Análisis de Medieval Games (Wii)

¿Te gustan los juegos de tablero? Llega Medieval Games con ganas de reescribir la palabra diversión.
Medieval Games
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
7
NOTA
4
DIVERSIÓN
3.5
JUGABILIDAD
3.5
Análisis de versión Wii.

Hablar de juegos de tablero en una consola Nintendo supone tener un referente común: la saga Mario Party. No en vano, además de la calidad que destiló en todos y cada uno de sus juegos, tanto en consolas de sobremesa como en portátiles, presumían de dar una diversión en ese género que prácticamente reinventó desde los juegos tradicionales. La competencia no tardó en ver el filón que se les mostraba, y desde entonces ha sido un goteo más o menos constante de juegos que más bien han pasado con mucha pena y poca gloria, atributos que se han reflejado de una manera fiel en las listas de ventas y también en pésimas distribuciones. Además, la Wii goza hoy en día de cierto prestigio a la hora de divertir a la familia, por tanto un juego de este estilo se le presupone cierto éxito en ventas. Así se presenta Medieval Games, un juego de tablero cuya originalidad se basa en la inclusión de minijuegos ambientados en una época histórica recurrida con bastante frecuencia en el mundo de los videojuegos.

De oca a oca...

Medieval Games tiene tres modos de juego principales: un modo historia donde conoceremos al rey de Veloria y los participantes. Un modo torneo con dos modalidades, una en la que se selecciona un minijuego en concreto para enfrentarse entre sí, y otra disciplina en la que se puntúa una competición de tres minijuegos seleccionados previamente de forma aleatoria. Y el último es un modo de juego libre en el que se podrá seleccionar a voluntad un juego para entrenar o simplemente pasar un rato. Sin duda, el modo historia es el hilo conductor y llave para poder desbloquear todos los minijuegos y luego, si es que apetece, disfrutarlos en los demás modos.

PUBLICIDAD

En la introducción se nos va narrando a modo de libro con figuras de papel que se despliegan al abrir sus páginas, cómo debemos viajar a la tierra de Veloria para ayudar al rey Falderol a combatir las dificultades que atraviesa su reino y buscarle una futura esposa a su hijo, el príncipe Beemish. El plantel de personajes a elegir para tal honorable hazaña es el suficiente para que cuatro jugadores puedan elegir según afinidades. Así, estarán disponibles desde un bardo engreído y presumido, hasta el típico mago anciano, sumando un total ocho personajes con escasas diferencias jugables entre ellos, sin la posibilidad de añadir nuevos fichajes al cumplir ciertos objetivos a lo largo de la partida.

La aventura se desarrollará en tres tableros, cada uno con sus propias historias, desafíos y condiciones de victoria distintos. Al inicio sólo estará disponible el "Festival de la Cosecha", donde la condición para ganar será la de tener más monedas al final de la partida. Una vez que lo hayamos superado, tendremos acceso a "Reinos Feudales", donde los tesoros representan los trofeos necesarios para ganar al final. El último tablero ya tiene nombre de mala leche, "Montaña del Dragón", donde la cantidad de tesoros mágicos será la que decida el ganador. Al final de cada tablero estará esperando un jefe final, que dará cuenta de nuestra valía. Lo cierto es que la puesta en escena no está nada mal, aún a pesar de que 30 minijuegos repartidos en tres tableros se antoja bastante escaso, y de recurrir a la clásica trampa de haberlos repartido de tal forma que al inicio sólo tendremos unos pocos para jugar, aumentando cada vez que vamos avanzando a lo largo de la aventura y dando la sensación de que hay muchos.

 1

Podríamos decir incluso, que uno se encuentra ante un juego sin más pretensiones que la de divertir al típico jugador que se ha comprado el juego por afinidad al medievo y que sólo desea pasar un buen rato. Sin embargo, a la hora de jugarlo se encadenan una serie de errores de jugabilidad que sin duda despertarán muchos sentimientos en los jugadores que bien por ignorancia, bien por mala suerte, han acabado metiendo este disco en la Wii. Así, la emoción y las ganas de jugar irán dando paso primero a la sorpresa, luego a la apatía, y finalmente a una peligrosa animadversión hacia este tipo de temática videojueguil, veamos cómo.

El primer problema son los tiempos de carga. Todos somos conscientes de que una consola de sobremesa debe leer datos para luego procesarlos y representarlos en una pantalla, y dicha lectura puede tomar su tiempo en función de la cantidad de datos a procesar y de la habilidad de los programadores entre otros factores, pero en todo caso el objetivo es tener la mayor fluidez posible a la hora de moverse por escenarios, menús, etc. Pues bien, Medieval Games se ha ganado por derecho propio el ser el ejemplo a no seguir por cualquier equipo que pretenda conseguir algo de éxito en sus creaciones. Casi cualquier acción que realice el jugador, o la consola, será seguida de una interrupción, ya sea para entrar y salir en el menú, para lanzar el dado, para moverse un personaje por el tablero... Casi nada escapará a una interrupción, haciendo un excelente trabajo de calidad a base de poner a prueba el lector láser de la consola, y por más que uno afine la vena tecnológica, no se aprecia por ningún lado virguerías técnicas de última generación moviendo trillones de polígonos al unísono, como tampoco es escenarios o animaciones de los personajes que muestren algo novedoso nunca visto por ojo humano, sino más bien lo que cabría esperar de un tablero adornado con elementos en tres dimensiones por los que se mueven cuatro monigotes cuando les llega el turno.

 2

... y tiro porque me toca.

En cuanto a los minijuegos, gozan de una variabilidad total: desde lo más fácil hasta lo imposible. Cuando se cae en alguna casilla en la que hay que participar en algún torneo, justa o competición típica de aquellas épocas, inmediatamente aparece un minitutorial en el que se explica el objetivo, qué botones del mando se verán implicados, y si es necesario, la forma de agarrar el mando. Hasta aquí todo perfecto. Sin embargo, según los juegos y cómo haya que afrontarlos, uno puede poner a prueba su habilidad o bien su paciencia. En aquellos como por ejemplo el tiro con ballesta, en los que simplemente haya que apuntar y disparar, el asunto es más o menos sencillo y fiable: los aciertos se suceden y prácticamente sólo depende de nuestra pericia que consigamos el primer puesto. Sin embargo hay otros en los que las tres dimensiones pierden todo su significado; por ejemplo, hay una misión en la que deberemos tirar plátanos al suelo para que el contrincante que está bailando resbale y pierda, pero todo lo que tiremos al escenario caerá justo donde no apuntamos; u otro minijuego en el que hay que introducir ingredientes en unos calderos mágicos para crear una poción, en el que se pierde totalmente la noción de "adelante-atrás" con lo que tenemos agarrado, dando como resultado que se convierte en una tarea muy complicada acertar con el susodicho agujero.

La parte de este título que se salva es la parte artística, tanto en cuanto a la vertiente gráfica como la sonora. Personajes y decorados destacan por un estilo propio y agradable a la vista, que embelesan al jugador incauto que al ver una intro divertida y dinámica se creerá que el resto del título seguirá en la misma línea. Las melodías ambientan perfectamente la época medieval, aunque a la larga acaban siendo un tanto repetitivas, y en cuanto a las voces se ha hecho un trabajo bastante loable, con cierto aire a Monty Pyton, eso sí, en perfecto inglés, aunque subtitulados a la perfección.

 3

Conclusiones

Medieval Games pasa a engrosar esa lista de títulos que podrían arruinar una estupenda tarde o velada con amigos frente a una Wii. Quizás debido a prisas a la hora de lanzarlo al mercado, quizás por inexperiencia a la hora de manejar rutinas de programación en la sobremesa de Nintendo, o quizás por falta de presupuesto, el caso es que este título podría haber llegado más lejos afinando esas incompresibles interrupciones a la hora de cargar datos, optimizando los decorados en los que hay que pelearse con las tres dimensiones para jugar, y retocando la curva de dificultad, pues se nota que detrás hay cierto trabajo artístico y la gran mayoría de los minijuegos son muy interesantes en cuanto a su concepto. Además, la historia está bien enlazada con un sentido del humor un tanto gastado por recurrir a tópicos de siempre, como la princesa con una silueta maravillosa que descubre una cara horripilante, pero logran arrancar alguna que otra risa, sobre todo entre los más pequeños de la casa.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Género/s: Minijuegos / Party
PEGI +7
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
4
  • Fecha de lanzamiento: 20/11/2009
  • Desarrollo: Vir2l Games
  • Producción: Bethesda
  • Distribución: Namco Bandai Partners
  • Precio: 24.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
5

PUNTÚA
Medieval Games para Wii

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir