.

 1

El objetivo básico en los tres modos de juego es conseguir la mayor cantidad de puntos posibles –son daños económicos causados-, aunque con matices. El modo principal y el que tenemos que superar para seguir avanzando y que se desbloqueen los otros dos modos de cada intersección es Road Trip. En este tenemos que bloquear el cruce de carreteras de la mejor forma posible, para que no se escape ningún coche, ya que contamos con cinco "vidas", y si se escapan cinco coches se acabará la partida. Como ayuda contamos con unas flechas que nos indican por dónde van a aparecer los siguientes coches, e incluso algunos nos marcan con el intermitente hacia dónde van a girar en la siguiente intersección.

Mientras estamos evitando que no se escape nadie, tenemos que realizar los mayores daños posibles, tanto en vehículos como en edificios y demás mobiliario urbano, para conseguir puntos o destrozos valorados en dólares. Todos los elementos del escenario, móviles o no, cuentan con una resistencia, como una barra de vida, que en el caso de los coches cuando llega a cero arden y explotan. Evidentemente, esta resistencia no es igual en un coche que en un camión, o por ejemplo un edificio de gran tamaño, a los que cuesta derribar pero que en caso de hacerlo nos premian con muchos puntos.

 2

Cuantos más destrozos realizamos, más rápido se carga la barra de crashbreaker, y más veces podemos seguir explotando, lo que degenera en un divertido círculo vicioso de más y más explosiones. En este modo vemos una barra en la parte superior que cuando se rellena, ocurre un evento. Una bulldozer que si destrozamos nos darán muchos puntos, pero que es difícil, un camión de los helados al que si derrotamos congelamos el resto del tráfico, un camión cisterna que causa una terrible explosión, etcétera. En todas las fases de Road Trip hay un evento especial, que termina con la partida. Dependiendo de las vidas o coches que no se nos hayan escapado, este será más o menos fuerte, y son bastante sorprendentes y divertidos. Un tornado, un accidente de avión, un tsunami, una bestia gigante o un meteorito, que destrozan todo lo que haya en pantalla proporcionándonos gran cantidad de puntos.

 3

Una vez superada la prueba Road Trip de cada intersección, desbloqueamos Rush Hour y Pile Up. En la primera disponemos de 90 segundos para causar tanto daño como sea posible, teniendo que estar atentos a los camiones de pizza, que si destrozamos, activamos diferentes eventos aleatorios, como tráfico ralentizado, un agujero en medio del escenario que se lo traga todo, puntos multiplicados por tres, y otras ventajas, o inconvenientes. En Pile Up debemos causar el accidente más caro con una cantidad de tráfico limitada, activándose al final el modo inferno, en el que tenemos que ir quemando distintos elementos para que la partida no se acabe.

En las 54 pruebas el objetivo es conseguir cada una de las cinco estrellas: consigue 20 millones de dólares en destrozos, 30, 50, activa el superespecial, haz determinado combo y otros objetivos más peculiares. Un total de 270 estrellas por conseguir, que según vamos reuniendo nos dan acceso a nuevos vehículos y desbloquean el acceso a nuevas fases. En caso de picarnos para obtenerlas todas, la cosa no será fácil y tendremos por delante unas cuantas horas frente a la consola, entrando en juego nuestra habilidad pero también la suerte.

 4

Como dijeron acertadamente sus creadores, "una mezcla alocada de pinball y espectáculo", ya que aunque influyen nuestras dotes estratégicas a la hora de elegir el momento de explotar, y el decidir hacia dónde dirigimos el coche después de hacerlo, hay un factor de aleatoriedad bastante grande, debido a las impredecibles explosiones en cadena. Por eso al igual que en un pinball, influye nuestra habilidad, pero también la suerte. Al principio te picas bastante, por lo directa, desenfada y entretenida que resulta la propuesta, y siempre quieres conseguir más y más puntos. Eso sí, no soporta muy bien largas sesiones de juego, y tras la sorpresa inicial, se vuelve un poco monótono.

Para alargar más si cabe la vida del juego, se ha introducido la función Autolog que ya estaba presente en Need for Speed: Hot Pursuit, pero se ha hecho de una manera un tanto discutible. Nos gusta el Autolog, es una gran idea para picarnos con nuestros amigos, viendo sus puntos comparados con nosotros, sus últimas proezas y la posibilidad de desafiarnos. Pero esto no debería significar que desaparezcan los marcadores y rankings online para competir con el resto de usuarios de la plataforma en la que estemos jugando, ya sea en Xbox Live o PlayStation Network. ¿Qué pasa si no tenemos amigos que tengan el juego? Pues que no podremos comparar nuestros puntos con nadie, sin duda un error y que esperamos Criterion rectifique con algún parche.

También carece de multijugador, tanto local como online, lo que parece un poco raro dado el carácter arcade del juego. No sabemos cómo se podría haber implementado, pero se nos ocurre, por ejemplo, dos coches causando destrozos en una misma intersección, lo que podría ser muy divertido. Eso sí, en la versión para Xbox 360 se incluye un modo único compatible con Kinect, titulado Kinect Party.

Este se trata de un modo multijugador para dos equipos en el que en diferentes rondas competirán por conseguir la mayor cantidad de puntos en cada escenario. Cogiendo un volante imaginario conducimos el coche, dando un paso hacia una de las cuatro direcciones controlamos nuestro coche tras una explosión, y estas se realizan de manera peculiares. Antes de cada ronda, se sortea el escenario y la manera en la que explotaremos. Saltando, realizando un hadouken a la pantalla, dando una patada al aire, o dando palmas. Se supone que este es el gran uso del dispositivo y la gracia del modo, pero la verdad es que no es mucho más divertido que si jugáramos con un mando, y sí mucho más impreciso. Parece que este modo para Kinect está un poco metido con calzador, y su único valor es que resulta ser la única manera de jugar un modo multijugador.

 5

El apartado técnico es modesto pero muy simpático, y las intersecciones están llenas de elementos para destrozar, que pese al caos que se produce en ocasiones en pantalla, no tenemos problemas en ningún momento para seguir la acción. Seis temáticas diferentes basadas en cualquier cruce de carretera de ciudades de los Estados Unidos, y eso sí, mucho colorido. Pero lo que más nos ha gustado sin duda es el sonido.

Además de un alegre y entusiasta locutor que va narrando nuestras hazañas, cantidad de sonidos provocados por el caos de los accidentes, y algunas locuciones que nos ponen sobre aviso del evento especial que va a ocurrir al final de ese nivel –eso sí en inglés subtitulado en castellano-, la música es todo un acierto. Cuando activamos algún evento, y en relación con estos, suenan fragmentos de canciones ochenteras –o noventeras- como Ice, Ice, Baby de Vanilla Ice, Its Raining Men, Gold de Spandau Ballet, siendo prácticamente el tema principal Crash de The Primitives. Usadas con acierto y buen gusto, realzan el tono desenfadado y simpático del título.

 6

Este acercamiento de Criterion a los juegos arcade descargables deja un sabor agridulce. Por un lado es divertido, relativamente original, te consigue picar un cierto tiempo, y está realizado con el buen hacer que siempre ponen en sus obras los británicos. Para pasado el "impacto" inicial, su fórmula se agota rápidamente, y la ausencia de multijugador o de rankings online no es de gran ayuda. Bien hecho, muy simpático, y que cuyo mayor problema quizás no esté en su ejecución, con casi nada que reprochar, sino en su planteamiento inicial, que no da para más. En cualquier caso han acertado con el precio (800 mp y 10 €), y no tenéis más que probar su demo para comprobar si os convence, y saber que lo que os muestre esa demostración, tal cual, es lo mismo que jugareis el resto del juego. Un arcade entretenido y correcto, aunque esperábamos un poquito más de Criterion.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +7
Plataformas:
Xbox 360 PS3

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 20/9/2011
  • Desarrollo: Criterion
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Xbox Live
  • Precio: 800 puntos
  • Jugadores: 1-14
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Autolog
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.25

PUNTÚA
Burnout Crash! XBLA para Xbox 360

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 20/9/2011
  • Desarrollo: Criterion
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: PS Network
  • Precio: 9,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Ránkings
COMUNIDAD
5.97

PUNTÚA
Burnout Crash! PSN para PlayStation 3

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir