Análisis de Dragon's Crown (PS3, PSVITA)

Lo nuevo de Vanillaware es algo más que una fachada bonita, también es su mejor trabajo hasta la fecha.
Dragon's Crown
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones PS3 y PSVITA.

Selecciona mazmorra, termínala, equipa el nuevo armamento y vuelta a la acción. Dragon´s Crown no es exactamente el tipo de juego que se lleva ahora, y no sólo por su mecánica repetitiva por naturaleza arcade, sino ya por el propio género al que pertenece, el de mamporros por excelencia. Ocasionalmente aún recibimos tímidos lanzamientos en forma de remakes -Double Dragon Neon- o conversiones directas para distribución digital –The Simpsons Arcade, Final Fight: Double Impact- que nos recuerdan los viejos tiempos de gloria de las reinas del salón de recreativas, venidas a menos y destinadas casi exclusivamente como reliquias digitales. Vanillaware ha sabido ofrecer exactamente eso mismo adornándolo de varias formas –elementos roleros, gráficos llamativos, un modo online muy entretenido- para no asustar a las nuevas generaciones de jugadores y atraer tanto a aquellos que, simplemente, no sabían que esto era lo que andaban buscando, y a quienes tenían claro que ya era hora de ver algo así por la puerta grande.

Ya os hemos hablado de Dragon´s Crown y su forma de juego –os recomendamos leer las impresiones finales, en las que se desgrana el tipo de desarrollo-, las seis diferentes clases –que podríamos separar en dos grupos: aquellos orientados a la acción a corta distancia y los preparados para ataques a larga distancia- y de la forma que han tenido los desarrolladores de dar mucha profundidad a la jugabilidad, gracias a ingentes cantidades de armas, protecciones, accesorios y objetos equipables distribuidos de manera aleatoria, un sistema de niveles y habilidades que adquirir mediante puntos. Todo esto hace que este título sea mucho más profundo de lo que aparenta en su superficie, y muy disfrutable una vez entras en su juego. Desde su sistema económico –que permite resucitar compañeros y personaje mientras tengas recursos suficientes-, el minijuego de glotonería, las múltiples combinaciones de clases que se pueden dar en una partida o la adictiva base para ir mejorando paso a paso mediante subida de nivel y mejores armas, Dragon´s Crown funciona como una maquinaria medida hasta el milímetro, donde la parte rolera añade una capa de profundidad que las recreativas no se acercaron.

El juego recomienda en su inicio a las clases más físicas, como el caballero y el enano, mientras que asusta un poco con la bruja y el mago, según advierte el propio juego en la descripción, para expertos. El caballero es el más accesible pero también el más estándar, el menos original –o más similar a otros títulos del género-; tenlo en cuenta a la hora de centrarte en él porque apenas estarás viendo la punta del iceberg de la jugabilidad de Dragon´s Crown.

PUBLICIDAD

Los dedicados a la magia sí es cierto que tienen un control más particular, necesitan recargar su magia y poseen ataques que afectan a diferente área que debemos controlar muy bien, son más flexibles en cuanto a la forma de juego, y por ejemplo la bruja, como personaje de apoyo, necesita ir acompañada de guerreros fuertes. Selecciones el personaje que selecciones, Dragon´s Crown no dejará de ser divertido, pero la dificultad y forma de juego cambian drásticamente entre unos y otros personajes; estamos ante una aventura pensada para ser terminada varias veces, o por lo menos, para tener una visión global de todas las clases.

La gran personalización –equipamiento, nuevos movimientos o potenciación de habilidades-, las diferencias entre clases y el multijugador a cuatro bandas son lo que hacen del juego pueda llevar más tiempo en la consola que las 10-15 horas de rigor que nos llevará ver los créditos finales por primera vez, cifra que se multiplica como mínimo por seis jugándolo con toda la plantilla, mucho más si no nos conformamos con derrotar al jefe final y deseamos ir más allá, subiendo niveles en partidas de mayor dificultad. Este es uno de los secretos de su rejugabilidad: hace que el usuario siempre quiera desarrollar otro perfil y descubrir prácticamente otro juego en cuanto a estrategia y habilidades. Aunque para disfrutarlo realmente hay que aceptar que estamos ante un juego que exprime su contenido intentando minimizar la sensación de repetitividad mediante varios incentivos, porque es así: Dragon´s Crown posee nueve escenarios, cada uno con rutas alternativas –lo que serían dieciséis mazmorras- de aproximadamente 10 minutos de duración cada una. Ese es el núcleo de la aventura que deberemos explorar en varias ocasiones por cuestiones de historia, obtener mejor equipo –descartando aquello que creemos poco valioso antes de ser tasado- y resolver las misiones secundarias con objetivos del tipo derrotar una criatura tantas veces o realizar una tarea específica –reflejar un ataque mágico con un gran escudo, etc-.

Vanillaware ha creado un juego con algo más de contenido que las recreativas clásicas, pero tampoco mucho más: lo que impide que este juego no sea despachado en una hora, como aquellas máquinas, es la rejugabilidad impuesta y su seguridad en que la diversión es constante. No es casual que tras medio juego el portal de acceso a la selección de mazmorras se descontrole y nos lleve a las fases de manera aleatoria –no obstante, todavía puedes elegir una concreta previo pago de una cantidad de monedas-, una muestra de que realmente el escenario y los compañeros online de la partida son irrelevantes: lo que quieres es ganar experiencia, obtener más tesoros y jugar por el simple hecho de jugar. ¿Existe acaso una razón mejor que esa?

Dragon´s Crown dispone de un ligero argumento que no va mucho más allá de encargos palaciegos para buscar a personaje perdido o un objeto trascendental en las mazmorras. No ha sido tan elaborado como podríamos desear, o se daba a entender, pero probablemente ni se ha querido profundizar en él por considerarse un aspecto poco trascendente. Claro que visto con la perspectiva del género, incluso su presencia ya es noticia positiva; no tiene más papel que servir de disculpa para llevarnos por las mazmorras, primero en un determinado orden, y que en un momento dado debamos volver a ellas para recorrer el camino alternativo más complicado.

Aunque el reciclaje en el escenario es más o menos evidente, nos ha sorprendido que los jefes finales del recorrido B sean nuevos y no versiones dopadas del recorrido principal, y que dispongan también de algún tipo de criatura propia. Jefes grandes en su mayoría y cada uno con particularidades, incluyendo varios que tienden a "invitar" a nuevos enemigos a la batalla –que si no evitamos, nos complica más el combate-, como la lucha contra vampiresas que pretenden morder a doncellas que protegemos o trolls que entran por una puerta no bien cerrada, y toda una serie de criaturas entre las que destaca un poderoso dragón, meollo de toda la historia. Se trata de un enfrentamiento exclusivamente offline con una dificultad por encima de la media, una forma de obligar al usuario a subir parámetros tras terminar las tareas inmediatamente anteriores si no ha realizado demasiadas misiones opcionales.

Es un juego pensado para el multijugador. Se puede completar en solitario y dispone de esa curiosa característica de rescatar cadáveres de jugadores reales con sus parámetros en el momento de la muerte –o generados por el juego en ausencia de online- para incorporar en nuestro equipo, una tarea básica en las cinco primeras horas en las que directamente no se nos ofrece la opción del multijugador en red. Quizás sea un periodo de adaptación al juego excesivo que desespere a los más impacientes por saltar a jugar con amigos, pero ya habrás dado una primera vuelta a todas las mazmorras y sabrás defenderte para lo que queda, que es subida de experiencia para hacer frente a los nuevos jefes y obtención de mejor equipo. El nivel de los jugadores a partir de ese momento será bastante similar, si no en equipo al menos sí en conocimientos, y eso hace que rara vez uno de los jugadores del grupo desentone para mal, necesario ya que la búsqueda de partidas se hace sin ajustes -salvo que queramos unirnos a un amigo de nuestra lista-.

Dicho sea de paso, hay opciones de juego como el coliseo –combate contra otros personajes- y el laberinto del caos –mazmorra con retos aleatorios con más jefes- que no se desbloquean hasta terminar la aventura principal, lo que da una idea de todos los secretos que Dragon´s Crown ofrece a los jugadores más pacientes. La duración y enganche al juego dependen de dónde pongas el listón: puedes darte por satisfecho con llegar al final de la historia, o lo ideal, que sería dominar al máximo tus clases favoritas, subir la dificultad en los nuevos modos, desbloquear la ingente cantidad de galerías de arte y formar equipos con amigos de aventuras para lo que se avecina en el laberinto del caos; cuando quieras darte cuenta llevarás cerca de 100 horas, o más.

Sin hacer uso del multijugador su principal defecto –la repetitividad- se hace más notoria y no estarás disfrutando de esta aventura tal y como se debería. En solitario el grado de tolerancia a repetir misiones puede que no llegue a más de 20 horas, pero como cualquier buen juego de lucha, en cooperativo apenas miraremos el reloj porque cada partida es completamente nueva e inesperada; un jefe puede resultar muy asequible con buenos compañeros o un combate imposible que te hará escapar de la mazmorra con la cabeza baja –y no tan buena recompensa-. Definitivamente, la experiencia en línea es mucho más divertida y más que recomendable, casi obligatoria.

