Análisis de Dragon Ball Raging Blast 2 (PS3, Xbox 360)

Dragon Ball sigue sin encontrarle el punto a la alta definición.
Dragon Ball Raging Blast 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
NOTA
6
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
5
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

La serie Dragon Ball sigue afincada a los videojuegos para mayor gloria de los aficionados que siguen disfrutando con las aventuras de Son Goku, con títulos de todo tipo que van aumentando el catálogo disponible, aunque la lucha sigue siendo el género dominante en estas adaptaciones. Regresa, así, Raging Blast, que no es sino un Tenkaichi en alta definición, a los circuitos de Xbox 360 y PlayStation 3, pero sin mostrar signos de renovación, mejora, ni superación.

Y es que la fórmula jugable sigue sin modificarse, y la potencia adicional de estas consola de alta definición todavía no ha ofrecido el salto de calidad que realmente se espera, porque, sí, los personajes lucen estupendamente en pantalla, prácticamente como recién salidos de la serie de animación en su mejor momento, pero los escenarios son tan cutres como en el anterior título, es decir, bastante. No pegan ni con cola, y no parece que haya la más mínima intención de dar un salto cualitativo (ni cuantitativo, pues tampoco son tantos los escenarios disponibles) en este terreno, lo que ayuda a reforzar la sensación de estancamiento que arrastra la saga.

Si el primer Raging Blast ya andaba escaso de novedades de peso con respecto a los Tenkaichi de PS2, este Raging Blast 2 es más de lo mismo. Hace un muy buen trabajo a la hora de ofrecer una amplia plantilla de luchadores, bien caracterizados, fácilmente reconocibles, con sus transformaciones y ataques más distintivos, pero luego se desinfla y, una vez más, sólo podrá convencer a los auténticos aficionados de la creación de Akira Toriyama, o bien a los que lleven tantos años sin jugar a uno de estos títulos que sepan perdonarle su poca ambición y falta de frescura.

PUBLICIDAD

Sin embargo, hay algo que es innegable: aunque como juegos de lucha son de lo más insustancial que uno puede encontrar en el mercado, como "simulación de Dragon Ball" estos Raging Blast (y su predecesores, los Tenkaichi) están a otro nivel, y es ahí donde la saga brilla con luz propia. Pero claro, es algo que refuerza sus orientación a un público muy específico, que no es necesaria o precisamente el de los aficionados a la lucha.

Esto implica que hay libertad total de movimientos, y, claro, buena parte del combate es por los aires, volando, flotando, corriendo, y, en definitiva, moviéndonos a toda velocidad, muchas veces ganando espacio para acumular energía, o lanzar un ataque devastador. Eso no implica que el combate cuerpo a cuerpo quede fuera de la ecuación, pues, de hecho, hay combos brutales, y algunos son incluso difíciles de ejecutar.

Sin embargo, el control permite que machacar los botones sin pensar demasiado dé resultados demasiado positivos, así que aunque gana en diversión directa para novatos y los pequeños de la casa, quienes busquen algo más técnico o espectacular tendrán que hacerlo con conocimiento de causa, sobre todo si se meten en el mundo de los combates en línea.

 1

Curiosamente, pese a que entendemos que ese sistema de control tan simplificado en su concepción básica, y, sobre todo, desnivelado (los ataques más difíciles de ejecutar y espectaculares de ver no siempre generan un rendimiento bien compensado), el título pierde mucho componente de diversión directa porque hay cantidades ingentes de personajes por desbloquear que son muy carismáticos. Eso es bueno, por un lado, pues nos hace sacarle jugo a los diferentes modos para un jugador mientras abrimos la plantilla, pero si lo que queremos es un combate sin complicaciones, el paso por ese modo es muy extenso.

Esto, en realidad, no supone un problema para nosotros, y consideramos que está bien justificado, pese a que no es tan equilibrado como desearíamos. Sin embargo, habrá quien encuentre frustrante tener que jugar una cantidad indeterminada de combates en modo para un jugador sólo para poder llegar a seleccionar a su personaje preferido en su forma favorita… más si tenemos en cuenta que, en líneas generales, los personajes son muy similares en su control, cuando no prácticamente idénticos o calcados sin más. Pero ésa ha sido la línea de la serie, y está claro que no van a cambiarla, pues ha convencido a su público fiel, y es un argumento más a favor de su acción directa.

 2

El modo principal para un jugador ofrece pocas escenas narrativas, y su estructura es muy repetitiva y con una narrativa poco cuidada, incluso para lo que no deja de ser la adaptación de un manga de peleas. No hace falta mucho más, pero la sensación de que se ha desaprovechado la ocasión para dar algo de calidad es notable. Falta historia, narración, y los diálogos son más estúpidos de lo que uno puede llegar a imaginar. La ventaja es que integra algunos retos diferentes, que aportan variación adicional, y son bien recibidos. Se nos va recompensando con nuevos ataques y mejoras de las estadísticas para potenciar al jugador, aunque su impacto es mínimo. El modo arcade, un entrenador y el tutorial complementan la oferta.

En el campo del juego en línea se nos ofrece tanto la opción de echar unas partidas independientes en combates una contra uno, por equipos, o bien organizar un torneo con hasta 16 competidores. En el caso de jugar por equipos, estos se configuran escogiendo a personajes clasificados en diferentes rangos, lo que podría aportar cierto componente estratégico si el juego diese realmente pie a ello. Pese a eso, el mayor volumen de contenidos de juego está en la opción para un jugador, incluyendo una suerte de completa enciclopedia sobre los personajes, lo que está más que bien para los menos aficionados que quieran saber más cosas sobre toda la plantilla.

 3

Su principal virtud, de hecho, es ampliar la plantilla con respecto al anterior juego, introduciendo a personajes que fueron excluidos pero que ya habían aparecido en multitud de entregas anteriores, y alguna que otra incorporación adicional. Los combates, curiosamente, han perdido espectacularidad al reducir el número de escenas integradas, lo que puede dar algo más de ritmo, pero que le quita mucha sustancia e identidad.

Como decíamos al principio, os personajes lucen muy bien en pantalla, pero los escenarios son injustificables: feos, vacíos inanimados, y genéricos en el mejor de los casos. Juegan muy en contra del balance global, y la presentación general del título, de hecho, no se aleja mucho de esa sensación algo descuidada. El sonido cuenta con una banda sonora para olvidar, pero al menos las voces están en inglés y japonés.

 4

Conclusiones

La verdad es que Dragon Ball Raging Blast 2 dará muchísimas horas de juego a quienes lo reciban de buen grado, pues el modo historia es extenso, y su amplio catálogo de personajes son puntos muy claros a su favor, pese a tener apenas variaciones sustanciales ante los mismos. Sin embargo, el ritmo de desbloqueo de contenidos (tanto ilustraciones, como personajes extra) no está bien llevado, y resulta algo lento y poco compensado. Además, sigue sin cambiar su estilo de juego hacia algo más profundo y equilibrado, y, en definitiva, no logra aportar nada que genere nuevo interés. Sólo lo disfrutarán (eso sí, mucho) los aficionados a Goku, y quienes lleven mucho tiempo sin dedicarle tiempo a un juego de esta serie.

Últimos análisis

Chasing the Unseen - Análisis
Chasing the Unseen - Análisis
Análisis
2024-04-15 09:02:00
Chasing the Unseen es un juego con pretensiones artísticas que se da de bruces por lo poco fluido que es a nivel jugable.
Outward Definitive Edition - Análisis
Outward Definitive Edition - Análisis
Análisis
2024-04-14 11:11:00
El RPG con elementos de supervivencia llega a Nintendo Switch con una versión completa y algunos sacrificios visuales.
Terra Memoria - Análisis
Terra Memoria - Análisis
Análisis
2024-04-12 09:15:00
¿Qué pasa si mezclásemos un JRPG con un juego al estilo Animal Crossing? La respuesta es Terra Memoria, una aventura indie de que destaca por su aspecto visual y apuesta por mecánicas pensadas para el disfrute de todo tipo de jugadores.
Broken Roads - Análisis
Broken Roads - Análisis
Análisis
2024-04-11 17:09:00
Una guerra ha convertido Australia en un yermo de comunidades divididas: tendrás que buscar un hogar para tu gente debatiendo sobre filosofía y tomando decisiones.
Millennia - Análisis
Millennia - Análisis
Análisis
2024-04-09 17:07:37
La alternativa a Civilization de Paradox es adictiva y cuenta con ideas interesantes aunque también con fallos que le impiden brillar con luz propia.
Withering Rooms - Análisis
Withering Rooms - Análisis
Análisis
2024-04-09 11:13:49
Diferentes influencias y géneros se dan la mano en este curioso videojuego de terror con toques de ‘roguelike’ para ofrecernos un resultado muy, muy interesante.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
6
COMUNIDAD
7.7

Dragon Ball Raging Blast 2 para PlayStation 3

75 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
6
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.74

Dragon Ball Raging Blast 2 para Xbox 360

46 votos
Flecha subir