Análisis de Dead Space 3 (PS3, Xbox 360, PC)

La acción más frenética y una terrorífica ambientación se funden en una trepidante aventura que cierra de manera notable una excelente trilogía de ciencia ficción.
Dead Space 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS3, Xbox 360 y PC.

El primer Dead Space sorprendió y gustó a casi todos en 2009, una terrorífica aventura que transcurría en una agobiante nave espacial abandonada e infectada por unas horribles criaturas, los necromorfos. Para algunos un survival horror, para otros simplemente un juego de acción con una ambientación terrorífica, el caso es que tuvo un recibimiento casi unánime, pese a que las ventas no acompañaron, al menos no como esperaba Electronic Arts. Por suerte decidieron dar una segunda oportunidad a Visceral Games, y en 2011 lanzaron una segunda entrega, que generó bastante controversia.

La crítica lo recibió con los brazos abiertos, tuvo muy buenas notas, pero a no pocos fans del primero les molestó su redoblada apuesta por la acción, más frenética, intensa y continua, así como un desarrollo más espectacular pero también mucho más lineal. Si había algunas dudas de si estábamos ante una saga de survival horror, Dead Space 2 las despejaba: era definitivamente un juego de acción en tercera persona, eso sí, con una ambientación distinta y con mucha personalidad. Ahora nos llega la tercera parte que continúa las aventuras y penurias del sufrido Isaac Clarke, y no viene exento de polémica.

Desde que se mostrará por primera vez en el pasado E3, hay ciertas cosas que no han gustado demasiado, o directamente nada, a los fans de la serie. Para empezar el aparente cambio de escenario, dejando la lado ambientación en el espacio en enormes y tétricas naves abandonadas para apostar por un planeta nevado. Luego la aparición de enemigos humanos, como si fuera un juego de acción en tercera persona más, cuando hasta ahora habíamos combatido a las más horribles criaturas sacadas directamente de la peor de nuestras pesadillas. Y finalmente como supimos semanas después del E3, un modo cooperativo online para dos jugadores, todo un pecado para algunos ya que una de las características más definitorias de la serie hasta el momento había sido la enorme soledad del protagonista ante un sinfín de amenazas, y la angustia que esto era capaz de transmitirnos a nosotros como jugadores.

PUBLICIDAD

Estos tres pilares sobre los que se habían fundamentado las críticas de los detractores de la tercera entrega, finalmente no son así, y se derrumban a las pocas horas de comenzar el juego. Bien es cierto que la demo que ha distribuido Electronic Arts para descargar en los bazares virtuales no ha ayudado precisamente a despejar dudas, y ya os advertimos que no es muy representativa de lo que es el producto en sí, no es la primera vez que pasa ni será la última, una demo que en vez de ayudar al juego final, genera prejuicios e idea equivocadas en los jugadores.

Para empezar Dead Space 3 no transcurre entero en un planeta nevado, el llamado Tau Volantis, un escenario clave que nos desvelará el origen de los necromorfos y las Efigies, y que resolverá una gran parte de las incógnitas que se han ido planteando a lo largo de la saga. Sin entrar en demasiados detalles, podríamos decir que en este lugar transcurre aproximadamente el 60% de la aventura, y además en él hay bastantes localizaciones diferentes. Los fans de la serie pueden estar tranquilos, tenemos fases en el espacio sin gravedad, enormes naves abandonas repletas de trampas y peligros, y realmente estamos ante el Dead Space con mayor variedad de localizaciones, lo que se agradece, todas por supuesto terroríficas.

La segunda clave sobre la que despejar dudas son los enemigos humanos, que aparecen en contadas ocasiones, y que no quitan en ningún momento el protagonismo a los necromorfos. Es más, las batallas en las que se mezclan soldados y las más horripilantes criaturas son realmente divertidas y espectaculares, y estamos ante la entrega de la saga con mayor variedad de enemigos. Nos volveremos a ver las caras con prácticamente todos los tipos de necromorfos que habíamos conocido en las dos primeras entregas, más unos cuantos nuevos, y enemigos humanos, que aportan un toque de variedad que se agradece, ya que nos hacen combatir de una manera ligeramente distinta.

Como bien sabéis los seguidores de la serie, los necromorfos no hacen otra cosa más que abalanzarse contra nosotros, en cambio los soldados se cubren y nos disparan con todo tipo de armas, lo que provoca que tengamos que actuar con un poco más de cabeza -aunque la verdad no demuestran ser mucho más inteligentes que los necromorfos...-. Por ejemplo agazapándonos tras algunos elementos del escenario, en un discreto sistema de coberturas, que finalmente casi ni utilizamos, porque no es demasiado útil, y porque insistimos, los enfrentamientos contra humanos son muy escasos en el total de la aventura.

Y el tercer pilar que derribar es el del controvertido modo cooperativo online para dos jugadores, que no se puede jugar de manera local. Si en la segunda parte se apostó por un multijugador competitivo, que no contó con demasiado éxito y a las pocas semanas del lanzamiento ya nadie se acordaba de él, ahora han decidido que podamos disfrutar de la campaña junto a un amigo a través de internet. Queremos dejar claro algo que consideramos muy importante, la el cooperativo en ningún caso condiciona la campaña para un jugador. A diferencia de otros juegos con modo cooperativo como pueden ser Resident Evil 6, Army of Two o Kane and Lynch, si decidimos jugar solos siempre nos acompaña un segundo personaje, controla por la casi siempre discutible inteligencia artificial del juego.

Esto no pasa en Dead Space 3, si queremos jugar el modo para un jugador, estaremos completamente solos, como siempre ha sido en la saga. Si decidimos jugar acompañados, la historia y las situaciones se amoldan de manera bastante inteligente a esta circunstancia, y de hecho viviremos algunos momentos ligeramente diferentes o nuevos respecto a si lo hacemos solos. Por supuesto la cantidad y dificultad de los enemigos se adapta al dúo de jugadores, y hasta los puzles lo hacen, para que puedan participar ambos personajes en ellos. Algo más discutible son ciertas misiones secundarias exclusivamente cooperativas, que solo podremos disfrutar si jugamos con otra persona a través de internet. No porque no sean buenas, de hecho tienen momentos muy ingeniosos, sino porque el jugador que quiera disfrutar solo sí o sí de Dead Space 3, se lo puede tomar como que le están privando de contenidos.

 1

Esta es una de las más interesantes novedades de Dead Space 3, la aparición de misiones opcionales, muy interesantes y que alargan más si cabe un juego ya de por sí bastante largo. Afrontarlas no consiste en desviarse unos pocos metros del camino principal y matar unos pocos enemigos o coger algún objeto, sino que estas se desarrollan en localizaciones completamente nuevas y sorprendentemente grandes. Podremos pasarnos el juego y en el caso de que no hayamos querido afrontar algunas misiones secundarias, nos habremos perdido localizaciones muy atractivas. Sin ir más lejos al poco de empezar toda una nave espacial abandonada flotando a la deriva, donde se desarrolla una estimulante misión secundaria. También es cierto que no todas son tan buenas ni elaboradas, pero se agradece que den esta opción al jugador, y pueda alargar a su gusto la intensa experiencia que representa Dead Space 3.

Algo que hace mucho mejor que en la segunda entrega es esconder su linealidad. Pese a que es casi imposible perderse, y todo el rato vamos superando una localización tras otra, hay capítulos en los que tenemos unos cuantos escenarios bastante grandes para explorar, lo que recuerda un poco a la experiencia del primer Dead Space. De hecho ya sea en una nave, o a bordo de un tren como en el primer juego, en ciertos capítulos tenemos disponibles hasta cuatro o cinco lugares distintos para visitar o revisitar, con dos o tres misiones secundarias disponibles.

 2

Esto siendo más espectacular si cabe que Dead Space 2, con esos momentos "a lo Uncharted", en los que todo lo que puede ir mal, va peor, y si hay algo que se pueda romper o explotar tranquilos que lo hará (no sabemos que le ha hecho Isaac Clarke a sus creadores, pero al pobre no le pueden pasar más desgracias juntas). También nos ha parecido más variado en cuanto a situaciones, dentro de que estamos ante un juego de acción incesante, y por ejemplo nos han sorprendido la gran cantidad de puzles, en su mayoría muy sencillos, pero que aportan un toque de variedad que se agradece muchísimo, y que no es habitual encontrar en un juego de acción. Pese a esto, es tan generoso en cuanto a duración, que en momentos puntuales le cuesta no ser repetitivo o reiterativo. Nos ha durado unas 14 horas completando todas las misiones secundarias menos las cooperativas, una duración muy por encima de la media del género.

Es más variado, más largo y más espectacular que Dead Space 2, su modo cooperativo nos parece mucho más interesante que el multijugador competitivo de aquel, y es en definitiva lo que debe ser una buena secuela, mucho más y mejor de lo mismo, con interesantes novedades aunque no demasiado relevantes. Por el camino evidentemente ha perdido la frescura y capacidad de sorpresa del original, y esta tercera entrega no deja de ser una apuesta redoblada de lo que vimos en el segundo. ¿Que nos hubiera gustado un juego más pausado, terrorífico y agobiante, en el que le tuvieras respeto a cada uno de los necromorfos que te encuentras, contando cada bala o botiquín? Sí, pero no es eso lo que han querido hacer Visceral Games con su saga, y la han llevado al terreno de la acción más desenfrenada, un territorio demasiado poblado y en el que cuesta más destacar.

Nos intentan dar algún que otro susto con enemigos que aparecen cuando o donde menos te lo esperas, la ambientación es simplemente magnífica, jugar con unos buenos cascos con sonido envolvente es impagable, pero es difícil sentir respeto por los enemigos cuando a las pocas horas de juego ya has despedazado a una tonelada de ellos. En vez de intentar agobiarnos por la ambientación o lo difícil que es enfrentarnos a cada uno de ellos, intentan desbordarnos por acumulación de enemigos, a veces en cantidades realmente exageradas.

 3

La mayor novedad en el desarrollo y que acababa salpicando a la jugabilidad de Dead Space 3 viene relacionada con los bancos de fabricación de armas, unos puestos en los que creamos armas personalizadas, las mejoramos, o incluso fabricamos suministros como munición y botiquines. Ahora al derrotar enemigos estos dejan caer, además de munición y botiquines, todo tipo de materiales, como chatarra y otros metales y sustancias un tanto extrañas. Estos elementos no ocupan huecos del inventario y los vamos acumulando, para poder usarlos en los bancos de trabajo. Aquí a cambio de estos materiales, podremos crear suministros o comprar piezas y mejoras para las armas.

Explorando los escenarios o derrotando enemigos también encontramos piezas para las armas o chips de mejora del daño, la recarga, la velocidad y el cargador, que en los bancos de trabajo podremos utilizar. Ya sea mediante un plano que recojamos, o simplemente experimentando, podremos crear nuestras propias armas, eligiendo cada una de sus partes. Empezamos eligiendo un armazón como base, con distintas características, y encima de este montamos los diferentes elementos, ya sea una o dos herramientas, o lo que es lo mismo, tipos de disparos, cortadora de plasma, lanzallamas, explosivos y un largo etcétera. Además podemos equipar varios tipos de accesorios, para añadir daño por ácido, descarga eléctrica, miras con zoom o ayudas a la salud o la defensa. Si no queremos complicarnos la vida experimentado, siempre podemos utilizar diseños ya establecidos de armas, hay un número enorme, y una vez realizada un arma siempre podemos mejorarla o modificarla. Un sistema de creación de armas profundo y complejo, más de lo que puedes suponer en un principio.

También siguen las clásicas mejoras del DRI, mejorando la resistencia, la cantidad de aire cuando estamos en zonas de gravedad cero, y el blindaje. También aumentamos la energía, duración y recarga del estabilizador, esa herramienta para ralentizar el tiempo tan importante en la jugabilidad de Dead Space, que se usa tanto en puzles como en la secuencias de acción, y la cinética, el poder para atraer, mover y lanzar objetos. El único cambio es que estas mejoras las adquiriremos utilizando materiales, que han tomado todo el protagonismo en lo que respecta a las mejoras de nuestro personaje y su inventario. Además desbloquearemos varios trajes, algunos muy molones, y otros simplemente un genial guiño a los más nostálgicos.

Esta es una de las novedades más promocionadas de Dead Space 3, todo lo relacionado con los bancos de trabajo y la creación y mejora de armas, aunque a nosotros no nos ha llamado especialmente la atención. Llamadnos clásicos o simplones, pero seguimos siendo los fans número uno de la cortadora de plasma y no nos cansamos de despedazar con ella necromorfos y ahora humanos, prácticamente nos hemos pasado las tres entregas de la saga utilizando solo este arma, una de las mejores en la historia de los videojuegos. Esto habla en favor de Dead Space 3, han incluido algo tan relevante y diferente como la creación y modificación de armas, pero si quieres obviarlo y pasar de ello, la experiencia no se ve perjudicada o mermada.

Sobre la dificultad comentar que como se ha vuelto mala costumbre en los últimos tiempos, el nivel normal es realmente el fácil para un jugador habitual, nos daremos cuenta al poco de empezar por la enorme cantidad de munición y botiquines que nos encontramos. Por tanto si queréis disfrutar de una experiencia similar a la de los dos primeros Dead Space, os aconsejamos y mucho que lo juguéis directamente en difícil. Una vez nos hayamos terminado el juego, se desbloquean unos interesantes modos extra, todos ellos relacionados con la dificultad.

 4

La Nueva partida +, manteniendo el inventario y los recursos de una partida ya completada, encontrando potenciadores inéditos, y pudiendo elegir cualquier dificultad. El modo Clásico, en el que solo puedes fabricar armas clásicas con los diseños, como en el título original, el cooperativo está deshabilitado, y el nivel de dificultad siempre es difícil. Supervivencia es una partida en dificultad difícil donde es esencial gestionar los recursos, los enemigos no sueltan botiquines ni munición, y todo se debe fabricar en el banco. Y por último el modo Imposible, una partida en la que debes completar todo el juego sin morir, puedes guardar partida, pero si mueres vuelves al principio.

De la historia y el argumento no queremos decir una palabra de más, es mejor que la descubráis por vosotros mismos, aunque ya os advertimos que no es ninguna maravilla ni demasiado sorprendente, pero sí creemos que cierra bastante bien el arco argumental de los tres juegos, haciendo de Dead Space una trilogía muy redonda. De hecho en esta tercera entrega se permite el lujo de auto homenajearse como saga, recuperando a casi todos los enemigos que hemos sufrido hasta el momento así como ciertas situaciones y momentos que nos recordarán a los vivido en los dos primeros juegos. Con situaciones y escenarios que bien podrían estar sacados de Horizonte Final, otros de cualquier película de Alien, con fuertes reminiscencias de La Cosa de John Carpenter, y hasta con detalles que nos recuerdan a la reciente y polémica Prometheus, todo un festín para los amantes de la ciencia ficción.

 5

Del apartado gráfico decir sencillamente que estamos ante un juego técnicamente impecable. Con su propio motor gráfico (algo que hubiéramos deseado que pasara más a menudo en esta generación), Visceral Games han demostrado tenerle totalmente tomada la medida a las actuales consolas, y Dead Space 3 se mueve como la seda, fluido y sin bajadas de frames por más enemigos que se acumulen en pantalla, algo que incide muy positivamente en la jugabilidad. Sin atisbo alguno de defectos gráficos -ni carga tardía de texturas, dientes de sierra o tearing-, ofrece una calidad de imagen impecable, con colores muy vivos, unos efectos de iluminación sobresalientes, y estampas visualmente impactantes, con detalles muy meritorios.

Cada vez nos sucede menos en esta generación de consolas que está llegando a su fin, pero no han sido pocas las veces que nos hemos quedado embobados contemplando la belleza, o el horror, de un escenario. A estos ayuda la enorme variedad de localizaciones, muchas de ellas inéditas hasta ahora en la saga, y un grandísimo diseño artístico en todo momento. Hay pequeños detalles mejorables, los rostros de los personajes son poco detallados e inexpresivos, y los modelados de los enemigos pecan un poco de simplones, pero en general pocos juegos nos encontramos técnicamente tan bien acabados como este.

El apartado de sonido también acompaña, gracias a sus excelentes efectos de sonido, con los excelentes gruñidos, gemidos y todo el amplio catálogo de sonidos guturales que emiten los necromorfos, capaces de inquietar al más tranquilo sobre todo si jugamos con unos buenos cascos o equipo de sonido envolvente. La música decide actuar en un segundo plano, con un papel secundario frente a los sobresalientes efectos de sonido, pero cuando aparece lo hace con corrección, aunque nos hubiera gustado un poco más de garra y fuerza en las composiciones. Todo esto lo redondeada un correcto doblaje de las voces al castellano.

 6

Un genial juego de acción y ciencia ficción

Aunque la saga ha tirado por unos derroteros no del gusto de todos, no somos pocos a los que nos hubiera encantado que apostará por el casi extinto género de los survival horror, como juego de acción en tercera persona tenemos que admitir que es muy bueno, y supera en todos y cada uno de sus apartados a Dead Space 2. Largo, espectacular, relativamente variado, juega una de sus mayores bazas en la soberbia ambientación de ciencia ficción y terror, tanto por poco habitual dentro del género como por lo trabajado y logrado que está, sobresaliente creando atmósferas insanas e inquietantes. Este tercer capítulo cierra de momento y de manera impecable una de las sagas que recordaremos de esta generación, ¿tendremos más ración Dead Space en los próximos años? Quién sabe, pero estaríamos encantados de seguir combatiendo necromorfos u otras criaturas terroríficas en los confines del universo.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.6
COMUNIDAD
7.04

PUNTÚA
Dead Space 3 para PlayStation 3

72 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.6
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.02

PUNTÚA
Dead Space 3 para Xbox 360

63 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.6
COMUNIDAD
7.77

PUNTÚA
Dead Space 3 para Ordenador

38 votos
#122 en el ranking de Ordenador.
#142 en el ranking global.
Flecha subir