Análisis de Final Fantasy VII: Dirge of Cerberus (PS2)

La historia de Vincent Valentine se cuenta a fondo en este juego de acción entretenido, pero genérico.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7
NOTA
6.3
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión PS2.

Final Fantasy VII fue, sin ninguna duda, uno de los juegos más influyentes de la era 32 bits. Además de ser uno de los introductores del juego de rol japonés en el mercado masivo occidental, también demostró la importancia de las escenas cinemáticas a la hora de contar una historia, y se convirtió rápidamente en uno de los juegos más vendidos de PS One, y una de las razones por la que muchos usuarios, especialmente japoneses. Se compraron la consola. Consciente de ese estatus especial en la propia saga Final Fantasy que tiene esta séptima entrega, Square Enix decidió hace unos años llevar a cabo el proyecto "Final Fantasy Compilation". Esta serie de "productos" basados en el universo FFVII incluían la película Advent Children y, entre otros, este Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII que hoy nos ocupa.

Dirge of Cerberus no es un juego de rol, género que domina con creces la compañía japonesa, sino un juego de acción y disparos centrado en la figura de Vincent Valentine, uno de los más carismáticos personajes del juego original. Tres años después de que Cloud y compañía hayan salvado al mundo de Final Fantasy VII, una organización oscura conocida como Deepground planea revivir el arma Omega para destruir el mundo, pero para ello necesitan a Vincent. El motivo de esto, junto con muchos detalles de este carismático personaje, lo descubriremos a medida que avancemos por la historia del juego.

PUBLICIDAD

La historia está centrada en Vincent, ambientada en el mundo que Cloud y sus aventuras han dejado, pero completamente independiente de la de Final Fantasy VII. No es en ningún caso una continuación del original, simplemente lo usa como ambientación para desarrollar una nueva historia. Visitaremos lugares conocidos como Midgar, la enorme metrópoli, y otros escenarios de Final Fantasy VII, esta vez convertidos en niveles de juego de acción.

Como decíamos, este derivado de Final Fantasy VII no es en absoluto un juego de rol. Se trata de un juego de acción y disparos estructurado en misiones de manera lineal. Antes de cada misión, una secuencia cinemática nos seguirá contando la historia del juego, repleta de nuevos personajes y algún que otro viejo conocido. Las misiones consisten generalmente en ir del punto A al punto B, y en el trayecto acabar con decenas de enemigos usando las emblemáticas pistolas de Vincent.

Este diseño es un tanto soso a primera vista, así como la variedad de enemigos, pero se ve complementado por varias misiones secundarias que van surgiendo durante el propio nivel. Estas misiones nos piden objetivos que no tenemos que cumplir obligatoriamente pero que, en el caso de conseguirlos, nos otorgarán puntos que podremos usar para mejorar las habilidades de Vincent. Por ejemplo, nos pedirán que desactivemos bombas colocadas en el nivel, o protejamos algunos inocentes amenazados por los soldados de Deepground.

El sistema de control de Dirge of Cerberus es el de un juego de acción en primera persona, usando el joystick analógico izquierdo para mover al personaje, y el derecho para apuntar. Existe también una función de apuntado automático que facilita con creces esta labor, pues aunque el uso de los dos sticks analógicos funciona en la mayoría de juegos de acción en primera persona en PS2, Dirge of Cerberus no está precisamente bien depurado en este aspecto. Por lo tanto, el apuntado automático es una añadido muy de agradecer.

Además de disparar con las diferentes armas del juego y realizar ataques en primera persona, Dirge of Cerberus también cuenta con magia y con límites. Podremos equipar nuestras armas con materia, y luego realizar ataques mágicos cuando la barra en cuestión esté llena. Estos ataques son tremendamente efectivos contra los enemigos, haciendo un daño no individual sino de grupo. Por otra parte está el límite, que en vez de un ataque super potente, como en FFVII, es un estado en el que Vincent se convierte en una bestia con ataques mucho más potentes y varios hechizos mágicos. Este estado dura un tiempo limitado, en el cual podremos realizar auténticas masacres contra los enemigos. Estos dos detalles hacen la jugabilidad de Dirge of Cerberus más variada.

El gran problema de Dirge of Cerberus es que es un juego de acción muy genérico. Es cierto que todo está ambientado en el fantástico universo de FFVII, pero en un juego de acción la historia siempre es secundaria con respecto a la jugabilidad. Los niveles son excesivamente lineales y muy poco interactivos, y los enemigos muy poco variados y con un comportamiento muy previsible y una inteligencia artificial muy simple, lejos del nivel de los actuales títulos de acción de PS2. Las batallas con los jefes finales son divertidas, pero el trayecto que hay que realizar para llegar hasta ellos se hace en ocasiones muy monótono.

Lo que el juego no tiene de variado en los niveles y enemigos, sí lo tiene en la evolución del personaje. A medida que ganemos puntos podremos mejorar las habilidades y cualidades de Vincent, y también las armas con las que cuenta. Especialmente útil es la pistola Cerberus, que puede mejorarse en muchos aspectos, e incluso combinarse con un punto de mira para poder disparar desde muy lejos. El resto de las armas están bien, aunque quizás pequen de ser un tanto genéricas.

El apartado gráfico del juego es bastante bueno, con un fantástico modelado de los personajes, destacando especialmente Vincent, como es de esperar. Los escenarios son bastante amplios pero a veces también repetitivos, aunque se echa en falta algo más de interacción más allá de los eventuales barriles explosivos. El juego se mueve sin ralentizaciones, sin ser un espectáculo gráfico pero con un estilo artístico atractivo. Sin duda lo mejor de los gráficos son las escenas cinemáticas. Por una parte están las pre-renderizadas, que son espectaculares, aunque no muy numerosas, y por la otra las generadas por el propio motor gráfico del juego, que no están al nivel de las primeras pero que lucen bastante bien. Los que no disfruten con las secuencias que interrumpen la acción del juego deberían alejarse de Dirge of Cerberus, pues son muy abundantes, y de hecho tienen tiempos de carga.

A nivel sonoro cuenta con una selección de temas musicales bastante decente, aunque no memorable, con composiciones que recuerdan a música de anteriores Final Fantasy, junto con unos efectos de sonido competentes y voces en inglés subtituladas en castellano.

Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII es un juego de acción correcto, decente, pero nada más. Para los fans de Final Fantasy VII es una compra obligada ya que la historia cuenta las claves de uno de los personajes más carismáticos y misteriosos de uno de los juegos más aclamados de todos los tiempos. Los que busquen únicamente un juego de acción encontrarán en Dirge of Cerberus algo bastante genérico, que tienda hacia una monotonía solo interrumpida por las magias y por unas batallas contra jefes finales interesantes. Cada compañía tiene sus especialidades, y obviamente la acción no es la de Square Enix, hasta que se demuestre lo contrario.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Acción / JRPG
PEGI +16
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
6.3
  • Fecha de lanzamiento: 17/11/2006
  • Desarrollo: Square Enix
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Proein
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
COMUNIDAD
6.51

PUNTÚA
Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII para PlayStation 2

90 votos
Flecha subir