Análisis de Wasteland 2 (PC)

Tras una larga espera que abarca casi dos décadas y conseguir financiación a través de Kickstarter, Wasteland 2 nos devuelve por fin el futuro apocalíptico de la entrega original en un sólido, completo y absorbente juego de rol.
Wasteland 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PC.
Otros análisis: Xbox One y PS4

Hablar de Wasteland, es hablar de uno de los videojuegos con más solera, apoyo y buen recuerdo en la memoria colectiva de los aficionados del ocio electrónico y en concreto, en la de los jugadores más acérrimos y simpatizantes del género de rol. El Wasteland original -publicado por EA allá por 1987 y lanzado para ordenadores de la época, como el Apple II, Macintosh, PC o C64-, nos trasladaba a un mundo apocalíptico, crudo y real, en el que debíamos explorar una enorme extensión de tierra baldía, contaminada y radioactiva, plagada de peligros, humanos despiadados y sendas criaturas.

Apoyado en una estructura interactiva cercana a los juegos de mesa y al rol más puro y clásico -ese que nos invita a jugar con nuestra imaginación, un par de dados y una hoja de personaje-, Wasteland consiguió captar la atención de propios y extraños con su innovadora fórmula jugable que mostraba sendas características que, años más tarde, se considerarían bases innegables para los juegos más recientes y laureados del llamado rol occidental. De hecho, la famosa saga de videojuegos de Fallout tiene sus cimientos bien arraigados en los elementos y logros del Wasteland original. Es más, ¿cómo se llama la enorme extensión de terreno en la que se ambientan sus juegos? Ahí lo tenéis.

Aunque el tiempo pasa, y más de dos décadas en el mundo del videojuego puede significar una medida de tiempo enorme, lo cierto es que Wasteland, de una manera u otra, lo cambió todo. Desgraciadamente, pese al éxito cosechado en la crítica y la prensa especializada, el juego no tuvo ninguna secuela -en parte por la desidia de Electronic Arts, editora- y acabó perdiéndose en los anales de la historia. Años después, tras una larga gestación y una financiación apoyada en el micromecenazgo del famoso portal Kickstarter, Wasteland 2 llega a nuestras manos demostrando que la espera, esta vez sí, ha merecido la pena.

PUBLICIDAD

Rangers del Desierto: un trabajo poco gratificante

Wasteland 2 arranca con una introducción que mezcla vídeos y tomas en imagen real -algunas interpretadas por actores, y otras sacadas de imágenes de archivo-, haciéndonos partícipes del extraño y desolado mundo que se cierne ante nosotros. Años de tensión política y militar entre naciones rivales, han acabado con Estados Unidos convertida en un desértico y radiactivo erial, en el que los supervivientes malviven matándose -y comiéndose- los unos a los otros y en el que unos pocos civiles y seguidores de la ley, intentan mantener el orden. Es ahí cuando entramos nosotros como jugadores, teniendo que formar un grupo de Rangers del Desierto, un cuerpo de orden, paz y justicia nacido de la desesperanza y con potestad para realizar cualquier tipo de acción para salvaguardar la integridad y la seguridad de los supervivientes al holocausto nuclear.

Lo primero que haremos -tras oficiar un triste funeral y asistir al somero panegírico de uno de nuestros compañeros- será conformar una patrulla de cuatro Rangers, designando hasta cuatro puestos diferentes a nuestra completa elección. A nuestra disposición, casi una docena de héroes y modelos distintos, y la posibilidad de elaborar un personaje desde cero. Construir un Ranger desde cero en el editor tampoco es mala práctica, ya que tendremos manga libre para ajustar al máximo esos atributos que más nos pueden gustar en el terreno así como la apariencia física.

Por ejemplo, podemos controlar la salud, la velocidad y la inteligencia, la pericia o suerte a la hora de hackear y piratear máquinas así como nuestra habilidad en las conversaciones, y por último, añadirnos un aspecto y un rostro de pocos amigos y algo agresivo. En Wasteland 2 hay varios tipos de habilidades generales: habilidades de armamento -relacionadas con las armas, de cuerpo a cuerpo y de proyectiles-, habilidades generales -que van desde el comercio a la intimidación o fuerza bruta, pasando por la construcción y reparación de armas- y habilidades de conocimiento -que tiene en su haber habilidades como la curación, demolición, reparación y robo-. Las posibilidades son bastante amplias, y tanto el sistema de evolución de personaje como el de construcción de Wasteland 2, son muy completos.

En nuestra primera partida, hemos decidido elegir varios de los modelos fijados por el propio juego, considerando las necesidades que podríamos encontrarnos en el yermo escenario que se abría ante nosotros y nuestra propia estrategia y forma de juego. Puede parecer un cliché manido cuando se habla de la estrategia y la planificación de juego de rol en términos de elección de grupo y personajes, pero no está de más que nos tomemos un cierto tiempo a la hora de escoger compañeros de travesía y hermanos de armas. Cada Ranger es completamente distinto a otro -compartiendo algunas características básicas, pero con atributos variados-, y ofrece una vertiente diferente a nuestro juego y papel sobre el terreno.

Por ejemplo, Fade, uno de nuestros exploradores y expertos en sigilo, es capaz de controlar con precisión armas automáticas -ideales para los encuentros cercanos-, además de asaltar a los enemigos de forma sorpresiva, mientras que Big Bert, otro de los escogidos, es un verdadero as en el combate cuerpo a cuerpo -de hecho, su apariencia impone- y es capaz de derribar puertas, paredes y enemigos con muy pocos golpes y puñetazos gracias a su fuerza bruta. Otro de los Rangers del Desierto que usamos fue Cold-Eye, un francotirador de alto rango, ideal para los ataques a distancia y ducho en reparaciones mecánicas de armas y utensilios. Wasteland 2 ofrece un catálogo de arquetipos muy variado y extenso, ideales para complementar ese personaje que hemos creado desde cero y útiles para rellenar los huecos que faltan en nuestro grupo de vigilantes.

 1

Un desértico mundo peligroso y devastado

Wasteland 2 no hace concesiones, y arranca de una forma tan clásica en el género de rol -y al estilo de la vieja escuela-, que el aficionado con más experiencia en este tipo de títulos se sentirá absolutamente encandilado desde el minuto uno. Mediante sendas conversaciones, el jugador comprenderá el sistema de juego y conversación, el papel que desempeña la radio -por la que nuestros superiores se comunicarán con nosotros, y el elemento que nos irá abriendo misiones principales de la historia- y el control más básico a la hora de mover a los personajes por el escenario.

Wasteland 2 es un juego de rol y estrategia point and click, que se controla muy bien con el ratón y el teclado, y en el que cualquier usuario que haya tenido una experiencia previa en el género, se sentirá cómodo. Nuestra primera misión será la de interceptar y descubrir el origen de una misteriosa señal que tiene intrigados a los Rangers. Para ello, y tras comprobar cómo funciona el juego en términos de conversación, intercambio de objetos e interfaz en la exploración de tercera persona, deberemos abandonar la seguridad de nuestro refugio -denominado Ciudadela Ranger- y lanzarnos a la inmensidad del mapamundi que representa el yermo que es actualmente el estado de Arizona.

 2

En dicho mapa podemos desplazarnos de forma libre -dentro de los recursos que tengamos para ello, claro está-, eligiendo la ruta que consideramos apropiada y tomando las decisiones que más nos interesen o convengan. El juego nos recomendará mediante notas -sacadas directamente desde una impresora matricial- o emisiones de radio los siguientes pasos a seguir, pero tendremos que tener en cuenta una serie de variantes entre las que destaca el uso del agua corriente y potable y la precaución que debemos tomar -mirando con nuestro contador Geiger- a la hora de atravesar zonas regadas con peligrosas nubes radioactivas. En el inmenso yermo de Wasteland 2 hay un buen número de localizaciones seguras y oasis -pequeños refugios en los que comprar e intercambiar objetos, tomar algo en alguna de las cantinas disponibles y rellenar botellas de agua-, pero también encontraremos bastiones y sitios poco seguros, así como numerosos combates.

Los combates aleatorios en el mapamundi también serán tónica en Wasteland 2. El yermo está plagado de bandidos y otras criaturas, androides o robots, y es bastante difícil salir completamente indemnes de las diferentes travesías. Sí, algunas veces nos encontraremos con aliados y misiones secundarias derivadas de estos encuentros, pero la mayoría de las veces nos tocará combatir contra los indeseables que interponen entre el cumplimiento de la ley y nosotros. Wasteland 2, como juego de rol con bases clásicas, tiene un sistema de combate basado en turnos con lo que deberemos plantear de forma muy estratégica y comedida cada batalla.

 3

Lo primero que hay que saber es que, como si fuera un título de miniaturas de sobremesa, cada movimiento y acción en el juego -tanto para los aliados, como para los enemigos- tiene un coste determinado por un valor denominado Action Points o Puntos de Acción. El juego usa una especie de división por cuadrículas o casillas para los desplazamientos y las distancias de disparo, en las que influyen -aparte de los atributos y características de cada Ranger o enemigo- los elementos del escenario, como la altura del terreno. Estas casillas, que están ocultas y desactivadas de forma normal -podemos configurarlas para que aparezcan de una forma clara en los menús del juego-, la verdad es que ayudan mucho a la hora de ofrecer cierto espacio a las batallas y a relativizar el gasto de los citados Puntos de Acción.

Podemos adjudicarle un rol táctico a cada personaje para garantizar coberturas a distancia con aquellos habilidosos con las armas de largo alcance o crear un papel concreto para los Rangers más expertos en el combate cuerpo a cuerpo -de ahí la importancia de conocer a nuestros integrantes y compañeros-. La I.A de Wasteland 2 es bastante activa y versátil, impidiendo en los niveles de dificultad más elevados determinadas maniobras básicas -por ejemplo, suele defenderse más o menos bien de los flanqueos y emboscadas, así como de los ataques directos y críticos-, y haciéndonos difícil el avance normal, y proponiéndonos un intercambio de disparos o golpes más dinámico e interesante de lo que estamos acostumbrados en el género.

No es XCOM -ni mucho menos-, pero sí una suerte de versión táctica más directa francamente divertida, siempre y cuando tengamos en mente que seremos asaltados una y otra vez de manera aleatoria en nuestros viajes por el desierto contaminado de Arizona. De todas formas, no hay que preocuparse por la dificultad: Wasteland 2 también puede llegar a ser un juego accesible para todos los públicos si recurrimos al selector de dificultad y seleccionamos el más bajo rango.

 4

Si ganamos en estos combates, como es habitual, obtendremos un botín en forma de experiencia -así como alguna que otra recompensa aleatoria derivada del saqueo de los cadáveres de nuestros enemigos-, que podemos invertir en mejorar a nuestros Rangers en líneas generales. Otro factor a tener en cuenta en el devenir del combate en Wasteland 2 es el equipamiento. Sí, es algo habitual en la práctica de cualquier juego de rol, pero Wasteland 2 es verdaderamente importante el saber qué tipo de armas tenemos equipadas o qué armadura, ropa y objeto llevamos encima. En Wasteland 2, como en otro juego de rol, cada arma tiene un índice de daños y cada armadura, uno de protección -además de otras variantes-. El catálogo de enseres y armas es abrumador, y lo que es todavía más interesante, es buscar la forma de sacarles partido en función del Ranger que hemos decidido que los porte.

Los enemigos en el juego por su parte, son moderadamente variados -no es que existan demasiados, pero no se nos harán excesivamente repetitivos durante la partida-, contando con criaturas como lobos mutantes, venosos monstruos de Gila, conejos gigantes con muy malas pulgas y otros seres de metal y circuitería, como robots asesinos o el famoso Scorpitron.

Un juego de rol clásico, de papel y lápiz, en nuestro ordenador

La variedad de misiones en Wasteland 2 es grande, y lo mejor es que el juego, como en otras facetas importantes dentro de su mecánica y desarrollo, nos brinda cierta libertad para aceptarlas y tomarlas. El poder aceptar misiones secundarias, principales y tareas rutinarias es una característica intrínseca al propio género de rol occidental, y lo mismo estaremos protegiendo un pueblo de los citados conejos, que entablando una investigación sobre un misterioso robo que protegiendo a los pobres inocentes de los bandidos, caníbales y carroñeros. Es maravilloso poder sentir que, tras los habituales caminos y decisiones lineales de algunas vanagloriadas vacas sagradas del género, podemos elegir de forma real y que nuestras decisiones, de una forma u otra tengan verdaderas consecuencias en el mundo virtual del juego. Cada acción tiene su reacción, y cada decisión, buena o mala, su castigo y recompensa.

 5

¿Aceptamos a ese inquieto y sospecho personaje en nuestro grupo para apoyarnos en él y conseguir una potencia extra de fuego aunque lo abandonemos a las primeras de cambio en el desierto? ¿Salvamos ese poblado y a sus habitantes o buscamos otra misión en la que participar con una recompensa mayor y un menor índice de riesgo? En Wasteland 2 no hay una moralidad delimitada o artificial o un camino idóneo: nosotros marcamos la nuestra y elegiremos aquello que más nos convenga bajo nuestra propia responsabilidad. Quizás sea algo arriesgado decirlo a los cuatro vientos, pero es así: Wasteland 2 es lo más parecido en el panorama actual al ideal de lo que debería ser un juego de rol clásico.

El único problema que podemos vislumbrar, es que de manera paradójica algunas veces el desarrollo nos parece bastante anacrónico y forzado -hay, por si fuera poco, una gran cantidad de texto y emisiones de radio de las que estar pendientes-, haciéndonos suspirar en más de una ocasión al recibir un desplante o llegar a un callejón sin salida en una misión por algún error o no poder ganar en un combate concreto por un fallo de precisión con nuestra arma. Hay facetas en los juegos de rol más actuales que nos parecen mejor avenidas y dinámicas, y el contraste con algunas de las mecánicas clásicas del título de inXile, es evidente. Pero, ¿acaso no es exactamente eso lo que intenta ofrecer al jugador?

 6

El aspecto y diseño de Wasteland 2: nostalgia por los cuatro costados

Otros de los aspectos que hacen a Wasteland 2 un juego distinto, es lo relacionado con su interfaz y su diseño artístico y visual. Todo en Wasteland 2 tiene un cierto aire kitsch que tira para atrás -desde su intro en imagen real, a su interfaz y su propio diseño ucrónico en el que todo ha sido arrasado por bombas nucleares hace décadas-, pero sabe jugar con esos elementos únicos y propios a su fórmula artística para su propio beneficio. De esta manera, tenemos una interfaz y HUD con el jugador herencia directa de los títulos de finales de los 80 y principios de los 90, con barras oxidadas, cuadrículas delimitadas y un montón de texto, mientras disfrutamos de escenarios desérticos, mutantes imposibles, bandidos estrambóticos netamente punks y polveras llenas de barro y sangre.

La combinación de influencias y elementos culturales propios del género apocalíptico en Wasteland 2 es notoria y puede que hasta manida, pero juega a su favor. Es decir, encontraremos referencias a la entrega original, a juegos como Fallout -aunque no se permite tantas licencias pulp como el juego de Bethesda e Interplay- y a películas y libros del género como Mad Max, La Carretera y derivados. No es un juego especialmente taciturno y oscuro, pero habrá momentos, escenarios y personajes realmente tétricos, así como la ausencia total de cualquier tipo de filtro que palie la crudeza o violencia que podemos encontrar en el yermo de Arizona. Es un placer deambular por poblados llenos de latón, caravanas, coches llenos de óxido y precarias barricadas, mientras los pocos supervivientes y demás NPC, siguen sus rutinas diarias. Wasteland 2 es un compendio de buenos detalles, tanto gráficamente como en el terreno del audio, en el cual queremos hacer especial hincapié en el doblaje y las convincentes voces -e interpretaciones- de la versión original.

 7

Obviamente no puede competir en la misma liga que otros congéneres más actuales y con diez o quince veces más presupuesto, pero Wasteland 2 luce bien. Sus gráficos son buenos -bien modelados, bien texturizados y no demasiado mal animados-, con un uso de texturas en alta definición y sombras dinámicas sólidas y bien traídas, que dotan a los escenarios y ambientes de una especial vida.

Nosotros hemos analizado el juego en un MacBook Pro con pantalla Retina -procesador Intel Core i7 a 2,3 Ghz, 8GB de RAM DDR3 y una gráfica Nvidia GT 650-, y no hemos encontrado problemas de rendimiento de ningún tipo, y eso que hemos disfrutado de una calidad alta o muy alta en muchos de los apartados disponibles y una fluidez estable, llegando a tasas de más de cuarenta fotogramas por segundo. Wasteland 2 no exige demasiada máquina para ser jugado en condiciones -sus requisitos son muy flexibles y sus opciones de configuración gráfica, no están nada mal-, si bien nunca está de más disfrutar de un ordenador que pueda moverlo holgadamente.

 8

Conclusiones finales

Wasteland 2 es un juego de rol a la vieja usanza. Es un título del ayer -en el buen sentido-, que sirve como homenaje y continuación a uno de los videojuegos más queridos por los usuarios, y que además, retiene gran parte de las características y el espíritu que han hecho del género lo que es hoy en día. Su sistema de juego puede parecer por momentos arcaico -su exploración a través del yermo no es lo que debería y el combate puede llegar a hacerse repetitivo, quedando limitado si somos duchos o jugamos en la dificultad más baja-, pero bajo esto se esconde un título absorbente y trufado en detalles, guiños y mecánicas destacables.

Cada jugador puede profundizar de una manera propia -y bajo su responsabilidad- las mecánicas, aventuras y retos que el título de inXile nos ofrece, llegando a transmitir una de las experiencias más puras y desafiantes que recordamos en un juego de rol. Wasteland 2 -uno de esos pocos casos en el cual el dinero de jugadores y colaboradores parece bien invertido desde las mismísimas tempranas fases de desarrollo- es una ventana al pasado en forma de videojuego, que de una manera u otra, nos garantizará sendas horas de diversión y entretenimiento bajo el amparo del rol más apocalíptico.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
PEGI +18
Plataformas:
PC Xbox One PS4 Switch

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 19/9/2014
  • Desarrollo: inXile Entertainment
  • Producción: inXile Entertainment
  • Distribución: Steam
  • Precio: 39,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.3

PUNTÚA
Wasteland 2 para Ordenador

22 votos

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8.6
  • Fecha de lanzamiento: 16/10/2015
  • Desarrollo: inXile Entertainment
  • Producción: inXile Entertainment
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 34,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Wasteland 2 para Xbox One

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.6
  • Fecha de lanzamiento: 16/10/2015
  • Desarrollo: inXile Entertainment
  • Producción: inXile Entertainment
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 34,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.82

PUNTÚA
Wasteland 2 para PlayStation 4

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 13/9/2018
  • Desarrollo: inXile Entertainment
  • Producción: inXile Entertainment
  • Distribución: eShop
  • Precio: 25,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Wasteland 2: The Director's Cut para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir