Vandal

Análisis de Cold Fear (PS2, PC, Xbox)

Ubisoft se introduce en el género del terror con esta notable aventura en la remota Alaska, que no decepciona pero tampoco trascenderá.
·
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versiones PS2, PC y Xbox.

De un tiempo a esta parte la compañía francesa Ubisoft está experimentando un crecimiento espectacular, basado sobre todo en la creación de nuevas sagas que, independientemente de su éxito de ventas, alcanzan muy buenas puntuaciones en las críticas por su buena calidad. En sus inicios una compañía de juegos infantiles, Ubisoft ha sabido calar en el público más mayor mediante adquisiciones inteligentes (RedStorm Entertainment) y nuevas sagas como Splinter Cell o Prince of Persia. Pronto llegarán dos nuevas "incursiones" de Ubisoft en dos géneros que todavía no había explorado: Brothers in Arms en el caso de los simuladores bélicos y este Cold Fear en el poblado pero atractivo género de los juegos de terror.

Aunque Ubisoft es novata en este campo, los creadores del juego no lo son. Darkworks, compañía encargada del desarrollo, ya había trabajando en la hasta ahora última entrega de la saga Alone in the Dark, con resultados no demasiado buenos, todo hay que decirlo. Sin embargo, Cold Fear es mucho mejor, y resulta un notable juego de acción y terror, especialmente de acción, pues ésta es mucho más dinámica y frecuente que en Alone in the Dark.

PUBLICIDAD

La acción transcurre en una época actual, en un barco ballenero ruso que faena en Alaska, y que levanta las sospechas de la CIA, que decide enviar una expedición de inteligencia, la cual desaparece sin dejar rastro. Una vez liquidada la "primera línea de defensa", son los guardacostas los que intentan acceder al barco. Evidentemente, todos mueren, salvo el personaje que nosotros controlaremos, y que tendrá que internarse en solitario en este desalentador barco, en medio, por cierto, de un mar tormentoso que hace que se balancee de un lado a otro, como notaremos en los escenarios exteriores.

En la piel de Tom Hansen nos internaremos en este laberíntico barco. Pues aunque no tan laberíntico, una de las características del juego que notaremos de forma inminente es la ausencia de un mapa, una ayuda que estamos acostumbrados a tener en todos los otros juegos, desde títulos del mismo género como Resident Evil hasta otros como Metal Gear. La ausencia de esta característica se nota y además nos dice lo mucho que nos hemos acostumbrado a tener un mapa en los juegos de exploración donde los niveles no sean meros corredores. Esto tiene sus contras, como cierta desorientación inicial, ya que hay algunas habitaciones conectadas entre sí que quizás nos hagan avanzar en círculos en algunos momentos, y además la mayoría de las cubiertas internas y externas del barco guardan muchos parecidos entre sí. El único pro reside en que el juego de hecho logra transmitir cierta sensación de desamparo al jugador, de no saber si antes ha estado en un sitio o no, y por lo tanto permanecer siempre alerta. Aún así, para los que necesiten del mapa, hay uno en el manual del juego.

Poco después de entrar en el barco nos daremos cuenta de que no solo se esconde algo turbio en él, sino que sus propios tripulantes lo saben y se encargarán de defender el secreto. Los marineros rusos nos dispararán al vernos y dejarán una valiosa munición al morir, pero pronto serán substituidos por zombies, bastante más ágiles y dotados de recursos de lo que habitualmente se ve en este tipo de juegos –aunque Resident Evil, el referente, incluye enemigos ágiles en esta nueva entrega-. Estos zombies podrán ir armados y son bastante rápidos, aparte de que nos pueden morder y hacer un daño mucho mayor, y la única manera de acabar con ellos es destruyendo su cabeza, o bien a tiros o bien pisándosela cuando hayan caído al suelo.

Pronto iremos introduciéndonos más profundamente en el barco y descubriendo los secretos que esconde, hasta pasar a otro escenario –del que no vamos a hablar para mantener la sorpresa-. El juego es de acción y terror, pero el terror no tiene tanto que ver con los sustos como con la atmósfera general del juego. Los enemigos simplemente aparecen repentinamente, de entre las sombras, y es tan acusado su mal aspecto y tan agresivo su carácter e intenciones que se logra causar espanto al jugador, o al menos tensión. También abundan las escenas de violencia explícita, con numerosos cadáveres mutilados por los suelos de los diferentes escenarios. Más que a una película de miedo, recuerda a un episodio de Expediente X, quizás por lo oscuro y extremo del escenario, pero también porque a medida que avancemos iremos dándonos cuenta de qué es lo que ha pasado.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Plataformas:
PS2 Xbox PC
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Desarrollo: Darkworks
Producción: Ubisoft
Distribución: Ubisoft
COMUNIDAD

PUNTÚA
Cold Fear para PlayStation 2

Ficha técnica de la versión Xbox
ANÁLISIS
Desarrollo: Darkworks
Producción: Ubisoft
Distribución: Ubisoft
COMUNIDAD

PUNTÚA
Cold Fear para Xbox

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
COMUNIDAD

PUNTÚA
Cold Fear para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir