Análisis de Medal of Honor European Assault (PS2)

Electronic Arts retorna al frente europeo para ofrecer un nuevo Medal of Honor más abierto y variado, convirtiéndonos en un operativo de inteligencia.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
9
NOTA
8.1
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PS2.
Otros análisis: GameCube y Xbox

La saga Medal of Honor se ha convertido en los últimos años en uno de los referentes de los juegos de acción en primera persona, especialmente en consola. Quizás ninguna de sus ediciones ha sido calificada de obra maestra, pero todas ellas han ofrecido al jugador una experiencia muy entretenida y, sobre todo, con una notable ambientación cinematográfica al combinar la acción con una muy buena narrativa. La última entrega, Rising Sun, fue quizás la menos aclamada de todas, al contar con pocas novedades jugables y una excesiva linealidad que daba al juego un cierto aire de juego de hace unos años, aunque las ventas fueron buenas y, de nuevo, seguía siendo un juego muy entretenido.

Con Medal of Honor: European Assault, anteriormente "Dogs of War", Electronic Arts planea devolver su célebre juego al lugar que le corresponde entre los mejores del género. No solo retorna al frente europeo, que ofrece muchas posibilidades más al ser sus batallas más numerosas y sobre todo más recordadas, por no hablar de que es más popular entre los mercados donde aspira a venderlo, sino que además introduce considerables novedades jugables para modernizar la experiencia Medal of Honor sin por ello perder la esencia cinematográfica del título.

PUBLICIDAD

Nosotros controlaremos al soldado americano Holt, integrado en una unidad de operaciones especiales de la OSS, la organización militar de inteligencia que en su día era una especie de mezcla entre la CIA y los Delta Force, aunque más apropiado sería decir entre el MI6 y los SAS, siendo una organización británica. Con Holt y al mando de otros tres hombres, una novedad en la saga, recorreremos varios escenarios clásicos del frente europeo de la Segunda Guerra Mundial. Comenzaremos con una operación de contrainteligencia en la costa atlántica francesa, para luego pasar a los más populares escenarios del Norte de África, ayudando al mariscal de campo Montgomery, el frente oriental en Rusia y, un escenario cada vez más habitual en los juegos de esta temática, la mítica batalla de las Ardenas, constituyendo la punta de lanza del temible tercer ejército del general Patton.

Estos cuatro escenarios cuentan cada uno de ellos con varias misiones, de alrededor de una media hora de duración, lo que da lugar a un modo historia de entre ocho y diez horas que no obstante cuenta con una notable rejugabilidad, ya que como novedad en esta ocasión las misiones de Medal of Honor son mucho más abiertas que en títulos anteriores. No llegan al nivel de libertad prometido, todo sea dicho, pero algunas de ellas sí valoran y tienen en cuenta que el jugador explore el escenario para acabar más eficientemente con el Tercer Reich alemán.

Cada misión cuenta con una serie de objetivos, algunos de los cuales solo estarán disponibles a medida que avancemos por ella, ya sea por la exploración de su escenario o por el desencadenamiento de eventos especiales. Los objetivos inicialmente desbloqueados son el objetivo principal de la misión y que hace que avance –léase destruir una instalación enemiga específica-, la consecución de unos documentos del enemigo –no hay que olvidar que somos un servicio de inteligencia-, y la eliminación de un oficial enemigo concreto que precisamente dará acceso a esos documentos y que está denominado en el juego como némesis.

Esta némesis no siempre estará en nuestro camino, sino que a veces estará en una parte del escenario no necesariamente explícita y "dentro del camino hacia el final", y es una especie de jefe final. No tiene poderes especiales ni ninguna característica que lo diferencie del resto de oleadas de enemigos salvo por estar especialmente bien protegido, tener una vida mayor que ellos y mayor precisión en el disparo, pero por lo demás constituye un enemigo simplemente duro y no un jefe de final de fase contra el que haya que utilizar ninguna estrategia especialmente complicada o del que haya que aprender un patrón de comportamiento propio de un final boss clásico.

Otra novedad en Medal of Honor European Assault es que iremos más acompañados que nunca. A lo largo de estos últimos años la saga ha ido abandonando el estilo "llanero solitario" para acompañarnos cada vez con más soldados, y en esta ocasión no solo avanzaremos con un grupo de soldados británicos que también dispararán –y morirán-, sino que podremos dirigir a nuestra propia patrulla. Contaremos con tres soldados a nuestro mando que nos seguirán a todas partes y a los que podremos dar órdenes simples (básicamente, atacar y volver a la posición). Mientras que el grueso de los soldados aliados no siempre nos acompañarán, nuestros camaradas de armas sí lo harán, adaptándose dinámicamente a cada una de las situaciones y combatiendo al enemigo con ferocidad. Al igual que nosotros, nuestros soldados recibirán daños y podremos curarles con botiquines; si al completar la misión todos sobreviven seremos recompensados.

Otro elemento muy a tener en cuenta es el aumento del realismo, convirtiendo a Medal of Honor European Assault en un juego mucho menos "arcade", por decirlo de algún modo, y con un componente más táctico. Deambular por el escenario como si fuésemos Rambo nos traerá consecuencias fatales –a nosotros y a nuestros soldados-, y lo que tendremos que hacer será parapetarnos tras cualquier objeto de cobertura y desde allí intentar avanzar poco a poco, abatiendo a las fuerzas enemigas; cuando haya espacio para avanzar con seguridad a veces ni tendremos que darnos cuenta nosotros, serán los soldados a nuestras órdenes, o los otros soldados, los que avanzarán.

Para implementar este sistema de cobertura con ciertas posibilidades, el equipo ha incluido un modo apuntar (que se activa pulsando el gatillo L o el L1 en el caso de PS2) que no solo ampliará la zona central de nuestro campo de visión sino que también nos permite oscilar hacia los lados o hacia arriba, de modo que podremos estar agachados cubiertos por un muro o una caja, y levantarnos levemente, o escorarnos a la izquierda, para acabar con los enemigos, los cuales, por cierto, intentarán hacer lo mismo.

Las misiones, como decíamos, son bastante abiertas –unas más que otras-, pero eso no significa que no cuenten con numerosas secuencias cinemáticas que le dan al juego ese aire cinematográfico que lo ha hecho tan célebre. Apariciones inesperadas de alemanes, explosiones en el momento justo y otras secuencias le dan una narrativa a cada misión, creándose una buena combinación entre libertad de movimiento e historia. Especialmente memorables son las menos lineales, donde verdaderamente se demuestran las posibilidades del juego; un buen ejemplo de este tipo de misiones es la segunda, en la campaña de Francia, donde completar los objetivos secundarios no es algo que se nos ofrezca como desvío sino que incluye la exploración del escenario.

A nivel gráfico European Assault no es un juego sorprendente, aunque si sólido, mostrando modelados y escenarios notables pero que no se pueden comparar a los mayores exponentes del género. La dirección de las secuencias cinemáticas es acertada, con buenas expresiones faciales, y un ritmo que hace que el jugador se sumerja en la acción. Como decíamos, los gráficos no son espectaculares pero sí cumplen perfectamente con su labor, con algunos efectos muy bien realizados.

El sonido es, como acostumbra, el mejor apartado del juego, con una banda sonora épica que hace un gran trabajo a la hora de ambientar los combates, con dramáticos cambios, y unos efectos de sonido realistas y certificados por THX. El doblaje en castellano solamente está presente en la versión PS2, por razones un tanto inexplicables, y éste es de notable factura. Los usuarios de Xbox y GCN tendrán que conformarse con el doblaje original en inglés y los subtítulos ofrecidos por el juego.

European Assault tiene muchas cosas buenas pero se ve lastrado por una duración muy limitada. El modo campaña se puede terminar en unas horas y, aunque es rejugable por los objetivos adicionales, no existe un modo multijugador que nos deje llevar el combate a la red, algo un tanto chocante considerando que el anterior juego de la saga, Rising Sun, sí lo incluía. El control del juego está muy bien, siendo muy sencillo el manejo de nuestro personaje y dar las órdenes a nuestros compañeros de armas, y contando con tres tipos de configuración diferente dependiendo de qué acciones hagamos más a menudos, que se asignan a botones más sencillos.

Esta nueva entrega de Medal of Honor sin duda es un buen cambio de rumbo para la saga, que mantiene su toque peliculero pero logra evolucionar en el apartado jugable hacia un estilo que actualmente encuentra mayor aceptación en el jugador y ofrece más posibilidades, pero sin por ello perder su toque propio. El único defecto de importancia del juego es su escasa duración y falta de opciones, que hacen que pase de ser un referente del género y una compra muy recomendada a un alquiler prioritario. Por lo demás, EA Games ha vuelto a encontrar el camino con su saga Medal of Honor para consola, y European Assault constituye una experiencia muy entretenida y con bastante frescura considerando el actual panorama de los juegos en primera persona.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
PEGI +16
Plataformas:
PS2 GameCube Xbox

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.1
  • Fecha de lanzamiento: 22/6/2005
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 63.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
7.45

PUNTÚA
Medal of Honor European Assault para PlayStation 2

30 votos

Ficha técnica de la versión GameCube

ANÁLISIS
7.9
  • Fecha de lanzamiento: 22/6/2005
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 60.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 GOD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
7.74

PUNTÚA
Medal of Honor European Assault para GameCube

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
7.9
  • Fecha de lanzamiento: 22/6/2005
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 60.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
7.12

PUNTÚA
Medal of Honor European Assault para Xbox

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir