Análisis de Super Paper Mario (Wii)

Super Paper Mario: rol, plataformas y otras cosas que surgen en una boda de postín.
Super Paper Mario
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Wii.

Faltan todavía dos meses para que la aventura plataformera de Mario en tres dimensiones, Super Mario Galaxy, llegue a Europa, y está claro que es un juego al que todo seguidor del personaje, y todo buen aficionado, debe seguir la pista. Pero sería un fallo pasar por alto Super Paper Mario, la creación de Intelligent Systems, que combina los elementos de rol y estética de la saga Paper Mario con las plataformas de desarrollo horizontal.

Super Paper Mario fue uno de los últimos proyectos para GameCube, llegando a anunciarse tímidamente durante el E3 de 2006, para ser poco después, trasladado a Wii, un movimiento que comercialmente tiene mucho más sentido dada la pujanza en el mercado de la nueva consola de Nintendo, frente a los resultados estancados de su antecesora.



Las virtudes de este juego van a ser, en esencia, las mismas que se han atribuido tradicionalmente a los plataformas del fontanero, con las virtudes que se han atribuido a los juegos de rol del fontanero: un sentido del humor desbordante, lleno de guiños a él mismo y a sus seguidores, personajes extravagantes, situaciones absurdas y una jugabilidad accesible pero profunda que abre sus posibilidades poco a poco ante el jugador.

La historia nos va a presentar a un nuevo enemigo, el Conde Cenizo, que tiene la aviesa intención de destruir todo mundo habido y por haber, lo que, desde luego, no es algo anómalo en la rutina del Reino Champiñón... salvo porque para llevar a cabo su plan maligno la Princesa Peach y Bowser deben contraer matrimonio. De esa unión, además de unos churumbeles de lo más exótico (suponemos) debe surgir un objeto mágico capaz de traer destrucción a todo el mundo. Mario decide que estaría bien intentar evitar eso, pero en el proceso acaba atrapado en una pequeña aldea interdimensional, con la misión de desbaratar los planes malignos de su nuevo enemigo.

Para lograr ese objetivo, Mario tendrá que conseguir unos corazones puros, hasta ocho, superando las diferentes fases del juego, a las que se accede desde las puertas de la ciudad interdimensional, llamada Villacara, a través de las puertas que hay distribuidas por la zona. Eso sí, el juego en realidad tiene un planteamiento lineal al tener como exigencia conseguir un corazón puro antes de seguir avanzando. Cada mundo está dividido en cuatro zonas, con la última de todas coronada con un enemigo final, como mandan los cánones.

Al desarrollo propio de un plataformas, hay que añadir el componente de aventura que incorporan todos los personajes no jugables que irán apareciendo, combinando tanto nuevos como viejos rostros, además de un plantel de enemigos de lo más cachondo, incluyendo los secuaces directos del Conde Cenizo. La cuestión es que, al final, el juego tiene unas dosis de texto bastante elevadas, siempre manteniendo una tónica desenfadada y llena de humor, por lo que en realidad el componente aventurero va a ser más importante de lo que podría parecer en un primer momento.

En Super Paper Mario, además, Mario no estará solo, ya que poco a poco se irán sumando más personajes, hasta cuatro, tal y como sucedía en Super Mario Bros. 2 (disponible en la Consola Virtual) o, más recientemente, en el remake de Super Mario 64 para Nintendo DS. En esta ocasión el equipo lo formarán Mario, Luigi, Peach y el mismísimo Bowser, cada uno con una habilidad especial, pudiendo cambiar de un personaje a otro con total libertad.



Así, Mario podrá rotar el mundo sobre su propio eje, convirtiendo los entornos 2D del juego en 3D, de manera que se abran nuevos caminos, alcanzar zonas secretas, evitar enemigos, y muchas más posibilidades propias de incorporar esa tercera dimensión a los mundos, en apariciencia, bidimensionales del juego. Esta sorprendente habilidad estará restringida a un medidor que habrá en pantalla; si éste se agota, empezaremos a perder energía. Peach, por su parte, tiene su sombrilla, con la que puede flotar mientras salta, y, también, defenderse de sus enemigos; Luigi es el que salta más alto, pudiendo llegar donde los otros sólo sueñan, y Bowser es el más fuerte –con diferencia- del conjunto, pudiendo además echar fuego por la boca (lo que tiene varias funciones prácticas, como encender velas y, en menor medida, tostar enemigos).



Pero esas variables no serán las únicas a tener en cuenta, ya que en esta aventura les acompañarán unos nuevos seres: las pixls. Son criaturas que iremos recolectando según avancemos en el juego, teniendo cada una una habilidad especial. desde luego, la más destacada es Pisti, que tiene forma de mariposa, y con la que podremos descubrir secretos, además de proporcionarnos información, muy en la línea de las hadas que acompañaron a Link en sus juegos de Nintendo 64, o Goombella en el más reciente Paper Mario: La Puerta Milenaria. Pero Pisti no será la única, ya que nos encontraremos con, por ejemplo, Lanci y Fláquez entre otras. Al igual que con los personajes, podremos cambiar la pixl en cualquier momento, aunque Pisti siempre estará disponible, dadas sus funciones básicas y elementales para el desarrollo del juego.

Aunque las fases, en sí mismas, se construyen sobre la base de un plataformas, los elementos de rol están omnipresentes, obligándonos, así, a interactuar con los personajes que aparecen en el título, abriéndonos el camino a las misiones y objetivos del juego, por un lado, o bien ofrecernos pistas sobre qué hacer y cómo hacerlo. Es más, será posible comprar incluso objetos en las tiendas, consultar a la adivina, y, bueno, aprender a preparar algún que otro plato bien rico. La verdad es que aunque la primera sensación de Villacara es que ésta resulta limitada e incluso anodina, cuando conseguimos rotar los objetos sobre su eje para dar paso a la tercera dimensión, descubrimos que hay mucho que ver en la profundidad del eje Z. Y ése será sólo el principio.



El desarrollo de los niveles es el propio de la saga en su vertiente clásica de desarrollo horizontal, corriendo de un lado a otro, pasando por plataformas, saltando abismos, y consiguiendo poderes, algunos de ellos nuevos y sorprendentes. Y es que si en New Super Mario Bros. descubrimos al Mario gigante, ahora la Mega-estrella nos permitirá descubrir a la versión gigante y retro de nuestros héroes: no, no será una versión pixelada de su diseño actual, sino una versión retro (a partir de los diseños del Super Mario Bros. de NES) de tamaño descomunal. Todo un guiño a los seguidores, y un nuevo poder a tener muy en cuenta. Con todo, la gran novedad en esta vertiente del título es la inclusión de múltiples puzles a lo largo de la aventura, que nos impedirán avanzar, hasta dar con una solución que implicará en muchas ocasiones usar los diversos poderes de los personajes y, también, de las pixls.

En ese contexto se integra también un elemento propio de los juegos de rol: la experiencia. Será importante acumular experiencia para subir el nivel de nuestros personajes, lo que les permite, por ejemplo, multiplicar su obtención de puntos, además de mejorar sus estadísticas para ataques, por ejemplo. El sistema no es muy complejo, pues son puntos compartidos entre los cuatro protagonistas, y a partir de ellos los personajes evolucionan de acuerdo a sus habilidades dadas. Esto nos lleva directamente al sistema de combates: es en tiempo real, pero recibe ciertos elementos de la saga Paper Mario, haciendo, por ejemplo, que los objetos sean importantes (al fin y al cabo, como en todo juego de rol).



Podremos comprar ítems para recuperar vida, mejorar nuestra defensa, o potenciar nuestro ataque, sin ir más lejos. Pero matar a los jefes finales no será sólo saltar sobre su cabeza, o lanzarles fuego con Bowser, ya que nos exigirán ser creativos. Sus rutinas son muy particulares, e incluso en algunos momentos cambian todo el sistema de juego para, por ejemplo, dar un enfrentamiento por turnos al estilo de los juegos de rol japonés más clásicos... o bien optar por un simulador de citas. Está claro que los programadores no tenían complejos y han contado con la libertad suficiente para ofrecer algunos de los combates más originales que nos podemos encontrar en un videojuego. Se puede decir incluso que no hay normas para esas luchas finales, siendo siempre una sorpresa.



Super Paper Mario opta por un sistema de control que parece bastante clásico, al invitarnos a coger el mando remoto de Wii en posición horizontal, es decir, con la cruceta a la izquierda y los botones 1 y 2 a disposición del pulgar derecho, de forma que nos recuerda al mando original de la veterana NES. Nos moveremos, evidentemente, con la cruceta digital, usando el botón 2 para saltar; el botón 1 dará acceso a las pixl, que son elementos esenciales para el juego, como ya hemos explicado. Si pulsamos 1 y 2 al mismo tiempo, iremos a un menú de acceso rápido en el que podremos cambiar de personaje, pixl, y usar objetos, es decir, las opciones básicas necesarias en los momentos de plataformeo y combates. Si queremos un menú más elaborado, tendremos que acceder a él a través del botón más (+), que queda en la zona central del mando. Nos queda, por tanto, una habilidad esencial: rotar los escenarios sobre su eje. Os recordamos que es algo que sólo Mario puede hacer, y para ello tendremos que desplazar el dedo desde la cruceta hasta el botón A. Resulta bastante accesible, y sencillo.

Hay que añadir las funciones de detección de movimiento del mando remoto, ya que el juego nos hará algunas indicaciones, como agitar el mando, sostenerlo de formas determinadas, etc. Todo ello se integra muy bien en todo el planteamiento del juego, incluso cuando nos toca usar sus funciones de puntero para usar a Pisti y las otras pixl, aunque Pisti, insistimos en ello, es de gran importancia dada su función de obtener información y demás hechos relevantes. Y si todo esto nos parece poco, hay que añadir que a lo largo del desarrollo de la aventura nos vamos a encontrar con algunos minijuegos que también usarán las funciones especiales del mando remoto de Wii.



Normalmente, a esos minijuegos y otros elementos del título accedemos a través de las aventuras secundarias, que son bastantes y esconden una buena cantidad de contenido para el jugador, permitiéndonos conseguir recetas, tarjetas, y algunas sorpresas más. Son accesibles a lo largo de la partida, pero si nos hemos dejado algo atrás, una vez hayamos superado el título, siempre podremos volver a los entornos ya explorados para asegurarnos de que conseguimos completar el juego al 100%.

Super Paper Mario nos presenta unos gráficos extraídos de la saga Paper Mario que, la verdad, no han dado ningún salto notable en realidad desde su concepción original para Nintendo 64. En realidad se debe a que, simplemente, no hay mucho camino por explorar en el terreno artístico, y esto tampoco fuerza el técnico. Presenta mejor resolución, un colorido majestuoso, cuidadas animaciones, y desde luego cumple sobradamente con la función de presentarnos un título como éste. De hecho, su calidad artística es muy elevada, con escenarios muy inspirados, diseños de enemigos también sobresalientes, y demás, pero quizás se podría haber buscado la vía de intentar ofrecer algo más espectacular en determinados momentos. Su sencillez, sin embargo, alberga algunas fases de gran belleza, algo que es difícil de encontrar en muchos de los títulos que llegan al mercado. En el campo estrictamente técnico, presenta algunos problemas con la cámara al rotar los escenarios, haciendo que en esos momentos sea difícil, por lo que vemos, saber realizar un buen salto, o atacar a los enemigos.

La música, en cambio, resulta algo más floja, con efectos sonoros que nos parecen reutilizados, de forma general, de anteriores títulos, y las composiciones combinan buenas melodías con otras mucho menos acertadas de acuerdo al nivel marcado por otros juegos de Mario. Desde luego, cumple con su función, pero le falta algo para convertirse en una banda sonora digna de ser recordada, y a nivel técnico tampoco aporta algo especial, con pocas voces, y efectos sonores que en ocasiones son, simplemente, algo flojos.



Conclusiones

Super Paper Mario se presenta como un juego divertido que sabe recoger los elementos más significativos de la saga Paper Mario (combates originales, muchos objetos, y un fuerte sentido del humor) para combinarlos astutamente con las características de un juego de plataformas, haciendo de éste una interesante experiencia en Wii. Su desarrollo presenta algunos altibajos en la curva de dificultad, con algunas fases quizás demasiado centradas en dar vueltas y complicarnos las cosas, forzando algo la mecánica del título. Sus pequeños inconvenientes, sin embargo, no esconden sus grandes virtudes, convirtiendo a este título en uno de los juegos más interesantes que presenta, hasta el momento, el catálogo de Wii.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Género/s: Rol
PEGI +3
Plataformas:
Wii Wii U

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8.6
  • Fecha de lanzamiento: 14/9/2007
  • Desarrollo: Intelligent Systems
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Opción 60Hz: Sí
  • Online: No
COMUNIDAD
7.28

PUNTÚA
Super Paper Mario para Wii

171 votos
#53 en el ranking de Wii.

Ficha técnica de la versión Wii U

  • Fecha de lanzamiento: 11/8/2016
  • Desarrollo: Intelligent Systems
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: eShop
  • Precio: 19,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Super Paper Mario Wii para Wii U

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir