Vandal

Análisis de Robin Hood: Defender of the Crown (PS2, PC, Xbox)

Cinemaware nos ofrece una curiosa mezcla entre estrategia y acción que recupera uno de los personajes más carismáticos de la cultura anglosajona.
Robin Hood: Defender of the Crown
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
7.5
NOTA
7
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS2 y Xbox. La versión o versiones PC todavía no salen.

Robin Hood es uno de los personajes entre la ficción y la historia más populares, especialmente en el Reino Unido, su país de origen, y no han sido pocas las películas y los juegos basados en él. Cinemaware, autor de Defender of the Crown en 1986 para el Amiga, ha vuelto a la carga con una nueva versión que se ha hecho de rogar, pues fue anunciada a finales del año 2000.

Robin Hood: Defender of the Crown es un juego de estrategia y acción ambientado en la Inglaterra de Ricardo Corazón de León, que al volver a las cruzadas es capturado por el emperador Barbarrosa y recluido en Viena, quedando Inglaterra sin rey y por lo tanto, como tan habitual fue en la pérfida Albión durante la Edad Media, en total guerra civil entre diversos nobles y el usurpador del trono Juan (uno de los personajes más vilipendiados de la historia). Nosotros somos Robin Hood, bandido y arquero de los bosques de Sherwood, que mantiene en jaque al opresivo gobernador de Nottingham con sus tácticas de emboscada y guerra de guerrillas. El juego comienza en Nottingham, dividida en pequeñas partes, y ahí nos iremos familiarizando con las dinámicas del título como los asaltos con arco, los asaltos con espada y las batallas (parte más importante del juego), que explicaremos más adelante.

Pero Nottingham es solo una especie de tutorial o ensayo antes del verdadero juego, donde ya no veremos regiones al completo divididas en pequeñas partes (el molino, el puente, etc...) sino toda la Inglaterra feudal (incluyendo Gales y Cornualles pero no Escocia). Nuestra misión será conquistar Inglaterra, o al menos llegar hasta los designios del principe Juan, asediar su castillo y derrocarle.

El juego está organizado por turnos, y en cada turno nosotros somos los primeros que movemos; dentro de cada turno podremos hacer todas las acciones secundarias que quedamos (mover tropas, reclutarlas, construir castillos), y tan solo una acción principal: asaltar o librar una batalla. Tenemos regiones bajo nuestro control, y en cada turno nos pagarán su renta, que será lo que financie nuestras levas y construcciones de castillos, aparte de los botines de nuestros asaltos. Sin embargo, no es un tete-a-tete entre el insolente Robin Hood y el malvado Príncipe Juan. Hay otros cuatro señores de la guerra, cada uno caracterizado de una forma (uno es descendiente de nobles vikingos, otro de normandos, otros de sajones, etc...), que también ambicionan hacerse con el dominio de Inglaterra.

Estas son las bases de un juego de estrategia y acción divertido pero muy simple en comparación con otros (está muy orientado a consola, aunque haya una versión PC que no sale en Europa). A grandes rasgos, tenemos cinco menús, cada uno de ellos ilustrado por un personaje y con sus propias funciones. Los principales serán Robin Hood, Little John y Sir Ivanhoe. Las acciones que podemos realizar con Robin son examinar el mapa y leer nuestro diario (consejos sobre el juego), y "Asaltar", acción que explicaremos en profundidad más adelante. Little John se encarga de la maquinaria bélica de nuestro régimen contestatario, es el que recluta tropas, transfiere tropas de una región a otra y libra las batallas. Por último, Sir Ivanhoe es el amigo del preso Rey Ricardo, y con su menú podemos construir fortalezas y celebrar torneos. Hay otros dos personajes/menús que aparecen de vez en cuando. El Fraile Tuk nos permite pagar el rescate de 10.000 monedas de oro del rey Ricardo, y Lady Marian puede usar sus encantos y su posición social para espiar al enemigo.

De esta forma, en un turno típico usaremos nuestro dinero para reforzar nuestro ejército de campo o la guarnición de una determinada región, y luego consideraremos si podemos atacar alguna región enemiga con posibilidades de conquistarla, o bien, al no poder atacar con garantías, asaltar a alguno de nuestros enemigos para robar el oro de su castillo o interceptar sus caravanas. También podemos optar por celebrar un torneo, lo que obligará a los otros nobles a abandonar su turno y participar en el mismo, y además, podemos obtener jugosos beneficios del mismo si somos buenos. O bien podemos gastar nuestro turno en uno de los eventos aleatorios que nos presenta el juego, léase avisos de "Hay una damisela secuestrada en este castillo" o "Hay un cargamento muy valioso de camino a X". El problema es que si aceptamos estos desafíos perderemos todo el turno y no podremos manejar nuestras tierras ni reforzarlas ante un ataque enemigo. Un aspecto bastante curioso del juego es el hecho de que al igual que nosotros podemos asaltar los castillos enemigos y robar caravanas, porque somos Robin Hood, los nobles no se quedan cortos y también podrán asaltar nuestro castillo y robarnos nuestro dinero si no encuentran otra cosa que hacer en su turno. Esto significa básicamente que debemos intentar gastarnos todo nuestro dinero en cada turno o atenernos a las posibles consecuencias.

La Acción
Como decíamos, aunque sea un juego de estrategia por turnos con batallas en tiempo real, Defender of the Crown incluye una parte de acción no menos importante. Las partes de acción del juego son los Asaltos con Arco, los Asaltos con Espada, los Torneos y los Asedios, último punto del que no hablaremos en este apartado sino en el que corresponde a las batallas.

Los Asaltos con Arco y con Espada los hará Robin en regiones donde sea posible, siendo los primeros a caravanas y los segundos en castillos para robar un botín. En los Asaltos con Arco veremos, cubiertos entre el follaje, un camino por el que irá pasando la compañía, compuesta de soldados, caballeros y arqueros a caballo. Nosotros tendremos que apuntar con nuestro arco, calculando la distancia y la trayectoria de la flecha, para abatir a los enemigos. Recibiremos oro según el enemigo abatido, y mucho más si logramos abatir a un carruaje o a un carro (si acabamos con todos sus ocupantes). Pero todo tiene sus riesgos y el de los asaltos con arco son los arqueros enemigos, que nos dispararán; cuando una flecha nos vaya a dar, oiremos un silbido y entonces tendremos que ocultarnos entre los árboles hasta que ésta pase. Un minijuego divertido y con no poca profundidad.

Los Asaltos con Espada, en cambio, son secuencias de acción con scroll lateral (aunque no siempre lo veremos desde esa perspectiva), donde Robin irá deslizándose por diferentes escenarios de un castillo (estos cambiarán aleatoriamente); cuanto mayor sea el tesoro, más escenarios visitaremos y a más enemigos abatiremos, luchando siempre contra el crono ya que al amanecer tendremos que huir, perdiendo el tesoro. El sistema de lucha con espada es sencillo pero hay que cogerle el truco. Tenemos dos ataques, uno alto y uno bajo, que podremos enlazar en combos, y una estocada que hace mucho daño al enemigo. También tendremos que bloquear los ataques enemigos; si mantenemos el bloqueo puesto recibiremos un poco de daño, mientras que si bloqueamos en el momento justo el ataque enemigo no nos afectará en absoluto; el elemento que marca la diferencia en el combate con espada son los "aturdimientos". Si te bloquean una estocada, Robin quedará aturdido unos instantes en los que será vulnerable, al igual que si el enemigo esquiva un ataque bajo saltando o uno alto agachándose; y viceversa, naturalmente. Los combates con espada también aparecerán en otros momentos del juego en los que nos batiremos con rivales de Robin como el Gobernador de Nottingham o el propio Príncipe Juan.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

ROCKETRON - Análisis
Análisis
2020-02-21 17:55:00
Una intensa aventura de acción run and gun que recuerda a clásicos como Turrican, Probotector y Cybernator, con algunos toques de Metroid.
Devil May Cry 3: Special Edition - Análisis
Análisis
2020-02-21 16:00:00
Una de las aventuras más queridas y aclamadas de Dante se estrena en Switch con interesantísimas y jugosas novedades.
Double Dragon & Kunio-kun Retro Brawler Bundle - Análisis
Análisis
2020-02-21 10:44:00
Un interesante recopilatorio de los clásicos de Technos Japan para NES que pierde la oportunidad de realizar el homenaje definitivo a su legado.
Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle - Análisis
Análisis
2020-02-17 15:26:00
Dos de los mejores juegos de PlatinumGames celebran su décimo aniversario con unas remasterizaciones sin demasiadas novedades, pero con toda la diversión de siempre.
Street Fighter V: Champion Edition - Análisis
Análisis
2020-02-17 10:31:00
Champion Edition recoge todo el contenido de SF5 y trae algunas novedades jugables, convirtiendo el juego en imprescindible para fans de la lucha 2D.
Underhero - Análisis
Análisis
2020-02-16 09:17:00
Aventuras divertidas de estilo RPG que recuerdan mucho a las vividas por Super Mario y compañía en la serie Paper Mario.
Género/s: Estrategia
PEGI +12
Plataformas:
PS2 PC Xbox
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
7
Desarrollo: Cinemaware
Producción: Cinemaware
Distribución: Electronic Arts
Precio: 63.95 €
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD
5.78

PUNTÚA
Robin Hood: Defender of the Crown para PlayStation 2

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PC
Desarrollo: Cinemaware
Producción: Cinemaware
Distribución: N / D
Precio: N/D
COMUNIDAD
5

PUNTÚA
Robin Hood: Defender of the Crown para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox
ANÁLISIS
7
Desarrollo: Cinemaware
Producción: Cinemaware
Distribución: Electronic Arts
Precio: 63.95 €
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD
4.5

PUNTÚA
Robin Hood: Defender of the Crown para Xbox

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir