Vandal

Análisis de Rocky (PS2, GameCube, Xbox)

·
GRÁFICOS
7
SONIDO
6.5
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS2 y GameCube. La versión o versiones Xbox todavía no salen.

Rocky Balboa se ha convertido a lo largo de los años, con razón o sin ella, en un mito de la historia del cine. Y es que pocos personajes pueden presumir de tener hasta cinco películas en su haber como lo puede hacer Sylvester Stallone. Y lo más curioso de todo es que, pese a que la primera película se remonta a 1976 y la última de ellas, Rocky V (la historia interminable), a 1990, la licencia sigue dando sus frutos. Y como muestra de ello el juego que nos ocupa, llamado simplemente como la película: Rocky, y con Silvestre Stallone como principal reclamo, que cumple con creces las expectativas que todos los fans de la serie habían depositado en él.

Paradójicamente, pese a tratarse de una saga de gran éxito en cuanto a seguidores, ha sido transportada a los videojuegos en solo dos ocasiones, para Master System y la ocho bits de Nintendo, NES. Huelga decir que el boxeo nunca ha sido un género que haya brillado con luz propia a lo largo de la historia de los videojuegos, pero resulta como mínimo extraño que hasta ahora nadie hubiera reparado en usar una licencia de este calibre en las generaciones de 16 y 32/64 bits. Por suerte, Rage Software ha hecho un gran trabajo, y un flaco favor a todos aquellos con ansias de disfrutar de un juego del inefable Rocky, pues lo ha brindado para las cuatro consolas actuales (PlayStation 2, GameCube, XBox, y GBA), y lo cierto es que el resultado final es bastante notable.

Pero vayamos por partes. ¿Hay alguien que no haya visto al menos alguna de las películas en cuestión? Se podrían contar por centenares las tardes de sábado y domingo que Rocky I y sus numerosas secuelas han ocupado a lo largo de estos años (más de 25), pero para todos aquellos que solo conozcan al "Potro italiano" por su condición de icono social, cabe apuntar brevemente el argumento de su primera –y más exitosa- película. El film cuenta la historia del amigo Rocky Balboa, un humilde boxeador de Filadelfia que, gracias a un combate contra Apollo Creed (una súper-estrella mundial) en el cual resulta vencedor, logra dejar su miserable vida y convertirse en un reputado boxeador. La historia del salto de la pobreza a la fama en unos minutos, para resumirlo en pocas palabras. Y a decir verdad cuajó espectacularmente desde el momento de su estreno, por aquello de presentar al "pobre desgraciado que lo aguanta todo para conseguir su sueño". De hecho, hasta recibió diversos premios de la Academia, entre los cuales destaca sobremanera el de Mejor Película.

PUBLICIDAD

Y esto adquiere en Rocky una especial importancia, puesto que se trata de uno de los juegos que mejor recrean una licencia cinematográfica. De esta manera, y a través del principal modo de juego (el Modo película), asistiremos, uno a uno (hasta llegar a 20), a los combates que Rocky tuvo que superar desde la primera hasta su última película. A todos. Así, empezaremos en un bar de mala muerte contra un débil oponente, e iremos avanzando a través de las películas y de los enfrentamientos que tenían lugar en ellas. Aderezan este desarrollo las escasas escenas de vídeo, tanto con el motor del juego –éstas algo pobres técnicamente- como de extractos de las películas originales. Y a todo esto, no dejará de sonar la ya mítica melodía de las películas, "Getting strong now" (y que, sinceramente, al final acaba por repetirse hasta la saciedad). Esto, a grandes rasgos, es lo que presenta el juego.

Pero además contamos con un completo modo entrenamiento, que también debemos usar en el Modo Película, y en el que -ejem- Mickey (nuestro entrenador) nos ayudará a mejorar nuestras habilidades, desde la velocidad a la fuerza, pasando por la rapidez la "determinación", a través de actividades como el salto a la cuerda, el saco de boxeo la práctica de los golpes. Lo cierto es que este apartado del juego está realmente cuidado, y nos ayudará a hacernos con un dominio considerable de Rocky en poco tiempo.

Un Rocky al que, por cierto, veremos con hasta cinco atuendos distintos, puesto que en el juego están representados los cinco Rockys de cada película. Y esto implica su cambiada apariencia, su nueva ropa, y sus correspondientes habilidades. En cuanto al control anteriormente mencionado, a decir verdad es bastante sencillo e intuitivo. Con los cuatro botones principales realizaremos los golpes principales, y es través de la combinación de los botones superiores y la cruceta que podemos realizar ataques más fuerte y hasta combos. De esta manera, los jugadores más inexpertos no se verán frustrados antes una dificultad excesiva, y los más exigentes tendrán desde un principio combos y golpes especiales para llegar dominar a la perfección. Esto, sin embargo, tiene su contrapunto en la excesiva facilidad de la gran mayoría de los combates, que convierten los modos Fácil y Normal en juegos de niños, y que solo presentan un reto en el nivel de dificultad más elevado.

Volviendo a los modos de juego, restan por comentan el Modo Exhibición, el Torneo y el divertidísimo Multijugador (que está incluido en los dos anteriores). La Exhibición consiste en un combate entre dos púgiles sin más dificultad que la de seleccionar el personaje, su cuadrilátero correspondiente y empezar a repartir (y recibir, en ocasiones). Aquí entra la posibilidad de jugar contra otra persona, opción que incrementa ostensiblemente la diversión ofrecida ya de por sí, y que puede llegar a convertir a este Rocky en un juego realmente adictivo. En cuanto al Torneo, consiste en una competición con 16 boxeadores, a los cuales debemos ir derrotando hasta llegar a la final y obtener el triunfo. Tenemos tres modalidades, a cada cual más difícil: Bronce, Plata, y Oro, y de nuevo pueden participar otros jugadores, de manera que la diversión se multiplica.

Por lo que al apartado técnico del juego, Rocky no destaca ni decepciona en ningún sentido. Seguramente los gráficos rayen a un nivel superior al algo monótono sonido (con buenas pero escasas melodías), pero en general cumplen con su función. Cabe destacar dentro del motor gráfico la caracterización de los personajes, en cuanto a rostro y atuendos, aunque sus movimientos no sean los más estilizados ni sus diseños los mejores. Merece ser destacado en este sentido el trabajo con respecto a las deformaciones de la cara al recibir los golpes del contrario. Dependiendo del lado y lugar dónde golpeemos a nuestro adversario, éste acabará el round con una parte de la cara morada, o solo el ojo izquierdo, por ejemplo. Y si, por poner otro ejemplo, no conseguimos darle ningún golpe en la cara, al final del combate no tendrá, como sería normal, la cara llena de rasguños y moratones. Sin duda, un detalle a modo de curiosidad que muestra la atención de Rage a las pequeñas cosas, aunque mucho nos tememos que esto ha ido en detrimento de la atención a los aspectos más importantes.

Porque el apartado gráfico no está faltado de fallos, puesto que se puede apreciar una considerable bajada de framerate tras encadenar algunos golpes seguidos, o tras haberlo tumbado. Esto, sin llegar a afectar directamente a la jugabilidad, resulta algo molesto debido a su reiteración, y es un trabajo simplemente de depuración del código. Por otra parte, en ocasiones las animaciones son algo toscas y poco convincentes, y en general el diseño del cuerpo de los boxeadores es demasiado "rígido". En el apartado sonoro hay que resaltar el horrible doblaje al castellano, al que el juego ha sido sometido, con voces absolutamente ridículas como la de Rocky, y siendo la de los otros personajes y árbitros tremendamente sosas y muy parecidas entre sí. Aunque es loable que cualquier juego se intente localizar al castellano, para hacer doblajes malos (y éste lo es), casi sería mejor traer el juego en inglés con subtítulos en español.

En cualquier caso, hay que juzgar todo el conjunto, y lo cierto es que pese a tener un acabado técnico simplemente normal, la ajustada jugabilidad y el modo multijugador ayudan a impulsar la diversión del juego hasta cotas notables. En definitiva, un magnífico juego para los amantes del boxeo en general y del héroe Rocky en particular, y un gran juego para todos los demás. Aunque nunca os hayáis sentido atraídos por el mundo del boxeo, el juego os proporcionará diversión asegurada durante algún tiempo, pero solo aquellos incondicionales llegarán a sacarle todo su jugo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Análisis
2019-08-14 11:59:04
Un entretenido y simpático juego tipo party con múltiples minijuegos y tableros, muy recomendable para disfrutar con la familia y los amigos.
Análisis
2019-08-13 17:21:00
Un ingenioso juego de puzles entretenido, desafiante y con unas cuantas sorpresas.
Análisis
2019-08-12 18:14:00
Una aventura encantadora perfecta para estos días de verano.
Género/s: Boxeo / Deportes
Plataformas:
PS2 GameCube Xbox
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Desarrollo: Rage
Producción: Rage
Distribución: N / D
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-2
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA
Rocky para PlayStation 2

Ficha técnica de la versión GameCube
Desarrollo: Rage
Producción: Rage
Distribución: N / D
COMUNIDAD

PUNTÚA
Rocky para GameCube

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox
Desarrollo: Rage
Producción: Rage
Distribución: N / D
COMUNIDAD

PUNTÚA
Rocky para Xbox

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir