Análisis de Toukiden: The Age of Demons (PSVITA)

Omega Force se apunta a la acción multijugador con un competente título dispuesto a ampliar opciones en el género de la caza mayor.
Toukiden: The Age of Demons
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PSVITA.

A consecuencia del alejamiento entre Monster Hunter y PS Vita la portátil de Sony se está convirtiendo en una estupenda plataforma para los juegos de caza multijugador. Sí, falta el famoso y superventas, pero sin él multitud de estudios han probado suerte con variantes más o menos inspiradas que buscan convertirse en el próximo pelotazo de este sistema: Phantasy Star Online 2, Ragnarok Odyssey Ace, God Eater 2 o Lord of Apocalypse por citar unos pocos. Incluso Sony produce los suyos –Soul Sacrifice, Freedom Wars-, confirmando la importancia estratégica de apostar por ellos. Tecmo Koei nos presenta ahora su propuesta: Toukiden: The Age of Demons, desarrollado por Omega Force para las dos PlayStation portátiles, de las cuales analizamos exclusivamente la versión para Vita.

Mientras que algunos de estos pretendientes a substitutos han escogido tomar un camino un poco diferente, como el creado por Keiji Inafune en su juego de sacrificios, Tecmo Koei no elude seguir a rajatabla las bases de rol de acción que ha estandarizado Capcom, con sólo un par de pequeñas –y bienvenidas- novedades. Esta vez el ambiente elegido no presenta grandes lagartos ni monstruos en un mundo futurista; los creadores de Dynasty Warriors se decantan por un mundo en el que se mueven como peces en el agua: fantasía y mitología del folklore asiático, que naturalmente se aleja del supuesto realismo histórico de los combates masivos del Romance de los Tres Reinos para enfrentarnos a un peligroso tipo de enemigo: los oni –un tipo de demonio u ogro de la cultura japonesa-. Hay pequeños guiños a periodos históricos reales de Japón para ambientar los escenarios, pero nada con pretensión educativa.

Toukiden comienza con nuestra llegada a la pequeña aldea Utakata que sirve como primera defensa de los humanos contra los oni. Los pocos guerreros que se encuentran aquí deben salir a cazar y mantener a raya a estas criaturas que han arrasado el lugar desde que hace ocho años apareciese un gran demonio. Con el poco personal del que se dispone en el poblado cualquier ayuda se agradece, así que no nos faltará trabajo. Este protagonista –nosotros- será configurable tipo Dynasty Warriors: Empires, tanto en aspecto físico –pelo, voz, cara, etc.- como en estilo de lucha, según el arma utilizada: espada, cuchillos, lanza, guanteletes macizos, una hoz con cadena y el arco. Todas tienen sus puntos fuertes y débiles, por lo que no dudes practicar según tu forma de ataque favorita.

PUBLICIDAD

Omega Force ha elegido adaptar la fórmula Monster Hunter a su mitología en lugar de tratar de hacer algo rompedor, una decisión comprensible desde el momento en el que no hay competencia directa con Capcom. Si bien podremos criticar esta falta de originalidad, nos ha sorprendido lo bien que funciona en líneas generales, esquivando algunos errores cometidos por otros juegos de caza mayor y haciendo el sistema de juego sencillo para todo tipo de público, no únicamente para el adicto a este género –o subgénero-. Esto lo vemos en el sistema de creación y mejora de armas y armaduras, que no se deterioran por su uso, al contrario, cuanto más las empuñamos más aumenta su afinidad –y subiendo niveles, se podrán mejorar sus estadísticas-. Por supuesto, seguirá siendo necesario recopilar materiales del entorno, de los oni caídos o enviando a nuestra mascota de dos colas a buscarlos para que el herrero pueda trabajar en nuestro equipo. Encontrarás toda la profundidad rolera que se espera de un juego de estas características.

Los primeros minutos de juego nos presentan un breve tutorial en el que comprobamos que el control dispone de la configuración típica en estos juegos de acción. Los ataques básicos se encuentran en dos botones, cuadrado y triángulo, con los que además de combos se puede realizar un movimiento destructor, si el marcador correspondiente está completo, capaz de seccionar partes de un oni de gran tamaño o liquidar a los pequeños de un solo impacto. El botón X se reserva para esquivar y círculo para un ataque especial que depende de cada arma. También contamos con una visión especial para reconocer mejor la vitalidad de enemigos y detectar mejor los puntos valiosos del escenario, como las rocas de oración –puntos que curan la salud-. Gatillo L para fijar la cámara en un objetivo y R para cambiar la paleta de ataques por las habilidades mitama. Sin complicaciones, con uso de control táctil mínimo y opcional, con todas las ventajas del segundo stick para controlar la cámara.

 1

El desarrollo en líneas generales no presenta grandes novedades frente a otros juegos del mismo estilo, con una cabaña que hace las veces de hogar con diversa configuración e información, y un templo con un mostrador en el que podemos elegir nuestra próxima misión, entre las que se encuentran las que avanzan en la historia, y los encargos realizados por personajes secundarios, con los que podremos mejorar nuestras relaciones sociales y obtener más recompensas. Una vez nos decidimos por un objetivo, normalmente cazar una cantidad de monstruos de un tipo concreto, saltamos al campo en el que los oni campan a sus anchas. A diferencia de Soul Sacrifice, que se inclinaba por escenarios cerrados, Toukiden utiliza mapas interconectados con pequeñas cargas entre ellos, haciendo que en nuestras cacerías no sólo tengamos que buscar y luchar contra la presa concreta que nos interesa, sino también con muchas otras criaturas que se cruzarán en nuestro camino –si bien la mayoría se pueden esquivar sin problemas-.

El principal aspecto distintivo en Toukiden son los mitama. Según la historia, el alma de grandes guerreros ha quedado devorado dentro de los oni en el momento de su muerte. Cuando liberamos a uno de estos espectros nos ofrecerán su gratitud en forma de nuevas habilidades asociadas a cada botón y subida de parámetros; por ejemplo, un mitama con clase de ataque nos permite aumentar el daño temporalmente, absorber vitalidad del enemigo, aumentar la precisión y recuperar vida. Hay varias categorías de mitama: ofensivos, defensivos, curativos, de velocidad, espíritu –ataques a larga distancia-, técnicas de engaño, espacio –efectos de teletransportación, entre otros- o de suerte –con ciertos efectos imprevisibles-. Los mitama tienen su propio nivel de experiencia, que podemos subir a medida que jugamos o pagando una cantidad de haku, y son asociados a una "ranura" de nuestra arma, inicialmente sólo con capacidad para uno para luego más tarde llevaremos varios simultáneamente, beneficiándonos de la mejora de habilidades que otorgan los secundarios.

 2

Encontraremos diversos tipos de oni en nuestras expediciones. Por oni normalmente entendemos diablillos cornudos, pero Omega Force ha sabido dar variedad a los oponentes en formas, resistencia y comportamiento, cubriendo bestias terrestres y aéreas. Los que están basados en animales tienen un retorcido estilo para hacerlos más fantasiosos. Sin embargo, las estrellas son los jefes, a los que no se les derrota de una manera normal –reduciendo la salud directamente-. Antes de atacar a su vida es necesario destruir su resistencia, lo cual hace que en algunos casos entren en un estado de furia muy peligroso con embestidas frenéticas. El cuerpo de estos grandes demonios está compuesto por varias extremidades que pueden ser seccionadas, aunque ya desde la secuencia introductoria te dejan claro que regeneran su forma con el tiempo si no es aplicado un ritual de purificación en la zona –un rezo que nos deja indefensos durante unos segundos que también sirve para resucitar compañeros-. ¿Podría haber más jefes en Toukiden? Sí, pero los hemos disfrutado mucho.

En un juego de estas características no podía faltar un modo cooperativo para un total de cuatro jugadores, vía ad-hoc o por Internet. Si decidimos ir en solitario nos acompañarán guerreros controlados por la inteligencia artificial lo suficientemente capaces como para no culparles de muchos errores, incluso se preocuparán de realizar el ritual sobre los oni caídos para que consigamos materiales. Por supuesto, es más divertido jugar con humanos, sobre todo contra los jefes. Es posible configurar salas para partidas y protegerlas por contraseña, aunque no existe un sistema de invitación para amigos –deberán encontrar nuestro lobby- y la colaboración sólo es válida para las misiones que lo aceptan, que no son todas por cuestiones de argumento.

 3

Pese a que se nota su origen de PSP en la sencillez de los escenarios, ciertas animaciones un poco rígidas o el modelo de los personajes, hay que admitir que luce sobradamente bien en PS Vita. Que comparta material gráfico de un sistema inferior –y no decimos que sea igual, porque en las comparaciones la mejoría salta a la vista- también tiene sus puntos positivos, por ejemplo en lo bien optimizado que está. Corre a una velocidad estable, incluso con muchos enemigos en una misma área, a resolución nativa de la pantalla, con cero dientes de sierra y una calidad de imagen muy limpia. El mundo del juego, aunque en algún momento peca de genérico o repetitivo –no más que la mayoría de juegos de caza- es bastante bonito a la vista. Para ser sinceros, lo último que esperábamos de Omega Force, equipo que no es conocido por destacar en los aspectos visuales, era una adaptación bien trabajada. La sorpresa ha sido positiva.

En el apartado sonoro encontramos el doblaje original –japonés-, que dado el ambiente del juego nos parece apropiado. Eso supone leer los textos –en inglés-, lo que tampoco es un grave problema, ya que el argumento está lejos de es un elemento clave en la diversión. La música escogida utiliza muchos sonidos tradicionales del país nipón, pero este no ha sido uno de los elementos que más nos haya impresionado.

 4

Conclusiones

Después de una generación portátil donde la caza de grandes monstruos ha sido exprimida y copiada hasta la saciedad parece difícil ver grandes cambios en una fórmula que aún sigue dando éxito. Toukiden: The Age of Demons introduce los mitama –con bastante acierto- y la importancia de amputar extremidades a los oni, pero no se puede negar que recuerda, sin ningún tipo de sonrojo, a Monster Hunter. La cuestión es que el resultado es bueno. Muy bueno si tenemos en cuenta que es el primer intento de Omega Force por abordar este tipo de juegos.

Tecmo Koei ha puesto a disposición una amplia demostración que permite guardar los avances y pasarlos a la versión completa. Como no hay nada mejor que la opinión propia, os recomendamos darle una oportunidad. ¿Quién sabe? Puede que tras probar la vida de un Slayer no quieras volver atrás.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
The Silver Case 2425 - Análisis
The Silver Case 2425 - Análisis
Análisis
2021-07-15 10:29:00
Grasshopper Manufacture reúne en un solo juego el díptico de novelas visuales que los vio nacer.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
PSVITA

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 14/2/2014
  • Desarrollo: Omega Force
  • Producción: Tecmo Koei
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.89

PUNTÚA
Toukiden: The Age of Demons para PSVITA

20 votos
#55 en el ranking de PSVITA.
#148 en el ranking global.
Flecha subir