Análisis de We Love Katamari (PS2)

Entre lo extraño y lo bizarro, hay lugar para los Katamari creados por Keita Takahashi. Si eres capaz de aceptar ya esta premisa, encontrarás una gran diversión en este juego.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.2
SONIDO
9.1
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
8.6
JUGABILIDAD
8.7
Análisis de versión PS2.
Nuevos conceptos
En los últimos años Japón se está destacando por realizar algunos juegos bastante innovadores en el contexto de las consolas. La consola de preferencia ha sido (como no podía ser otra forma) Nintendo DS, la cual ha traído algunos géneros y conceptos nuevos a las videoconsolas. No obstante, muy de vez en cuando, salen rarezas japonesas en consolas más convencionales como PlayStation 2. En esta última se encuadra Katamari Damacy, creado por Keita Takahasi para Namco.

Definir Katamari es sumamente complicado, puesto que crear un pequeño texto que resuma el juego es fácil, pero no lo es tanto explicar qué podría tener de interés. Diríase que lo único que tenemos que hacer es una pelota con los objetos y personajes que nos encontremos en las fases. Estas pelotas se convierten en constelaciones gracias al Rey que las envía al cielo. Las pelotas, los Katamari, los crea el príncipe al pegar distintos elementos del escenario.

¿Cómo puede resultar este concepto divertido? Por dos razones: El curioso y complicado control, y el diseño inteligente de los escenarios. El primero obliga a combinar las dos palancas analógicas para poder girar el Katamari y con él al personaje. No es, evidentemente, fácil de realizar y en el reto de dominar el exigente control está en gran parte el interés del juego. El segundo y último, es simplemente unas fases designadas para obligar al giro continuo y no hacer más fácil la consecución de las fases. Los objetivos de estas son realizar un Katamari, una pelota, de una altura determinada.

PUBLICIDAD

Todo ello constituía el original Katamari, el cual nunca vio la luz en territorios PAL y sólo se quedó como rareza en el mercado Americano. Afortunadamente, ahora nos llega esta secuela con algunas novedades importantes y un juego mejorado.

Pequeñas novedades
Por extraño que parezca, Katamari ha originado un fenómeno de culto entre algunos jugadores, y ese interés ha generado esta nueva secuela. We Love Katamari es ante todo una continuación del otro, pero con ciertas novedades y elementos que merecen ser reseñadas.

Siguiendo los personajes de la anterior entrega, éstos ahora están en una situación bastante más absurda. La idea es, que todos los habitantes de la tierra son ahora fanáticos del príncipe y su pelota adhesiva, pidiéndole que realice Katamaris de tamaño ciclópeo. Ante tal fervor, el Rey accede a que el príncipe visite la tierra y se conviertan en Katamaris miles de objetos. Estos últimos acabarán lanzados al espacio exterior, y convertidos en estrellas. Los colores de las constelaciones dependerán de la composición de los Katamari, creando una especie de reto para elegir cosas específicas a la hora de realizar estas pelotas (Botas, lápices, etc.). Todo este argumento es de una honestidad bastante graciosa, ya que parece resultar la opinión de los desarrolladores sobre el éxito del juego. Al mismo tiempo, el Rey va recordando historias de su pasado y cómo el príncipe vino al mundo.

Aunque desde el punto de vista jugable, el control y la mecánica no ha cambiado, sí que lo ha hecho algunos elementos de diseño. Ahora, hay niveles con objetivos específicos y en general el diseño de las fases se ha refinado. Ahora se abrirán nuevos objetivos en niveles antiguos, con el objeto de aportar mayor desarrollo al juego. La variedad de juego también ha mejorado, y en este sentido, podremos ver desde una competición de sumo a una especie de carrera de Katamari. En el límite de lo absurdo se encuentran algunos niveles que permiten salvar la tierra gracias a un Katamari gigante que pare un asteroide. Como se ve, la imaginación no falta en la concepción de muchos de los niveles.

Apartado visual
Katamari es un juego que engaña a la vista, pareciendo más modesto de lo que es visualmente. Aunque no está compuesto de muchos polígonos, tanto el tamaño como la perfección de éstos dice mucho del motor gráfico empleado por Namco. Éste pocas veces sufre ralentización alguna, y es complicado descubrir aparición repentina de elementos. Por lo demás, está lo suficientemente bien representado como para no tener casi ningún problema. Los únicos defectos visibles son alguna textura de no gran calidad, y quizás los elementos de menos polígonos. Esto queda compensado, en parte, con el magnífico diseño de producción estilo lápiz infantil, que da un toque curioso, resaltando entre la monotonía habitual de los juegos de PlayStation 2.

Apartado sonoro
Una de las sorpresas del Katamari original, el sonido, vuelve con más melodías extrañas, pegadizas y sobre todo divertidas. Extraño es, sin duda, que nos haya llegado completo a PAL, acostumbrados a los cortes de todo aquello demasiado japonés. Afortunadamente este no es el caso, y nos encontraremos con canciones cantadas (el célebre tema) e incluso Rock pesados en depende que fase. No obstante, la música que abunda en el juego es de tipo ambiental y con carácter infantil. Está se sitúa en las secuencias entre fases, y va a unida a los divertidos efectos sonoros. Los efectos sonoros combinan las voces de los protagonistas, que resultan galimatías al estilo de Banjo Kazooie, con los diversos sonidos que realiza el príncipe tanto en la pantalla de selección de fases como en los niveles en sí. Todos ellos son bastante curiosos y algunos muy extraños.

En general, tanto por su variedad como calidad, nos encontramos ante el mejor apartado del juego. Las melodías de We Love Katamari son clásicos musicales en una época donde éstos no abundan precisamente en los videojuegos.

Dificultad controlada
Éste no es un título fácil de dominar. Aunque las fases no son excesivas en dificultad, dominarlas por completo nos costará bastante trabajo. Esto es debido al control como por el diseño de algunos de los niveles. Aparte, la propia consecución de otras constelaciones permite al juego un cierto reto. Todo ello unido a los objetos que obtendremos una vez finalizados ciertos objetivos, dará pie a una duración mayor de We Love Katamari.

Para compensar este corto, aunque con posibilidades, modo para un jugador, Katamari Damacy ofrece un multijugador mejorado respecto a la anterior entrega. A la pantalla dividida del original se ha añadido un fijación de objetivo, con lo cual localizar a tu rival e impedirle desarrollar su Katamari será bastante más sencillo. La verdadera innovación en multijugador es un cooperativo, el cual es divertido ya que obligan a combinar el control de los dos jugadores para mover el Katamari.

Conclusión
We Love Katamari es, ante todo, un regalo para los fanáticos del juego de los desarrolladores. Toda su historia principal gira en torno a eso, y las pequeñas novedades quedan eclipsadas con el mantenimiento general de la mayoría de características. En este sentido, esto lo hace ganar puntos en PAL, donde el primer juego jamás salió. Así, ésta es la primera oportunidad que tendremos aquí de realizar Katamari gigantes. Mencionar, por último, la magnífica traducción de Electronic Arts, que ha sido escrupulosamente fiel al texto original. Éste no era difícil de traducir, pero sí lo suficientemente críptico como para resultar "destrozado" ante una mala traducción. Por lo demás, Katamari será un gran añadido al catálogo de PlayStation 2.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Género/s: Arcade / Puzle
PEGI +3
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.6
  • Fecha de lanzamiento: 22/2/2006
  • Desarrollo: Namco
  • Producción: Namco
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: --
  • Online: No
COMUNIDAD
8.22

PUNTÚA
We Love Katamari para PlayStation 2

46 votos
Flecha subir