Análisis de Flatout Head On (PSP)

Por primera vez, la conducción al límite y la acción trepidante de la saga FlatOut aterriza en la portátil de Sony.
Flatout Head On
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7
NOTA
7
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión PSP.

BugBear vuelve a la carga con una nueva edición de la franquicia FlatOut; en esta ocasión, y por primera vez en la historia de la saga, en una consola portátil. La elegida para tal honor ha sido la pequeña de Sony, una consola que, por sus prestaciones y características técnicas, parecía la más indicada para un título de estas características. Y, sin duda, ha sido así: FlatOut Head On es una conversión más que decente de la saga de conducción, con un referente muy claro: FlatOut Ultimate Carnage, para XBox 360, en el que claramente se basa, juego que, por otro lado, no dejaba de ser una modificación del título FlatOut 2, para la XBox original y la veterana PlayStation 2, con algunos añadidos que recuperaban el interés sobre la serie y la preparaban para la nueva generación de videojuegos.

Así, la empresa finlandesa que ya nos deleitara con Rally Trophy, espectacular título de conducción para PC en el que manejábamos a un amplio abanico de vehículos de los años sesenta y setenta, retoma la saga que más reconocimiento le ha dado y que, sin duda, se ha hecho un hueco dentro del género por méritos propios. Velocidad, destrucción y humor bizarro se aúnan en este nuevo título de la serie, aunque en esta ocasión en un formato más reducido y con las limitaciones técnicas que le imprime el sistema para el cual ha sido desarrollado. No obstante, FlatOut Head On es un digno sucesor de la saga, y sin duda, un título muy a tener en cuenta por los usuarios de la portátil de Sony.

Más de lo mismo.
Para la ocasión, el título que nos ocupa no ofrece, la verdad, ningún tipo de novedad destacable frente al resto de títulos de la saga. Como ya hemos remarcado previamente, esta entrega de la serie no deja de ser una conversión para portátil de FlatOut Ultimate Carnage, para XBox 360. Por tanto, no esperemos nada diferente ni sorprendente: de nuevo, nos encontraremos con espectaculares carreras, enfrentamientos entre vehículos, destrucción a troche y moche y divertidos retos y piruetas imposibles.

PUBLICIDAD

Contaremos con una amplia variedad de vehículos para poder enfrentarnos a los diferentes modos de juego, y se nos recompensará no sólo por llegar los primeros en las carreras del juego, sino por destruir todo lo que nos encontremos a nuestro paso, sea parte del escenario o sean nuestros rivales en carrera. Mediante estas suculentas recompensas, podremos comprar diferentes elementos para mejorar nuestro coche, así como invertir en un cambio de vehículo cuando hayamos recaudado dinero suficiente para ello.

Por otro lado, también podremos realizar piruetas en carrera, así como espectaculares saltos ayudándonos del empuje que nos dará nuestro preciado óxido nitroso y los desniveles del terreno. Lamentablemente, el control de nuestro vehículo, en la mayor parte de los casos, no es tan preciso como nos gustaría, con lo que realizar piruetas en carrera, así como arriesgarnos a salirnos del camino conocido, puede resultar en un accidente aparatoso, y en la consiguiente pérdida de nuestra posición en carrera.

Si bien es cierto que contamos con una herramienta de recuperación instantánea (presionando el botón triángulo), el hecho de que nuestro coche acabe dando vueltas de campana cada vez que giremos más de la cuenta en alguna curva puede llegar a frustrar al jugador. Y es que, en este sentido, el control del juego podría haber sido mejor cuidado, así como la física de la inercia de nuestro vehículo, que en algunas ocasiones podríamos tildar de poco realista y, quizás, demasiado exagerada. Así, añadiendo a esto el hecho de que la inteligencia de nuestros enemigos es bastante elevada, nos encontraremos en más de una ocasión que el más mínimo error puede echar por tierra nuestras posibilidades de triunfo, aunque estemos en primera posición y nos falten pocos metros para finalizar la carrera.

Por otro lado, contaremos de nuevo con uno de los mayores alicientes de la saga FlatOut: sus divertidos retos, dispuestos en forma de minijuegos, en los que deberemos de enfrentarnos a un amplio abanico de acrobacias y piruetas imposibles, en las que se pondrá a prueba tanto nuestra habilidad al volante y dominio de nuestro vehículo, como de nuestra capacidad de elegir el mejor momento para realizar una acción determinada, sea saltar con nuestro coche, dar un volantazo o frenar en seco.

En estas acrobacias se hace uso, por otra parte, del motor físico del juego, para las cuales, ciertamente, ha sido realmente muy bien desarrollado. Gracias a él, podremos ver espectaculares escenas y animaciones en las pruebas que se nos plantearán, entre las que nos encontraremos, entre otras, una prueba en la que deberemos coger velocidad y frenar en seco para lanzar al conductor de nuestro vehículo y alcanzar la mayor altura posible; o divertidos campeonatos de bolos, en los que no utilizaremos una bola para derribarlos, sino al propio conductor que maneja el coche, lanzado a través del parabrisas del mismo a la mayor velocidad posible. Ciertamente, son pruebas que adolecen de un humor un tanto bizarro, como ya hemos remarcado al inicio del análisis, pero esto no les impide ser realmente divertidas y entretenidas, siendo, sin duda, uno de los mayores atractivos del título.

La variedad de contenidos de FlatOut la podemos ver en las diferentes pruebas que nos ofrece la modalidad individual de juego. Éstas se reparten en tres categorías principales de juego: el modo Carnage, que ofrece un total de treintaiséis carreras, derbies y retos que iremos desbloqueando a medida que vayamos avanzando en el juego y nuestra puntuación vaya aumentando a base de destrozar los coches rivales o el entorno. Esto se traduce en que no necesariamente deberemos de quedar primeros en cada carrera para avanzar, ya que podremos aumentar nuestra puntuación (aunque en menor grado, claro) repitiendo una y otra vez las diferentes pruebas de esta categoría.

Por otro lado, contamos con el modo FlatOut, en el que nos enfrentaremos a un modo carrera, ciertamente, inserto en los cánones del género, en el cual deberemos de superar las diferentes carreras y eventos que se nos planteen, llegando en las primeras posiciones en cada carrera, para ganar dinero y poder mejorar nuestro garaje, para así poder contar con más posibilidades de superar todas las pruebas de la modalidad. En total, contaremos con más de cien eventos, repartidos en veintisiete campeonatos diferentes, lo que a ciencia cierta nos tendrá pegados a la pantalla durante un tiempo considerable.

Por último, tendremos el modo de eventos individuales, en el que podremos realizar diferentes pruebas o carreras concretas del juego por separado. Contaremos en el título con carreras en circuitos cerrados o en exteriores, las diferentes categorías de acrobacias y piruetas ya mencionadas, así como una modalidad de combate entre vehículos en la que deberemos de provocar el mayor número de bajas entre nuestros oponentes, chocando contra ellos o haciéndoles volcar hasta destruirlos, evitando, por otra parte, que hagan lo propio con nosotros, de manera muy similar a como vimos en el espectacular Destruction Derby de Psygnosis, para la veterana PlayStation One.

Por otra parte, contamos con varios modos de juego multijugador, en los que podremos tanto competir hasta cuatro jugadores en las diferentes carreras y circuitos del juego, mediante la conexión local de nuestra consola, como competir hasta ocho jugadores en una competición de acrobacias por turnos, utilizando la misma consola y pasando ésta de un jugador a otro. Lástima que no exista ningún tipo de modalidad online de juego, lo que hubiera subido muchos enteros la rejugabilidad del título.

Apartado técnico.
Cabe resaltar el buen trabajo de Bugbear Entertainment (ayudado en parte por la desarrolladores Six by Nine) en la conversión de la saga para la portátil de Sony. Pese a algunos fallos menores en su apartado gráfico, como algunas texturas borrosas, algunas caídas en las tasas de imágenes por segundo, o algunos pequeños errores en la física del juego, el aspecto general de FlatOut Head On es impresionante, y los modelados de los coches están notablemente realizados. Lástima que la velocidad general del juego sea un pelín baja respecto a la versión de la serie para Xbox 360, lo que hace perder espectacularidad al título en algunos momentos de la partida.

La música del juego acompaña a la perfección las pruebas trepidantes a las que nos enfrentaremos, con un amplio espectro temas rockeros de armas tomar que nos acompañarán tanto en el desarrollo de los diferentes eventos y pruebas como en los menús de selección e inicio del juego. Los efectos de sonido, por otro lado, son los característicos en este tipo de títulos, sin ningún elemento realmente destacable.

El manejo del juego, así como la elevada dificultad del mismo, es lo que probablemente cuente con mayores problemas. Como ya hemos dicho, la elevada inteligencia de nuestros oponentes y la exagerada inercia de nuestro vehículo nos jugarán malas pasadas en carrera, pudiendo llegar a convertir la experiencia de juego en algo frustrante. Pese a todo, el título se deja jugar, aunque el avance en el mismo será lento y arduo, incluso para los jugadores más experimentados en el género de la conducción.

Conclusiones.
FlatOut no ofrece nada nuevo en el género de la conducción, así como tampoco aporta ninguna novedad destacable frente a otros títulos anteriores de la saga. Pero, aún así, es un título notable, y una excelente oportunidad para que los usuarios de PSP puedan disfrutar de una de las sagas más trepidantes y divertidas dentro del género de la velocidad.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Knight Witch - Análisis
The Knight Witch - Análisis
Análisis
2022-11-28 14:00:00
El estudio español Super Mega Team fusiona shoot’em up con metroidvania en una simpática aventura repleta de acción.
Spider-Man: Miles Morales - Análisis
Spider-Man: Miles Morales - Análisis
Análisis
2022-11-23 16:02:00
Analizamos la versión para PC de Spider-Man: Miles Morales, un port que llega más pulido que el de Spider-Man Remastered y que también cuenta con mejor adaptación a tecnologías como DLSS.
Gungrave G.O.R.E. - Análisis
Gungrave G.O.R.E. - Análisis
Análisis
2022-11-22 11:28:00
Grave vuelve para descargar plomo en un juego de acción fiel a sus orígenes que no pierde su personalidad.
Evil West - Análisis
Evil West - Análisis
Análisis
2022-11-21 20:05:20
Analizamos la última obra de Flying Wild Hog, un juego que combina el hack & slash al estilo God of War con la ambientación del Oeste de Red Dead Redemption aderezada con vampiros.
Goat Simulator 3 - Análisis
Goat Simulator 3 - Análisis
Análisis
2022-11-18 17:48:00
El juego de la cabra con físicas alocadas vuelve con muchas sorpresas en mecánicas y estructura, y sobre todo, con mucho humor de todo tipo.
The Devil in Me - Análisis
The Devil in Me - Análisis
Análisis
2022-11-17 18:44:00
Supermassive se pasa ahora al terror de ‘Saw’ con un juego entretenido donde, una vez más, las decisiones importan, pero con una historia olvidable y novedades que no terminan de ofrecer nada de valor.
Género/s: Carreras arcade / Coches
PEGI +12
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 7/3/2008
  • Desarrollo: Bugbear Interactive
  • Producción: Empire
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
6.29

PUNTÚA
Flatout Head On para PSP

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir