Análisis de Guitar Hero (PS2)

Con una gran guitarra y un buen diseño, Red Octane nos permite sentirnos como una estrella de rock.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
10
NOTA
9.2
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS2.

Hoy en día suele decirse que todo está inventado y, en lo que se refiere a géneros de videojuegos, hay títulos de prácticamente todas las cosas, desde los juegos de ligar o de pesca que triunfan en Japón hasta los de deportes extremos menos populares en Estados Unidos, pasando por todo tipo de juegos de acción o aventura ambientados en cualquier época, guerra o mundo imaginario. En lo que se refiere a la música, nos habían propuesto ser cantantes, bailarines o tamborileros, pero pocas veces hasta ahora, y nunca mejor, el guitarrista principal de un grupo de rock. Harmonix y Red Octane vienen a llenar este vacío con el divertidísimo Guitar Hero.

Un juego musical no es tan divertido sin un periférico que nos haga sentir que tocamos el instrumento. Tras las maracas de Samba de Amigo y los tamborcillos de Donkey Konga, Guitar Hero trae una enorme, inmensa guitarra, que intenta simular, dentro de las posibilidades que ofrece el juego y el precio –20 euros más que un juego normal-, tocar una guitarra. Esta guitarra –réplica de una Gibson-, que se conecta al puerto de mando de PS2 y que en la práctica para la consola es un mando más, incluye un golpeador, una especie de cursor que se puede mover de arriba a abajo, simulando tocar la guitarra, y cinco botones en el extremo que representan los primeros cinco trastes de la guitarra, y que podremos pulsar uno por uno o a la vez, simulando las diferentes notas que se pueden tocar con una guitarra de verdad. Incluye además una palanca que podremos usar para dar más efectos a ciertas notas, y para obtener más puntos de estrella.

PUBLICIDAD

Esta simulación es un tanto "insuficiente", en el sentido de que obviamente no se trata de una guitarra de verdad, pero el hecho de que el periférico sea una guitarra gigante de plástico y de que el título tenga un buen diseño hace que con cinco botones, a veces combinados, podamos divertirnos una barbaridad. Además, la selección de canciones es muy buena, con clásicos como Smoke on the Water, de los Deep Purple, y también con canciones nuevas como el Take Me Out de Franz Ferdinand.

Los desarrolladores de Harmonix, autores también de títulos como Amplitud y Frequency, no solo han escogido –y conseguido- una buena lista de canciones que abarca varias décadas y géneros, sino que también han diseñado un buen sistema de juego, con una curva de aprendizaje larga pero no muy escarpada. Por el diseño del mando, tendremos que acostumbrarnos a tener que tocar con la mano izquierda los cinco botones –dispuestos de forma horizontal, uno al lado del otro- sin mirarlo, por lo que a veces podremos equivocarnos de botón –el síndrome del "desplazamiento", tocamos siempre uno a la izquierda o a la derecha-. Por suerte, el juego nos indica siempre qué botón estamos pulsando.

Además de saber qué botón tocar, tendremos que hacerlo con rapidez, lo cual lleva su tiempo para acostumbrarse y, en ocasiones, pulsar dos botones a la vez. Quizás los que estén acostumbrados a tocar la guitarra lo tengan más fácil, pero los que no lo estén, probablemente tarden en acostumbrarse a "pulsar" esta guitarra de plástico duro, y agradezcan el buen diseño de la curva de dificultad del juego, que cuenta con tres niveles de dificultad, y es recomendable empezar por el primero de ellos.

El sistema de juego es muy intuitivo, aunque como decíamos cuesta un tiempo aprender a jugar. La pantalla os muestra a nuestro guitarrista en el escenario –con unos gráficos 3D bastante paródicos-, y en la parte inferior un mástil de guitarra, dividido en cinco partes, donde irán apareciendo, cada una en su lugar, la notas que tendremos que tocar, representadas con un símbolo, mientras vamos avanzando en el mástil. Para tocar en cada momento, tendremos que mantener pulsado el botón del acorde correspondiente, y tocar el golpeador de la guitarra, ya sea con un movimiento o simplemente pulsando. A veces tendremos que mantener la nota durante un tiempo, cuando una línea indica que hay que seguir.

En un primer momento, en el nivel fácil, solo tendremos que pulsar tres de los cinco botones de acordes. En el siguiente, el normal, se usará poco a poco el cuarto botón, cada vez más, mientras que el difícil realiza el mismo proceso de aprendizaje con el quinto acorde. El nivel experto, el definitivo, nos reta a usar con maestría los cinco botones, sin ningún tipo de piedad, en todo el repertorio de canciones.

Este aprendizaje se ve complementado con un modo carrera donde iremos ascendiendo de estatus, a medida que vayamos completando poco a poco cuatro de cada cinco canciones que se nos van ofreciendo en cada nuevo local en el que toquemos. En cada canción nos darán una puntuación y una calificación, ilustrada con una portada de periódico en la que habla de lo que hemos hecho. Sin embargo, no siempre podremos terminar la actuación; si lo empezamos a hacer mal, el público comenzará a abuchearnos, y acabaremos perdiendo.

Para solucionar eso, y también para hacer cuantos más puntos mejor, podremos usar el "Star Power". Ésta es una barra de energía que se va llenando a medida que toquemos correctamente las notas marcadas con una estrella, mientras que la barra de vida, por llamarlo así, va perdiendo a medida que fallemos notas y recuperando cuando las toquemos correctamente, aunque de forma más lenta. Al usar el poder de estrella, nuestras notas valdrán el doble –además de que cambiará el aspecto de la pantalla-, y además se nos recuperará la barra de vida, haciendo importante usar este poder especial cuando tengamos poca vida, o bien cuando estemos en una zona con muchas notas y por lo tanto muchas posibilidades de puntuar, ya que los puntos serán los que determinen nuestra calificación tras cada canción.

A nivel gráfico Guitar Hero es resultón, especialmente tratándose de un juego musical, donde pocas veces nos fijaremos en lo que ocurre sino en lo que tenemos que tocar. Los locales en los que tocaremos son originales, incluso paródicos de estereotipos, y lo mismo ocurre con los diferentes personajes que podremos escoger, cada uno de ellos inspirado en una figura clásica del rock.

El sonido evidentemente se lleva la palma. Aparte de la selección de 30 canciones, más algunas más tocadas por miembros de Harmonix que podremos desbloquear, el juego las adapta bien, "sacando" bien las notas que tendremos que tocar con la guitarra, añadiendo buenos efectos sonoros tanto para la guitarra como para el público.

Guitar Hero cuenta también con un modo para dos jugadores, aunque es necesario contar con otra guitarra para jugarlo, cosa bastante difícil considerando que no se puede comprar una guitarra por separado, que el juego es bastante caro y que, para más inri, la distribución es bastante limitada, estando prácticamente agotado en las tiendas. Aparte de este modo multijugador y del completo modo carrera, y de los cuatro niveles de dificultad, está también la oportunidad de jugar una canción rápida. Es una lástima que no se hayan añadido más modos de juego que diesen una vuelta de tuerca más.

Guitar Hero es uno de los juegos más divertidos que han salido en los últimos meses, y de lo mejor que hay en PlayStation 2 para esta primavera. Aparte de una buena selección de canciones, que están bien adaptadas, el sistema de juego es bueno, con una curva de aprendizaje larga pero bien hecha, que hace al juego muy divertido. Con una segunda parte ya anunciada y unas ventas crecientes, Guitar Hero es el mejor juego de música y ritmo que ha salido; una compra muy recomendada, aunque las unidades escasean actualmente, hasta que Virgin Play comience a reponerlos.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
PEGI +12
Plataformas:
PS2
También en: iPhone

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 10/5/2006
  • Desarrollo: Harmonix
  • Producción: Red Octane
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 79.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.02

PUNTÚA
Guitar Hero para PlayStation 2

32 votos
Flecha subir