Análisis de Need for Speed Hot Pursuit (PS3, PC, Wii, Android, Xbox 360)

La saga Need for Speed muestra su descaro y velocidad en las manos de Criterion Games.
Need for Speed Hot Pursuit
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones PS3, PC, Wii, Android y Xbox 360.
Otros análisis: iPhone

Criterion Games acertó de pleno con su saga Burnout, que fue progresando notablemente a lo largo de sus entregas, quizá demasiado juntas en el tiempo, pero mostrando claramente que el estudio tiene un toque especial para los juegos de velocidad divertidos, directos y con clara vocación arcade. No es de extrañar, por tanto, que bajo el auspicio de Electronic Arts tarde o temprano cogieran las riendas de una de las vacas sagradas de la compañía, y así es como llega hasta nosotros Need for Speed: Hot Pursuit, que puede ser un nuevo comienzo para la veterana saga (y subsaga, de hecho) de policías y conductores sin un claro conocimiento de la función del freno.

Lo cierto es que el listón marcado en la velocidad con Burnout: Paradise, de Criterion Games, es muy alto, y en muchos sentidos este juego no viene a coger el testigo, sino a ofrecer otra propuesta en el campo de la velocidad, y lo hace con un acierto que esta saga llevaba mucho tiempo sin conocer. Y es que Need for Speed no ha tenido, tampoco, entregas mediocres, pero sí que alcanzó un hito de calidad que luego se desinfló y acabó perdiendo fuerza e impacto entre el público.

Sin embargo, la impronta del estudio es clara y patente en todo momento: el estilo visual, el diseño de los coches, incluso la sensación al volante -virtual- de estos vehículos deportivos de máximo lujo nos deja intuir la mano de Criterion, así que quienes hayan disfrutado con sus anteriores títulos no van a sentirse en absoluto defraudados. Quizás no es un Need for Speed tan clásico como algunos hubiesen deseado, pero desde luego hace honor al subtítulo Hot Pursuit, con mucha velocidad y más adrenalina por las venas.

PUBLICIDAD

Se ambienta en un lugar diseñado específicamente para la ocasión, Seacrest County, un mundo abierto con más de 160 kilómetros de carreteras por recorrer, y todas ellas preparadas para ir a toda pastilla. Esto, para los aficionados a las comparaciones, implica que es cuatro veces más grande que la Paradise City del último Burnout. La localización es ficticia, sí, pero se corresponde con relativa facilidad con el imaginario colectivo de una California lujosa, con grandes autopistas, y sin que la realidad entorpezca nada. Habrá, claro, quien hubiese preferido una localización real, pero lo cierto es que aunque es bonito reconocer lugares y localizaciones, si lo que queremos es velocidad pura en entornos más o menos urbanos, lo realista y verosímil debe imponerse sobre la realidad.

Lo cierto es que en este sitio parece que a todo el mundo le sobra la pasta, es joven, arriesgado, y sabe pisar a fondo el acelerador sin mucho miedo. Los coches de lujo están a la orden del día, y sus impuestos han costeado fantásticas carreteras donde nunca vas a tener que andar pisando huevos. La policía, sin embargo, se toma muy en serio su trabajo a la hora de intentar poner fin a esta locura de velocidad, y para ello ponen muchísimos medios.

En muchos sentidos, el juego apuesta por un contexto de fantasía muy cercano a Burnout, pues no pretende ser realista, en este sentido, ni en la situación que se genera en las carreteras, ni en las reacciones del tráfico, ni en las de la policía, pero eso es muy necesario para inyectarle el espíritu arcade que lo caracteriza. En cierto modo es un juego gamberro, aunque lejos de la locura ilimitada de Burnout.

Además, Need for Speed: Hot Pursuit se concentra en hacernos pisar el acelerador, sin historias complicadas, ni un elaborado guión que, la verdad, no siempre ha dado buenos resultados en el género. De hecho, los ha dado bastante regulares. Para ello, nos pone tanto en el papel de un poli como en el de un corredor, y vamos progresando a través de los diferentes rangos según ejecutemos los objetivos y nuestra conducción. Conducir como un loco tiene su recompensa si eres un corredor, pero ser policía resulta también muy gratificante… y en realidad te da también carta blanca para hacer casi lo que quieras. Esto es importante para que el juego sea divertido en ambos bandos.

Progresivamente accedemos a nuevos vehículos, y podemos personalizarlos con objetos e incluso algunas armas. Del mismo modo, el mapa se va abriendo poco a poco, así que hay que ir conduciendo, escapar de accidentes (y provocarlos), machacar (real y figuradamente) a los rivales, ganar carreras, etc., y así vamos sumando más y más contenidos. El progreso de desbloqueo está bien llevado, y da una buena sensación de recompensa.

 1

Las armas tienen su parte relevante en el juego como policía, pues tenemos acceso a vallas para bloquear la calle, cintas con pinchos para reventar las ruedas, e incluso helicópteros, cada una de ellas con diferentes objetivos. Si soltamos clavos podemos pinchar los neumáticos de quienes nos siguen, y los helicópteros pueden seguir a sospechosos que estén a gran distancia, por poner unos ejemplos. Los corredores también tienen muchos de esos recursos, claro, que pueden afectar el radar de los policías, por ejemplo.

Los coches, aunque su comportamiento no tiene nada que ver con lo que se espera de un simulador, sí tienen un toque diferente muy marcado a la hora de conducirlos, aunque dentro de la concepción arcade que hace que todos sean bastante accesibles, pese a sus peculiaridades. Entre los Bentley, por ejemplo, hay algunos de los coches más pesados y firmes en su conducción, mientras que los Lamborghinis aportan una ligereza y aceleración fuera de toda duda. La suerte es que hay muchos modelos, pero cuidado: no hay un garaje como el que se puede encontrar en Gran Turismo, o PGR, porque no se trata tanto de "coleccionar" coches sino como, simplemente, conducirlo, sacarle el jugo, y pasar a otro.

En ese sentido, la lista de vehículos incluye coches de auténtico lujo, que van desde un impresionante McLaren F1 hasta un Lamborghini LP 670-4 SuperVeloce, pasando por un Nissan GT-R Spec V, Mercedes SLS AMG, Porsche Panamera, Bugatti Veyron, etc. Todos los vehículos son modelos reales, licenciados, y eso se aplica tanto a los coches con los que corremos como con los vehículos que transitan por las diversas carreteras.

El tráfico no es intrusivo, pero sí aporta un factor de cohesión y realismo que se agradece. Si a eso añadimos la climatología dinámica, el buen diseño de entornos, y la presencia de otros elementos adicionales repartidos por el escenario, nos encontramos con un mundo que da una sensación muy vívida. Es algo que se agradece si optamos por el modo Freedrive, donde podemos, simplemente, coger un coche y darnos un buen paseo por este condado. El tiempo va pasando, la climatología puede cambiar, y todo sucede con suavidad.

El desarrollo del modo principal para un jugador es bastante guiado, a través de una serie de eventos a los que accedemos desde el mapa del juego, por lo que se prescinde de dar vueltas por los entornos buscando misiones. Es un sistema directo que resulta muy diferente al del último Burnout, pero más en línea con los primeros, y que en este Need for Speed: Hot Pursuit funciona muy bien. Al fin y al cabo, si queremos pasear tenemos un modo específico para eso. En los eventos podemos escoger entre ser un policía o ser un corredor, así que eso depende de nuestra elección en cada momento, lo que da una rejugabilidad más directa a su desarrollo.

Los eventos tienen bastante variedad, dentro de lo que es un juego de carreras. No es un prodigio de originalidad, ni mucho menos, pero sí consigue ofrecer lo suficiente como para no aburrirnos e ir alternando entre los diferentes estilos de partida que se nos van presentando. Contrarreloj, carreras, persecuciones… El conjunto general funciona bien.

El título cuenta con una función, Autolog, que es el juego en línea del mismo, centrado completamente en la competición cara a cara entre jugadores, tanto de nuestra lista de amigos como desconocidos. No se trata de sumar estadísticas, sino de, simplemente, competir y competir contra rivales humanos. Para eso, nos mantiene informados regularmente sobre la actividad de los otros jugadores: qué hacen, qué rango alcanzan, etc. Incluso podemos compartir fotos que tomemos dentro del juego con la comunidad, por lo que aporta algunos factores de competición directa, y otros de red social. Así, por ejemplo, nos avisa de que alguien ha batido nuestro récord, y podemos ir directamente a superarlo de nuevo, si retamos a ese jugador.

 2

Además de esto, hay un modo multijugador más tradicional, para hasta ocho jugadores, solos o por equipos, como corredores o como policías, donde las armas disponibles toman un papel estratégico adicional. No hay, por desgracia, multijugador local a pantalla partida, por lo que las partidas múltiples en el salón no se han hecho un hueco.

Visualmente el juego cuenta con entornos fantásticos, muy bien diseñados y sin fallos en su concepción. Los coches son también grandes reproducciones de los modelos reales, y todo se mueve con mucha suavidad. Los menús y demás aspectos de presentación no muestran una producción tan cuidada, y, sobre todo, se echa en falta tener más cámaras disponibles, como una interna. El sonido, por su parte, destaca por sus efectos ambientales, y el rugido impactante de los motores, sin que por eso se haya descuidado la banda sonora, muy apropiada para el estilo de juego que se nos presenta.

 3

Conclusiones

Velocidad y espectáculo son las palabras que definen a Need for Speed: Hot Pursuit, una entrega que acierta en su propuesta y que da nueva vida a la saga de conducción de Electronic Arts. El modo para un jugador resulta lo suficientemente variados, y el multijugador, a través de Autolog, potencia la rejugabilidad y la competitividad contra jugadores humanos al máximo. Además, el multijugador en línea más tradicional está bien representado, por lo que la comunidad online del juego tiene potencial para florecer con fuerza. Eso sí, es un arcade, pero alejado de la brutalidad absoluta de otros, y en las antípodas, también, de la simulación, así que hay que comprenderlo como tal: diversión directa, espíritu arcade, y velocidad a raudales.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
Género/s: Carreras arcade / Coches
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC
Wii iPhone Android

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
8.13

PUNTÚA
Need for Speed Hot Pursuit para PlayStation 3

77 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.65

PUNTÚA
Need for Speed Hot Pursuit para Xbox 360

66 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.26

PUNTÚA
Need for Speed Hot Pursuit para Ordenador

12 votos
#86 en el ranking de Ordenador.
#104 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
COMUNIDAD
7.58

PUNTÚA
Need for Speed Hot Pursuit para Wii

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión iPhone

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
6.95

PUNTÚA
Need for Speed Hot Pursuit para iPhone

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Android

COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Need for Speed Hot Pursuit para Android

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir