Análisis de Phantom Brave (PS2)

Por segunda vez llega a Europa un título de los majestuosos Nippon Ichi Software. No es tan conocido como lo fue Disgaea, ni tan esperado como La Pucelle, pero aquí está listo para que lo juguemos.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7.5
NOTA
8.7
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS2.

Los juegos de rol táctico no se han prodigado nunca en demasía por nuestras tierras, si bien es cierto que es una queja que, cada vez, podemos hacer más a menudo. Se podría decir que el género lo tiene copado principalmente la ya veterana portátil de Nintendo, GameBoy Advance, con obras de la talla de Fire Emblem (que visitará en varios meses la GameCube) o Final Fantasy Tactics Advance, así como otros títulos que podríamos considerar menores.

No se puede decir, sin embargo, que llegue un porcentaje importante de juegos de este estilo comparado con el mercado nipón o incluso con el americano, habiéndonos perdido muchas joyas en Europa hasta la pasada generación, la de las 32 bits. En líneas generales, sin haber dado un salto realmente cuantitativo, sí se ha dado en buena medida cualitativo, tanto por el desembarco al mundo occidental de la siempre majestuosa saga Fire Emblem como el acuerdo de distribución que nos va a permitir disfrutar en Europa de las creaciones de Nippon Ichi Software para PlayStation 2. No hace demasiados meses comentábamos Disgaea: Hour of Darkness, un juego que cuajó sorprendentemente bien en el mercado estadounidense y que, pese a un retraso notable, llegó a Europa saciando nuestra sed de estos títulos... pero abriendo, sin duda, el apetito. Así pues, aunque la situación ha mejorado, no cabe duda de que todavía hay mucho camino que recorrer.

PUBLICIDAD

En cualquier caso, como ya anunció Koei, durante la primera mitad de este año recibiremos también el muy aclamado por la crítica internacional La Pucelle: Tactics, y ahora, al fin, podemos disfrutar de este Phantom Brave; eso sí, nos llega medio año más tarde que a EE.UU (o, lo que es lo mismo, un año más tarde que su lanzamiento en Japón). La estética del juego es muy similar a la que ya presentó el citado Disgaea, con un toque bastante desenfadado que se ve reflejado también en buena medida en el guión del juego; sin embargo, es un título que, en líneas generales, resulta mucho más "serio".

Eso sí, hay que tener en cuenta que el juego está íntegramente en inglés, lo que significa, por un lado, que no se ha incluido ni doblaje ni traducción al español ni se ha respetado la posibilidad de poder escoger entre disfrutar de las voces en la versión original japonesa o el –eso sí, más que correcto- doblaje americano. Esto es consecuencia de que se ha optado por presentar el juego en formato CD (recordemos que la versión NTSC para el continente americano está en DVD); no entendemos muy bien esta decisión, quizás debida al deseo de recortar costes de producción. Al menos, siempre nos quedará el consuelo de que sí se incluye un segundo disco compacto con la banda sonora del juego. Son quince temas de Tenpei Sato, y es un detalle de agradecer dentro del normalmente lamentable panorama de las ediciones europeas en comparación con los otros mercados.

Phantom Brave es un juego con una tónica que, si bien en principio, parece tan desenfadada o más si cabe que la vista en Disgaea o en el próximo La Pucelle: Tactics, según avancemos en la trama veremos que esto no es así del todo. Es cierto que sigue habiendo situaciones cómicas, ligeras, destinadas a amenizar al jugador con una dosis de humor muy sana, pero el juego no tarda en derivar hacia unos planteamientos y personajes más oscuros y atormentados, dando lugar a situaciones dramáticas dentro del grupo de personajes que controlaremos que, por supuesto, no vamos comentar en estas líneas.

En cualquier caso, insistimos en que el lenguaje del juego es únicamente el inglés, y que, por tanto, es altamente recomendable para la correcta comprensión del juego dominar en cierta medida ese idioma. No se usa un lenguaje complejo, ni mucho menos, pero es bueno enterarse de cómo evoluciona la historia de Marona, una chica de 13 años, en el mundo de Ivoire.

Gráficamente, el juego, como ya señalábamos, mantiene ese toque clásico de Nippon Ichi Software, sustentándose en clásicos gráficos bidimensionales presentados en buena resolución, creados con mimo y atención al detalle. El resultado es superior al que ya vimos en Disgaea, con escenarios mucho más cuidados, y una mayor atención al apartado técnico. No es espectacular, pero sí más cuidado. En cualquier caso, siempre se hubiese agradecido un poco más de parafernalia gráfica, pero el resultado es más que correcto, en la línea levemente retro que suelen presentar los títulos de este estudio (sobre todo por la aparente obligación de que todo, hoy en día, tiene que ser tridimensional y con texturas de chorrocientos bits) y con una buena dirección artística, que es lo que, después de todo, realmente importa.

En cuanto a su música, aunque quizás no sea tan excelente como la de otros títulos de este grupo de desarrollo, es más que buena (insistimos en que nos ha gustado el detalle de ofrecer la banda sonora original en un disco compacto que acompaña al disco del juego), y se ha mejorado sustancialmente el doblaje inglés con respecto a su predecesor. Algunos efectos de sonido son mejorables, pero el resultado global es bastante bueno, salvo por el hecho de que se nos ha privado de la posibilidad de escuchar las voces originales, cuando es algo que sí está presente en la edición estadounidense.

Al igual que sucedía con Disgaea, el juego incluye un tutorial bastante completo que nos enseña todos lo básico para poder afrontar el juego con un mínimo de garantías. Esto sirve tanto para introducir a los neófitos en el género y sus peculiaridades como para enseñar a los experimentados cuáles son los rasgos particulares del planteamiento jugable de Phantom Brave. Esta tendencia se va a hacer patente a lo largo de todo el juego, que cuenta con una curva de dificultad muy bien diseñada, de manera que siempre supondrá un reto sin llegar a convertirse en frustrante. Al fin y al cabo, en las más de 20 escenarios (cada uno con diversas misiones) que componen el núcleo principal del juego hay espacio para casi todo, y si se le añaden todos los escenarios extra, tendremos juego para rato.

El sistema de juego es bastante parecido al de Disgaea, aunque incluye una serie de novedades que lo caracterizan y le dan un toque personal. Lo que más llama la atención es la desaparición de la cuadrícula típica en los mapeados, lo que convierte los decorados en algo mucho más natural y flexible. Por supuesto, este cambio hará que necesitemos un tiempo de adaptación para aprender a colocar de manera óptima a nuestras tropas por el mapa, pero a medio o largo plazo descubriremos que el cambio es a mejor. No siempre sabremos si estamos colocados en el mejor lugar para atacar a tal o cuál enemigo, haciendo más difícil esta parte del juego, y obligándonos, por tanto a una mayor reflexión antes de realizar cualquier movimiento. Habrá que tener cuidado también con los límites del escenario, los accidentes geográficos y similares, pues si estamos demasiado cerca de un abismo, un enemigo podrá empujarnos y eliminar a ese personaje.

Esto, naturalmente, habrá que tenerlo en cuenta a la hora de colocar a nuestro personajes, y, también, tenerlo presente para usarlo a nuestro favor cuando sea posible; eso sí, teniendo en cuenta que eliminar a un enemigo de esta manera no nos hará ganar experiencia... y la cosa no está como para ir desperdiciando posibilidades de aumentar el nivel de nuestros personajes. Dentro de la curva de dificultad del juego está la necesidad permanente de vigilar la buena progresión de nuestros personajes, de manera que no sean susceptibles de ser eliminados en cualquier momento por un enemigo que despunte particularmente sobre los demás.

Esta necesidad en cierto modo nos obligará a volver a zonas ya superadas para mejorar las estadísticas de nuestros personajes, ya que intentar superar el juego (especialmente los últimos enemigos, muy resistentes y hábiles) sin dedicar tiempo en exclusiva a mejorarlos será una tarea de titanes. De cualquier modo, esto es tónica general en casi cualquier RPG, y no supone ningún tipo de problema, salvo para aquellos que quieran disfrutar de un paseo por un prado mientras leen la historia... si lo que buscas es eso, éste no es tu juego.

Con todo, la principal novedad del juego es la que introduce la habilidad tan especial que caracteriza a la joven Marona, y es que puede comunicarse con los espíritus (llamados phantoms), y usarlos a su favor. Esta habilidad está presente en la opción confine del menú de juego, de manera exclusiva (como podíais esperar) para el personaje de Marona. Será a través de este comando como podremos conjurar a los phantoms, de manera que podremos introducirlos en objetos físicos en el escenario, que podrán "poseer" para convertirse durante un plazo de tiempo determinado en personajes de clase especial. Sobra decir que esto proporciona una cantidad de posibilidades elevadísima, además de un factor estratégico que nos obligará a evaluar un volumen importante de variables. La decisión acertada puede darnos una victoria que parecía imposible; un fallo puede proporcionarnos problemas graves.

Conclusiones

Phantom Brave es el título más tardío del triángulo que forma junto a La Pucelle y Disgaea, siendo, sin embargo, el segundo en llegar a nuestra tierras (por cierto, el primero, de 2002, será precisamente el último que recibamos) y, sin embargo, es quizás el menos conocido, aunque no por eso el que menos virtudes tiene. A una historia larga, con muchos escenarios y situaciones, se debe añadir la posibilidad de jugar mazmorras aleatorias que tienen incluso normas específicas especiales; podremos acceder a esas mazmorras hablando con el Dungeon Monk, al que tendremos que pagar una tasa.

Gracias a esta opción, estamos ante un juego virtualmente infinito, que nos obligará a pensar bastante bien cada movimiento, y que, teniendo personalidad propia, consigue mantener todos los rasgos que caracterizan a las creaciones del estudio Nippon Ichi Software, que se ha convertido en los últimos años en un grupo de culto. La distribución del juego parece que va a dejar bastante que desear en Europa, así como el hecho de haber eliminado las voces originales, algo que reclama el público que muestra mayor interés por estos juegos.

Sin embargo, éste no deja de ser un género todavía marginal, que se hace un hueco dentro de los planes de distribución de las compañías gracias a la apertura del mercado, pero que con toda probabilidad no llegue a captar la atención del gran público. Por suerte, si este género te gusta, tienes una nueva posibilidad de disfrutar de un juego magnífico; si no has tenido la posibilidad de disfrutar de los juegos de rol tácticos, quizás deberías darles una oportunidad: Phantom Brave es una opción de calidad. Esperamos, por supuesto, disfrutar en el futuro de Phantom Kingdom, su secuela (también conocida como Makai Kingdom: Chronicles of the Sacred Tome) cuyo lanzamiento japonés esta previsto para la segunda mitad de este año.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
Análisis
2022-05-13 13:37:00
Asesinatos, misterio y una historia con sabor nipón contada mediante vídeo de imagen real.
Salt and Sacrifice - Análisis
Salt and Sacrifice - Análisis
Análisis
2022-05-11 18:37:00
La esperada secuela de Salt and Sanctuary nos ofrece una aventura menos redonda y con más problemas que se queda un par de peldaños por debajo de la entrega original.
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Análisis
2022-05-10 09:57:15
Acción y toque rol en una clásica aventura 2D que da el primer vistazo al mundo de Eiyuden Chronicle.
Kharon's Crypt - Análisis
Kharon's Crypt - Análisis
Análisis
2022-05-09 11:35:00
El pequeño estudio español Andromeda Project sorprende con una aventura muy bien diseñada que homenajea con mucho acierto a la mítica Game Boy Color.
Warhammer 40.000: Chaos Gate - Daemonhunters - Análisis
Warhammer 40.000: Chaos Gate - Daemonhunters - Análisis
Análisis
2022-05-05 18:12:00
Estrategia por turnos de calidad con todo el encanto del profundo universo de Warhammer 40.000.
Trek to Yomi - Análisis
Trek to Yomi - Análisis
Análisis
2022-05-05 16:02:00
Una aventura de samuráis espectacular e impactante, pero que sabe a poco en los aspectos jugables.
Género/s: JRPG / Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS2
También en: WII PC

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.7
  • Fecha de lanzamiento: 4/2/2005
  • Desarrollo: Nippon Ichi Software
  • Producción: Koei
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 54.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 CD
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.13

PUNTÚA
Phantom Brave para PlayStation 2

21 votos
Flecha subir