Análisis de Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3 (PS2)

Goku y amigos regresan a PlayStation 2 justo a tiempo para la campaña navideña con el tercer título de la serie Budokai Tenkaichi.
Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
7
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PS2.
Otros análisis: Wii

Visto en perspectiva, parece innegable que Dragon Ball ha vivido una segunda juventud en los videojuegos gracias a PlayStation 2, después de la gran época de Super Nintendo y la oscura y algo olvidable era de Goku en la primera PlayStation, aunque con excepciones, claro. Pero la saga Budokai dio un giro al planteamiento habitual de la saga, y en sus tres entregas perfeccionó la fórmula para dar paso a los Budokai Tenkaichi, siendo ésta la tercera entrega de la serie que llega ahora a PlayStation 2, y en unos meses a Wii.

Vamos a centrarnos muy especialmente en los cambios que se han dado desde la segunda entrega hasta ésta, que salvo sorpresa será la última en la veterana consola de Sony, pero, eso sí, sin olvidarnos de recordar todo lo que se ha rescatado de los predecesores de este Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 3, y es que empieza a ser patente la falta de novedades.

Desde luego, la plantilla de luchadores se ha visto incrementada con una veintena de nuevos personajes, de manera que se expande el plantel de luchadores extraídos de la saga original Dragon Ball (como con la presencia de alguno de los diablos de Piccolo, Chichí, o luchadores del Torneo de Artes Marciales), y otros de la serie sólo de televisión GT, como el último de los dragones, además de personajes extraídos de otras películas e incorporaciones especiales, como Arale, de Dr. Slump (si bien es cierto que hubo un pequeño cruce entre ambas series). La mayoría de las nuevas incorporaciones se corresponden con la primera temporada de la serie, cuando Goku era todavía un niño, y las otras son, en su mayoría, bastante marginales. De hecho, llama la atención cómo se incluyen personajes absoluta y completamente secundarios mientras se sigue prescindiendo de otros que bien podrían más cancha. En general, las incorporaciones son interesantes, y nos gusta que se estrenen personajes como el padre de Vegeta, el mago Babidí y demás, pero en otras ocasiones no acabamos de entender muy bien por qué se ha escogido a uno y no a otros personajes de la serie que podrían ser más relevantes o significativos.

PUBLICIDAD

En definitiva, siguen sin estar todos los personajes que se pueden encontrar en la muy extensa serie, pero el plantel es mucho más amplio si cabe gracias a sus nuevas incorporaciones, lo que se traduce en que, con el total de transformaciones y demás formas de los personajes, nos encontramos con unos 150 personajes diferentes. Como sucedió en el anterior juego de la saga, las transformaciones están integradas dentro de los personajes, pudiendo cambiar durante el combate (algo especialmente evidente en el caso de personajes como Goku o Vegeta), y raro es el personaje que no puede transformarse de una forma u otra.

Como sucedió en el anterior juego, estas transformaciones se acompañan de efectos espectaculares, y pueden tener cierto factor estratégico a la hora de plantear el combate. Por ejemplo, tenemos que distribuir y administrar nuestra energía para cambiar de forma, lo que puede darnos nuevos ataques e incluso una ventaja significativa llegado el caso, gracias a los ataques especiales en forma de rayos de energía o intensos combos. Las transiciones de las transformaciones, al igual que todo el diseño general del juego, se ha visto algo mejorado, pero las diferencias no son tan sustanciales como en el salto que hubo en la anterior entrega.

El sistema de combate va a ser una evolución del planteado en el anterior juego, con varias mejoras en el control, y una mayor velocidad en las luchas. El control se divide en golpes físicos, tanto puñetazos como patadas, y los ataques a distancia en forma de rayos de energía. Todo ello mezclado da los combos, que van a ser parte esencial del planteamiento del juego, emulando en buena medida las luchas de la televisión. Puesto que sólo tenemos un botón para ataque físico, otro para lanzar rayos, otro para agarrar, y otro para defendernos, como movimientos básicos, el juego sigue siendo accesible, teniendo que añadir sólo el botón para elevarnos a los cielos, el de bajar, y recargar energía ki. ¿Los cambios en este sentido? Escasísimos. Se ha depurado el control, sí, y se han introducido pequeños aquí y allá para que la experiencia jugable sea más agradable (lo que se compensa con un nivel de dificultad algo más elevado), como la opción de romper los combos fácilmente.

El primer juego de la saga estableció unas bases firmes, aunque los personajes se controlaban todos de igual manera y los ataques eran también muy similares. En el segundo, se mejoró esto en buena medida al empezar a establecer diferenciaciones entre los personajes, y este tercer título da un paso más, pero, como en el resto de sus características, las novedades son escasas. No se han aumentado de manera sensible las opciones de combate, ni se ha potenciado en exceso la diferenciación entre personajes (aunque entendemos que conseguir 150 luchadores diferentes de manera consistente puede ser bastante utópico), e incluso el modo historia resulta más corto.

La historia se presenta como un grupo de capítulos con varios combates, y desde luego es más corto que en el anterior juego. Por otro lado, dado el sistema de largas transformaciones y combates por equipos de manera fácil y accesible (basta pulsar el stick analógico derecho para cambiar de personaje), se consigue en muchas ocasiones una mayor fidelidad con la serie. Tomaremos como ejemplo el primer combate del juego, que es sin duda alguna conocido por todos los aficionados a la serie, y así no desvelamos algunos de los otros combates más avanzados: todo empieza con la llegada de Raditz a la Tierra, y se enfrentará a Son Goku y Piccolo, a quienes controlaremos. Pulsando el botón indicado, cambiaremos entre los dos y así compensaremos el desnivel entre la fuerza y vida del hermano de Goku y sus rivales. Si añadimos que en el juego se van intercalando diálogos entre los enemigos, la experiencia es más cercana a la emulación de la serie, sobre todo debido a los hechos que se suceden como consecuencia de pulsar el sitck analógico derecho de manera que la narrativa es, eso sí, más interesante. En cualquier caso, mejora en su calidad, pero pierde algo de duración.

Lo más interesante son los capítulos adicionales basados en situaciones hipotéticas, y también, claro, los combates que hasta ahora no habían tenido representación en videojuego, como bastantes de la primera parte de la serie, o de la parte GT. Hemos dicho que el modo historia es algo más corto, pero sería injusto no reconocer que se ha subido la dificultad del juego en todos los niveles disponibles, de manera que el título ya no es tan simple y, de hecho, en cuanto avanzamos un poco empieza a ser difícil ganar con tan sólo machacar los botones. En realidad, ni siquiera el primer combate en el nivel de dificultad normal es asequible si no sabemos muy bien lo que hacemos, algo que no podemos decir que sucediera en los –quizá demasiado fáciles- títulos anteriores.

Hemos indicado en varias ocasiones que Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 3 anda escaso de novedades de peso, pero bien vale la pena comentar las características del Disc Fusion System, un sistema que aporta jugosas ventajas si tenemos los anteriores Budokai Tenkaichi, pero no mediante las partidas guardadas, sino a través de los propios discos, lo que va bien para quien tengan pensado jugarlo en su PlayStation 3 (si el modelo es retrocompatible) y no puedan conectar sus "viejas" tarjetas de memoria de PS2. Mediante la Fusión de Disco desbloquearemos el modo Batalla de clasificación con el primer juego, que no es sino una competición para ser el número 1 de cien luchadores; y con el segundo título el modo Batalla circuito, que nos enfrenta a grupos de rivales.

Son extras interesantes, pero de poca relevancia, todo sea dicho. El resto de modos de juego van entre lo realmente sorprendente y lo anodino, que viene a ser lo más habitual en el género de la lucha. Así, la Batalla definitiva nos va a presentar un total de cuatro opciones de juego, entre las que va a destacar una especie de juego eminentemente conversacional, con bastantes opciones propias de los juegos de rol con el objetivo final de enfrentarnos a siete enemigos, con un límite temporal de siete días. Es curioso, aunque no demasiado atractivo en realidad, si bien es cierto que nos recompensa con múltiples premios.

También nos podemos enfrentar a enemigos por equipos, estructurados por vínculos temáticos más o menos verosímiles, teniendo las luchas, además, algunas circunstancias especiales a las que hacer frente. El resto de opciones son las que se extraen mediante el sistema de Fusión de Disco.

Bastante estrambótico puede resultar la Gira Mundo Dragón, donde el protagonista será el gran héroe de la Tierra, el señor Satán, que no es sino un conjunto de torneos que comienzan en momentos determinados. Es curioso, pero no aporta mucho al sistema de torneos. La lista de modos de juego la cierra el sistema de duelos, esto es, los enfrentamientos contra la máquina o contra otros jugadores, echándose en falta el cada vez más demandado juego en línea, que sí se ha contemplado de cara a la futura versión de Wii. En este conjunto de duelos nos encontraremos también el modo práctica, y la opción de ir personalizando a nuestro personaje con diferentes técnicas de lucha, que podremos enviar a nuestros amigos pues el juego nos dará un código que otro usuario, en su casa, puede introducir y ver qué tal se defiende nuestro luchador personalizado.

A nivel gráfico, el juego ha mejorado los diseños de personajes y de escenarios, aunque estos siguen resultando un poco vacíos. Pese a todo, cuentan con más elementos que se pueden destruir, y el conjunto global es algo más variado, pero sin progresos destacables en ninguna vertiente. Las animaciones y la velocidad del juego sí se han trabajado más, haciendo que el juego sea mucho más dinámico (en ocasiones incluso vertiginoso), y hay algunas caracterizaciones que sí han avanzado un poco, al igual que diferentes elementos de la presentación del juego.

La música, por su parte, vuelve a prescindir de la banda sonora original japonesa para optar por las canciones de la serie en su emisión estadounidense, que sin ser malas (todo lo contrario) pueden ir contra la inmersión del jugador europeo, que sí disfrutó de las melodías originales (con mayores o menores aberraciones en sus adaptaciones idiomáticas). Las voces, por su parte, salen por defecto en inglés y bien vale ponerlas en japonés por no soportar a los lamentables actores con voces de pito o imposturas ridículas; después de todo, está completamente subtitulado al español y bien vale la pena ahorrarse el sufrimiento de los intérpretes norteamericanos.

Conclusiones
Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 3 sigue avanzando en la fórmula jugable, pero los cambios son poco destacables en su conjunto, e incluso es posible que algunas de las modificaciones no acaben de ser del gusto de los aficionados a la serie. No se trata de un juego malo, ni peor que los anteriores, pero desde luego empieza a ser palpable que la fórmula ya no es tan refrescante, y las modificaciones introducidas no representan un paso adelante significativo, de manera que quienes tengan el anterior capítulo deberían plantearse si el conjunto de aportaciones es lo suficientemente importante como para adquirir esta entrega. El resto tienen en Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 3 la mejor opción posible.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
PEGI +12
Plataformas:
PS2 Wii

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 9/11/2007
  • Desarrollo: Spike
  • Producción: Bandai Namco
  • Distribución: Atari
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Japonés e Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.49

PUNTÚA
Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3 para PlayStation 2

212 votos

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 15/2/2008
  • Desarrollo: Spike
  • Producción: Bandai Namco
  • Distribución: Atari
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Japonés e Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.04

PUNTÚA
Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3 para Wii

88 votos
#95 en el ranking de Wii.
Flecha subir