Análisis de Kingdom Hearts 2 (PS2)

Square Enix vuelve con su juego de acción y rol protagonizado por personajes de Disney.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PS2.

Cuando Square y Disney se unieron en 2002 para realizar un videojuego que combinase personajes de los universos de una de las productoras de cine más afamadas del mundo con una no menos popular desarrolladora de videojuegos (en pleno auge en occidente tras la llegada a Europa de múltiples títulos para PlayStation, aunque en camino de formar con su competidora, Enix, una única compañía), el original Kindgom Hearts se convirtió en una muy agradable sorpresa que apasionó a público y crítica. Se trata de una aventura desenfadada aunque no falta de intensidad en la que el protagonista, Sora, se encontraba con personajes tan queridos por niños y adultos como Pluto, Mickey o Donald e, indistintamente, también con personajes amados por los seguidores de Square, como Cloud Strife o Aeris, de Final Fantasy VII, o Squall Leonheart, de FFVIII.

Tras una entrega para la portátil de Nintendo Game Boy Advance titulada Chain of Memories, este mundo vuelve a PlayStation 2 para ofrecernos una nueva aventura que, por primera vez en un juego de este calibre (nos referimos a un título de primera línea, una aventura con una cantidad ingente de textos, de Square Enix, que no se ha distinguido nunca por unas localizaciones brillantes ni un mimo excesivo en sus conversiones europeas), llegará íntegramente en español. Textos y voces se disfrutarán en nuestro idioma, algo que parece lógico dado que hay un público potencial infantil que se mostrará mucho más receptivo –si cabe- ante un juego como éste si no hay barreras idiomáticas. No es buena señal que tengamos que comentarlo en un análisis teniendo en cuenta que nuestro mercado (el español en sí mismo, no el europeo en su conjunto, que también) es uno de los principales del mundo en venta de juegos lo que, sin género de dudas, tendría que haberse traducido en unas localizaciones elaboradoras por parte de todas las compañías. No es así, ni mucho menos, y por eso sigue siendo una alegría especial ver que nos llegan productos bien cuidados en este aspecto, aunque sea con cuentagotas.

PUBLICIDAD

En muchas ocasiones los doblajes que nos han llegado se han distinguido por su baja calidad interpretativa y técnica, siendo ambas consecuencia directa de unos presupuestos un tanto escuálidos o bien de fondos muy mal aprovechados. Kingdom Hearts II viene a sumarse a la lista de juegos que están doblados y bien doblados, con una buena calidad técnica y unas interpretaciones a la altura de lo esperado al recurrir a un estudio de doblaje que cuenta con un recorrido en la industria cinematográfica y televisiva extenso, contando entre sus filas con actores como Adolfo Moreno (Chicken Little), que es quien dobla a Ash de Pokémon en la serie de televisión y a Sora. Sólo resultará un tanto extraño a los que se acostumbraran a las voces originales, como pasa siempre al ver una película o serie de televisión doblada tras conocer el original o a la inversa, pero en sí mismo el doblaje está a la altura de las circunstancias.

Aclarado este punto, podemos meternos en materia y hablar de lo que esta segunda parte ofrecerá a los jugadores con respecto a la anterior entrega. En Kingdom Hearts II retomaremos el papel del joven Sora, que es el único capaz de esgrimir la llave-espada, la única arma que puede destruir a los oscuros enemigos que amenazan el mundo de las tierras de Disney. Viajaremos por ese mundo acompañados por Donald y Goofy con la misión de rescatar a nuestro amigos mientras nos enfrentamos a esta peligrosa amenaza, aunque por suerte contaremos con la ayuda de muchísimos personajes secundarios del mundo de Square y Disney.

Kingdom Hearts II es una aventura con toques de rol con, en ocasiones, más profundidad que la media proporcionada por títulos como la saga Zelda de Nintendo, ya que podemos regular varios aspectos de los atributos de nuestro personaje, subir de nivel, crear nuevos objetos a través de la fusión de estos, etc., pero sin caer en una complejidad elevada (pues la facilidad es la tónica general de todos los aspectos jugables), e incluso los jugadores poco interesados en esos aspectos podrán obviarlos casi por completo.

Por un lado, la sencillez y accesibilidad del juego se agradece, en la medida en que se disfruta de un juego sin complicaciones muy en la tónica de ser un alegre pasatiempo, pero, por otro, no representará en ningún momento un reto para los jugadores un poquito más avezados, que podrán ir desde el principio de la aventura hasta el desenlace sin atascarse en ningún momento. Esto les dará unas 35-40 horas de juego, que está más que bien, aunque un poco más de dificultad le hubiese sentado estupendamente. Y es que ni siquiera los combates finales son un reto digno de mención. Además, el juego presenta en su desarrollado, salpicados aquí y allá, diversos minijuegos que rompen la tónica de juego aportando un extra de variedad, pero son igualmente asequibles hasta el extremo y, en ocasiones, vergonzosamente simples en su planteamiento.

El problema es que quienes no se den por satisfechos con su dificultad por defecto no van a encontrar fuertes incentivos para seguir avanzando, salvo por la siempre agradecida aparición de personajes populares, que incluye interesantes y sorprendentes novedades en la enorme lista de cameos como Jack Sparrow (Piratas del Caribe), entre otros, que en la versión original contaba con la interpretación de Johnny Deep, y las chicas de Final Fantasy X-2, Yuna, Rikky y Paine (con las voces de Mar Bordallo, Inés Blázquez y Ana Alborg para España). Y es que la nómina de personajes que van apareciendo es enorme, con personajes como Mulán o el Hades de la versión que Disney hizo del mito de Herakles, además de la sirenita, Lilo, y otros provenientes de producciones Disney algo más alejadas de su tónica habitual, como Pesadilla antes de navidad (de Tim Burton) y de películas de actores reales, como Piratas del Caribe.

Todos ellos irán apareciendo según avanzamos en la historia a través de los diversos minijuegos o en forma de actores secundarios, localizados en los diferentes mundos temáticos que componen la geografía del universo del título. Pese a lo grueso de la lista (pues se deben sumar los personajes del entorno de Square, que tampoco son pocos), no hay realmente un punto de saturación en el juego en el que se dé un apelotonamiento de personajes que estén metidos con calzador sólo por meterlos, lo que siempre es un punto a favor del guión y el ritmo de la partida, además de los múltiples guiños a las producciones cinematográficas (o series de televisión) que se ven representadas de una forma u otra.

El sistema de combate (bueno, pero no brillante en el título original) se divide en las vertientes de ataques mágicos y físicos, con varios movimientos especiales. El uso de la llave espada es esencial en los combates, con un sistema de ataques encadenados algo ramplón que cuenta con la aparición de un botón contextual –comando de reacción- al estilo del que vimos en los combates de Resident Evil 4 (juego que tomó la idea prestada de Shenmue). Con todo, la principal novedad es la notable mejora en el sistema de cámara del juego, que no nos obligará a recolocarla continuamente durante las luchas haciéndonos perder eficiencia con los botones L2 y R2... pues ahora podremos hacerlo con el stick analógico derecho. Y es que la cámara sigue dando fallos, volviéndose un poco loca en ocasiones, pero desde luego la progresión es palpable y mejora en mucho la original.

La inclusión del botón contextual al que, como su nombre indica, se asocian diferentes acciones en función de la situación de combate y que surge en la pantalla en momentos determinados, como cuando un enemigo nos lanza un ataque con un proyectil, que podremos esquivar cuando salga en pantalla la imagen del botón determinado y lo pulsemos en ese preciso instante, pudiendo incluso devolver el ataque.

Del mismo modo, se han incluido ataques similares a los Límites de varios Final Fantasy, de manera que Sora realizará ataques especiales, divididos en dos categorías. En la primera, Sora absorberá a varios miembros de su grupo aumentando así sus habilidades o adquiriendo algunas completamente nuevas y dos espadas para repartir el doble de caña. En la otra categoría, se suman nuevos miembros a nuestro grupo, que serán, por supuesto, estrellas invitadas –Jack Skellington o Simba, por ejemplo- capaces de limpiar la pantalla de enemigos por completo a cambio de sacrificar nuestra barra de magia.

Sin embargo, y no podemos dejar de insistir en ello, la a todas luces excesiva facilidad del juego, hace que los combates se puedan solucionar con un simple movimiento compulsivo del pulgar sobre el botón X, y aunque la integración de la magia es buena, dada la sencillez del título se puede prescindir de ella –como de los ataques especiales- en buena medida durante todo el desarrollo del juego. Por suerte, esto se compensa un poco si distribuimos a nuestro gusto los puntos de habilidad de Sora, inclinando la balanza claramente hacia la magia.

El juego se ha vuelto algo más lineal, lo que por un lado reduce al mínimo el regresar a los mismos sitios en repetidas ocasiones –y, en momentos, haciendo de esto algo un poco tedioso- como sucedía en la primera entrega, pero por otro es un elemento más de sencillez quizás algo exagerada, hasta tal punto que no nos perderemos en ninguna ocasión ni habrá grandes puzles que resolver relacionados con las diferentes localizaciones del juego, que en esta ocasión serán una decena. Cada uno de ellos va acompañado de una ambientación excepcional y un buen surtido de escenas cinemáticas que componen una atmósfera soberbia, eso es incuestionable, y alargan cada una de esas zonas hasta las varias horas de juego (pese a ser, en general, algo cortas). Además, por suerte, se han incluido múltiples secretos que podremos buscar, aunque no son un gran aliciente ya que no representan ningún objetivo paralelo a la historia del juego.

Cuando vayamos de un mundo a otro lo haremos en la nave gummi, siendo un elemento del juego que ha sido bastante mejorado con respecto al original, tratándose de una suerte de minijuego de disparos sobre raíles muy bien diseñado y divertido donde sí se nos da como incentivo el volver a jugar esas secciones para recoger algunos tesoros y sumar más capital, pero pese a que el control nos ha transmitido mejores sensaciones y en líneas generales parece que toda esta parte del juego se ha cuidado bastante más, puede resultar un tanto anodino para el grueso de jugadores.

El aspecto gráfico del juego es muy destacable por el nivel de ambientación conseguido, si bien técnicamente –aunque sobresaliente- no está ni mucho menos a la cabeza de lo que PlayStation 2 ha ofrecido, si bien la representación de los múltiples personajes de Disney de otros juegos de Square está muy lograda, y en caso de la compañía cinematográfica lo está con independencia de los muy diversos estilos de dibujo e incluso cuando se trata, en origen, de actores de carne y hueso. Los escenarios, que representan cada uno a una importante producción de Disney (como Tron o ya la citada Piratas del Caribe), mantienen esa línea de belleza que preside al diseño de personajes y cuaja en un resultado general muy bueno, aunque con pocas sorpresas. Las composiciones musicales siguen la misma línea de una gran calidad que ya disfrutamos en el primer juego, y la inclusión del doblaje a nuestro idioma no hace sino sumarle varios puntos a la producción.

Conclusiones
Han pasado cuatro años desde que saliese el primer Kingdom Hearts, y aunque ha habido una progresión en su aspecto técnico, y también en el jugable, no ha habido una gran evolución en las líneas generales del título, mostrándose bastante conservador con respecto a las líneas maestras que estableció el primer juego. Su dificultad se ha reducido (más si cabe) con respecto a la del primer título, pese a incluirse varios elementos muy significativos en los combates, aunque lo más destacable es la inclusión de muchísimos personajes del universo Disney y algunas nuevas incorporaciones por parte de Square.

Kingdom Hearts II es una buena aventura, que hace de la aparición de tantos personajes su principal virtud, pero sus mecánicas de juego quedan supeditadas totalmente a toda la fusión de Square-Disney en entornos, personajes e historia, que se convierten en los atractivos más importantes del título, de manera que, de algún modo, la jugabilidad queda no en un segundo plano pero sí un tanto por detrás en relevancia. Y es que este Kingdom Hearts II se muestra como falto de novedades y con algunas elecciones en su diseño de producción un tanto cuestionables para el sector de jugadores habituados, que no tendrán problemas en ningún momento para superar este título en unos pocos días, pero sus buenas cualidades compensan la balanza que, además, gracias a su completa localización a nuestro idioma, nos hacen olvidar el enorme retraso con respecto a otros mercados.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.5
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
Kingdom Hearts II para PlayStation 2

302 votos
Flecha subir