Vandal
PEGI +16
PlayStation 4
FICHA TÉCNICA
Producción: Bandai Namco
Distribución: Bandai Namco
Precio: 29,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
11-11: Memories Retold para PlayStation 4

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de 11-11: Memories Retold

Ramón Varela ·
Una aventura narrativa con emoción y crueldad ambientada en la Primera Guerra Mundial.
Versiones PS4, PC, Xbox One.

Siempre es interesante ver juegos ambientados en conflictos bélicos que no se centren únicamente en la acción gratuita. Battlefield 1, Call of Duty: WWII o Battlefield V cumplen su función de entretenimiento rápido, pero rara vez aspiran a algo que no sea presentar la espectacularidad de la guerra. En cambio, en los últimos años títulos como This War of Mine o Valiant Hearts The Great War han preferido dedicar sus historias a la población civil, los supervivientes y las penurias de personas anónimas dentro de la guerra. 11-11: Memories Retold encaja en esta segunda categoría.

Desarrollado por Aardman, el estudio de animación de Wallace y Gromit, junto a DigixArt –fundado, precisamente, por uno de los creadores de Valiant Hearts-, 11-11 se ambienta en la Primera Guerra Mundial. La historia comienza un 11 de noviembre de 1916 y sigue los pasos de dos personajes muy diferentes que por distintas razones se ven envueltos en la guerra, y cada uno pertenece a un bando diferente, lo cual ayuda a no demonizar a todos los soldados alemanes. Es una guerra donde muchos participantes nunca habían empuñado un fusil.

Harry cree que su trabajo será cómodo: fotografiar a los soldados para animar a nuevos reclutas. Pero la guerra no es como la pintan...

No entraremos en muchos detalles porque 11-11: Memories Retold es ante todo un juego basado en narrativa, pero podemos contar que uno de los protagonistas –Harry, interpretado por el actor Elijah Wood, Frodo en El Señor de los Anillos- es un joven fotógrafo que abandona Canadá para retratar las victorias del ejército, en parte para impresionar a una chica. Por otro lado tenemos a Kurt –Sebastian Koch, un ingeniero alemán que hace tiempo que no tiene noticias de su hijo, que está luchando en el frente; decidido a investigar su captura o muerte, tomará la difícil decisión de alistarse para descubrir la verdad sobre lo ocurrido.

PUBLICIDAD

Que 11-11 se fije en estos personajes que han entrado en la guerra sin saber muy bien lo que les espera ofrece un punto de vista diferente al de otros muchos juegos. Ambos se darán cuenta pronto de la crueldad de la guerra –en especial Harry, con una visión más inocente de esta batalla- y que sus vidas están en peligro. Además, ambos mantendrán contacto con sus familias o amistades, así que las cartas nos hacen sentir en varios momentos si el esfuerzo realmente merece la pena o si deberíamos dar media vuelta. Por supuesto la historia de 11-11 es lo mejor del juego, aunque para disfrutarla hay que tener un poco de interés en la temática.

Si nos centramos en la parte jugable, es similar a otros títulos cinematográficos o de "película interactiva". Tenemos escenas que se van alternando con un personaje u otro, y en ellas se nos da un objetivo que resolvemos explorando el lugar, conversando o participando en pequeñísmos puzles. Eso sí, aunque se nos dice que ciertas acciones cambiarán algo la historia, es un juego bastante lineal y no vamos a cambiar drásticamente el rumbo o el tipo de escenas más que en unos puntos concretos del final, si bien puede ser suficiente para querer jugarlo de nuevo y ver otras reacciones.

Kurt busca a su hijo, perdido o muerto en la guerra. Sabe que está mayor para el combate, pero descubrir lo que ha pasado es una razón de peso para alistarse.

Las historias de Harry inicialmente suelen estar relacionadas con su trabajo de fotógrafo. A veces se nos pide sacar a un general o a las tropas como parte de la promoción que se quiere dar al ejército, pero en cualquier momento se puede sacar la cámara -siempre que no agotemos todas nuestras fotos- y capturar una instantánea que luego enviaríamos por correo a nuestra chica; sus respuestas dependerán de la foto elegida. En el frente, Harry se encontrará con compañeros jóvenes igual de perdidos que él, y el buen clima de camaradería no tardará mucho en cambiar cuando empiecen a silbar las balas.

La parte de Kurt casi nos ha interesado más, dada la escasez de historias vistas desde la trinchera alemana. Su colaboración con el ejército suele consistir en arreglar las radios que se utilizan para comunicar, un puzle en el que giramos unas ruedas y conectamos cables. También dispone de un estetoscopio para escuchar conversaciones detrás de paredes, a veces para espiar al enemigo y otras para oír conversaciones de superiores. No olvidemos que Kurt preguntará y estará atento a cualquier pista sobre el destino de su hijo. Su aventura es más reflexiva, la guerra es un telón de fondo para su auténtica misión, de la que es consciente que quizás no salga vivo.

Podrás decidir lo que cuentas en tus cartas. ¿La verdad o una historia más dulcificada?

Algo interesante de los diálogos que escucha Kurt es que de vez en cuando se resaltarán palabras clave. Estas palabras se podrán utilizar luego a la hora de redactar una carta a su familia, pudiendo escoger con cuidado los párrafos que vamos a contar. ¿Somos francos y contamos la verdad, o vamos engañando a nuestra hija para que no se preocupe de nuestra situación? Ten en cuenta que si no obtienes todas las palabras no se desbloquearán las opciones.

El apartado jugable tiene más acciones según el contexto de la situación –esquivar minas, algo de sigilo…-, hay interacción con mascotas y algunos minijuegos como las cartas, pero el contenido opcional es bastante escaso. De hecho existen coleccionables con información histórica, aunque una vez los escenarios se hacen más amplios su búsqueda pierde parte de su interés –es investigar cada rincón del mapa, sin más-.

Hay pequeños puzles e incluso minijuegos, pero es una aventura narrativa y la jugabilidad es casi algo secundario.

Como era de esperar, 11-11: Memories Retold destaca por la historia, los personajes y su ambientación. De esto último hay que resaltar su peculiar estilo gráfico estilo impresionista, en el que la imagen está compuesta por pinceladas en constante movimiento. La elección más fácil habría sido optar por un filtro en blanco y negro o de película vieja para recrear la Primera Guerra Mundial, pero en su lugar tenemos un mundo muy colorido y vibrante que esconde que los gráficos en muchas ocasiones sean bastante simples. Como efecto queda genial, parece un cuadro en movimiento donde cada fotograma está pintado a mano.

Nos llega con textos en español y voces en inglés o alemán -según los personajes-, lo cual ayuda a dar credibilidad a su episodios. La sobresaliente banda sonora compuesta por Olivier DerivièreRemember Me, AC IV: Black Flag - Freedom Cry, Vampyr- hace del apartado sonoro una delicia.

Su aspecto gráfico es inconfundible, es una pintura en movimiento.

Conclusiones

Sin revelar nada de lo mejor del juego, su historia y las vivencias de sus protagonistas, podemos recomendar 11-11: Memories Retold a todos los jugadores interesados en este tipo de desarrollos donde la jugabilidad pasa a un segundo plano. No es que no sea divertido, pero es que no siempre esa es su prioridad: quiere evitar caer en el simple entretenimiento. La principal pega la encontramos en que muchas de las decisiones importantes llegan en su recta final y gran parte de su recorrido peca de estar demasiado guiado, algo molesto cuando se puede completar en unas seis horas.

En cambio su argumento sí tiene algo que decir y lo convierte en uno de esos escasos juegos que aborda el tema de la guerra de una manera seria –sin recargar el dramatismo de manera exagerada-, que no pinta a todo un bando de héroes ni a otro de sanguinarios asesinos. Incluso con sus detalles mejorables y reconociendo que no es un juego para todos los gustos, los aspectos positivos de 11-11 acaban por imponerse en la valoración general.

Hemos realizado este análisis en su versión de PS4 con una copia nos ha proporcionado Bandai Namco.

NOTA

8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Su historia.
Un aspecto visual muy llamativo.
La banda sonora.

Puntos negativos

Jugabilidad muy básica.
Las decisiones no siempre parecen tener impacto.
Dificultad nula en un juego que se puede hacer corto.

En resumen

Una buena aventura narrativa que hace bien lo que busca: contar su historia. En los aspectos jugables puede saber a poco.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

-Chuzo- · 11/11/2018 11:32
[respuesta:18]Sin problema.  ;)[/respuesta]

Kylo_Ren · 11/11/2018 11:27
[respuesta:14]Pues a ver si hay suerte, porque mira que es chula la edición.

Cuando llegue te agradecería si pudieras confirmarlo :).[/respuesta]

Canim · 11/11/2018 10:37
Cuando esté gratis...a quien quiero engañar? Ni eso

Dacankiin · 10/11/2018 18:51
[respuesta:6]Eso se arregla fácilmente doblando a uno de los bandos y dejando al otro tal cuál.[/respuesta]

nameless-one · 10/11/2018 18:50
Pues no lo conocía, a la lista de deseados que va. Se agradecen este tipo de juegos que tratan la guerra desde un punto de vista más adulto.

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis PS4

Análisis
2018-11-16 10:22:00
Personajes de fantasía oscura se dan de tortas en este interesante, pero mejorable, nuevo juego de lucha independiente.
Análisis
2018-11-15 15:52:00
El dragón creado por Insomniac recupera sus tres primeras aventuras con un precioso lavado de cara.
Análisis
2018-11-15 10:50:00
Una divertida colección de minijuegos a lo ‘Mario Party’ donde competir y colaborar con nuestros amigos.
Análisis
2018-11-14 11:34:00
La saga Battlefield nos adentra en la Segunda Guerra Mundial con un fantástico FPS que acusa en exceso la falta de contenido.
Análisis
2018-11-13 10:18:00
Uno de los mejores juegos de preguntas y respuestas actuales vuelve con una gran versión temática.
Análisis
2018-11-10 17:00:00
El agente 47 vuelve con una completísima aventura que encantará a los que disfrutaron con la entrega anterior.
Flecha subir