Análisis de Natural Doctrine (PS4, PSVITA, PS3)

Estrategia y rol desde Japón con interesantes novedades en su sistema, aunque queda lejos de ser un clásico.
Natural Doctrine
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
7
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versiones PS4, PSVITA y PS3.

Natural Doctrine ha tenido una buena oportunidad para destacar en PlayStation 4 al ser el primer JRPG de estrategia de la consola. PlayStation 3 y PS Vita, donde también se lanza el juego, ya tienen el género más que cubierto, pero la nueva consola no recibirá un título fuerte hasta Disgaea 5, lo que habría dejado a este lanzamiento de Kadowaka Games con tiempo suficiente para conseguir un público fiel sin competencia. Y es una lástima, porque aun teniendo algunas buenas ideas y ese ambiente que el propio director ha admitido inspirado en Dark Souls y Tactics Ogre –que vienen a ser los exponentes del rol japonés actual y del rol estratégico- hace falta mucho trabajo para estar a la altura de sus referentes.

El argumento nos presenta el enfrentamiento entre diversos reinos que luchan por hacerse con un recurso mineral bastante preciado. Es un mundo fantástico donde además de caballeros de armadura nos encontramos monstruos y magia, nuestro protagonista es un soldado que intenta ayudar a la humanidad tras un periodo difícil y quizás así entrar como un héroe en la última fortaleza importante que queda en pie. Aunque la historia no es uno de los puntos más fuertes y recuerda bastante al punto de partida de otros muchos conflictos bélicos de este tipo de juegos, tiene giros y sorpresas desde bastante pronto.

La mecánica en sí es un poco original, y al menos no estamos ante otro juego de cuadrícula que intente competir de tú a tú con Tactics Ogre y otros juegos de tablero, pero naturalmente restringe el avance por áreas del mapa que vamos conquistando con nuestro avance. Es un curioso sistema, no tan libre en apariencia como el usado en la saga Valkyria Chronicles –donde el desplazamiento venía por la distancia o pasos que podía dar cada unidad- y a la vez permite colocar libremente a los soldados dentro de esas zonas de nuestra influencia, facilitando estrategias flexibles como colocar a un personaje fuerte en posición defensiva y detrás de él a un personaje con armas a larga distancia.

PUBLICIDAD

El desarrollo consta de turnos para colocar las unidades y ejecutar una acción, sea atacar, utilizar ítems y similares. La característica más novedosa está en las combinaciones de ataques fijando la atención de varios personajes en un oponente y cómo el resultado varía según la distancia de nuestras unidades. Aunque es perfectamente posible enviar a un soldado de manera libre por el mapa como avanzadilla si es lo suficientemente resistente, Natural Doctrine no está pensado para ser jugado así; la inteligencia artificial enemiga también hará uso de la colocación estratégica y sus combos estarán muy optimizados, de hecho durante las primeras horas jugarán mejor que nosotros –aunque su nivel sea inferior- y harán daño si descuidamos al grupo.

La configuración de los personajes está bastante cuidada, ya que junto a la personalización de armas y equipamiento hay un árbol de habilidades para ir evolucionando los parámetros activas o pasivas del soldado. Lo mejor de todo es que estas decisiones se pueden eliminar sin penalización para así recuperar los puntos de habilidad y cambiar en cualquier momento el tipo de juego. Bien utilizado, te sirve para hacer borrón y cuenta nueva ante un tipo de misión para la cual no estábamos preparados sin arrastrar los errores cometidos anteriormente.

 1

Recordemos que el juego fue recibido en Japón con críticas por su dureza, y aunque la versión occidental ha sido ajustada para corregir esto –además, incluye selector de dificultad- no va a ser un título sencillo, en parte porque es un sistema complejo, que necesita ser bien explicado con tutoriales y mucha práctica. No es que ser un juego complicado lo haga peor, nada más lejos de la realidad, pero cuando juegas y tienes la sensación de no conocer todo su funcionamiento es que algo falla por parte de los tutoriales, que son bastantes pero casi se limitan a decir "haz esto en este caso" y no explica la lógica detrás de cada acción. Pasarán horas hasta que entiendas por tu cuenta todos los trucos y detalles vitales.

Por si fuera poco para asustar a los novatos en el género, su agobiante interfaz nos bombardea con multitud de información y mensajes de textos –todo en inglés- que llegan a tejer una telaraña en la pantalla con las líneas de los ataques y la frase descriptiva. No ayuda tampoco que no exista guardado intermedio en una de las mazmorras, un problema porque no hablamos de pequeños tableros tipo Disgaea, sino de laberintos con ligera exploración que nos pueden llevar hasta una hora. Sí, existen puntos intermedios o checkpoints, pero a veces te será necesario apagar la consola y perder el avance por falta de tiempo. A veces parece diseñado más para un ratón de PC que para consola, como la selección manual de los objetivos con la palanca derecha –importante porque se puede caer en fuego amigo, lo cual nos ha pasado y no es muy alegre de ver-.

De este tipo de flecos aparentemente no importantes pero que empañan la experiencia hay muchos, y cuanto más juegas, más evidentes se hacen. Uno de los que más saca de quicio es la lentitud general, el ritmo es muy pausado. Cuando jugamos a un título de este tipo nos gusta pasar todo el tiempo del mundo pensando qué hacer, pero en el momento de ejecutar las acciones, o esperar el turno de los enemigos, pedimos brevedad. En Natural Doctrine veremos toda la secuencia de animaciones de los espadazos, el movimiento de las unidades una a una, y en definitiva, se acumula mucho tiempo perdido en tareas que no forman parte del juego real.

Dicho esto, Natural Doctrine va a gustar a los jugones de la estrategia que consideren sagas como Disgaea demasiado ligeras. Esa es la intención del productor Kensuke Tanaka, que ha lamentado la falta de calidad –en su opinión- y reto en este tipo de juegos. La cuestión es cuánta de esta dificultad en el juego engancha y cuánta proviene de un diseño sobrecargado y oscuro para el usuario, ya sea por la cantidad de reglas que debes tener en cuenta o simplemente por el número de enemigos que pueden atacar a tu equipo dejándote en clara desventaja. Es un sistema profundo que necesita ser estudiado por auténticos fanáticos del rol estratégico con paciencia y dedicación para disfrutarse plenamente.

 2

Natural Doctrine tiene un modo multijugador que no es muy habitual en este género, y menos de las producciones japonesas, así que hay que darle mérito por ello. El cooperativo nos permite colaborar con otro jugador mientras que el competitivo no es una traslación de la campaña contra un humano, sino un juego de cartas coleccionables. Como extra es una opción interesante y ya va siendo hora de ver algo así en otras sagas más conocidas.

La versión jugada es la de PlayStation 4, aunque salta a la vista que la base del desarrollo han sido las plataformas inferiores –comparten opción cross-save- y no destaca especialmente en ningún apartado gráfico, si acaso gustará por su ambiente a los jugadores del mundo decadente de los Soul –en especial el mundo melancólico de Demon’s Souls-, pero por el tipo de paleta más que nada, de grises y marrones. El diseño de los monstruos es bastante menos inspirado o retorcido que los de From Software –los duendes son las criaturas verdes genéricas de orejas largas- y la versión de PS4 parece una adaptación directa con la subida de resolución sin mucho más retoques. Salvo algún que otro efecto como el desenfoque de profundidad, el resto es claramente de juego past-gen: mismas texturas, animaciones y modelados simplemente justitos.

La música mezcla música orquestal y guitarreos. Se deja oír, aunque no pasará a la historia. El doblaje de las voces –en inglés- no está mal si tenemos en cuenta las expectativas creadas por el bajo presupuesto que destila.

 3

Conclusiones

Natural Doctrine no sigue la máxima "fácil de aprender, difícil de dominar", que es lo que tanto nos gusta de otros SRPG. Es difícil de aprender y muy difícil de dominar. No es un problema de más o menos dureza, sino de complejidad añadida por un diseño cuestionable, como todos los mapas en los que prácticamente sólo hay una forma correcta de ganar y tienes que encontrarla casi a fuerza de probar y probar. A veces, da la sensación de que la inteligencia –o la estrategia- apenas tiene valor y se trata de resolver la situación tal y como sus creadores han pensado. Es decir, justo lo que no esperas de un título de este género.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, PSVITA y PS3

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PS3 PSVITA

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
6.5
  • Fecha de lanzamiento: 3/10/2014
  • Desarrollo: Kadokawa Studios
  • Producción: Kadokawa Studios
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.58

PUNTÚA
Natural Doctrine para PlayStation 4

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
6.5
  • Fecha de lanzamiento: 3/10/2014
  • Desarrollo: Kadokawa Studios
  • Producción: Kadokawa Studios
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
3.36

PUNTÚA
Natural Doctrine para PlayStation 3

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 3/10/2014
  • Desarrollo: Kadokawa Studios
  • Producción: NIS America
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 41,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
9.09

PUNTÚA
Natural Doctrine para PSVITA

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir