Análisis de Dead Space 2 (PS3, Xbox 360, PC)

El terror espacial regresa para apoderarse de tu cordura. Descúbrelo en nuestro análisis en exclusiva.
Dead Space 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
NOTA
9.2
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones PS3, Xbox 360 y PC.

Dead Space nos encantó cuando llegó a los videojuegos, y mostró cómo el terror podía apostar por la acción (una acción dinámica, bien evolucionada, que partía de Resident Evil 4 y que llegó incluso a donde su quinta parte no alcanzó) y una ambientación bien diferente a la de los que eran los referentes más populares. Y eso que el espacio, las naves abandonadas en la oscuridad del universo, han dado lugar a películas y novelas de lo más intenso.

El primer título nos dejó el destino último de Isaac Clarke, su protagonista, en el aire, y aquí nos encontramos con este personaje en una situación de lo más extraña. Los usuarios que no jugaron con la primera entrega no deben tener miedo, pues se incluye un buen vídeo que nos pone en situación, y nos explica que Clarke ha pasado los últimos años en un hospital... y que ha perdido la razón. Los hechos del Ishimura, la nave en la que se ambientó el primer título, acabaron con su cordura.

Esto es interesante a nivel argumental y jugable, porque permite empezar desde cero, con un personaje debilitado, incluso sujeto a su camisa de fuerza, que de repente se encuentra sumergido en plena matanza por necromorfos que, inexplicablemente, han llegado hasta esta colonia espacial en la que estaba hospitalizado Clarke. Dead Space 2 te pone, así, en el papel de un enfermo mental que no puede confiar en lo que ve. ¿Está acabando con necromorfos? ¿O sólo cree que son esas horribles criaturas? Y si es algo que está únicamente en su mente... quizás sea mejor no formular la siguiente pregunta.

PUBLICIDAD

Se consigue, así, crear una sensación de duda en el jugador. Controlamos a Isaac, y queremos sobrevivir, pero al mismo tiempo no sabemos si es sólo producto de su mente enferma, y qué consecuencias puede estar teniendo, en realidad, todo lo que hacemos. Y es que, al fin y al cabo, Isaac no salió sano y salvo de Ishimura, y su mente crea ahora fantasmas, su personalidad ha sido destruida, y realidad, recuerdos y pesadillas se funden.

De esta manera, por tanto, la acción y la tensión van de la mano, e incluso los primeros compases del juego logran ser más tensos y angustiosos, porque nosotros, como jugadores, todavía tendremos que formarnos una opinión sobre la mente del personaje, y al mismo tiempo estaremos indefensos durante estos primeros compases. Lo más probable es que incluso acabemos muertos a los pocos segundos de empezar, si no hemos optado por los niveles más bajos de dificultad, mientras intentamos huir de las criaturas.

Como decíamos antes, Clarke está en un hospital, en una colonia humana en Titán, una de las lunas de Saturno, y esta colonia, por supuesto, tiene todo tipo de edificios, localizaciones, y habitantes que han sucumbido a los necromorfos. Si los diseños de los monstruos ya eran escalofriantes, los niños convertidos (entre otros) son absolutamente perturbadores. En Visceral Games han conseguido dar un paso adelante en el diseño de entornos, pero sobre todo en el de enemigos, sin tener que reinventar su concepto. Dead Space 2 no es un juego desagradable, en la medida en que no busca ser gore, ni tampoco es particularmente morboso, pero sabe cuándo y cómo darte un susto, y es, ante todo, inquietante. No te hace apartar la mirada, ni busca que sientas repulsión, pero consigue crear angustia y malestar, auténtico terror, sin olvidarse de su ritmo de juego.

Al ambientarse en un entorno humano más común, la colonia, pasamos por casas, hospitales, e incluso tiendas... localizaciones normales, que no olvidan su toque de ciencia-ficción espacial, pero que, por supuesto, están mucho más cerca de lo que es nuestra realidad cotidiana, y eso también ayuda a crear una atmósfera mucho más capacitada para promover cierta empatía por sus habitantes. Los sustos y, lo que es peor, los enemigos, te pueden esperar en cualquier sitio, y asaltarte en el momento más inesperado. Algunos son de libro, sí, pero la mayoría están muy bien planteados, y muestran que hay un buen trabajo en estudiar las claves del género, en saber qué espera el jugador, y, así, poder usar eso a su favor para realmente sorprendernos.

La acción del juego no te deja mucho tiempo para respirar. Tiene momentos pausados, sí, pero son el preludio de que algo malo va a suceder, y normalmente nos llevan a todavía más enemigos, más fuertes, y en peores condiciones para nosotros. De hecho, la dificultad media del juego se puede considerar elevada, así que puede ser recomendable empezarlo en normal (hay incluso una opción fácil) en vez de apostar directamente por opciones superiores. Y es que los enemigos son duros, mucho, con una tendencia a tendernos emboscadas bastante significativa, e incluso da la sensación de que las armas no son tan efectivas. En varias ocasiones nos encontraremos en situaciones límite, usando todos nuestros recursos, huyendo, intentando sobrevivir, sólo para morir. Pero en ningún momento podemos decir que sea una experiencia de juego frustrante, sobre todo porque siempre podemos optar por la opción de dificultad más fácil.

 1

Sin embargo, es cierto que hay enemigos que no hay manera de destruirlos, algún puzle que, aunque no es complejo, se cruza en nuestro camino en momentos muy tensos, y, en general, hay que estar atentos y saber que vamos a perder vidas. Los momentos más complejos suelen enlazarse con secuencias narrativas que ayudan a desgranar el argumento del juego; algunas son, como en la parte jugable, de una tensión muy elevada.

El sistema de control se ha mantenido, en esencia, inalterado, por lo que es muy accesible no sólo para quienes jugaran a las primera parte sino también a quienes sean habituales del género, ya que se trata de un sistema muy convencional, pero eficiente. La cámara se sitúa por encima del hombro, la imagen está libre de interfaz casi por completo, y cuando ésta hace acto de presencia se integra muy bien en el juego (como ya es clásico, la barra de energía es la iluminación de la columna vertebral del personaje, sin ir más lejos)... seguimos teniendo un botón para correr en vez de haber integrado un control completamente analógico, pero lo cierto es que funciona muy bien. El control es fiable, algo muy importante cuando el juego empieza a mostrar su lado más difícil, con enemigos más duros y rápidos, pasada la primera mitad de su desarrollo.

El armamento es bastante variado, aunque en una línea continuista con la primera entrega. Lo que más importancia ha ganado con respecto a la primera parte es el uso de los poderes telequinéticos, que tendremos que usar más a menudo para tener opciones de sobrevivir. Del mismo modo, y siguiendo esta línea general, el título ofrece mejores gráficos y, sobre todo, animaciones incluso superiores, junto a una banda sonora y unos efectos especiales de lujo. Además, y como ya pasó con la primera parte, el título llega al mercado doblado al castellano, por lo que no habrá problemas a la hora de seguir la historia del juego y sus diálogos. Incluso los letreros de los entornos están traducidos.

 2

Como ya sabíamos, además, una de las novedades del juego es su multijugador, algo que simplemente no existía en la primera parte, completamente orientada al modo para un jugador. La historia de Dead Space 2 no se ha visto afectada: su duración es considerable para el género, resulta rejugable para segundas (o más) rondas, y, además, podemos apostar por el juego en línea para experimentar algo más. No es su punto álgido, eso es cierto, pero ofrece la calidad suficiente. La trama tiene sus puntos de interés, pero el avance de los aspectos clave (la infección, el papel del obelisco, etc.) suele vincularse a las escenas, así que podemos estar atentos a lo que sucede, aunque parte de la narrativa se integra también en el juego, ya sea de manera fundamental o como un recurso para aportar contexto.

El modo multijugador ofrece partidas de cuatro contra cuatro, en las que un grupo de jugadores se pone en la piel de humanos (con trajes similares a los del protagonista), y el otro equipo toma el papel de los necromorfos. Los humanos tienen objetivos diferentes, y el equipo de necromorfos tiene... bueno, tiene la misión de matarlos a todos. Cuando un equipo gana, alcanzando los objetivos marcados, en el siguiente turno se cambian los roles, por lo que hay que saber manejarse tanto como humano como en la piel de un necromorfo.

Como preveíamos, lo más interesante de todo esto es poder ponernos en la piel de un necromorfo, algo que se convierte en el punto más atractivo de la experiencia multijugador. En el lado humano, la recompensa jugable está en coordinarse, en jugar en equipo, y eso también es atractivo; pero hay algo especial en ser uno de esos bichos malditos. Hay diferentes tipos de necromorfos para escoger, cada uno con habilidades muy diferentes, y los humanos por su parte, deberán escoger armas y equipación.

Se incluye un sistema de progresión, con 60 rangos. Vamos sumando puntos, y cuanto mayor es nuestro rango más opciones tenemos para conseguir personajes más potentes. Lo bueno del sistema es que las partidas son ágiles, muy rápidas, y no se hace pesado ir sumando puntos. Eso sí, la progresión está bien medida, y está claro que sólo los jugadores más apasionados llegarán a los niveles más altos.

 3

Conclusiones

Los años han pasado, y está claro que Dead Space 2 no consigue sorprender como lo hizo el original, pero ha sabido reinventarse. El giro para el protagonista, su nueva situación, sirve para crear interés, sorprendernos, y ofrecernos mucho más; lo mismo se puede decir de la colonia en Titán en la que se ambienta. Quizás algunos aspectos de la historia no parezcan tan bien hilados como debieran, pero su trama está muy bien llevada y nos mantiene pegados a la pantalla mientras los nervios lo permiten. Es tenso, y sabe generar esa incomodidad que diferencia al terror de verdad de la casquería chusquera, y remata la faena con un multijugador interesante, un buen añadido para potenciar su rejugabilidad.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Two Point Campus - Análisis
Two Point Campus - Análisis
Análisis
2022-08-04 16:10:00
Dejamos a un lado los hospitales para pasar a administrar universidades completamente disparatadas. Así es Two Point Campus, el nuevo juego de los creadores de Two Point Hospital.
Frogun - Análisis
Frogun - Análisis
Análisis
2022-08-02 15:57:00
El estudio español Molegato busca homenajear a los clásicos del género con Frogun, una simpática aventura que destaca por su comprensión estética de la generación de los 64 bits.
Xenoblade Chronicles 3 - Análisis
Xenoblade Chronicles 3 - Análisis
Análisis
2022-07-26 15:00:00
Monolith Soft lo vuelve a hacer para traernos uno de los mejores y más descomunales JRPG de los últimos años.
LIVE A LIVE - Análisis
LIVE A LIVE - Análisis
Análisis
2022-07-21 16:00:00
El clásico de Square sale por fin de Japón con un remake al estilo HD-2D para Switch que brilla por la experimentalidad.
Endling - Extinction is Forever - Análisis
Endling - Extinction is Forever - Análisis
Análisis
2022-07-19 11:48:00
Supervivencia, narrativa y exploración conviven en Endling, una aventura en la que visitamos el apocalipsis ambiental desde el punto de vista de los animales.
Stray - Análisis
Stray - Análisis
Análisis
2022-07-18 18:10:00
Una entretenida aventura de exploración, plataformas y puzles con buen ritmo, pero poco original y con un importante asterisco: el protagonista no es el gato.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9.2
COMUNIDAD
8.63

PUNTÚA
Dead Space 2 para PlayStation 3

209 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.2
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.78

PUNTÚA
Dead Space 2 para Xbox 360

168 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.2
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.63

PUNTÚA
Dead Space 2 para Ordenador

63 votos
Flecha subir