Análisis de MILITARY HISTORY Commander: Europe at War (PSP, NDS)

Más estrategia por turnos que nos lleva otra vez a las batallas más destacadas de la II Guerra Mundial.
MILITARY HISTORY Commander: Europe at War
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
4
NOTA
6
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
7
Análisis de versiones PSP y NDS.

Como venimos anunciando desde hace tiempo, la Segunda Guerra Mundial es y seguirá siendo una fuente inagotable de historias centradas en los videojuegos. Una vez más, llega de la mano de Slytherin un juego centrado en las batallas que hicieron cambiar la historia del conflicto bélico que azotó Europa entre 1939 y 1945.

De la misma manera que los diferentes títulos proliferan en las diferentes plataformas, también lo hacen en los diferentes géneros aunque se detienen, sobre todo en los de primera persona y la estrategia. Este último es el caso que nos ocupa y volvemos a encontrarnos un juego estratégico por turnos donde encarnaremos a los dos bandos que protagonizaron las luchas más férreas a lo largo y ancho del continente europeo y parte de África.

A lo largo de seis densas campañas podremos situarnos en el bando aliado o del eje según nuestras preferencias y jugar a cambiar la historia en los diferentes años en que se irán sucediendo las campañas. Desde la Invasión de Polonia del 39 al desembarco en Normandía de 1944 pasando por la Batalla de Francia, la operación Barbirroja o las archiconocidas batallas de Kursk o Stalingrado. Además, en el momento de la selección de la campaña podremos dar ventaja al eje o a los aliados según seamos más amantes del riesgo o queramos algo de ventaja a la hora de recibir recursos y movernos por el mapa para conquistar territorio enemigo.

PUBLICIDAD

Cada campaña empieza con su explicación histórica y se van intercalando videos después de algunos ataques que permitirán al jugador ponerse en antecedentes antes de lo que ocurrió en cada momento de la historia. Aunque de sobras conocidas por la mayoría, las historias no están de más en un intento de hacer extensible el juego a un gran número de personas que pueden jugar sin conocer la historia anteriormente. Para los más informados, los vídeos, compuestos por imágenes reales de aquella etapa se agradecerán por dar más vida a un juego que sin estos sería excesivamente repetitivo.

Volviendo al mapa hexagonal

La dinámica de este juego no va a ser distinta que las diferentes versiones que hemos podido jugar en algunos juegos como por ejemplo el Napoleon War. La movilidad de nuestras tropas se efectuará a través de los ya conocidos hexágonos que sembrarán el mapa de Europa. El aliciente de llevar a todos los ejércitos del eje o de los aliados dará un plus más a un juego que de llevar pocas tropas se estancaría en lo aburrido de los turnos cortos. En este caso el traslado de barcos y unidades desde las zonas más alejadas como por ejemplo Norte América hará que la batalla sea mucho más dura, en el sentido de que necesitaremos como más hombres mejor para realizar un ataque i parar o avanzar, según la elección de bando que hayamos realizado previamente.

La jugabilidad no tiene mucho secreto en lo más básico. Para mover a una unidad bastará con pulsar encima de ésta y llevarla al hexágono donde queramos moverla. El recorrido permitido para esta se determinará oscureciendo la zona de alcance permitiendo escoger diferentes opciones que el jugador deberá estudiar para posicionar las unidades lo más cerca posible del enemigo. Cada batallón se diferenciará con un dibujo diferente, los soldados de a pie se representan con un solo hombre en el caso de las guarniciones mientras que los grupos y batallones, denominados "Cuerpos" tendrán un poco más de calidad a la hora de realizar los ataques. Esto sucederá en los apartados en que se trate de soldados de a pie. En el sector motorizado, los símbolos también cambian, dispondremos de vehículos de tierra, mar y aire para atacar a nuestros enemigos y también para desplazar a nuestras tropas en el caso de los barcos. En el apartado terrestre existen, en principio, dos tipos, los carros de combate y los denominados Cuerpos Motorizados, formados por unidades de camiones.

En el resto de apartados, la proliferación de vehículos se intensifica: en el caso de los aviones, encontraremos desde simples cazas hasta bombarderos tácticos que nos permitirán abarcar todo el espacio que hayamos conquistado hasta el momento permitiéndonos volar para realizar un ataque sobre el enemigo o posicionarnos alrededor de nuestras fortalezas situadas siempre en las capitales de cada país o los puntos que nos van a dar ventaja en la producción como es el caso de los puertos, minas o zonas petrolíferas que encontraremos a lo largo del escenario. Pero no solo de aviones y automóviles habla el juego. Uno de los feudos más importantes de nuestro ejército será la marina. Como más fuerte sea nuestro poder marítimo más unidades podremos desplegar y más lejos podremos llegar además de dedicarnos a mover a nuestras unidades desde las islas – como es el caso de Gran Bretaña – o puntos más alejados del frente hasta este en un solo turno, dependiendo siempre de la movilidad que tenga la nave.

Nuestro astillero se compondrá desde el inicio de acorazados, portaaviones, destructores o submarinos que facilitarán, además del transporte, el ataque a puertos que en principio costarían muchos turnos a una unidad móvil de tierra.

La clave: movernos con cabeza

La estrategia, como hemos visto anteriormente, toma el protagonismo durante toda la partida. Los movimientos sin base lógica acabarán por mermar ampliamente nuestro ejército dejándonos prácticamente sin unidades para el resto del combate, con lo que el rival podrá atravesar nuestras líneas sin que podamos hacerle frente. En muchos compases del juego es más importante realizar posicionamientos de defensa cubriendo bien los bastiones – capitales – que no atacar sin pensar en la retaguardia. La máxima de que la mejor defensa es un buen ataque se cumple a medias en un título donde deberemos atacar y defender cuando esto sea posible y sobre todo, hayamos preparado bien el movimiento con anterioridad.

En cuanto a las posibilidades del juego, además de las diferentes estrategias que adoptemos también nos tendremos que fijar en la gestión de los diferentes batallones y las posibilidades que nos ofrece el juego. En primer lugar cabe destacar la posibilidad de investigar nuevas tácticas de guerra que nos permitirán reforzar nuestras líneas de combate. Así, nuestros conocimientos cambiarán conforme consigamos más conocimiento. Habilidades como la artillería, las defensas, las diferentes armas anti blindados o la posibilidad de armar submarinos y anti submarinos dependerán del grado de atención que prestemos a esta parte del juego que hace justicia con la realidad emulando las grandes investigaciones que dieron lugar a las bases de lo que hoy día es el armamento militar.

Otro de los flancos en el que incidiremos y va a decidir gran parte de la batalla es, sin lugar a dudas, la investigación aérea. De ello dependerán las variaciones en el combate aéreo, la creación de ataques combinados entre lo terrestre y nuestra armada del aire y las operaciones estratégicas que establezcamos para batir a nuestro rival.

En esta amplia sección que hemos autodenominado de gestión interna encontraremos aun más sorpresas que harán más grata nuestra batalla al mando de uno u otro ejército. También correrá de nuestro cargo la creación de más unidades para guarnecer nuestro ejército y ganar ventaja en las diferentes líneas de combate. La superioridad numérica ayudará a nuestro ejército a cruzar las fronteras que el enemigo trazará mediante su avance. Un punto importante en este juego es que cada hexágono avanzado pasará a pertenecer a nuestro territorio por lo que irá quedando detrás de nosotros. El objetivo final del juego residirá en arrinconar al enemigo de modo que los diferentes batallones puedan acceder a sus capitales y puntos de apoyo.

Volviendo a la creación de nuestro batallón, aparte de crear más guarniciones, cuerpos, blindados, cazas, bombarderos y demás flota de vehículos podremos crear comandantes, figuras que por su peso, estarán al mando de las unidades. En este punto, el estudio ha trabajado profundamente con hechos reales ya que los comandantes que podremos escoger son personajes que intervinieron directamente en la Segunda Guerra Mundial y que el juego valorará de forma diferente según sus atributos. Como muestra, podemos encontrar a Erwin Rommel, conocido jerarca nazi u otros personajes no tan conocidos pero igualmente importantes dentro de la estructura del eje.

La parte aliada también tendrá sus protagonistas reales con personajes como Edmund Ironside, distinguido militar inglés que luchó en las dos grandes guerras o el comandante Montgomery que dio la primera victoria importante a Churchill en su etapa como mandatario. Estos detalles son los que los avezados al género valoran realmente, además de una buena jugabilidad y una buena dosis de diversión, el jugador experimentado busca tintes de realidad en estos juegos, cuyos creadores tienen que esmerarse cada vez más por la proliferación de títulos de la misma tipología producida durante los últimos años.

 1

Entre las demás opciones de gestión encontraremos las diferentes estadísticas que nos proporcionarán información sobre el estado de la batalla, la oportunidad de reparar nuestras unidades malmetidas durante el combate, la posibilidad de mejorar o desplegar nuestras fuerzas en la reserva y finalmente, lo que nos traerá más dolores de cabeza, las declaraciones de guerra, que podremos dirigir a cualquier país que no esté aliado o no mantenga buenas relaciones con nuestro bando. Este movimiento nos permitirá acceder al territorio en cuestión y atacar sus posiciones hasta llegar a su capital aunque correremos con el riesgo de tener un rival más en nuestro haber.

Realmente, Commander conseguirá gustar a los fervientes seguidores de este periodo de nuestra historia pero desgraciadamente, a lo largo de las campañas acabará siendo repetitivo ya que los diferentes logros los deberemos volver a conseguir en cada evento nuevo.

En cuanto al sonido, poco podemos decir de un juego donde aparte de los disparos y sonidos de guerra adaptados al movimiento de cada unidad no encontramos nada destacable a nivel sonoro. La banda sonora, un poco más de lo mismo, la típica tonadilla militar que acabará desquiciando por lo repetitivo de su melodía.

Nos encontramos delante de otro juego más de los muchos existentes que pese a haber trabajado bien algunas partes de su contenido, no aporta nada espectacular y que no hayamos visto durante los últimos años. Military History Commander: Europe at war nos dejará buen sabor de boca aunque lo corto del juego será una baza que jugará en su contra.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
Género/s: Estrategia
PEGI +12
Plataformas:
PSP NDS

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 30/3/2009
  • Desarrollo: Slitherine Software
  • Producción: Koch Media
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 29,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: UMD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
MILITARY HISTORY Commander: Europe at War para PSP

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión NDS

  • Fecha de lanzamiento: 20/3/2009
  • Desarrollo: Slitherine Software
  • Producción: Koch Media
  • Distribución: Koch Media
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
MILITARY HISTORY Commander: Europe at War para Nintendo DS

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir