Análisis de Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN (PSVITA)

Una correctísima adaptación de la aventura bidimensional, cargada de diversión y acción retro.
Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PSVITA.
Otros análisis: PS3

No hace mucho tiempo, hubo una gran expansión de grandes juegos ‘flash’ que alcanzaron gran popularidad. Muchos recordaréis algunos como Alien Hominid que, tras darnos horas de diversión en todos nuestros navegadores de internet, dio el salto a consolas. Otro de los juegos que se expandió jugablemente llegando a otras plataformas tras el paso por el mundo ‘flash’ es Rocketbirds: Revolution!, una disparatada aventura con mucho regusto clásico que tras su paso por otras plataformas, llega ahora a PlayStation Vita para poder acabar con el pingunazismo en cualquier parte. Ahora os lo explicamos.

Rocketbirds: Hardboiled Chicken tiene todos los ingredientes de una película de acción de los años 90, protagonizada por Arnold Schwarzenegger o Sylvester Stallone, aunque con algunos matices. Tenemos ante nosotros un pollo con complejo de héroe de acción, un régimen de pingüinos nazis y mucha acción y plataformeo de desarrollo lateral. Aun a priori incomprensible, este es uno de esos juegos que recupera toda la esencia de los títulos clásicos de los 16 bits, lo llena a rebosar de humor y lo envuelve en una personal apariencia visual para crear una muy interesante propuesta descargable.

Un pollo de acción

Rocketbirds: Hardboiled Chicken no se anda con preliminares. Tras una introducción a la historia de juego tomamos el control de Hardboiled, el "pollo" protagonista que goza de todas las habilidades típicas del héroe de acción. Puede saltar, correr, trepar, usar todo tipo de armas y aniquilar a cualquier enemigo sin ni siquiera pestañear. Tampoco sabe "actuar", no trasmite emociones y no puede evitar mirar a cámara cuando habla. Es, como decimos, el típico héroe de acción, y se recrea en ello desde un punto de vista humorístico. Por ello también el juego no cae en tediosos tutoriales, sino que pasa directamente a la acción y los integra en la jugabilidad y el entorno.

PUBLICIDAD

Cuando entramos en la dinámica de juego vemos que está generalmente dividida en fragmentos de exploración que se alternan o intercalan con fragmentos de combate. Las plataformas son una constante y encajan perfectamente con la jugabilidad del título. Esta ofrece una dificultad progresiva, en la que en un primer momento aprenderemos a controlar los movimientos más básicos del personaje, y según avanzamos, vamos descubriendo nuevas armas, y nuevas posibilidades, a la vez que los escenarios y las situaciones se hacen más enrevesadas. Por otra parte, la munición no es ilimitada, pero es fácil encontrar más, mientras que la salud será un bien más preciado que se reducirá si no somos ágiles en el combate.

A pesar de toda la acción que repetimos en estas líneas, Rocketbirds: Hardboiled Chicken también tiene su dosis de puzles. No son excesivamente complejos, pero sí que nos harán pararnos un segundo a pensar. Además de arrastrar cajas o encontrar caminos algo ocultos, una de las herramientas de juego son unas granadas de control mental que permiten controlar a los enemigos. Podemos utilizarlos así como meros títeres para acabar con sus camaradas, pero también será necesario recurrir a ellos para acceder a áreas inalcanzables para nosotros, y que nos ayuden a abrir puertas o pulsar interruptores.

Apariencia cómica, pero temática adulta

En un principio puede parecer un juego para todos los públicos, pero lo cierto es que Rocketbirds: Hardboiled Chicken oculta un título cargado de violencia y temas adultos tras de sí. Por temas adultos no nos referimos a sexo, sino a comunismo, nazismo, torturas y demás aspectos propias de regímenes extremos que quizá no son los que más tirón tienen en el recreo de la EGB. El juego tiene una edad recomendada de al menos doce años, pero no queremos que los "mayores" obvien este título pensando que es un juego infantilón de dibujitos animados.

 1

El juego nos obliga a hacer un uso inteligente de las armas, aunque sin muchas complicaciones –como el uso de la escopeta para distancias cortas o el de la pistola o la ametralladora pera las largas–, y sabremos cuando habremos arrebatado la vida de las aves con una pequeña explosión plumífera, que no dudará en manchar de sangre el entorno. Podremos realizar golpes cuerpo a cuerpo si estamos lo suficientemente cerca de nuestros enemigos, e incluso mantenerlos en el aire con nuestros disparos. Cuenta también con un clásico de los juegos de disparos de desarrollo lateral, que es agacharnos. Esto no sólo permitirá cubrirnos tras ciertos elementos, sino también esquivar los disparos de enemigos que estén de pie.

Rocketbirds: Hardboiled Chicken también apuesta por la variedad con las fases en ‘jetpack’. Puntualmente tendremos que combatir en el cielo, con una propuesta similar a la de los ‘twin-stick shooters’ –los juegos de disparos en los que controlamos al protagonista con un stick y la dirección de la bala con el otro–, aunque sólo con un stick, ya que hacia donde nos dirijamos será hacia donde nuestro personaje apunte. No son excesivamente largos ni complejos, y es más una transición entretenida entre grupos de niveles con los que romper la "monotonía" del desarrollo.

Ampliando posibilidades

El título que nos ocupa ofrece una aventura razonablemente larga, con quince episodios que en función de nuestra habilidad nos puede durar unas siete horas, aunque obviamente, estos dependerá de la perspicacia que tengamos para resolver los pequeños puzles necesarios para avanzar, o de si nos quedamos atascados en un punto en concreto. La naturaleza del título y su marcado estilo retro lo hacen razonablemente rejugable, aunque más por pura diversión que por desbloquear nuevos elementos.

 2

Por suerte, el juego ofrece un modo multijugador, tanto local como online, que le da un giro de tuerca al juego conocido, y que nos puede tener enganchados a la pantalla algunas horas más. En esta ocasión no es un mero añadido al modo principal, sino que tanto la historia como el planteamiento cambian. Controlamos a dos pollos –a elegir entre seis– con los que nos volveremos a embarcar en una peligrosa aventura para rescatar a la hija del general. La particularidad es que los escenarios han sido modificados para obligarnos a cooperar, ya que además las habilidades de nuestros protagonistas son distintas.

Necesitaremos montarnos a los hombros del otro para acceder a plataformas más elevadas, colaborar pulsando interruptores para abrir áreas inaccesibles, o sencillamente, disparando cada uno por un frente para acabar con las amenazas que nos acechan. Como decimos, se agradece que sea un reajuste de la mecánica original, ya que incita a redescubrir el juego con un amigo, y que además añade diversión y variedad a la experiencia en solitario.

 3

Algunos detallitos más

El juego llega a PlayStation Vita con relativas novedades. El control se adapta a la pantalla y al panel táctil –por ejemplo para lanzar granadas–, y permite ajustar relativamente la cámara moviendo la consola. Por otra parte, sacrifica las sesenta imágenes por segundo de la versión de PlayStation 3. Sigue siendo una delicia visual dentro de su estilo, que combina tonos apagados y realistas con las caricaturescas personificaciones, con grandes animaciones y un gran gusto por el detalle, pero la adaptación portátil ha preferido mantenerse estable en los treinta fotogramas por segundo en lugar de arriesgarse con tasas más elevadas y sufrir bajones en momentos "conflictivos".

La música es también digna de destacar. El grupo New World Revolution pone la música –cantada, algo poco común en los videojuegos–, creando secuencias que recuerdan a ciertos tráilers cinematográficos. Hay cinemáticas dobladas al inglés (aunque subtituladas al español), así como diálogos únicamente escritos a mitad del juego que nos llegan en nuestra lengua. Los sonidos son correctos y, si bien no excesivamente destacables, cumplen con creces su función dentro de Rocketbirds: Hardboiled Chicken.

Por último, antes de saltar a las conclusiones, señalar que aquellos que adquirieron la versión primera de PlayStation 3 obtendrán regalos exclusivos si deciden hacerse con la versión portátil, como dos personajes adicionales para el modo multijugador.

 4

Conclusiones

No es un juego atemporal ni mágico, y a pesar de las ventajas que los usuarios de PlayStation 3 obtendrán si vuelven a adquirir esta nueva versión, no creemos que aporte nada imprescindible si ya se posee la mencionada más allá de juego portátil. Aun así Rocketbirds: Hardboiled Chicken nos ha dejado un gran sabor de boca en PlayStation Vita, y nos parece uno de esos títulos que sin hacer mucho ruido tienen el potencial para hacerse un hueco entre los favoritos de la descarga digital de la consola. Si creciste con los juegos de acción de los 16 bits y con las películas de acción de Stallone, Schwarzenegger y compañía puede enamorarte, así que recomendamos al menos probarlo.

Rocketbirds: Hardboiled Chicken es un juego cargado de diversión clásica, con mucha acción y mucho sentido del humor. Combina con acierto las plataformas, la acción y la exploración, a la vez que se parodia a sí mismo y a otras muchas cosas –como las películas de acción de los 90 o el régimen nazi–. Su naturaleza adictiva, su sistema de puntos de guardados automáticos perfecto para una portátil, su rejugabilidad, tanto en solitario como en multijugador, y su estilo personal propio, lo hacen una gran elección para los que buscan disfrutar sin complicaciones frente a la pantalla de PlayStation Vita.

Juan Rubio
Colaborador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
The Silver Case 2425 - Análisis
The Silver Case 2425 - Análisis
Análisis
2021-07-15 10:29:00
Grasshopper Manufacture reúne en un solo juego el díptico de novelas visuales que los vio nacer.
PEGI +12
Plataformas:
PSVITA PS3

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 13/2/2013
  • Desarrollo: Ratloop Asia
  • Producción: Ratloop Asia
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 6,49 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.66

PUNTÚA
Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN para PSVITA

12 votos
#72 en el ranking de PSVITA.
#172 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 19/10/2011
  • Desarrollo: Ratloop Asia
  • Producción: Ratloop Asia
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 8,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 2 jugadores
COMUNIDAD
7.91

PUNTÚA
Rocketbirds: Hardboiled Chicken PSN para PlayStation 3

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir