Análisis de Ride (PS4, PC, Xbox One, Xbox 360, PS3)

Milestone lo vuelve a intentar con un nuevo juego de motos muy mejorable.
Ride
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
5.5
NOTA
6
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versiones PS4, PC, Xbox One, Xbox 360 y PS3.

Por desgracia, los juegos de motos no están pasando precisamente por su mejor momento. No hay más que echarle un vistazo a los últimos lanzamientos que ha recibido el género para darnos cuenta rápidamente de que son escasos y de dudosa calidad. Ahora, Milestone, el estudio que se ha encargado de los últimos juegos oficiales de MotoGP, vuelve a intentarlo nuevamente con una saga de creación propia dedicada a estos vehículos: Ride. ¿El resultado? Un título muy mejorable y lleno de carencias, pero que demuestra el amor de la compañía por el mundo de las dos ruedas.

El mundo de las motos

Probablemente, lo primero que os estaréis preguntando es si Ride apuesta más por lo arcade o por la simulación. La respuesta más correcta sería decir que ni lo uno ni lo otro, ya que intenta ser un simulador, aunque nunca llega a sentirse como uno puro, quedándose un poco en tierra de nadie.

Ride está a medio camino entre un arcade y un simulador, aunque se inclina mucho más por esto último.
Ride está a medio camino entre un arcade y un simulador, aunque se inclina mucho más por esto último.

El título nos deja escoger entre tres tipos de físicas distintas y varias opciones para configurar las ayudas que queremos recibir para controlar las motos, aunque por lo que hemos podido experimentar, os recomendamos encarecidamente que desactivéis todas las ayudas posibles y escojáis las físicas "Pro", que son las más realistas y satisfactorias a la hora de conducir. Las otras dos nos ofrecen una conducción demasiado rígida, poco natural y muy aburrida que no llega a convencer en ningún momento.

PUBLICIDAD

De todos modos, incluso con su modo "Pro", las físicas de las motos están muy lejos de ser perfectas, ya que tienen unos comportamientos muy extraños en ciertas situaciones, especialmente en las que entran en juego determinados choques y colisiones, momentos en los que el título se convierte en una auténtica tómbola y nunca sabremos qué es lo que va a pasar y cómo van a reaccionar los vehículos. Lo mismo nos caemos de la forma más irreal posible mientras vemos cómo el resto de pilotos nos atraviesan como si fuéramos fantasmas, que presenciamos a nuestra moto levantarse sobre su rueda delantera para volver a una posición normal como si nada hubiera pasado y no tuvieran peso alguno.

No existen efectos climatológicos ni diferentes horas en las que competir, algo que se echa mucho de menos.
No existen efectos climatológicos ni diferentes horas en las que competir, algo que se echa mucho de menos.

Por lo demás, las motos suelen responder correctamente y están bien diferenciadas unas de otras, algo muy importante teniendo en cuenta que tenemos más de 100 entre las que escoger (uno de los mayores atractivos del juego) repartidas en varias categorías distintas: Superbikes, Supersports, Naked y motos históricas. Además, todas ellas son altamente personalizables, tanto a nivel estético como técnico, pudiendo comprarles numerosas piezas para mejorarlas, aunque muchas nos han parecido muy poco competitivas para sus categorías.

Por otra parte, los modos de juego son algo escasos y solo tendremos las habituales opciones de carrera rápida y de multijugador, tanto a pantalla partida como a través de internet, además de Gira Mundial, el modo estrella del título. En este último competiremos en una gran cantidad de eventos de todo tipo (carreras, contrarreloj, competiciones de aceleración, torneos, carreras por equipo, etcétera) con el objetivo de convertirnos en el número uno del mundo.

En estos eventos ganaremos créditos para comprar nuevas motos, accesorios para nuestro piloto (que por cierto, podemos crearlo con un editor extremadamente sencillo y muy limitado) y mejoras para nuestros vehículos, así como reputación para subir en el ranking mundial. Cuando consigamos ascender una determinada cantidad de puestos, desbloquearemos unos eventos especiales y nuevas motos para comprar. Así hasta llegar a lo más alto.

Comprar mejoras para nuestras motos será fundamental para hacernos con la victoria.
Comprar mejoras para nuestras motos será fundamental para hacernos con la victoria.

Se trata de un modo muy largo y al que echarle multitud de horas, especialmente si queremos completarlo al 100% con todas las medallas de oro, aunque no nos ha parecido especialmente divertido, ya que se acaba haciendo bastante monótono. La culpa de esto la tienen varios factores, además de lo simplemente "correcta" que es la jugabilidad del título en sí.

Entre ellos destacan los pocos circuitos que tenemos disponibles (apenas son unos 15) y el diseño tan irregular del que hacen gala, con algunos realmente buenos y con otros que no consiguen mantener el nivel. Tampoco ayuda la nula Inteligencia Artificial de nuestros rivales, quienes simplemente se limitarán a realizar el trazado perfecto, sin cometer fallos ni arriesgar para intentar adelantar, lo que provoca que no haya ningún tipo de sensación de competición. Ojo, que esto último no quiere decir que sea un juego fácil, ya que en dificultad Normal puede costarnos bastante quedar primeros (un consejo, conseguid las mejores motos y potenciarlas todo lo que podáis, lo notaréis muchísimo).

La IA enemiga y aliada deja muchísimo que desear.
La IA enemiga y aliada deja muchísimo que desear.

Las carencias de la IA quedan especialmente patentes en los adelantos, ya que si nos cruzamos en la trayectoria de algún piloto cuando lo estamos intentando rebasar, este no reaccionará ni buscará variar su rumbo, de modo que no le importará chocarse con nosotros incluso aunque eso le suponga una aparatosa caída. Aunque probablemente lo más frustrante de todo sean las pruebas por equipos, en las que dependeremos totalmente de la carrera que haga nuestro compañero. No han sido pocas las veces que nos hemos quedado sin el oro en ellas tras haber quedado primeros gracias a que a nuestro aliado no le ha dado la gana de salir de los últimos puestos durante todo el evento.

En cuanto a su modo online, decir que ofrece una cantidad razonable de opciones para configurar las partidas, aunque estas solo se dividen en carreras simples y en competiciones por puntos de varios circuitos. Eso sí, el buscador funciona perfectamente y una vez en carrera no hemos notado lag ni nada parecido que nos haya impedido competir con normalidad. Un detalle muy acertado es que si no tenemos una moto para participar en la categoría de una partida en línea, nos permitirán jugar con una de alquiler, aunque no esperéis ganar demasiadas carreras con ella.

A nivel gráfico estamos ante un título bastante pobre, especialmente para lo que pueden dar de sí las consolas de nueva generación (la versión a la que hemos tenido acceso para hacer este análisis ha sido la de PlayStation 4). Los escenarios son realmente sosos y no presentan demasiados detalles, las texturas son muy mejorables, hay bastante popping y los tiempos de carga son desesperantemente largos, rompiendo totalmente el ritmo de juego entre carrera y carrera (al menos nos permitirán recrearnos leyendo una detallada descripción de la moto que hayamos seleccionado).

El modelado de las motos es de lo mejor del juego.
El modelado de las motos es de lo mejor del juego.

Las buenas noticias vienen por parte de las motos, que han sido recreadas con mucho mimo y detalle. Si bien sus modelados no llegan al sobresaliente, sí que son de lo más decente que encontraréis a nivel técnico en Ride.

Finalmente, en el apartado sonoro tenemos una banda sonora que os recomendamos quitar en cuanto tengáis la posibilidad para no sufrirla, ya que cuenta con unos temas nada inspirados, machacones, poco variados y que hasta llegan a molestar. Los sonidos de las motos tampoco es que sean mucho mejores, especialmente las que tienen pocas cilindradas, aunque las más potentes suenan algo mejor. Destacar que el juego está doblado al español con un nivel simplemente aceptable, aunque tampoco las escucharéis demasiado considerando que las voces se limitan únicamente a los tutoriales y a los vídeos de presentación.

Conclusiones

Puede que llegados a este punto os penséis que Ride es un completo desastre, aunque tampoco es así. Se trata de un juego que se deja jugar, pero que no nos animará a que lo hagamos en ningún momento. Cuando las físicas no hacen nada raro y jugamos contra otros jugadores en sus mejores circuitos, lo cierto es que el título funciona y ofrece un pasatiempo aceptable, pero nunca consigue sorprendernos ni maravillarnos con su propuesta. Si sois grandes aficionados de las motos, Ride puede convertirse en una buena opción de compra más por la ausencia de competidores que por sus propios méritos. Esperemos que haya más suerte la próxima vez.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, PC, Xbox One, Xbox 360 y PS3

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars - Análisis
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars - Análisis
Análisis
2021-12-20 14:45:00
Yoko Taro regresa con un nuevo, pequeño e imperfecto JRPG que consigue sobresalir y diferenciarse gracias a su peculiar estética.
Género/s: Motos / Velocidad
PEGI +3
Plataformas:
PS4 PC PS3
Xbox One Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 2/4/2015
  • Desarrollo: Milestone
  • Producción: Milestone
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 71,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.75

PUNTÚA
Ride para PlayStation 4

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Ride para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 2/4/2015
  • Desarrollo: Milestone
  • Producción: Milestone
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 51,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Ride para PlayStation 3

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 17/4/2015
  • Desarrollo: Milestone
  • Producción: Milestone
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 71,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 12 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Ride para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
6
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Ride para Xbox 360

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir