Análisis de Formula One 2004 (PS2)

De la mano de Studio Liverpool y con Fernando Alonso de reclamo vuelve el espectáculo de la F1.
Hector Lara ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
8.8
NOTA
9
DIVERSIÓN
9.2
JUGABILIDAD
9.3
Análisis de versión PS2.

Vuelve la F1 con Alonso como emblema
Vuelve la F1 con Alonso como emblema
Bajo el reclamo de Fernando Alonso en portada y añadiéndole la correspondiente etiqueta de "2004" nos encontramos con un nuevo juego programado por Liverpool Studios, lo que queda de la antigua Psygnosis, compañía que se ha dedicado a los Fórmula 1 de Sony desde los tiempos de PS One. Lejos queda ya aquel F1 presentado por el grupo de programación Bizarre Creations, que llegó con la principal novedad de ser el primer juego de F1 totalmente en 3D con un alto grado de realismo y un modo simulación muy novedoso y estratégico, obviando el arcade de SEGA Virtua Racing.

Sony vio en esta saga un filón para las ventas dado el creciente interés que levantaba la F1 en Europa. Con ello nos trajeron un juego muy cuidado, con todas las escuderías y pilotos reales, y la licencia de la FOCA del año 96. Esto junto a un apartado gráfico sobresaliente para su época, un espléndido apartado sonoro (con sonido de motores previamente digitalizados) junto con las músicas de los genios de la guitarra Joe Satriani y Steve Vai y un trabajo excepcional de Tim Wright para el resto de las melodías, dos modos de juego, arcade tradicional y simulación, varias vistas a elegir, incluyendo en todas una vista hacia atrás, unas repeticiones realistas al máximo (estamos hablando de 1996), circuitos recreados bastante fielmente, un elevado número de opciones para personalizar las carreras y bastantes secretos en forma de corredores, circuitos o efectos especiales hicieron de este juego el rey de la F-1 en la anterior generación. A éste le sucedió una serie de juegos que si bien algunos mejoraban, otros empeoraban notablemente el trabajo original (caso del F1 98, un auténtico desastre).

Contradiciendo el pensamiento típico de este tipo de licencias deportivas (al igual que ocurre en las de baloncesto, fútbol y demás), esta edición 2004 ha sido un gran salto en la mayoría de los aspectos frente a su anterior edición alejándose del tópico de "mismo juego con dos o tres detalles más y con plantilla actualizada".

PUBLICIDAD
Licencia oficial 2004
Como era de esperar no pasaría demasiado tiempo hasta que Sony decidió hacerse con los derechos de la competición reina de coches por excelencia. Así este año se nos presenta el plantel de escuderías y pilotos actualizados, junto con sus bases de datos sobre poles, GP´s ganados, número de carreras disputadas, datos de los coches, etc. Como augura el título también esta presente obviamente la estrella de esta edición española a bordo de su Renault R-24 Fernando Alonso, que rápidamente ha ascendido de ser un desconocido a ser uno de nuestros deportistas más internacionales del momento. El juego también añade los nuevos circuitos como el de Shangai, con todas las variaciones en las pistas que han habido de un año para otro.

En el apartado de modos de juego también nos encontramos con interesantes novedades. El modo Arcade suponemos que no necesita presentación alguna. Simplemente elegimos a una escudería y un piloto y nos dispondremos a correr sin preocuparnos demasiado por el estado del coche, con una IA bastante asequible y un desarrollo dinámico en las carreras.

Modo Simulación: El alter-ego del modo arcade. Personalizando tanto una carrera sencilla como todo un campeonato se nos da a elegir desde el circuito hasta la posición de salida, pasando por el número de vueltas, climatología, nivel de inteligencia artificial de los rivales, daños en el vehículo, tácticas de repostaje, sistemas de ayuda de pilotaje, etc... Es un modo sumamente exigente, no apto para los aficionados al dedo dormido y frenadas a lo Ridge Racer, que necesita tiempo y dedicación para poder manejar a la perfección el coche.

Desde el interior
Desde el interior
Modo Trayectoria. El novedoso modo de juego, muy completo y divertido. Consiste en hacernos paso en el mundo de la Fórmula 1 empezando como piloto en paro con el objetivo de ser la estrella de la F1 y ganar todos los GPs de la temporada (y de paso desbancar a la Ferrari, objetivo no oficial del modo de juego, pero todo un reto para nosotros si es que no somos fichados por ellos mismos). Para empezar se nos otorga la posibilidad de crearnos un piloto, eligiendo el aspecto facial y el casco con el que correremos entre un catálogo -algo escueto, eso sí- de skins. Tras haber guardado tu perfil con tu nombre, usaremos un cómodo e intuitivo sistema de menús. Tendremos un fax y una dirección de correo electrónico con el que las escuderías y demás se pondrán en contacto con nosotros, para hacernos ofertas de trabajo que podemos aceptar o rechazar, con contrato incluido, comentar tus últimas actuaciones, informarnos de eventos, etc. También dispondremos de una sección noticias donde se hablará de todo lo referente a éste deporte. En otra pestaña tendremos nuestro calendario y la clasificación. Poco a poco iremos fichando por escuderías más poderosas empezando por la modesta Minardi como piloto de pruebas y subiendo de escalafón hasta llegar a donde te propongas. Este modo de juego es ideal después de haberle cogido el truco al modo simulación del juego. Tal vez el desarrollo se haga un poco lento, pero es un modo realmente adictivo, con pruebas variadas y bastante largo.

El juego también incluye modo online y soporte para 4 jugadores simultáneos.

Un apartado gráfico que aboga por el realismo
En esta edición 2004 el apartado gráfico ha subido muchos enteros frente a la anterior edición. El potente motor gráfico del que hace gala en el juego nos muestra hasta 20 coches en pantalla en unos circuitos recreados casi al palmo llenos de detalle a 60 cuadros por segundo. Desgraciadamente el juego está a 50hz por lo que la suavidad y el tamaño de la pantalla son menores. La sensación de velocidad está realmente conseguida sobre todo si usamos la perspectiva en primera persona, aunque con ésta posiblemente tendremos ciertos problemas de visibilidad en curvas ya que la cámara está demasiado baja. Las texturas son bastante buenas tratándose de una PS2, consola famosa por ser la menos capacitada en este tema.

Preparando un adelantamiento
Preparando un adelantamiento
Se distinguen también algunos dientes de sierra, pero nada realmente escandaloso, todo es muy nítido en pantalla. El efecto del que hace gala el juego cuando el coche corta el viento al llegar a cierta velocidad es tremendo, al igual que los efectos meteorológicos y de suciedad. Casi todas las vistas son cómodas, y todas cuentan con una vista hacia atrás muy útil para tener referencias de los rivales y cuidarnos de que no nos adelanten. Tal vez la vista más realista es a la vez la más molesta, en ella vemos a ojos del piloto, la suciedad, barro, hierba, etc... que dificultarán nuestra visión llegando a un punto en el que el piloto arranque una de las tiras protectoras del casco para limpiarlo. Gracias a esta vista podemos ver el empeño que ha puesto Studio Liverpool a la hora de recrear el interior de un monoplaza, haciendo hincapié en los volantes, recreados fielmente de los reales, con toda su circuitería e incluso el contador digital de velocidad. Se echan de menos animaciones asignadas a cambiar la relación de frenada y control de tracción, una pena. También se echa en falta poder ver por los espejos retrovisores.

El juego como hemos dicho anteriormente se mueve fluidísimamente sin importar la carga poligonal en el escenario, tan solo podemos apreciar unas incomprensibles ralentizaciones cuando accedemos a boxes, y recalcamos "incomprensibles" porque en este punto la carga gráfica es mínima; algo bastante extraño. Todos los vehículos están recreados con gran mimo al detalle, incluyendo los espónsores y las modificaciones sufridas en los coches de una temporada a la otra. El talón de Aquiles en este punto se presenta en los daños por colisiones, bastante escasos y faltos de realismo. Además el coche es imposible de volcar, suponemos por cuestiones de licencia.

El rugido de un motor de 800cv
Si en algún aspecto brilla con luz propia en el apartado sonoro de este F1 2004 es sin duda el del ruido de los motores. Lejos de los escuchados en la anterior entrega, ahora se nos presentan bastante perfeccionados, siendo en las vistas interiores casi completamente real y ensordecedor. El juego se nos presenta en las tres opciones características de la saga, Monoaural, Stereo y Surround. Se han cuidado algunos efectos de sonido como el característico de ir a rebufo de otro piloto, el sonido de las gradas, distintos sonidos ambientales y la radio de boxes, que sigue al pie del cañón ayudando al piloto en todo lo necesario. Tal vez el comentarista -en castellano- sea bastante callado, con pocas frases y que en la mayoría de las ocasiones se limita a anunciar la clasificación que lleva la carrera. Atrás quedan aquellos comentarios de Carlos Riera con los que más de uno sonreíamos y hasta soltábamos alguna carcajada con frases como "debe de estar sudando cubos de adrenalina en ese auto", aquí tenemos un comentarista bastante escueto.

El apartado musical es el aspecto más flojo del juego, con una decena de temas -si llega- que ambientan los menús, imposibilitando la opción de poner música en las carreras, algo que en la modesta opinión de este redactor ha sido un craso error, después de que Psygnosis nos deleitase con Joe Satriani, Steve Vai y Overdrive.

Diversión a raudales
Pues sí, el juego se puede configurar para todo tipo de usuarios. Para los que simplemente quieran darse unas vueltas por el circuito inglés de Silverstone a bordo de un Ferrari (o un Renault si el sentimiento patriótico es alto) emulando a nuestro piloto favorito o para el que quiera meterse de lleno en el circo de la Fórmula 1 teniendo en cuenta todos los aspectos de la simulación, creando estrategias de escudería y superándose a sí mismo en cada vuelta, asistir a todas las sesiones de entrenamiento, etc. Recordad también que todas las reglas oficiales se han actualizado, como por ejemplo la forma de conseguir la Pole. Todos los monoplazas son diferentes en manejo, potencia y reacciones, a semejanza de la realidad, aunque con horas de entrenamiento podemos hacer cosas poco usuales en la vida real (que no imposibles) como ganar un GP con la escudería Minardi.

Interiores realistas
Interiores realistas
El uso del mando es sencillo, botones para cambiar vistas, vista trasera, acelerar, frenar... lo de siempre, aunque usando la cruceta digital podremos optar por cambiar la relación trasera/delantera de frenada y controlar el control de tracción de nuestro bólido. Para acelerar y frenar tendremos que hacer uso de la analogía de los botones, lo cual después de algunas horas prolongadas de juego nos puede destrozar el pulgar del dedo ya que la analogía esta muy conseguida, teniendo que apretar a fondo para sacar hasta el último caballo del coche en las rectas y frenando al máximo si queremos coger alguna curva sin estrellarnos contra las defensas. Eso si, si el jugador dispone de un buen volante haría bien en subir 2 décimas al apartado jugable y de diversión. Un tema que nos ha molestado bastante es el abuso de los tiempos de carga, sin ser largos, son demasiado frecuentes, sobre todo en el modo trayectoria, y esto puede hacer que la dinámica de juego baje bastante.

En definitiva, este juego no se trata de una mera actualización de plantillas y reglas, en esta edición se han perfeccionado casi todos los aspectos, tan solo falta que pulan algunos detalles como las ralentizaciones en boxes, los daños en los vehículos y la física de los mismos, agilización de algunas cargas y una mayor libertad a la hora de crear un piloto a nuestra medida. Modos de juego tiene a raudales, con toda la diversión que ello proporciona, sin olvidarnos nunca del modo online. Un juego para los amantes de la Fórmula 1 y para los amantes de la velocidad en general. Si GT3 es el rey indiscutible de los simuladores de carreras de "normales", Burnout es el rey de los arcades de velocidad y Colin IV lidera los juegos de Rallies, F1 2004 es el máximo exponente de la F1 en PS2.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
Género/s: Deportes / Monoplazas
PEGI +3
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 21/7/2004
  • Desarrollo: Sony
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
COMUNIDAD
6.58

PUNTÚA
Formula One 2004 para PlayStation 2

43 votos
Flecha subir