Análisis de Warhammer 40.000: Dawn of War II Chaos Rising (PC)

Llega uno de los títulos más esperados por los seguidores de la estrategia en tiempo real.
Warhammer 40.000: Dawn of War II Chaos Rising
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.4
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PC.

La estrategia en tiempo real siempre ha sido uno de los placeres más comunes dentro de los jugadores más selectos en cuanto a videojuegos de ordenador se refiere. La perfecta y suave mezcla entre la acción de nuestras tropas conjuntamente con la gestión de recursos para avanzar en el universo de la obra ha creado historia dentro de la industria del videojuego, dando lugar a multitud de horas de incontable diversión y a un legado de jugadores ansiosos por ver nuevas propuestas por parte de las desarrolladoras más acusadas. De hecho, el esperado regreso de Starcraft es uno de los sueños hechos realidad por parte de más de un jugador, que considera que la obra de Blizzard está por encima de cualquier exponente del género, siendo sin duda, para nosotros, una de los títulos imprescindibles de 2001.

Sin embargo, el género ha ido expandiéndose durante los últimos años. De un Age of Empires donde la recolección y la acción estaba dividida a partes iguales pasamos por un universo mucho más selecto y de carácter más frenético con Commandos, de Pyro Studios, y llegando, como no, a la obra de Blizzard de la que ya hemos hablado. Por otra parte, el título que hoy nos ocupa nos llega de la mano de Relic, que se atrevió a echarle el guante a la franquicia de Warhammer 40.000 para adaptarla a las tres dimensiones y formar así un notable título de estrategia en tiempo real denominado Dawn of War, recomendable tanto para los usuarios del juego de tablero como para los amantes del género. Y después de un año de haber disfrutado de los Tiránidos, los Eldar y demás razas de este singular universo nos llega Chaos Rising, una expansión en toda regla que aumenta la diversión en algunos aspectos e introduce nuevos elementos a la obra original.

Cabe destacar, antes que nada, que al tratarse de una expansión lo lógico es que precise del juego original para poder funcionar. Los hechos son completamente distintos, y, contra todo pronóstico, la desarrolladora ha dejado los clichés a un lado para ofrecer una expansión que puede disfrutar cualquier jugador, tenga o no la obra principal. Eso sí, aquellos quienes tengan Dawn of War II original recibirán algunos bonus extra, así como los objetos, nivel de experiencia y personajes que lideraron las tropas en su propia aventura.

PUBLICIDAD

Enfriamiento global

Warhammer siempre ha sido una de esas marcas que imponen respeto desde el primer momento. No sólo por el hecho de ser una franquicia difícil de digerir y disfrutar -ya que no es tan accesible como otras de su misma división-, sin embargo, sus fans más acérrimos y los años que lleva a sus espaldas demuestran que la serie funciona, tanto dentro como fuera del tablero. Es por eso que el contexto histórico de Warhammer ha ido variando y expandiéndose a lo largo de estos últimos años, pudiendo disfrutar tanto de la serie principal como de la versión tecnológicamente avanzada que hoy nos ocupa, 40.000, dejando la tierra de reyes, elfos y orcos para adentrarnos en el vasto universo.

Chaos Rising nos sitúa después de los acontecimientos ocurridos en Dawn of War II, en un planeta que debido a la "Tormenta del dolor" ha sido apartada de su órbita natural, generando nefastos resultados para la vida del planeta y acabando con la gran mayoría de nativos del mundo. El planeta ha quedado a merced del frío hielo, imposibilitando la vida durante cientos de años, aunque poco a poco el efecto va perdiéndose hasta que llega un punto en el que entramos nosotros en la aventura, un escuadrón de élite que tiene como objetivo limpiar el planeta de amenazas desconocidas y de rescatar a los pocos supervivientes que queden con vida.

Retomamos, de esta manera, el sistema de misiones consecutivas similar a lo que nos tiene acostumbrado el género, siendo cada una de las fases completamente independientes con objetivos divididos. A medida que vayamos avanzando por el nivel tendremos acceso a nuevas tropas, seremos testigos de escenas de video que irán incrementando la complejidad del guión y, como no, tendremos una serie de personajes hormonados hasta las cejas que lo darán todo por disparar la última bala de repuesto.

Basado en la acción

Dawn of War II se caracterizó por ser un título de estrategia que pone todo su empeño en su vertiente militar, dejando a un lado el concepto de recolección de materiales y gestión de recursos para otra ocasión, estando en un plano mucho más directo con la batalla que en otros exponentes del género. Y en esta ocasión, la mecánica no iba a ser diferente, lo cual es muy bueno puesto que la jugabilidad acompaña en todo momento durante la aventura. El movimiento de los personajes sigue la estela de los grandes del género, empleando sabiamente el combo de ratón y teclado para facilitar la consecución de habilidades y técnicas que podremos emplear a lo largo de la partida.

Podremos protegernos del fuego enemigo poniéndonos a cubierto cual juego de acción, y realizar ataques sin recibir apenas daño, así como planificar ofensivas desde diversos puntos del escenario en función de la inteligencia del jugador. Cualquier tipo de estrategia es bienvenida, pero depende de la dificultad en la que estemos jugando las ofensivas típicas directas no surtirán efecto puesto que la inteligencia artificial es uno de los conceptos en los que Relic ha puesto especial atención, y si no andamos con cuidado podemos terminar con la vida de nuestro pelotón en cuestión de segundos.

Como viene siendo habitual en este tipo de juegos, a medida que vayamos avanzando por las misiones tendremos acceso a nuevos personajes que presentarán diversas habilidades exclusivas que nos irán de perlas para superar las misiones más concurridas. Y por si fuera poco, éstas podrán ir expandiéndose en función de los puntos de experiencia que vayamos obteniendo después de cada encontronazo. La expansión supera el nivel máximo en diez puntos, pudiendo crear guerreros formidables hasta el nivel máximo, 30, ideales para librar las batallas más sangrientas, sobre todo en las disputas online. Y es que, después de haber completado el modo campaña, que puede llevarnos alrededor de unas ocho horas si somos muy perspicaces a la hora de desarrollar estrategias, la desarrolladora ha puesto a disposición del jugador una serie de modalidades para aumentar la vida la franquicia, como puede ser el modo Batalla Final, no apto para cardíacos.

Este modo de juego online cooperativo nos pondrá en la piel de un único héroe en un mapa predeterminado que invitará a superar una serie de ráfagas enemigas que serán muy difíciles de superar. Similar al estilo horda de Gears of War II, los jugadores que participen en la escaramuza tendrán que unir sus fuerzas para intentar resistir todos los ataques procedentes de diversas razas que nos encontraremos a lo largo de la aventura, teniendo que emplear sabiamente todas ya cada una de las habilidades así como utilizar los objetos que aparezcan en el escenario para obtener bonificaciones, utilizarlos como escondite, etcétera. Como no, también tendremos la posibilidad de librar partidas competitivas contra otros jugadores, demostrando quién es el mejor estratega del mundo utilizando a nuestros hombres para conquistar los territorios y puntos de encuentro esparcidos por el escenario.

Expansión gráfica

La expansión de Relic utiliza el mismo motor gráfico que ya se utilizó para Dawn of War II, mejorando algún que otro aspecto y optimizando el motor para las nuevas tarjetas gráficas del mercado. Si bien es cierto los videojuegos de estrategia nunca han sido pasto de una tecnología ultra realista -por el hecho de mover multitud de unidades que cada una realiza una acción distinta-, la serie de Warhammer sobrepasa lo notable con creces, ofreciendo un espectáculo audiovisual más que digno, siempre que tengamos un ordenador que acompañe con la experiencia.

Y es que a diferencia de otros títulos, Chaos Rising hace hincapié en el concepto militar, disfrutando de unas batallas muy dignas y caóticas que a más de uno concertarán en un principio por su alto nivel de frenesí, pero que poco a poco iremos controlando a medida que vayamos adquiriendo habilidad para superarlas. La cantidad de habilidades especiales que tienen nuestros personajes es digna de mención, y, como si se tratara de un videojuego de rol, a medida que vayamos obteniendo puntos de experiencia podremos ir adquiriendo nuevos poderes tales como invisibilidad, ataques formidables y mortales, etcétera. Escoger bien el poder para cada situación es indispensable para evitar bajas en el equipo y prosperar en la misión.

Cabe destacar un nuevo concepto que se introduce en la expansión, que es nada más y nada menos que el término de la corrupción de nuestros personajes. Dependiendo de la moralidad del jugador, los personajes podrán obtener una serie de poderes y objetos muy poderosos y útiles durante la aventura... sacrificando así su ética y profesionalidad para dar lugar a una personificación del mal que, bien empleada, puede sacarnos de algunas batallas que a priori parecían perdidas. Eso sí, este nuevo concepto -empleado en muchos videojuegos donde el bien y el mal está muy dividido y justificado- no ha sido explotado al máximo, sino que más allá de decidir si queremos ser bueno o malo para acabar en un punto de la historia u otro, el guión se desarrollará exactamente igual -con algunas mínimas variables, eso sí-.

La banda sonora también juega un papel fundamental durante la aventura, con algunos temas épicos para librar las batallas más épicas en el plano estratégico que propone la desarrolladora. Mención especial a los sonidos que iremos escuchando durante la aventura, muy bien posicionados para aumentar la experiencia de juego hasta cotas inimaginables. Las voces, por su parte, también son un claro ejemplo de que el doblaje de un videojuego hace que el jugador aprecie mucho más la obra, con unos actores de doblaje conocidos por la industria del cine que representarán a los marines espaciales y que a más de uno les sacará una sonrisa al ver la cantidad de hormonas que no esconden. Parece que todos los personajes quieren demostrarle al espectador que es el más duro, el más rápido y el más fuerte... aunque todo el mundo sabe que nuestro protagonista terminará siendo el mejor, sin duda.

Expansión recomendada

Como decíamos con anterioridad, Warhammer es una franquicia que posiblemente no sea tan fácil como otras del mismo género, sin embargo propone una serie de conceptos que harán disfrutar a todos los jugadores que se atrevan a darle una oportunidad. La serie 40.000 ha sido un claro ejemplo de como pueden mezclarse universos tan anclados al pasado, como suelen ser las historias épicas de orcos y elfos de la tierra media, con el espacio más infinito. Dawn of War II: Chaos Rising se alza como uno de los videojuegos de estrategia más aplaudidos del presente año, además de no necesitar el videojuego original para poder disfrutarlo en su totalidad. La cantidad de batallas que presenta la obra, los modos de juego que no dejarán indiferente a nadie -y que si nos atrevemos a jugarlos en su dificultad más alta nos llevaremos una grata sorpresa- así como una jugabilidad que invita a superarnos a nosotros mismos después de cada batalla son conceptos que, sin ningún tipo de duda, agradarán tanto a los seguidores del género -y la franquicia- como a los novicios que se atrevan a darle una oportunidad.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
PEGI +16
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.4
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.93

PUNTÚA
Warhammer 40.000: Dawn of War II Chaos Rising para Ordenador

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir