Análisis de Nitrobike (Wii)

Los creadores del clásico Excite Bike 64 se vuelven a subir a las motos, ahora en Wii.
Nitrobike
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión Wii.

La carta de presentación de Nitro bike en Wii habla por sí sola, pues el juego viene firmado por Left Field, los creadores del querido Excite Bike 64, de Nintendo 64, e incluye elementos cada vez más importantes como el juego en línea. Está claro que esto resulta de lo más prometedor, y en muchos sentidos el juego puede cumplir con lo que se espera de él.

Los arcades de velocidad cuentan ya con varios representantes en el catálogo de Wii, pero lo ciersto es que posiblemente destaca entre ellos Exctie Truck, uno de los más tempranos títulos de la consola de Nintendo, y con el que podemos encontrar importantes similudes, como el estilo de algunos entornos y diversos planteamientos jugables. Pero pronto descubriremos que este título tiene una personalidad propia.



Lo que vamos a encontrarnos es, en esencia, un juego de velocidad sobre dos ruedas en el que tendremos que realizar piruetas por los aires. El sistema de piruetas se va desvelando como sorprendentemente profundo, aunque con algunas siendo un poco más complejas que lo sería deseable, haciendo que su realización no sea siempre intuitiva y accesible. Todo ello combinado con un desarrollo que nos va a proponer más de cincuenta retos diferentes.

Siguiendo en la línea del ya citado Excite Truck, el juego se controla cogiendo el mando remoto de Wii, sin necesidad de usar el nunchuk, en posición horizontal. De esta manera se consigue un control que nos parece que ha dado buenos resultados en la consola, simplificando mucho el sistema. Aceleramos y frenamos con los botones 1 y 2, y la cruceta digital nos sirve para emplear el turbo. La detección de movimientos se ha logrado bien, con una buena respuesta, pero no acaba de conseguir transmitirnos una sensación fidedigna de controlar una motocicleta. Con todo, como decíamos, responde bien y resulta accesible. Destaca sobre todo lo simple que es emplear el turbo y coger impulso para salir disparados, siendo el sistema de turbos uno de los focos jugables de Nitro bike, junto a las piruetas. Cuando estemos en el aire, cuantas más acrobacias realicemos, más turbo ganaremos; el sistema, claro, se retroalimenta.

En muchos sentidos, nos encontramos ante un juego mucho más tradicional y convencional que en el juego de coches de Nintendo, donde los entornos podían deformarse y realizábamos saltos de cientos de metros (en altura y longitud), de manera que aunque estamos ante un arcade de velocidad, lo cierto es que la experiencia resulta más técnica y, con todas las licencias que se toma, con notabilísimas exageraciones, un poquito más cercana a la realidad, aun cuando el juego se aleja por completo de lo que podríamos esperar dentro de las convenciones que se verían implicadas si su diseño hubiese sido planteado como más cercano al de un simulador. ¿Es realista? No, bajo ninguna circunstancia: explosiones, accidentes brutales, saltos de longitud imposible...

De hecho, pese a que su jugabilidad es sencilla, lo cierto es que el uso del turbo tiene que ser mucho más estratégico y bien planteado para aprovechar la construcción del circuito. En este sentido, la verdad es que los trazados no nos dejan mucho espacio para la creatividad a la hora de buscar caminos alternativos, por lo que ir depurando nuestra conducción primará sobre el conocimiento de cada centímetro del circuito. Por supuesto, saber cuándo usar el turbo para aprovechar los desnivel y saltar implicará saber cómo aterrizar (aunque no hay recompensa adicional por hacerlo como toca), y a partir de ahí ir consiguiendo un dominio mucho mayor sobre las piruetas.



La construccion de los circuitos resulta convincente y consigue unos trazados variados consistentes que aportan desarrollos interesantes a las carreras, con muchos competidores. Lo importante va a ser entender, relativamente pronto, que el foco del juego no está tanto en los saltos y en las piruetas en sí mismas sino en la obtención a través de ellas del impulso para el turbo. Saltar, hacer la pirueta, y empezar a aprovechar el turbo para ir enlazando este proceso una y otra vez mientras vamos cada vez más rápido (acompañado de un siempre efectista efecto blur) va a ser la salsa de Nitro bike, de manera que lo que busca es la velocidad con más intensidad que la acrobacia.



El diseño del juego es, en líneas generales, positivo, pero el control muestra una curva de aprendizaje algo más marcada que en otros juegos arcade, y que culmina en el descubrimiento de que, pese a que el control está bien concebido y suele responder bien, hay cosas que son innecesariamente difíciles de hacer. De esta manera, algunas de las piruetas pueden exigirnos un nivel de práctica (y de confiarnos ciegamente al factor suerte) que no compense su uso, por lo que es posible que acabemos ignorando su presencia, perdiendo algo de profundidad. Lo más difícil del control es conseguir que la moto llegue al suelo con maestría, por ejemplo, pero la verdad que mientras lo haga, no hay mucha diferencia.

Uno de los aspectos más destacables es el multijugador, ya que podemos escoger tanto entre un modo local a pantalla partida para un máximo de cuatro participantes, o un modo en línea para seis. El sistema de juego en línea tiene un contratiempo considerable, y es que tenemos que tomar unas cuantas decisiones antes de pasar a la espera de conseguir otros jugadores: qué tipo de carrera jugar, y con cuántos jugadores (dos, cuatro o seis participantes). Por supuesto, conseguir una partida irá en función de cuánta gente quiera jugar exactamente a lo mismo que nosotros. Esto se solventa si usamos los códigos de amigo, pero dada la estructura de la Conexión W-Fi de Nintendo, es evidente que resulta un poco limitado y hace que si no tenemos conocidos con este título jugarlo en línea pueda ser un poco más que difícil. Claro que una opción de partida rápida, tan habitual en los sistemas de juego en línea, para jugar como sea, sólo por el placer de jugar, hubiese solventado por completo este problema.



A nivel visual, Nitro bike resulta un juego simplón en cuanto a diseño de entornos y vehículos, pero que lo compensa con una cantidad elevada de efectos en pantalla. Estos efectos van desde lo convincente, hasta lo muy cuestionable, como las explosiones, poco o nada consistentes. La deformación de los objetos por el uso de la cámara de ojo de pez, en cambio, sí nos gusta, pero el resultado global resulta altamente irregular, y puesto que la tasa de imágenes por segundo no consigue mantenerse firme y constante, no acaba de gustarnos demasiado. Es cierto que consigue algunos momentos de gran espectacularidad, y las animaciones (salvo excepción) son suaves, pero por norma general si un juego de velocidad falla a la hora plasmarla en pantalla o bien la cantidad de imágenes por segundo es inconstante y se pierden cuadros o hay ralentizaciones... es que no acaba de funcionar bien. No es habitual, todo sea dicho, pero hubiésemos preferido un poco más de depuración en este aspecto del juego. Por otro lado, hay que recordar que se nos presenta en 480p y con opción de 60Hz, así que la versión para Europa (como suele ser habitual en Ubisoft) cumple con todo lo que podemos demandar.

La música, por su parte, acompaña al desarrollo de las carreras y tiene buen ritmo, acompañado de unas poquitas voces y efectos de sonido que también cumplen con su papel. Pero no acaba de funcionar a la hora de construir una banda sonora digna de ser recordada, y quizás hubiese sido mejor, visto lo visto, optar por conseguir la licencia de algunas canciones más intensas y, en definitiva, conseguir que el apartado musical fuese algo más que para cumplir.



Conclusiones

Son pocos en realidad los juegos de motos que van saliendo al mercado, sobre todo si nos alejamos de las sagas vinculadas a competiciones oficiales. Es ésta una de las ventajas con las que se perfila Nitro bike como una opción interesante dentro del catálogo de Wii, ya que si nos gustan los vehículos de dos ruedas, no tenemos más opciones. Eso sí, se trata de un arcade rápido, sencillo, que nada tiene que ver con un simulador. Su foco se sitúa en la velocidad de los turbos, lo grandes saltos y las piruetas. Propone, en definitiva, elementos muy interesantes pero que no siempre se han cuajado bien. Con todo, la verdad es que lo que al final más juega en su contra es que el acabado técnico no consigue mostrarse como consistente en los puntos clave, y aunque da el paso del juego en línea, tiene carencias muy importantes también en ese sentido. Por eso, si sabemos perdonar esos puntos negativos, sigue siendo un juego muy a tener en cuenta y, desde luego, interesante por lo que nos propone.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

A Space for the Unbound - Análisis
A Space for the Unbound - Análisis
Análisis
2023-02-02 18:59:00
Dos adolescentes con poderes sobrenaturales protagonizan A Space for the Unbound, un potente y emotivo relato interactivo ambientado en la Indonesia rural de los años 90.
Hi-Fi Rush - Análisis
Hi-Fi Rush - Análisis
Análisis
2023-01-31 19:10:00
Tango Gameworks sorprende con una divertidísima aventura de acción y plataformas repleta de humor, buenas ideas y mucho ritmo.
Dead Space Remake - Análisis
Dead Space Remake - Análisis
Análisis
2023-01-26 17:00:00
Isaac Clarke regresa tras una década de ausencia con un espectacular y trabajadísimo remake de su aventura original que mejora y amplia en todos los sentidos imaginables a uno de los mejores juegos de terror de la historia.
SEASON: A letter to the future - Análisis
SEASON: A letter to the future - Análisis
Análisis
2023-01-26 16:14:00
Nos subimos a la bicicleta, cámara en mano, para recorrer e inmortalizar el precioso mundo de SEASON: A letter to the future. ¿Es tan interesante como parece? Os lo contamos en nuestro análisis.
Forspoken - Análisis
Forspoken - Análisis
Análisis
2023-01-23 15:00:00
Square Enix se estrena este año con una aventura con buenas ideas y una jugabilidad muy gratificante lastrada por un mundo abierto carente de magia.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2023-01-20 18:12:00
Monster Hunter Rise da el salto a nuevas consolas con una buena adaptación de la entrega más redonda hasta la fecha.
PEGI +3
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
6.5
  • Fecha de lanzamiento: Enero 2008
  • Desarrollo: Left Field Productions
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1-6
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Opción 60Hz: Sí
  • Online: Sí
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Nitrobike para Wii

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir