Análisis de Soul Calibur 3 (PS2)

La saga de lucha cumple su décimo aniversario con el primer juego creado directamente en consola, esta vez, exclusivo para PlayStation 2. Prepárate para luchar.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
8
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS2.

Desde la recreativa Soul Edge, con su correspondiente adaptación a PlayStation, hasta este Soul Calibur III han pasado ya diez años, en los que la saga de lucha de Namco ha ido haciéndose un hueco entre los aficionados al género, sobre todo en buena medida gracias a la popular –y multiplataforma- última entrega hasta ahora, Soul Calibur II, un digno sucesor del título exclusivo para DreamCast, el primero de serie Calibur, y que marcó un hito en la última consola de Sega. Ahora, sin embargo, el juego llega en forma exclusiva a PlayStation 2 y, por primera vez, no proviene de un arcade: ha sido creado directamente para la consola.

Así pues, dado su nacimiento diferente al del resto de capítulos, no podíamos sino esperar que en su desarrollo se hayan buscado objetivos diferentes a los otros, que se han plasmado finalmente en forma de modos de juego nuevos destinados a ofrecer una mayor variedad al usuario y, asimismo, proporcionarle niveles de personificación nunca antes visto en esta saga y poco habituales de todos modos en los juegos de lucha.

PUBLICIDAD

Una novedad destacable en el juego es Crónicas de la Espada, que nos introduce el conflicto entre las regiones de Grandhall, Dalkia y Haltesse. Tendremos que configurar a nuestro personaje, que se verá inmerso en la guerra desatada, y desde la perspectiva de un juego que combina rasgos de la estrategia y el rol en tiempo real. El resultado, sin embargo, no es del todo satisfactorio, ya que la estrategia acaba convirtiéndose en una simple cuestión de matarlos a todos antes de que intenten acercarse demasiado, así que los matices estratégicos se diluyen casi por completo. Por otro lado, ir consiguiendo un mejor equipamiento para nuestro luchador, aumentando así nuestras habilidades, sí puede ser divertido y entretenido, si nos olvidamos por completo de los más que tediosos tiempos de carga, que son tan frecuentes como largos. El planteamiento no es tampoco demasiado ágil, ya que nos movemos por el mapa para conquistar los lugares necesarios para conseguir la victoria, que tras el asedio nos conducirá a una lucha totalmente estándar del videojuego. En consecuencia, como juego de estrategia es insuficiente; como modalidad de lucha, no aporta nada. Es un añadido interesante, pero que no ha conseguido ser plasmado de la manera correcta, siendo una curiosidad que puede gustar a algunos por el hecho de aficionarse a subir de nivel a su personaje favorito, pero que pasará sin pena ni gloria para la mayoría.

Por contra, Relatos de Almas es una aproximación mucho más convencional al juego y corresponde a la mayoría de los cánones establecidos de un modo para un jugador en el género, pero con adiciones interesantes que le dotan de un nuevo atractivo para los aficionados a la saga. Conoceremos a través de este modo la historia de cada personaje, y cómo Zasamel, un personaje oscuro como pocos, está decidido a encontrar la Soul Edge, reavivando el conflicto entre los que desean destruirla y quien anhelan poseerla. Iremos sabiendo cómo evoluciona la historia a través de los textos en pantalla que introducen a cada combate, pero con la posibilidad de escoger nuestro propio destino, ya que podremos ir escogiendo dentro un abanico algo limitado de opciones, hacia dónde encaminar nuestros pasos, rompiendo por tanto la rutina habitual al presentar de este modo luchas alternativas en el modo historia, incluyendo algunas con objetivos concretos y zonas en las que tendremos que pulsar un botón (o una serie de botones) según aparezcan en pantalla, como sucedía en las videoaventuras como el clásico Dragon’s Lair o en los más recientes Shenmue o Resident Evil 4, comercializado recientemente para la consola de Sony. Esto, junto con la elaborada (para un juego de lucha) evolución de la historia, lo convierten en uno de los grandes atractivos del juego y es, sin duda, junto con Crónicas de la Espada una modalidad de juego que es resultado de la orientación puramente doméstica del título.

Los problemas de este modo de juego es que cada personaje es tratado independientemente, de manera que no hay cohesión entre sus historias, y dado que se ha trabajado en unos guiones interesantes (aunque algunos dejan bastantes cabos sueltos, y otros no acaban de cuajar con la misma convicción), es una pena que las historias de los personajes estén llenas de contradicciones; pero esto es algo a lo que estamos acostumbrados en los juegos de lucha. Con todo, su duración es notable, sobre todo si nos lo pasamos con todos los personajes del juego, y aunque falla en la presentación, algo carente de espectacularidad por la ausencia de secuencias de vídeo y otros elementos que le hubiesen dotado de un acabado mucho más completo. Es, eso sí, el modo de juego más interesante del título, con algunos puntos que deberían ser mejor aprovechados en el futuro, pero que cumple sobradamente en este título.

Como todos los juegos de la saga, los combates son rápidos, con combos muy accesibles reservando los golpes maestros para los que destinen más horas a practicar, dando como resultado un juego que puede resultar atractivo tanto para los más aficionados como para los neófitos. Usar contraataques, romper la defensa, y realizar combinaciones complejas es algo reservado sólo para expertos, pero sin dominar esas técnicas el juego sabrá proporcionarnos la diversión suficiente mientras aprendemos, poco a poco, a hacernos con todos sus misterios. Por otro lado, luchar contra los personajes controlados por la máquina resulta algo más complejo que en la última entrega, habiéndose aumentado la dificultad del juego, además de haber pulido algunas rutinas de ataque recurrentes.

Ya hemos hablado de la posibilidad de crear nuestro propio personaje, lo que es una aportación muy interesante al juego, dado el amplio repertorio de elementos a configurar, desde algo tan básico como el sexo y clase del personaje (dotándole de cierto rango de características y armas), hasta los aspectos fundamentales de su vestimenta y rasgos físicos. Desde un primer momento podremos crear tres personajes diferentes, pudiendo llegar hasta diez, y dado el extenso catálogo de elementos obtendremos resultados tan dispares como lo deseemos con una personalización muy detallada en su aspecto, algo más limitada en sus movimientos (como es lógico), pero carentes de posibilidades reales en el juego, ya que su aplicación en los diferentes modos de juego es limitada, y puesto que el título no nos ofrece, por ejemplo, la opción de luchar online pudiendo usar a nuestro personaje personal, no podremos experimentar la auténtica sensación de victoria de aplastar a nuestros adversarios estén donde estén, quedando relegados al modo Crónicas de la Espada y al multijugador, que sin ser poco, desperdicia en cierto modo las posibilidades de este apartado.

Por contra, el juego incluye un modo Campeonato en el que aparecerán múltiples personajes diseñados con ese sistema, dando así una variedad que va más allá sin duda alguna de los personajes de la plantilla nominal, lo que es un sustituto bastante competente de un hipotético modo de lucha en red o contra otros personajes diseñados por otras personas. En este modo deberemos afrontar múltiples competiciones en las que ir desbloqueando diferentes elementos del juego y sumar dinero para comprar otros.

Complementan las opciones de juego la Arena de Almas y el Museo. El primero no es sino una serie de variaciones sobre el más tradicional modo arcade: una sucesión de combates sin más complicaciones ni historias, incluyendo, asimismo, la variación conocida como Misión, donde llevar a cabo una serie de requisitos especiales, ya sea completar el combate en un tiempo determinado, sobrevivir a una ronda de combates, o enfrentarnos a enemigos especiales, como enormes monstruos de piedra. El Museo es una recopilación de galerías de imágenes, vídeos y fichas de los personajes, elementos todos ellos que habremos ido desbloqueando previamente durante los diferentes combates de los diversos modos de juego del título.

Gráficamente, este Soul Calibur presenta entornos impresionantes, llenos de efectos y con un colorido digno de mención. Los escenarios destacan por su exotismo, su buen diseño y amplitud, sin olvidar el riesgo de salirnos del ring o ser lanzados fuera por el enemigo. El nivel de detalle es elevado, tanto en personajes como en los escenarios, siendo estos últimos los más favorecidos por la lógica y esperable evolución gráfica desde la anterior entrega, lo que no impide que los personajes luzcan maravillosamente, las nuevas incorporaciones tengan un diseño a la altura de sus compañeros, y las animaciones se muestren algo más fluidas en este título. El apartado técnico se ve completado con unas melodías de gran calidad –compuestas por Junichi Nakutsuru- que no concuerdan con unos efectos de sonido rescatados en su mayoría de la anterior entrega y, sobre todo, las voces, quizá comprimidas en exceso, pues suenan en ocasiones mal y con un cierto aire de "enlatamiento" sospechoso, tanto en japonés como en inglés.

La enorme plantilla del juego, que presenta inicialmente 18 personajes, se irá abriendo ante nuestros ojos poco a poco, si bien hay que tener en cuenta que habrá personajes exclusivos para algunos modos de juego ya que, por ejemplo, no todos tendrán una historia para Relatos de Armas. Cada uno de ellos cuenta con un sus ocho armas, cada una con diferentes cualidades, lo que aumenta más si cabe las posibilidades de cara al jugador, aunque sin dar un gran salto con respecto al anterior título, que a su vez ya fue criticado por incorporar pocas novedades con respecto a Soul Calibur. De este modo, las pautas de juego básicas se mantienen intactas, del mismo modo que con el sistema de control, resultando algo falto de sorpresas en su jugabilidad salvo por las nuevas incorporaciones.

Conclusiones
El tercer Calibur mantiene la tónica de no aportar grandes novedades en el aspecto jugable puro y duro que ya vimos en la segunda entrega, pero consigue depurar más lo logrado anteriormente al mismo tiempo que incrementa el plantel de luchadores e incluye novedades que son dignas de atención, como el creador de personajes. Sus nuevos modos de juego son dispares, ya que si Relatos de Almas se desvela como una evolución muy conseguida (aunque mejorable) del clásico modo Historia, Crónicas de Armas está falto de agilidad, diversión y el buen diseño deseable, convirtiéndose en una apuesta curiosa, una puerta hacia la incorporación de nuevos elementos en el futuro, pero que no ha conseguido plasmarse debidamente en Soul Calibur III.

Pero estamos, ante todo, ante un juego espectacular, con combates rápidos y llenos de emoción, capaz de satisfacer tanto a los expertos como a nuevos jugadores, aunque su falta de novedades en algunos aspectos jugará en su contra de cara a los que ya conozcan los anteriores juegos y que, en esta ocasión, sólo tienen como posibilidad jugarlo en PlayStation 2.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
PEGI +16
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 23/11/2005
  • Desarrollo: Namco
  • Producción: Namco
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.33

PUNTÚA
Soul Calibur 3 para PlayStation 2

123 votos
Flecha subir