Es difícil valorar Dragon´s Crown sin mencionar los gráficos o la música, que forman parte de la ambientación de fantasía oscura en la que tanto se inspira. Hitoshi Sakimoto es precisamente un compositor que encaja perfectamente con el espíritu del proyecto, y reconocemos nuestra debilidad por sus bandas sonoras. No sabemos si para bien o para mal, gran parte de sus temas mantienen una línea del autor muy reconocible y por eso es fácil cerrar los ojos y escuchar piezas que recuerdan a sus trabajos anteriores en Vagrant Story, Final Fantasy XII o Valkyria Chronicles. La crítica es fácil: le falta un punto diferenciador respecto a esos juegos. La respuesta igualmente fácil, quien disfrute de esa música orquestal y el sello Sakimoto no estará decepcionado porque las piezas para combates son tan épicas como acostumbra.

La forma de narrar el argumento se hace mediante una voz en off que explica lo que piensa tu personaje y lo que dicen los secundarios que nos vamos a encontrar a lo largo de los establecimientos de la ciudad. Las frases cortas y gritos de cada clase para la partida tienen el selector de idioma para cada uno de ellos, y así podemos encontrarnos en el juego online con dos amazonas, cada una con una voz diferente. El apartado sonoro está cuidado, la música y voz narradora dan el toque necesario al juego para dar ese aire de leyenda que se busca. Un ligero fallo: el narrador explica nuestro próximo objetivo al salir de cada local –tasación, iglesia, taberna, etc.- y si estás en ese periodo de visitas por la ciudad se vuelve un poco repetitivo, aunque reconocemos que es útil si, por ejemplo, vuelves a Dragon´s Crown tras un largo periodo de inactividad y ya no sabes cuál era tu misión para avanzar.

Vanillaware siempre ha destacado por sus animaciones 2D, y eso no lo vamos a descubrir ahora. En la versión de PlayStation 3 podemos ver por primera vez uno de sus juegos en alta definición, fluido, con zooms según la situación, efectos para las magias –hacía tiempo que las explosiones en 2D no quedaban tan espectaculares, probablemente desde Metal Slug- y multitud de elementos en pantalla, tantos que la única pega que podemos poner al apartado gráfico es ese caos del que hablábamos en nuestras impresiones, que contra grandes grupos de enemigos es difícil saber dónde te encuentras como pestañees un poco. La única pega a nivel jugable que tiene esto es que cuando perdemos nuestra arma y debemos buscarla en el escenario –una flecha indica su posición-, a veces queda un poco oculta en los márgenes de la pantalla. Es un desorden natural y hasta esperable porque en parte eso es lo que busca este género, así que lo decimos como advertencia: puede hacer perder los nervios.

El juego está diseñado con Vita en mente por la función de interactuar con el escenario, más cómodo con la pantalla táctil que con el cursor –controlado por el stick derecho-, pero a cambio, en PlayStation 3 y una buena pantalla las ilustraciones destacan aún más, desaparecen las ralentizaciones –en Vita es posible ver alguna-. En cualquier caso, elijas la versión que elijas de Dragon´s Crown no te equivocarás, sólo deberías tener en cuenta tus preferencias de lugar de juego o la calidad de tu televisión.

Conclusiones

Se había criticado al estudio en anteriores lanzamientos de aumentar la duración de manera artificial –en Dragon´s Crown esta sensación aparece si no conectas con su planteamiento- o de envolver con fabulosos gráficos una jugabilidad más bien simple. El juego que nos ocupa ha reducido esas críticas al mínimo, evoluciona un género estancado durante décadas y ha demostrado por sus ventas en Japón y Estados Unidos que sí hay interés por este tipo de juegos en formato físico; sólo faltaba el empujón de calidad que tiene este juego.

Dragon´s Crown es un juego totalmente recomendable para seguidores de los juegos de acción 2D, las aventuras roleras y los juegos orientados al multijugador. Aunque no sea perfecto, más por cuestiones de presupuesto –y eso que es el juego más caro de Kamitani- que de ideas o diseño, el esfuerzo del equipo hacen que bien merecidamente éste sea el mejor trabajo de Vanillaware.

En Europa estará disponible un poco más tarde respecto a otros territorios, el 11 de octubre.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Action-RPG / Beat'em up
PEGI +12
Plataformas:
PS3 PSVITA

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 11/10/2013
  • Desarrollo: Vanillaware
  • Producción: Vanillaware
  • Distribución: Namco Bandai
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.69

PUNTÚA
Dragon's Crown para PlayStation 3

32 votos

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 11/10/2013
  • Desarrollo: Vanillaware
  • Producción: Vanillaware
  • Distribución: Namco Bandai
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.87

PUNTÚA
Dragon's Crown para PSVITA

69 votos
#22 en el ranking de PSVITA.
#95 en el ranking global.
Flecha subir