Análisis de Nitrobike (Wii)

Los creadores del clásico Excite Bike 64 se vuelven a subir a las motos, ahora en Wii.
Nitrobike
·
Actualizado: 12:08 22/8/2019
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión Wii.

La carta de presentación de Nitro bike en Wii habla por sí sola, pues el juego viene firmado por Left Field, los creadores del querido Excite Bike 64, de Nintendo 64, e incluye elementos cada vez más importantes como el juego en línea. Está claro que esto resulta de lo más prometedor, y en muchos sentidos el juego puede cumplir con lo que se espera de él.

Los arcades de velocidad cuentan ya con varios representantes en el catálogo de Wii, pero lo ciersto es que posiblemente destaca entre ellos Exctie Truck, uno de los más tempranos títulos de la consola de Nintendo, y con el que podemos encontrar importantes similudes, como el estilo de algunos entornos y diversos planteamientos jugables. Pero pronto descubriremos que este título tiene una personalidad propia.



Lo que vamos a encontrarnos es, en esencia, un juego de velocidad sobre dos ruedas en el que tendremos que realizar piruetas por los aires. El sistema de piruetas se va desvelando como sorprendentemente profundo, aunque con algunas siendo un poco más complejas que lo sería deseable, haciendo que su realización no sea siempre intuitiva y accesible. Todo ello combinado con un desarrollo que nos va a proponer más de cincuenta retos diferentes.

Siguiendo en la línea del ya citado Excite Truck, el juego se controla cogiendo el mando remoto de Wii, sin necesidad de usar el nunchuk, en posición horizontal. De esta manera se consigue un control que nos parece que ha dado buenos resultados en la consola, simplificando mucho el sistema. Aceleramos y frenamos con los botones 1 y 2, y la cruceta digital nos sirve para emplear el turbo. La detección de movimientos se ha logrado bien, con una buena respuesta, pero no acaba de conseguir transmitirnos una sensación fidedigna de controlar una motocicleta. Con todo, como decíamos, responde bien y resulta accesible. Destaca sobre todo lo simple que es emplear el turbo y coger impulso para salir disparados, siendo el sistema de turbos uno de los focos jugables de Nitro bike, junto a las piruetas. Cuando estemos en el aire, cuantas más acrobacias realicemos, más turbo ganaremos; el sistema, claro, se retroalimenta.

En muchos sentidos, nos encontramos ante un juego mucho más tradicional y convencional que en el juego de coches de Nintendo, donde los entornos podían deformarse y realizábamos saltos de cientos de metros (en altura y longitud), de manera que aunque estamos ante un arcade de velocidad, lo cierto es que la experiencia resulta más técnica y, con todas las licencias que se toma, con notabilísimas exageraciones, un poquito más cercana a la realidad, aun cuando el juego se aleja por completo de lo que podríamos esperar dentro de las convenciones que se verían implicadas si su diseño hubiese sido planteado como más cercano al de un simulador. ¿Es realista? No, bajo ninguna circunstancia: explosiones, accidentes brutales, saltos de longitud imposible...

De hecho, pese a que su jugabilidad es sencilla, lo cierto es que el uso del turbo tiene que ser mucho más estratégico y bien planteado para aprovechar la construcción del circuito. En este sentido, la verdad es que los trazados no nos dejan mucho espacio para la creatividad a la hora de buscar caminos alternativos, por lo que ir depurando nuestra conducción primará sobre el conocimiento de cada centímetro del circuito. Por supuesto, saber cuándo usar el turbo para aprovechar los desnivel y saltar implicará saber cómo aterrizar (aunque no hay recompensa adicional por hacerlo como toca), y a partir de ahí ir consiguiendo un dominio mucho mayor sobre las piruetas.



La construccion de los circuitos resulta convincente y consigue unos trazados variados consistentes que aportan desarrollos interesantes a las carreras, con muchos competidores. Lo importante va a ser entender, relativamente pronto, que el foco del juego no está tanto en los saltos y en las piruetas en sí mismas sino en la obtención a través de ellas del impulso para el turbo. Saltar, hacer la pirueta, y empezar a aprovechar el turbo para ir enlazando este proceso una y otra vez mientras vamos cada vez más rápido (acompañado de un siempre efectista efecto blur) va a ser la salsa de Nitro bike, de manera que lo que busca es la velocidad con más intensidad que la acrobacia.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

BioShock: The Collection - Análisis
Análisis
2020-06-02 09:20:00
Una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos se hace portátil con una conversión ejemplar para Nintendo Switch.
51 Worldwide Games - Análisis
Análisis
2020-06-01 15:25:00
Un excelente compendio para aprender juegos tradicionales y tan divertido jugado solo como con amigos.
Deep Rock Galactic - Análisis
Análisis
2020-06-01 09:33:00
Explora minas espaciales y elimina colonias de insectos alienígenas en este 'shooter' pensado para disfrutar en cooperativo.
Those Who Remain - Análisis
Análisis
2020-05-30 19:20:00
Una aventura de terror que, como otras muchas, tiene buenas ideas pero falla en su ejecución.
Potata: fairy flower - Análisis
Análisis
2020-05-30 16:30:00
Plataformas 2D y puzles se funden en una aventura irregular y efímera pero increíblemente bella.
The Elder Scrolls: Blades - Análisis
Análisis
2020-05-29 09:49:00
Una aventura de mundo abierto basada en la conocida franquicia de Bethesda que no hace honor a la saga.
PEGI +3
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
6.5
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Nitrobike para Wii

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir