Análisis de Atelier Iris: Eternal Mana (PS2)

Uno de esos grandes desconocidos llega finalmente a Europa para revivir el espíritu de los clásicos del rol japonés.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PS2.

En los últimos tiempos hemos ido recibiendo varios juegos de rol estratégico en el catálogo de PlayStation 2 de la mano de Nippon Ichi Software, favoreciendo así la implantación de un género tradicionalmente descuidado en occidente, que se ha visto acompañado también de la llegada de juegos de rol japoneses más tradicionales pero que no estaban avalados por un gran nombre, juegos que hasta ahora se quedaban de manera irremisible en Asia. No han sido muchos títulos, es cierto, los que han llegado hasta Europa sin contar con un gran nombre a sus espaldas (pues, después de todo, tampoco son demasiados los que, teniéndolo, siguen sin llegarnos), pero es una situación que mejora, en mucho, la que había en las anteriores generaciones de consolas. Es éste, con todo, un género que sigue siendo minoritario fuera de sus grandes cabezas sagradas, como tantos otros, pero que con juegos como el que nos ocupa ahora quizás vayan abriéndose un hueco entre los gustos de los jugadores occidentales estos grandes desconocidos.

Lo cierto es que Atelier Iris – Eternal Mana no parece un juego destinado a ampliar el mercado de este tipo de títulos, ya que tanto a nivel de presentación gráfica como en su concepción y desarrollo se nos desvela como muy tradicional, pero es algo que podrá complacer a todos los devotos seguidores del género que esperan ansiosos la llegada de cada nuevo título a las tiendas. Desarrollado por el grupo Gust, ésta es en realidad la sexta entrega de una serie de juegos que se inició en 1997, pero nunca hasta ahora habían salido de tierras japonesas, pese a haber pasado por múltiples consolas, tanto domésticas como portátiles.

PUBLICIDAD

Esta entrega es, además, una de las más tradicionales de la saga. Las anteriores se centraban muy especialmente en las artes alquimistas, la búsqueda de nuevos elementos, y la progresión del jugador en ese sentido; Atelier Iris – Eternal Mana, en cambio, pone en el centro a los combates, haciéndolos capitales y dándoles, en consecuencia, un gran peso específico a lo largo de todo el desarrollo del juego. Esto no es en absoluto malo, pero lo cierto es que hubiese estado bien haber disfrutado de la jugabilidad y objetivos algo más diferentes de sus predecesores, aunque no tiene gran relevancia dado que nuestro mercado no está precisamente saturado de títulos de este tipo.

Eso sí, esto no significa que la alquimia, entendida como la interacción y combinación de diferentes objetos obtenidos a través de luchar contra los enemigos o rastrear los escenarios haya desaparecido, pues sigue muy presente en todo el desarrollo del juego, que cuenta con unos 400 ítems diferentes, que convenientemente combinados pueden reportarnos de casi todo, incluyendo nuevos efectos para la batalla y contenido extra para el menú. La combinatoria se realiza a través de las tiendas de síntesis, un sistema que nos permitirá indagar a la búsqueda de recetas óptimas para conseguir objetos de mayor calidad. Habrá, por descontado, ítems secretos y especiales que añadirán un toque de pimienta a todo este sistema de gestión de objetos, que puede ser entendido como todo un juego en sí mismo dada su profundidad e implicación en el desarrollo del título.

El protagonista del juego es Klein, un joven huérfano que se adentra en el mundo de la alquimia en la tierra de Regallzine, donde los alquimistas son pocos, pero poseen la capacidad de crear objetos mágicos con la ayuda de las criaturas elementales conocidas como mana. La mayoría de los alquimistas pueden usar un mana, pero Klein es especial, tanto que es capaz de usar hasta seis al mismo tiempo, una habilidad tan misteriosa como especial que le depara un destino como el de ningún otro. Y es que el mundo está en peligro ante la amenaza de la resurreción de un poder oscuro y arcano por obra del alquimista Mull quien, arrastrado por su locura, cree que ese poder maléfico salvará, de algún modo, a la humanidad. Sólo Klein, acompañado de sus amigos, podrá evitar el terrible desenlace. Por desgracia, los textos están íntegramente en inglés, y la ausencia de traducción a nuestro idioma puede suponer una seria barrera para muchos jugadores potencialmente interesados en difrutar de un nuevo juego en un género no tan frecuentado como desearían.

El desarrollo de la aventura será el clásico: avanzaremos enfrentándonos a poderosos enemigos, consiguiendo nuevos equipamiento mientras ampliamos nuestros poderes mágicos buscando más criaturas mana, a las que, por cierto, podremos premiar extrayendo elementos de algunos de los objetos que encontremos o creemos a lo largo de la aventura. Estas criaturas, los mana, no sólo ayudarán a Klein, sino que podrán ser equipadas en un personaje, mejorando sus estadísticas mediante un proceso de simbiosis entre ambos. Además, algunas de estas criaturas concederán poderes especiales que nos servirán para resolver algunas de las situaciones a las que nos tendremos que enfrentar en determinados momentos del juego, componiendo de este modo un sistema de puzles bastante interesante.

Hemos dicho que podemos hacer regalos a los mana, y no es algo baladí. Cada vez que usemos sus habilidades para sintetizar nuevos objetos, o llevar a cabo otras actuaciones, su poder se desvanecerá un poco, así como su disponibilidad hacia ayudarnos. Será, por tanto, esencial, mantener su ánimo y energía siempre a buen nivel tratándoles bien y dándoles regalos de vez en cuando. Esto no sólo limita el número de veces que podemos usar nuestras habilidades, sino que nos obliga a realizar un planteamiento estratégico, ya que un recurso muy poderoso puede sernos necesario más adelante, por lo que conviene no malgastarlo en situaciones que no sean, quizás, las más apropiadas. Un elemento muy interesante para todo el sistema de juego, sin duda alguna.

Atelier Iris – Eternal Mana está, como habíamos dicho, orientado completamente hacia los combates, hasta tal punto que apenas cuenta con un par de núcleos poblacionales frente al amplio número de mazmorras repletas de enemigos que salpican el mundo en el que está ambientado, puntos todos ellos unidos entre sí por caminos o transportes mágicos (anillos de hadas) que nos llevarán automáticamente de un lugar a otro. La progresión del juego es bastante lineal, teniendo que superar una zona para que se nos abra el acceso a una nueva, pero dado que toda la fuerza de su desarrollo gira en torno a los combates (muy frecuentes, y existentes en todos los lugares menos los pueblos) no es sino una carencia menor.

Los programadores han optado por un estilo gráfico muy clásico, completamente bidimensional, que se refleja tanto en escenarios como en los combates. En las luchas controlaremos a tres personajes simultáneamente, aunque podremos cambiar a cualquiera por otro de los miembros de nuestro grupo durante el desarrollo de la lucha, de manera que si necesitamos una habilidad en concreto de otro personaje, o deseamos distribuir el daño entre los diferentes personajes, tenemos margen para hacerlo, desarrollando unas tácticas de lucha de cierta complejidad… desde luego, por encima de la media en el género.

Es éste un juego de rol bastante extenso en su duración, con una historia principal que puede rondar las 20 horas de duración, sin realizar ninguna de las misiones secundarias, si bien es cierto que una parte importante de esas horas de juego se nos irán en volver sobre nuestros pasos para realizar pequeñas tareas que se nos pidan llegados a cierto punto. Sin embargo, si el sistema de síntesis nos engancha, y lo más seguro es que lo haga, la rejugabilidad del título se verá muy potenciada, ya que el volumen de misterios que esconde es enorme, y las recompensas que nos dará, ya sea en forma de galerías de imágenes o pistas de audio, bien valen la pena si el juego nos ha cautivado.

Pese a que hemos dicho que el juego presenta un estilo gráfico de corte clásico, debido al uso de gráficos bidimensionales, el diseño artístico es francamente bueno, con escenarios variados, repletos de detalles y elementos con los que interactuar, y un buen diseño de personajes. Sus gráficos son brillantes y coloristas, con buenas ilustraciones que nos irán acompañando a lo largo del juego, pero contrasta con el diseño del mapa del mundo en el que nos movemos, apenas funcional. Los enemigos, en cambio, pecan de diseños harto repetitivos, aunque con algunas variaciones que en ocasiones resultarán curiosas e incluso cómicas. Sin embargo, la tónica general es aburrida y algo escasa de imaginación, algo que se hace patente por el contraste con el resto de los apartados artísticos. Algo similar ocurre con el sonido, ya que las composiciones son muy variables, yendo desde las magníficas hasta las odiosas, todo ello aderezado con efectos de sonido que cumplen si muchos alardes, como las voces de los personajes (en inglés o japonés), no muy integradas en el juego a nivel técnico, aunque sí en calidad de doblaje.

Conclusiones
Estamos ante un buen juego de rol japonés, que cumple con todos los valores y virtudes esperables en el género. Sus diferentes personajes son muy diferentes entre sí en el combate, lo que hace que las luchas sean variadas y nos obligue a alternar entre todos ellos en función de nuestras necesidades, mejorando por tanto el aspecto principal en el que se han centrado sus creadores: las luchas. No destaca a nivel técnico, ni siquiera puede considerarse como un estallido de originalidad, pero el conjunto de pequeños aciertos y ausencia de fallos notables hacen que, en su conjunto, Atelier Iris – Eternal Mana sea, no sólo un juego hermoso de ver en su concepción de gráficos bidimensionales y divertido de jugar, sino un título apasionante, lleno de secretos capaces de cautivar al jugador que decida acercarse a él, pese a no estar traducido al español.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
Hextech Mayhem: A League of Legends Story - Análisis
Hextech Mayhem: A League of Legends Story - Análisis
Análisis
2021-11-28 19:14:25
Los creadores de Bit.Trip Beat llevan el mundo de LoL a un modesto juego de ritmo musical que entretiene sin grandes sorpresas.
Unpacking - Análisis
Unpacking - Análisis
Análisis
2021-11-27 16:37:00
Unpacking es algo más que un juego relajante de colocar objetos en habitaciones de espacio reducido: con esta singular mecánica aprovecha para narrar una preciosa historia íntima y emotiva.
Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Análisis
2021-11-24 15:47:00
Final Fantasy V regresa con una cuidada remasterización que se convierte automáticamente en la opción ideal para descubrir o revivir este clásico de la veterana saga de Square Enix.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +12
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 17/3/2006
  • Desarrollo: Gust
  • Producción: Koei
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.44

PUNTÚA
Atelier Iris: Eternal Mana para PlayStation 2

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir