Análisis de Power Stone Collection (PSP)

Las dos entregas de DreamCast se unen en un único disco para la portátil de Sony.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PSP.

Lanzados originalmente para máquina recreativa y posteriormente convertidos para la consola de Sega, DreamCast, los dos Power Stone ofrecieron una combinación de acción rápida y adictiva en 1999 y 2000. Eran juegos de lucha poco convencionales en los que el dramatismo característico del género quedaba de lado para dar paso a un sentido del humor y estilo desenfadado que se convirtieron en uno de los rasgos más característicos de esta pequeña saga que, ahora, llega a la portátil de Sony.

Así, los dos juegos están disponibles ya en un único disco para PSP, representando la primera aparición de estos juegos allende los circuitos de la consola de Sega, adaptándose muy bien a la de Sony. Y es que Power Stone Collection da nueva vida a esta breve saga. Ambas entregas mostrarán su auténtico potencial en el modo multijugador, algo que siempre es un poco más difícil de conseguir en una consola portátil que en una doméstica, pero resulta igualmente atractivo. Al fin y al cabo, la jugabilidad es, como decíamos, muy ágil y dinámica conservando todo el espíritu arcade original combinado con su estilo visual lleno de colorido.

El diseño de los personajes bebe de múltiples fuentes con un estilo artístico de toque oriental en el que se combinan pilotos de aviación clásica como Falcon, o Wang Tang, el aprendiz de kung-fu, por poner unos ejemplos. El conjunto de personajes recoge, por tanto, algunos estereotipos inconexos entre sí lo que refuerza el sentido del humor del juego, y es que, al fin y al cabo, ver cómo un samurái y una momia se enfrentan es algo bastante poco común, sin duda alguna.

Las dos entregas incluidas en la compilación presentan una clara división entre su modalidad para un jugador y el multijugador, resultando el modo para solitarios un tanto soso, quizás como consecuencia de ser un título originario de los salones recreativos, donde el juego en compañía es mucho más importante y destacable. En los combates, nos enfrentaremos a nuestro rival usando todo tipo de ataques, incluyendo golpes cercanos, técnicas de agarre y, también, la interactuación con diferentes elementos del entorno para golpear contra ellos al enemigo o, directamente, lanzárselos a distancia. Además, los combates cuentan con la aparición aleatoria de objetos, tanto en forma de armas como de mejoras, que pueden inclinar la balanza hacia un lado u otro en tan sólo un momento. El arsenal es bastante variado, incluyendo armas de fuego, como metralletas, o algún que otro bazuca de dimensiones descomunales, espadas, bates de béisbol, etc.

Las mejoras provienen de la aparición de las piedras que dan nombre al juego, las power stones, de las que tendremos una al empezar. Según atacamos de manera satisfactoria al enemigo, conseguiremos que la suya se le caiga, y al conseguir tres de esos objetos, empezará una transformación que cambiará radicalmente el aspecto de nuestro personaje consiguiendo, también, poderes inusitados. Estos cambios son tan radicales que harán que, por ejemplo, Wang Tang se convierta en un guerrero capaz de lanzar ataques de energía, o Falcon en una suerte de robot lanzamisiles.

PUBLICIDAD

Aunque el título incluye las dos partes, lo cierto es que lo más probable es que dediquemos la mayor parte de nuestro tiempo a Power Stone 2, ya que aporta todos los elementos de la primera más una serie de refinamientos jugables y de contenidos muy destacables, sobre todo el de permitir que sean cuatro los personajes que se enfrenten, y no sólo dos. Consecuentemente, se incluyen más personajes, como un cocinero mostachudo que se transforma en dinosaurio, y el armamento incluido es, también, mayor y más alocado. Además, los combates se desarrollan en entornos más abiertos, de manera que podemos cambiar de escenario mientras se desarrolla el combate.

El apartado técnico del título es el mismo que se ofreció en DreamCast, aunque se ha modificado, claro está, la resolución y el tipo de pantalla para dar soporte al formato panorámico de PSP, si bien se ha conservado la opción de jugarlo con el formato de pantalla 4:3 original. No es espectacular en sus gráficos, pero desde luego luce bien, y cumple con su cometido, al igual que en el apartado musical. Le pesa, quizás, un poco ser una conversión de la consola de Sega, ya que PSP ha demostrado en otros títulos que su techo tecnológico está sustancialmente alejado de lo que podemos ver en Power Stone Collection, aunque preservar los gráficos originales parece la opción más sensata, puesto que tampoco han pasado tantos años como para justificar un lavado de cara. Pese a todo, sus tiempos de carga son quizás algo largo para el nivel técnico mostrado.

A nivel jugable, se echa de menos que un título tan orientado a la experiencia multijugador no incluye soporte para juego en red de acuerdo a los estándares más actuales, sobre todo porque, aunque la máquina puede representar un reto digno en ocasiones, la dificultad es tirando a baja y, definitivamente, es más entretenido jugar contra rivales humanos. Una pequeña dificultad añadida es la no inclusión de la posibilidad de compartir el juego (aunque sí podemos enviar una demo a otra persona, una cualidad futil como ella sola), por lo que cada persona necesitará su consola y su copia de Power Stone Collection, dificultando un poco más la accesibilidad a este modo de juego.

Conclusiones
Aunque lo cierto es que la primera entrega debe estar más por completismo o para satisfacer a los seguidores más apasionados de esta saga, el auténtico jugo se encuentra en la segunda parte, que mejora al original en todos y cada uno de sus aspectos. De este modo, Power Stone Collection se convierte en una buena oportunidad para disfrutar de un título divertido en la portátil de Sony que añade la opción de conocer su origen a quienes deseen catarlo. Sin grandes alardes en ninguno de sus puntos, se trata de una adaptación a PSP digna que rescata un juego que se había quedado (a diferencia de Shenmue, Sonic y otros) como exclusivo de la malograda DreamCast.

Últimos análisis

Jack Holmes: Master of Puppets - Análisis
Jack Holmes: Master of Puppets - Análisis
Análisis
2024-05-17 17:23:00
Este juego independiente parte de una interesante base de terror clásico y la adereza con una sorprendente ambientación y minijuegos.
Heading Out - A Narrative Road Movie Racing Game - Análisis
Heading Out - A Narrative Road Movie Racing Game - Análisis
Análisis
2024-05-16 16:58:00
A medio camino entre la novela visual y los juegos de conducción, Heading Out sorprende por la originalidad de su propuesta.
Baladins - Análisis
Baladins - Análisis
Análisis
2024-05-15 09:11:00
Sin grandes pretensiones, Baladins consigue un delicado equilibrio entre narrativa, toma de decisiones y un peculiar sentido del humor.
Crow Country - Análisis
Crow Country - Análisis
Análisis
2024-05-14 10:16:00
Nos sumergimos en este fantástico homenaje a los clásicos del 'survival horror' con un sobresaliente apartado visual que es capaz de llevarnos al momento dorado del género.
Homeworld 3 - Análisis
Homeworld 3 - Análisis
Análisis
2024-05-13 17:55:00
Blackbird Interactive da una nueva vida a una de las sagas más queridas entre los amantes de la estrategia que llega con buenas ideas y algunos errores que le alejan de la grandeza de los originales.
Harold Halibut - Análisis
Harold Halibut - Análisis
Análisis
2024-05-13 12:51:00
Puro arte interactivo, donde se dan la mano el videojuego y el stop-motion más artesanal, para contar una historia original y psicodélica sobre el aburrimiento y la amistad.
Género/s: Lucha tipo Melee / Lucha
PEGI +7
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 31/10/2006
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Proein
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Opción 60Hz: No
  • Online: No
COMUNIDAD
7.18

Power Stone Collection para PSP

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir