Análisis de Drakengard 3 (PS3)

Un título muy especial con el que disfrutar de una gran historia mientras aniquilamos a cientos de enemigos, ya sea a pie o a lomos de un poderoso dragón.
Drakengard 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
10
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PS3.

Puede que la saga Drakengard, a pesar de haber cumplido ya diez años, no sea de las más conocidas de la industria ni de las mejor valoradas, pero lo cierto es que para muchos de los que la disfrutamos fue muy especial. De hecho, cuenta con un grandísimo spin-off llamado Nier, un juego cuyo impacto emocional en el jugador ha sido pocas veces igualado desde que se crearon los videojuegos y que está repleto de momentos y detalles completamente únicos.

Hablamos de juegos que si los valoráramos de forma "objetiva", nos resultaría prácticamente imposible explicaros por qué son tan queridos entre los jugadores, ya que a nivel técnico son un desastre y jugablemente podrían dar más de sí. Pero bajo esa capa de "fealdad" se esconden unas historias irrepetibles y llenas de matices, personajes únicos, momentos para la posterioridad, grandes apartados artísticos, una conexión con el jugador inigualable y por último, pero no menos importante, unas bandas sonoras de ensueño que no nos cansamos de escuchar a día de hoy.

Con estas premisas nos llega Drakengard 3, un título que esperábamos con muchas ganas y que por desgracia se ha lanzado en el mercado europeo bajo unas condiciones que dejan mucho que desear: en inglés, sin el parche de lanzamiento que el juego requiere para usar los contenidos descargables que están a la venta y que de paso soluciona muchos de sus problemas técnicos, y únicamente en digital, incluyendo una edición coleccionista que en vez de disco trae un código descargable.

PUBLICIDAD

Nos alegramos mucho de que nos haya llegado, aunque no deja de ser un tanto molesto el maltrato que se nos ha dado respecto a Estados Unidos, donde sí pueden comprar el juego en físico y disponen de la actualización de lanzamiento desde el primer día. Pero pasemos a lo que realmente nos debería importar, ¿ha merecido la pena la espera?

El deseo de un dragón

Tal y como era de esperar, uno de los grandes puntos de esta tercera entrega lo encontramos en su argumento, el cual nos narra la historia de Zero, una Intoner (unos seres que según se dice descendieron de los cielos y que tienen el poder de usar poderosos hechizos a través de sus canciones) que busca acabar con sus cinco hermanas. Los motivos por los que emprende esta cruzada no los descubriremos hasta un punto bastante avanzado de la aventura y tras un guion tan aparentemente simple se esconde una compleja trama repleta de giros inesperados.

 1

La narrativa es muy buena y consigue mantenernos enganchados queriendo descubrir más y más de la historia, la cual se nos cuenta de tal forma que para entenderla en su totalidad nos obligarán a que seamos nosotros mismos quienes la tengamos que recomponer con todos los detalles que nos van descubriendo. De hecho hay muchas cosas que se nos cuentan a través de las descripciones de las armas que vayamos consiguiendo en vez de en cinemáticas y conversaciones.

Una cosa que llama mucho la atención sobre la historia es la capacidad que tiene para pasar del drama al humor en cuestión de segundos, con momentos de lo más extraños y extravagantes que consiguen transmitir sensaciones muy contrarias a lo que en teoría estamos viendo, dándole así un toque muy único que no pasará inadvertido.

Ya que mencionamos lo del humor, decir que el juego no duda en romper la cuarta pared en más de una ocasión, con algunas críticas muy buenas a muchos tipos de videojuegos, como Zero preguntándose en un momento por qué recibe experiencia por algo que no lo merece. Eso sí, muchas bromas que se realizan tienen una fuerte carga sexual bastante retorcida, por lo que avisados estáis en caso de que esto no sea de vuestro agrado.

 2

El reparto de personajes también se las trae, empezando por la propia pareja de protagonistas. Zero siempre está enfadada, es muy borde, impaciente, muy sanguinaria, no piensa en otra cosa que en acabar con sus hermanas, y tal y como ella misma lo describe, "matar le es un acto tan natural como el ir al baño" (aunque bajo todo esto hay muchas capas de profundidad que tendréis que descubrirlas por vosotros mismos).

En el otro lado de la moneda tenemos a Mikhail, su dragón, una cría muy inocente, optimista, que siempre se esfuerza por contentar a su ama, un tanto torpe, que no para de repetir sus mismas frases, y que quiere intentar resolver este conflicto hablando, ya que aborrece matar y no ve bien que unas hermanas se maten entre sí. Como os podéis imaginar, esto da lugar a una relación entre ambos muy especial e interesante, y con unos contrapuntos geniales que nos harán conectar con ellos con una facilidad sorprendente, regalándonos de paso algunos de los mejores momentos del juego.

 3

Los secundarios también se las traen, empezando por las hermanas de Zero (todas ellas con unas personalidades muy definidas y opuestas entre sí) y terminando con los Discípulos que irá adoptando Zero, a saber: un psicópata bastante sádico, un masoquista que se excita con casi cualquier cosa, un viejo pervertido y adicto al sexo, y un guaperas que se lo tiene muy creído pero que cada vez que abre la boca es para soltar alguna estupidez que pone de los nervios a cualquiera que le escucha. Como podéis ver, un reparto de personajes de lo más atípico, algo que se acentúa a medida que los vamos conociendo.

"Vamos, tengo una hermana que matar"

Entrando ya en lo que es su jugabilidad, la forma más rápida de describirla que se nos ocurre es la de una mezcla de musou al estilo Dynasty Warriors con hack and slash tradicional. En este juego solo hay una cosa que importe: matar. Así que si ya de entrada la idea de pasaros horas y horas acabando con decenas de enemigos es algo que no os atrae, lo mejor será que os busquéis otro juego, porque probablemente os acabe pareciendo muy repetitivo.

 4

Su sistema de combate es muy simple, pero resulta tremendamente divertido y funciona muy bien. Con el botón cuadrado realizamos golpes flojos y con el triángulo fuertes. Estos últimos consumen parte de nuestra barra de aguante, la cual se regenera muy rápido. En esencia realizaremos casi todos nuestros combos combinando estos dos botones, aunque si el enemigo no es demasiado pesado y pulsamos X en mitad de uno de ellos, los levantaremos del suelo y podremos continuar la cadena de golpes en el aire. Por supuesto, también tenemos un botón de esquiva y otro de defensa, así como la posibilidad de fijar blancos.

Para darle más profundidad al sistema, a medida que avancemos en la historia desbloquearemos hasta cuatro tipo de armas distintas. Podremos tener equipada una de cada tipo y podremos cambiar entre esas cuatro siempre que queramos y en tiempo real. Lo interesante es que lejos de ser un añadido más o menos opcional como suele ocurrir en otros juegos, aquí nos veremos obligados a usarlas todas.

 5

Las espadas son el arma estándar, aunque son la mejor opción para enfrentarnos a grupos numerosos de enemigos, ya que sus ataques son muy amplios. Por otro lado tenemos las lanzas, pesadas y lentas como ellas solas, pero con una potencia de ataque tan descomunal que atraviesan las defensas de los enemigos con mucha facilidad. Las garras por su parte nos otorgan una agilidad fuera de serie, gracias a la cual podemos realizar combos de múltiples golpes en cuestión de segundos, lo que nos vendrá genial para cuando queramos centrar nuestras ofensivas en un único blanco. Finalmente, los chakram serán nuestra única arma de largo alcance, siendo la opción ideal para eliminar enemigos que se encuentren fuera de nuestro rango.

Para darle todavía más profundidad al asunto, cada arma tiene sus combos y características propias, motivo por el cual dos espadas pueden tener estilos de juego totalmente diferentes, así que siempre será una buena idea ir probando todas las armas que vayamos consiguiendo para ir quedándonos con las que más nos gusten en vez de simplemente mirar sus valores de ataque y escoger la que más alto lo tenga.

 6

Finalmente, nuestro último recurso será el modo "Intoner", el cual podremos activar cuando llenemos una barra especial a base de dar y recibir golpes. Mientras nos dure este modo, seremos prácticamente inmortales y nuestros combos y movimientos cambiarán por unos nuevos totalmente devastadores, lo que nos permitirá bajarle la vida a los jefes en cuestión de segundos o librarnos de esos enemigos que nos tenían acorralados y que tantos problemas nos estaban dando, regalándonos de paso una subida de adrenalina y mucho espectáculo en pantalla al ver cómo despedazamos a nuestros rivales casi sin esfuerzo.

El punto negativo aquí lo tenemos en una cámara que se vuelve algo caprichosa cuando nos acercamos a una pared o nos rodean enemigos de gran tamaño, ya que no sabe muy bien cómo colocarse y nos tocará estar recolocándola para no perder de vista la acción, algo que en modo Intoner puede ser bastante complicado de hacer. Por lo demás no tenemos muchas más quejas de ella.

 7

Los niveles por lo general son muy lineales, así que la mayor parte del tiempo os lo pasaréis avanzando y matando enemigos mientras ponéis en práctica vuestras habilidades de combate contra ellos, aunque el título siempre busca ponernos nuevos retos y desafíos que hagan la experiencia más entretenida, algo en lo que destacan los niveles y secuencias a lomos de Mikhail.

Las partes en las que pasamos a controlar a este entrañable dragón se dividen en dos. Las primeras son al más puro estilo Panzer Dragoon, por lo que iremos avanzando sobre raíles de forma automática mientras disparamos y esquivamos sin parar, con posibilidad incluso de fijar varios blancos para hacer ataques automáticos y simultáneos sobre ellos.

Por otro lado, también habrá momentos en los que tengamos movimiento libre, lo que nos permitirá sobrevolar los niveles destruyendo los objetivos que nos vayan indicando. Aquí se nota mucho la mejora respecto a los dos Drakengard de PlayStation 2, ya que los controles funcionan bastante mejor, aunque domar correctamente a Mikhail puede llevarnos unos pocos minutos para que nos acostumbremos a su sistema de vuelo y movimiento.

 8

Además de los momentos a lomos del dragón, el juego también nos ofrece una gran cantidad de combates tanto contra minijefes como contra jefes, los cuales nos ayudan a estar siempre despiertos, ya que sus ataques quitan bastante vida y tendremos que estar constantemente en movimiento, especialmente cuando hay más de un blanco del que estar pendiente. La mayoría de ellos están muy bien planteados y nos obligarán a descubrir sus puntos débiles para poder atacarle y esquivarles, especialmente en las batallas protagonizadas por Mikhail, las más espectaculares del juego con diferencia.

También hay que elogiar el trabajo que se ha realizado para dotar al título de una buena variedad de enemigos, todos ellos con sus patrones de movimiento únicos, lo que nos obligará a tener que adaptar nuestras estrategias constantemente mientras volamos por los niveles masacrándolos y tiñéndolo todo de rojo.

 9

En la búsqueda de una mayor variedad, también hay ciertos momentos en los que el juego nos propone otro tipo de desafíos, como unas secciones plataformeras a las que Zero es incapaz de encontrarles la gracia y la utilidad (las críticas que realiza nuestra protagonista al género de las plataformas son geniales), u otras en las que nos tocará encontrar el camino correcto.

Otro de los aciertos de Drakengard 3 es que se trata de un juego muy largo con una duración mínima de 30 horas para lo que es su historia principal, la cual nos obligará a sacar todos sus finales para darla por concluida (no profundizaremos más en este aspecto para evitar posibles spoilers).

Además, existe un buen número de misiones secundarias, las cuales se suelen desarrollar en unas arenas cerradas y nos proponen diversos desafíos a contrarreloj, por lo que si a completarlas les sumamos encontrar los tres cofres ocultos de cada nivel y el mejorar todas las armas para descubrir las historias que ocultan, os podréis hacer una idea de cómo se dispara el número de horas.

 10

Belleza sangrienta

Por desgracia, a nivel técnico nos encontramos con un juego más propio de la generación pasada que de esta que ya está terminando, con unas texturas muy borrosas, unos modelados de personajes mejorables, unos escenarios bastante pobres, y lo peor con diferencia, un rendimiento deficiente. La tasa de imágenes por segundo es de lo más aleatoria e inestable que hemos visto en mucho tiempo y en ningún momento hemos tenido la sensación de que el juego iba realmente fluido por culpa de sus constantes tirones. Por suerte, siempre se mantiene jugable, pero es algo que molesta y afea unas batallas que se caracterizan por la velocidad a la que se desarrollan.

Por suerte, sus problemas técnicos se ven compensados parcialmente por su apartado artístico, el cual es simplemente genial y capaz de hacernos ver cierta belleza en esas carnicerías que estaremos constantemente realizando, con algunos escenarios muy inspirados y un diseño de personajes ejemplar. Además, en las escenas de vídeo todo luce bastante mejor, lo que ayuda a dotar de cierta espectacularidad al juego cada poco tiempo (algo que también consigue por sí mismo en determinados niveles y jefes). En cuanto a las animaciones hay un poco de todo, ya que a la hora de atacar Zero se mueve con mucha fluidez y de forma natural, aunque no tanto cuando anda. Algo parecido pasa también con los enemigos.

 11

Desde luego, se trata de un título al que hay que darle algo de tiempo para adaptarnos a él por culpa de su apartado técnico, ya que de primeras no entra por los ojos (algo que hará que más de uno decida no darle una oportunidad más allá de sus 15 primeros minutos), pero donde sí que no podemos poner queja alguna es en su apartado sonoro, de lo mejor que hemos escuchado en los últimos años.

La banda sonora es simplemente perfecta, con unas composiciones que se adaptan como un guante a todo lo que vemos en pantalla. Desde los intensos temas que suenan en las batallas contra los jefes finales hasta las más tristes y conmovedoras de las melodías para los momentos más dramáticos. Resulta muy difícil explicaros con palabras lo bueno que es este apartado, aunque si os decimos que Keiichi Okabe se ha encargado de él, el compositor de Nier, ya os podréis hacer una idea de por dónde van los tiros.

 12

De hecho, aquí el sonido va un paso más allá de simplemente ambientar, ya que también se ha integrado coherentemente dentro de lo que es la historia. Como os hemos comentado, Zero es una Intoner y su poder proviene de las canciones. Por ello, cuando activemos el modo Intoner, la canción instrumental que estuviéramos escuchando en ese momento ganará una parte vocal simulando el canto de nuestra protagonista, la cual desaparecerá cuando lo desactivemos, por lo que la música siempre se irá transformando en tiempo real según lo que vayamos haciendo. Esto llega a ser todavía más espectacular en los enfrentamientos contra otras Intoners, ya que cuando lo activemos tendrá lugar una impresionante batalla musical que no hará más que realzar la intensidad del combate.

El doblaje también nos ha parecido sorprendentemente bueno en su versión inglesa (la japonesa todavía no la hemos podido escuchar por culpa de la ausencia de la actualización de lanzamiento), con unas voces muy bien escogidas y unos actores que interpretan sus papeles a la perfección. Lo malo es que no hay subtítulos en español, ya que el juego no se ha traducido, y el nivel de inglés que requiere no es precisamente bajo, por lo que si no domináis esta lengua os vais a perder gran parte de su historia, y con ello, mucho de su atractivo.

 13

Conclusiones

Siendo sinceros, nos lo hemos pasado genial con Drakengard 3 mientras masacrábamos enemigos sin parar y disfrutábamos con su intrigante historia, así como con su narrativa. No es un juego para todo el mundo, ya que va dirigido a un público muy específico, y tiene el suficiente número de "barreras" como para impedir que muchos lo acaben disfrutando, pero si eres capaz de ver más allá de su apartado gráfico, te gustan las buenas historias, la acción sin descanso y no te intimidan esas rarezas tan del gusto de Taro Yoko, probablemente acabes descubriendo un juego que difícilmente olvidarás.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

The Forgotten City - Análisis
The Forgotten City - Análisis
Análisis
2021-08-03 17:01:00
The Forgotten City nos lleva a investigar una misteriosa ciudad romana sumida en un bucle temporal. Analizamos este curioso e interesante juego que nació como mod para The Elder Scrolls V: Skyrim.
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Análisis
2021-08-03 10:39:00
El simulador de vuelo, tradicionalmente de PC, llega ahora a la nueva generación de consolas Xbox con un resultado increíble.
The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Género/s: Action-RPG
PEGI +18
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 21/5/2014
  • Desarrollo: Access Games
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 49,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.44

PUNTÚA
Drakengard 3 para PlayStation 3

19 votos
Flecha subir