Vandal

Análisis Dangerous Driving, el sucesor espiritual de Burnout (PS4, Xbox One, PC)

Juan Rubio ·
Los creadores de Burnout vuelven con toda la diversión de la saga, pero también con algunos tropiezos.
Análisis de versiones PS4, Xbox One y PC.

No podemos empezar este texto sin reconocerle a Three Fields Entertainment el mérito de su viaje. Fiona Sperry y Alex Ward, los padres de Criterion y de la saga Burnout, abandonaron el estudio después de que Electronic Arts cancelase Project EA - Epic Adventure, un título diferente a Beyond Cars, también cancelado.

Videoanálisis

Entonces, fundaron un nuevo estudio, Three Fields Entertainment, con el objetivo de crear un nuevo Burnout. Para autofinanciarse hicieron multitud de proyectos menores, incluyendo varios que recuperaban las bases del modo Crash de esta saga. Finalmente, el sucesor de uno de los mejores arcades de la historia llega a nuestras consolas y ordenadores; eso sí, algo lastrado por el presupuesto.

La senda que no siguieron

Dangerous Driving es un arcade de conducción donde correr en dirección contraria, cerca del tráfico, derrapando y haciendo que nuestros rivales se choquen serán la clave del éxito. Sigue así muy de cerca el camino marcado por Burnout 3: Takedown, algo bastante importante. En cierto modo, hace como si la cuarta entrega no hubiese existido, y toma un rumbo ligeramente diferente.

PUBLICIDAD

En lugar de continuar con las características que éste introdujo –como el poder impactar contra el tráfico que corría en nuestra dirección–, vuelve a la fórmula de la tercera parte y le añade un nuevo giro: los coches que reciban un takedown permanecerán en la carretera, por lo que nuestra manera de conseguir turbo también irá añadiendo nuevos obstáculos a la siguiente vuelta, con el peligro adicional que ello conlleva. Es un pequeño detalle que, sin revolucionar la fórmula, le da un toque de personalidad.

(Casi) toda la emoción de 'Burnout' vuelve con 'Dangerous Driving'.
(Casi) toda la emoción de 'Burnout' vuelve con 'Dangerous Driving'.

Por lo demás, Dangerous Driving reúne nueve pruebas; algunas ya conocidas y otras nuevas. Carreras tradicionales, grandes premios compuestos por varias carreras, intentar conseguir el máximo número de takedowns, contrarrelojes, persecuciones policiales, carreras uno contra uno, carreras de supervivencia… Además, inspirada por Burnout 2, se introduce una en la que tenemos que enlazar Burnouts –gastar la barra del turbo de una vez para que se rellene de nuevo automáticamente–, ahora llamados Heatwaves, y que nos invita a completar una carrera sin takedows para intentar alcanzar la mayor velocidad posible.

Y sí, también vuelven los coches inspirados por la Fórmula 1.
Y sí, también vuelven los coches inspirados por la Fórmula 1.

La verdad es que tenemos una muy buena cantidad de desafíos, bastante variados entre sí. Es cierto que la primera mitad del juego puede ser algo sencilla y algunas carreras pueden ser poco emocionantes, ya sea porque los rivales nos esperan o porque los adelantamos y no son capaces de alcanzarnos. La segunda mitad es mucho más emocionante y exigente.

El modo principal cuenta con casi 70 pruebas, divididas por categorías de coches. Ir progresando nos permite conseguir nuevos vehículos y nuevas pruebas, como os podéis imaginar. Además, cada una puede completarse con medallas de bronce, plata u oro, además de una secreta de platino que implicará hacerlo excelentemente bien.

Hay muchos tipos de pruebas, incluyendo emocionantes persecuciones.
Hay muchos tipos de pruebas, incluyendo emocionantes persecuciones.

La curva donde patina

Dangerous Driving, en general, consigue transmitirnos las sensaciones que recordábamos de Burnout, pero es innegable que tiene algunos problemas notables. El principal es la física de los coches y la conducción, poco pulida, además de algún que otro bug. No es raro que nuestro coche vuele o haga algún movimiento extraño, o que no sepamos cómo va a reaccionar al impactar contra un guardarraíl.

Las físicas no son perfectas, y a veces pueden jugarnos malas pasadas.
Las físicas no son perfectas, y a veces pueden jugarnos malas pasadas.

En Burnout, siempre que no fuésemos demasiado de frente, nuestro coche se pegaba al guardarraíl al coger una curva, a costa de perder velocidad. Aquí puede que pase eso, o también puede que nuestro coche salga rebotado sin razón aparente. Esto se acentúa, curiosamente, al inicio del juego con los coches más lentos. También echamos de menos esas batallas encarnizadas en las que intercambiábamos pintura con los rivales hasta que uno se llevaba el takedown. Ahora es casi imposible mantener esos rifirrafes, ya que los coches no intentan forcejear contigo y, o bien se alejan, o bien reciben el takedown al impactar contigo.

Pueden parecer pequeñeces, pero son parte de la esencia de la saga en la que se inspira, y se nota en el resultado final. El manejo tampoco es el mejor. Te acostumbras y se juega bien, y los coches responden con precisión cuando lo necesitas, pero no hay grandes diferencias entre los diferentes tipos de vehículos, y los derrapes –algo fundamental– no nos terminan de convencer.

La luz en el silencio

Dangerous Driving, al igual que sus predecesores, se ve bastante bien. Es muy vistoso, gracias a su iluminación y sus efectos de distorsión. En detalle, sus carencias se hacen obvias, pero en movimiento podría pasar por un juego de alto presupuesto. Tiene detalles cuidados, como la destrucción de los coches –que, en según qué pruebas mantienen los daños que reciben– o los efectos de partículas, que suman del cara al conjunto final.

El modo ‘Heatwave’ nos lleva a los tiempos de 'Burnout 2', antes de los takedowns.
El modo ‘Heatwave’ nos lleva a los tiempos de 'Burnout 2', antes de los takedowns.

Aunque son bastante sencillos, contamos con una decente cantidad de entornos –siete diferentes– con algunas variantes, todos inspirados por entornos naturales estadounidenses, incluyendo bosques, montañas nevadas, cañones o lagos. De igual modo, tenemos seis categorías de coches, con un total de 27 vehículos y, como podéis imaginar, no faltarán los inspirados por la Fórmula 1.

Ahora los accidentes son permanentes, y los coches dañados se quedarán en la carretera como obstáculos.
Ahora los accidentes son permanentes, y los coches dañados se quedarán en la carretera como obstáculos.

Es curioso, eso sí, que las carreras se desarrollan en absoluto silencio, a excepción de los efectos de sonido. El juego tiene música para los menús, pero no para las carreras. Las razones son obvias: falta de presupuesto. Es normal que hayan preferido gastar el dinero que habría supuesto adquirir los derechos de esa música en hacer nuevas pistas o coches. La alternativa ha sido integrar Spotify en el juego. Necesitas una cuenta Premium, pero tras vincularla puedes escuchar tu música e incluso controlarla con la cruceta. Y sí, jugar a Dangerous Driving con la banda sonora de Burnout 3: Takedown es otro mundo.

El camino del caos

Nos encanta que Three Fields Entertainment haya conseguido llegar hasta aquí y haya conseguido completar su misión: ofrecernos un sucesor espiritual de Burnout. Se nota que el presupuesto ha sido muy limitado, sobre todo en cosas como la falta de música, pero a la hora de jugar nos lo hemos pasado bien. Es una pena que no se haya profundizado más en pulir las físicas y la conducción, algo que habría hecho que saliese un juego más redondo.

En este caso, sabemos que el estudio va a seguir apoyando el juego, y ya hay anunciada una actualización que se lanzará durante el primer mes y que incluirá el modo multijugador online. Esperemos que aprovechen esa actualización para mejorar esos apartados que comentamos. Aun así, si eres un hardcore fan de Burnout, creemos que lo vas a disfrutar mucho.

Hemos realizado este análisis en Xbox One X con un código de descarga proporcionado por Tara Bruno PR.

NOTA

6.8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

La esencia de Burnout.
Gran variedad de modos.
La integración de Spotify…

Puntos negativos

…a falta de una banda sonora.
Físicas y control mejorables.
No está exento de bugs.

En resumen

Un juego que tiene algunos problemas obvios, pero que, aun así, consigue recuperar la esencia de Burnout. Esperemos que la cosas le vayan bien a Three Field Entertainment y nos ofrezcan una secuela más redonda.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

JuanRubio · 12/04/2019 08:52
[respuesta:26]Si sirve de algo, va a introducir modo online con una actualización. Sé que no es lo mismo, pero bueno...[/respuesta]

veneco30 · 11/04/2019 20:30
[respuesta:25]Ya no consigo juegos de carros que me divierta desde que eliminaron el muti local a pantalla dividida . Cuando me reunía con los compas y una caja de cerveza a competir . El juego último juego de carros que disfrute con al máximo con amigos fue San Francisco rush en dreamcast multi a 4 jugadores .[/respuesta]

JuanRubio · 11/04/2019 17:31
[respuesta:15]No :([/respuesta]

LadnaV · 11/04/2019 16:09
Lo he podido probar un rato..y menuda puta mierda de juego. Parece un Burnout en estado alpha. Fisicas de mierda, escenarios desangelados (poquísimo tráfico) y la sensación de estar jugando a un Burnout de los chinos.

Luego me he puesto el Burnout 2 en la cube...y no hay color. A años luz en todos los sentidos.

Vaya decepción. Un 6,5 me parece demasiado para esto.

Asdrubalfio · 10/04/2019 13:34
[respuesta:21]Hombre, tanto como "mierda de juego"... Los de Digital Foundry no lo ponen muy mal precisamente, aunque vaya a 30 fps en las consolas base y a 60 fps en la Pro y en la X. Que estas cuestiones y otras limitaciones que para mí son secundarias (p. ej., si hoy en día se tuvieran en cuenta los mismos criterios seguramente el [b]NFS: HOT PURSUIT[/b] de Criterion de la pasada generación tendría menores puntuaciones en esta generación por ir a 30 fps... y es un juegazo como arcade de coches) sean cosas que tengan hoy tanto peso como para rebajarle tanto la nota a un juego son cosas que no veo nada claras, para mí eran secundarias en anteriores generaciones y lo siguen siendo en esta porque la base jugable del título me parece buenísima, a prueba de bombas, y encima si lo van actualizando no hará más que mejorar y pulir defectos desde ahí. Es lo que terminan destacando los de Digital Foundry: que cosas como la jugabilidad y el apartado gráfico son muy buenas y que ojalá las vayan puliendo y/o saquen más títulos así, que se echan de menos en esta generación y se agradecen mucho. Es justo lo que es [b]DANGEROUS DRIVING[/b].

En resumen: resulta obvio que ni las físicas, ni el apartado técnico, ni la banda sonora ni los valores de producción en general de [b]DANGEROUS DRIVING[/b] están a la altura de lo que sería un [b]BURNOUT[/b] de esta generación en plan AAA... pero de ahí a decir que un juego así de bueno desarrollado por siete personas y lanzado a precio reducido es una "mierda de juego" creo que va un trecho muy importante. Para mí que un producto modesto pero tan satisfactorio en lo jugable tenga defectos así no lo convierte automáticamente en "mierda".[/respuesta]

(NOTA ACLARATORIA: como veis, ya lo tengo y no me arrepiento en absoluto de haberlo adquirido porque es justo lo que esperaba. La reseña me parece justa, aunque yo le hubiera dado más puntuación porque me encanta el género y creo que debería haber más juegos como este, que pese a sus limitaciones consigue lo que pretende con creces y tiene una jugabilidad que funciona como un tiro, que para mí es lo más importante y lo que buscaba y he encontrado, y aparte de esto tampoco le pedía más.)

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Xbox One y PC

Análisis
2019-07-21 17:00:00
Es hora de volver a la acción y abrirse paso entre oleadas de enemigos con armas y puñetazos.
Análisis
2019-07-18 16:00:00
Un entretenido juego que nos hará pensar, muy atractivo en lo visual y con algunas ideas muy interesantes.
Análisis
2019-07-17 16:30:00
Los productores del aclamado Dusk regresan ahora con Amid Evil, otro FPS de corte retro que, en esta ocasión, rinden homenaje a juegos de disparos de fantasía como Heretic o Witchaven.
Análisis
2019-07-17 10:50:00
Un título muy, muy adictivo, que se ve lastrado por un apartado gráfico algo mejorable, pero que consigue sorprendernos y hacer que nos sintamos unos auténticos ninjas.
Análisis
2019-07-16 10:00:00
Una genial aventura de puzles y exploración que desborda ingenio y frescura y que se convierte en una de las sorpresas más agradables en lo que llevamos de año.
Análisis
2019-07-13 10:50:00
Un entretenido y peculiar título independiente que posee un buen número de cualidades.
PEGI +7
Plataformas:
PS4 Xbox One PC
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
Distribución: PlayStation Network
Precio: 29,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Dangerous Driving para PlayStation 4

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox One
ANÁLISIS
Distribución: Xbox Store
Precio: 29,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Dangerous Driving para Xbox One

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
Distribución: Steam
Precio: 29,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Dangerous Driving para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir