Análisis de Grand Ages: Medieval (PS4, PC)

Kalypso y Gaming Minds Studios nos presentan un amplio y notable juego de estrategia, que nos lleva a la convulsa historia yacente a la época del medievo.
Grand Ages: Medieval
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7.8
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.8
Análisis de versiones PS4 y PC.

Con el aumento de potencia y la similitud de arquitectura de la nuevas consolas -esto es, Xbox One y PlayStation 4-, poco a poco ciertos géneros que parecían hasta la fecha un coto privado y exclusivo de PC, y que apenas se prodigaban en este tipo de máquinas, parecen haber dado el salto al completo ofreciéndonos versiones idénticas y plausibles, sin necesidad de conversiones y adaptaciones reducidas. Uno de esos géneros, es sin duda, el de la estrategia y la gestión de recursos. Civilization ya lo intentó con su saga Revolution, y Tropico , con varias entregas y versiones, demostró ya en la generación pasada que había cierto nicho a explotar y nutrir de juegos de este corte.

Grand Ages: Medieval es un videojuego muy ambicioso, a veces insondable, que no se corta en ofrecer un rico y complejo plantel de opciones y posibilidades tácticas y de gestión al jugador, sin importar en la máquina -PlayStation 4 o compatible- en la que se encuentre disfrutando éste de su propuesta.

Forjando imperios desde los inicios

Gaming Mind Studios es uno de esos desarrolladores con amplia experiencia, capaces de reinventarse saga tras saga, y capítulo tras capítulo, intentando no dejarse nunca ningún as bajo la manga, y ofreciendo mecánicas y sistemas de juego profundos y absorbentes sin que estos jamás resulten incómodos u absurdos. La saga Port Royale o Patrician IV vienen firmados por su puño y letra, y estas son las mejores credenciales posibles imaginables. Grand Ages: Rome -el anterior título de esta serie de estrategia y gestión, que data de 2009- intentó trasladarnos al convulso Imperio romano, enseñándonos el difícil camino de los inicios de cualquier imperio que se precie.

PUBLICIDAD
Una ciudad portuaria, con buenas vías de comunicación y territorios sobre los que expandirse: el mejor de los escenarios.
Una ciudad portuaria, con buenas vías de comunicación y territorios sobre los que expandirse: el mejor de los escenarios.

Grand Ages: Medieval asume perfectamente el testigo de este tipo de juegos, y lo enmarca bajo una presentación nueva -la Edad Media- y puliendo esos fallos o problemas que arrastraba el un tanto anodino, Grande Ages: Rome. Quizás el mayor puntal de Grand Ages: Medieval, y es algo que notamos desde su mismo inicio, es que no intenta ser obtuso o descaradamente complejo en su planteamiento. Grand Ages: Medieval es un título de gestión y estrategia, de corte clásico, en el que viviremos la expansión y caída del Constantinopla y el auge de cientos de pequeñas regiones esperando su momento y oportunidad a través de la vieja Europa y los grandes territorios de Asia y Oriente Medio.

Gaming Mind Studios nos presenta pues un juego de fácil adopción -que no simple ni anodino, ni mucho menos sencillo o corto en opciones-, que arropa al jugador a comprender la particular dicotomía entre gestión comercial y poderío militar y político a la hora de expandirnos por latifundios, regiones, califatos y reinados.

La cantidad de rutas, asentamiento, urbes y regiones existentes en ‘Grand Ages: Medieval’ es abrumadora.
La cantidad de rutas, asentamiento, urbes y regiones existentes en ‘Grand Ages: Medieval’ es abrumadora.

Grand Ages: Medieval, nos ofrece tres modos de juego principales: campaña, skirmish y multijugador. Si el segundo nos permite escoger condiciones, tamaños del mapa o rivales -y dificultad- y el tercero enfrentarnos vía online contra otros jugadores, en el primero, ideal para comenzar a habituarnos a la dinámica jugable enarbolada por Gaming Mind Studios, seremos testigos de las intrigas y conspiraciones de los diferentes principados colindantes a la gran Constantinopla, mientras asistimos a la despedida de nuestro padre, un antiguo y fiel aliado a la capital, y a nuestro ascenso como amo y señor de Sofía. Al contrario que en otros juegos del palo, Gaming Mind Studios ha querido insuflar de cierto carisma a la historia del juego, ofreciéndonos leves pinceladas históricas de cariz realista, añadiendo por si fuera poco, una batería de situaciones variadas y dinámicas para evitar que caigamos en la rutina y el hastío.

El modo campaña es largo, interesante, con un buen número de situaciones y misiones o momentos de crisis, y con un tutorial tan extenso como bien incrustado en los primeros compases -que llegan a ser unas cuantas horas-, a fin de que sepamos en todo momento qué hacer y de qué manera.

El comercio como arma y motor

Grand Ages: Medieval es muy específico en que el elemento y motor principal de la civilización, y a la postre definitorio del ser humano, es el comercio. No hay nada que consiga unir -o enfrentar-más a dos ciudades que un intercambio de productos, bienes y materiales. Grand Ages: Medieval casi desde el primer segundo, insta al jugador a que preste un ojo en la economía, construyendo las instalaciones necesarias, potenciando la obtención de recursos básicos -con un máximo de cinco distintos por ciudad o asentamiento- y la comunicación entre ciudades, enviando exploradores, entablando rutas comerciales y apostando por la edificación de un buen número de carreteras con las que vertebrar nuestras alianzas.

Desarrollar tecnologías, militares o de producción, será vital para conseguir mayores recompensas y economizar el tiempo.
Desarrollar tecnologías, militares o de producción, será vital para conseguir mayores recompensas y economizar el tiempo.

Si algo deja claro Grand Ages: Medieval es que un único asentamiento, sobre todo al comienzo del juego, no puede sobrevivir por sí mismo si se aísla o intenta ir por su propia cuenta. Partiendo de la citada máxima en la que únicamente se pueden producir cinco productos o bienes -de un total de veinte, que van desde la madera, la fruta, el grano, el metal, la fruta o la especias, entre otros-, siempre necesitaremos otro distinto para construir, abrir una nueva instalación, progresar o dar de comer a nuestros habitantes, incitándonos constantemente a que se entablen alianzas. Obviamente, es la lógica la que determinará qué nos es más conveniente, sopesando antes de realizar ningún trueque, compra o venta, qué tipos de recursos nos rodean y necesitan nuestros aliados.

¿Por qué no enviamos piedras, metales y minerales a ese pueblo costero que no tiene apenas posibilidades de construir minas por la ausencia de montañas en sus tierras? ¿Por qué no aprovechamos para pedirles comestibles en forma de pescado o grano? ¿Y por qué no llevamos grano a ese asentamiento que está en tales y escarpadas montañas? En estas circunstancias, Grand Ages: Medieval nos ofrece un plantel de comerciantes que contratar o usar en función de nuestra capacidad de producción, exportación o tamaño. Conforme mayores seamos como urbe, más empleados tendremos, y más rutas comerciales al mismo tiempo llegaremos a mantener… Y una posición más predominante lograremos a ojos de nuestros rivales. El oro mueve el mundo, y eso atrae tanto a la suerte, como a la desgracia.

El combate en ‘Grand Ages: Medieval’ es demasiado simple, quedándose su importancia algo relegada en líneas generales en el devenir de una partida.
El combate en ‘Grand Ages: Medieval’ es demasiado simple, quedándose su importancia algo relegada en líneas generales en el devenir de una partida.

No olvidemos, que a veces, nuestras intenciones de convivir como una suerte de arcadia feliz del medievo se verán truncadas. Hay imperios en ciernes, culturas guerreras y puestos fronterizos entre civilizaciones que aprovecharán el mínimo momento de asueto para lanzarse al combate contra nosotros, y en Grand Ages: Medieval, la guerra total -aquella que implica establecer una economía de guerra y un combate constante de desgaste en base a tropas y acantonamientos variados- no siempre es la mejor opción.

¿Qué recursos tenemos? Grand Ages: Medieval ofrece sendas vías de victoria, un buen número de posibilidades. Sí, está la vía de la diplomacia, y también la militar, pero como os decíamos anteriormente, el comercio sigue siendo otro camino a aprovechar. Al hacer gala de una economía funcional y realista, que nos permita balancear precios, incluso provocar carestías y subidas del coste, Grand Ages: Medieval oferta la posibilidad de asfixiar económicamente a nuestro rival, obligándolo a arruinarse al comprar otros materiales y enseres a los que hayamos incrementados previamente, y de manera artificial, su valor.

Pese a que las guerras no estén muy cuidadas a nivel jugable, producir tropas nunca es mala idea.
Pese a que las guerras no estén muy cuidadas a nivel jugable, producir tropas nunca es mala idea.

En cualquier caso, y pese a que tiene una vital importancia, Grand Ages: Medieval también incluye caminos alternativos a la obtención de materias primas, productos y la compra venta. Las guerras, como os comentábamos, pueden llegar a cambiar el panorama político y social de una región, invitándonos a que nuestras tropas tengan presencia constante en esos puntos calientes o delicados. La I.A, por norma general, es bastante agresiva, y buscará la confrontación si puede. Es por eso que tener grupos de exploradores, o numerosos aliados, será la clave para evitar futuros disgustos.

Los intercambios de golpes entre tropas y legiones, así como entre navíos, son bastante simples, muy directos, lo que parece constatar las intenciones de Gaming Mind Studios en este aspecto: la guerra y las batallas de trasfondo militar son una opción extrema, un alivio jugable para un juego que apuesta por el comercio y la producción, pero que no gozan del suficiente mimo ni apoyo, algo que deja bastante que desear -podemos saber el resultado final con echar una ojeada a las unidades rivales o a las nuestras-.

Una interfaz clara y cómoda

Gaming Mind Studios ha sabido solventar uno de los problemas más acuciantes cuando se intenta trasladar un juego de estrategia y gestión del PC a consola: la interfaz y el control. Pues bien, pese a que suene casi a cliché, la traslación al pad de PlayStation 4 -consola en la que sale el videojuego-, es perfecta. Condensa con inteligencia el control habitual del ratón, permitiéndonos mover con los sticks la cámara sin problema alguno, y brindándonos la posibilidad de realizar aumentos y zooms muy cercanos al escenario.

La interfaz, incluso en PlayStation 4, es muy cómoda.
La interfaz, incluso en PlayStation 4, es muy cómoda.

Manejarnos por los numerosos menús y tablas de un juego en el que la economía y los números son tan importantes se ha solucionado con inteligencia, usando con maestría los botones -los hay de navegación y confirmación o cancelación- y ofreciéndonos incluso, pulsando L2, usar un cursor que haces la veces de puntero y que podemos desplazar a placer por la pantalla.

Grand Ages: Medieval es un juego vistoso, claro, y muy intuitivo. Su interfaz y sus menús contextuales pueden llegar a estar plagados de tablillas, números y estímulos visuales en diferentes colores, con lo que podría llegar a ser fácil perderse, pero la información está jerarquizada y exquisitamente bien presentada. Es más: la versión para PlayStation 4 de Grand Ages: Medieval, la que hemos analizado, incluye una opción para ampliar la interfaz y el tamaño de la fuente del texto, un mal endémico a este tipo de juegos. Por supuesto, Grand Ages: Medieval está traducido y doblado al castellano.

En cuanto a nivel gráfico, una de cal y una de arena. Como es lógico, un juego de esta índole no suele gozar con un apartado técnico y audiovisual soberbio, pues en principio, y juegos como Total War a un lado, no los necesitan. Grand Ages: Medieval hace acopio de un mapa enorme, con decenas de asentamientos y urbes distintas, a las que añadir accidentes geográficos, costas, bosques y montañas. Por si fuera poco contar con un terreno enorme que debemos ir explorando -la llamada niebla de guerra sigue presente-, también toparemos y sufriremos la entrada de las estaciones, y en ciertos momentos, a las catástrofes naturales más imprevisibles.

Las estaciones tendrán importancia en el desarrollo del juego.
Las estaciones tendrán importancia en el desarrollo del juego.

Gráficamente no tiene fallos o desperfectos de ningún tipo, pero dada la cierta rigurosidad en cuanto a nomenclaturas y cronologías de Grand Ages: Medieval, no habría estado de más imponer un estilo visual a la hora de diseñar las formas de las ciudades y las tropas de cada asentamiento, tanto aliados como adversarios. Esto consigue, sobre todo tras varias partidas y encuentros online, que no sintamos ningún tipo de diferencia entre ellos y nosotros, restándole importancia e identidad artística a un conjunto que hace gala de algunos vídeos y animaciones en su modo historia bastante interesantes y trabajadas.

El sonido, por su parte, si nos parece destacable. No esperéis alardes en el apartado de efectos sonoros o foley, pero Grand Ages: Medieval goza de una serie de temas sinfónicos muy buenos, con una melodía principal que poco tiene que envidiar a las míticas, épicas y grandilocuentes -a la par que delicadas- piezas del fallecido compositor John Barry en ‘El león de invierno’ o ‘Bailando con lobos’. Su doblaje al castellano, bien interpretado e incrustado en la narración y el devenir del juego, también nos ha parecido notable.

Las rutas comerciales, el uso de los navíos… Casi todo está contemplado en ‘Grand Ages: Medieval’.
Las rutas comerciales, el uso de los navíos… Casi todo está contemplado en ‘Grand Ages: Medieval’.

Conclusiones finales

Grand Ages: Medieval es un juego clásico, que bien podría haber salido hace diez o doce años, incluso a finales de los noventa, y mantener el mismo esquema jugable en su interior. Su gestión de recursos y su pasión por la economía como motor central de su estratégico planteamiento, nos ha parecido muy acertada y bien avenida, pues aporta una capa de profundidad pocas veces vista, al menos en consola. Consola -esto es, PlayStation 4- que recibe una adaptación muy buena, con una interfaz adaptada para la ocasión.

El color de nuestro blasón, el orgullo de nuestra capital.
El color de nuestro blasón, el orgullo de nuestra capital.

Gaming Mind Studios y Kalypso han conjugado una inteligente combinación, accesible a la par que desafiante, que se abre al jugador y que le proporciona una enorme cantidad de retos y posibilidades de decisión, siempre y cuando sepa acatar el estilo de juego y sus requisitos tras las desbordantes primeras horas de juego. Pese a que tiene fallas -repetición de conceptos y escenarios, un combate simplón y poco pulido-, Grand Ages: Medieval una vez te atrapa, invita a seguir la expansión de nuestro reinado, aunque eso signifique aguantar muchos inviernos defendiéndonos de todos los enemigos que nos pueden llegar a rodear. Ya lo dijo Constantino XI: "A partir de hoy, los latinos y los romanos son la misma gente, unidos en Dios y es con la ayuda de Dios, que hemos de salvar Constantinopla".

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4 y PC

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PC

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 9/10/2015
  • Desarrollo: Gaming Minds Studios
  • Producción: Kalypso Media
  • Distribución: Meridiem Games
  • Precio: 54,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.5

PUNTÚA
Grand Ages: Medieval para PlayStation 4

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 25/9/2015
  • Desarrollo: Gaming Minds Studios
  • Producción: Kalypso Media
  • Distribución: Meridiem Games
  • Precio: 36,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Grand Ages: Medieval para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir