Análisis de Toy Soldiers: War Chest (PC, PS4, Xbox One)

Los juguetes cobran vida en un entretenido juego de defensa de torres y acción en tercera persona que recrea acertadamente los combates y guerras imposibles que vivimos en nuestra infancia.
Toy Soldiers: War Chest
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
7
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versiones PC, PS4 y Xbox One.

Todos -en mayor o menor medida- hemos dado rienda suelta a nuestra imaginación cuando nos daban un cubo de soldados de plástico, un juguete nuevo como un G.I JOE o un guerrero de He-Man o una caja de tanques y vehículos militares -por poner ejemplos claros y más o menos comunes-. Podíamos pasar las horas muertas imaginando batallas interminables, guerras milenarias o mundos intangibles llenos de héroes, heroínas, monstruos y coches que se transforman en robots. Sobre el suelo, sobre la alfombra o en el interior de un castillo de PVC de vivos colores, los juguetes han ocupado gran parte de nuestra infancia y es normal que a la postre, llevados por la nostalgia o el afán del coleccionismo, sigamos encandilados entre blísteres, cajas de cartón, ediciones limitadas o memorabilia diversa.

Toy Soldiers: War Chest hace acopio de todo ese sentimiento de añoranza alrededor del mundo de los juguetes de los años ochenta y noventa, y los unifica bajo una propuesta que bebe a raudales de los títulos de defensa de torres y acción en tercera persona.

¡Por el poder de Grayskull!

Toy Soldiers: War Chest es la entrega más reciente de la saga Toy Soldier, una serie de títulos que hasta la fecha, nos han narrado una guerra sin cuartel entre soldados de juguetes de todas las épocas y formas -y que en 2010 consiguió ser el título más vendido del bazar digital de Xbox-. Con tintes de juego de acción en tercera persona, pero sin olvidar la naturaleza de la defensa de torres en tres dimensiones, Toy Soldiers: War Chest da un paso más allá en la mecánica de juego, añadiendo nuevas facciones, elementos jugables y utilizando algunas de las licencias de juguetes más famosas de todos los tiempos.

PUBLICIDAD
La entrada de ‘He-Man’ en acción en un juego como ‘Toy Soldiers’ le he sentado muy bien a la saga.
La entrada de ‘He-Man’ en acción en un juego como ‘Toy Soldiers’ le he sentado muy bien a la saga.

¿Os habéis preguntado qué hubiese pasado si He-Man y los suyos hubieran invadido Alemania durante la Primera Guerra Mundial? ¿Y si los osos amorosos hubiesen luchado contra fuerzas del espacio exterior? Esta mezcolanza, tan típica de los dormitorios, salones y salas de juego de miles de niños y niñas en todo el mundo, es la base sobre la que se sustenta War Chest. Toy Soldiers: War Chest ofrece al jugador varias opciones de compra. La básica incluye cuatro de las grandes facciones y héroes -Phantom, StarBright, Kaiser y Dark Lord-, pero no hace lo propio con algunas de las licencias más jugosas, como He-Man o G.I JOE, que deben ser adquiridas por separado, aumentando considerablemente el precio del título de descarga digital.

En cualquier caso, sea cual sea nuestra configuración o paquete, War Chest es un videojuego simple, a veces tosco en su planteamiento, pero entretenido y muy absorbente. La campaña, un disparatado cruce de universos, mundos, realidades y ejércitos, nos llevará a tomar parte en las rencillas entre soldados y sus propias realidades y mundos de plástico.

‘Masters del Universo’ no es la única licencia de juguetes en ‘War Chest’. ‘G.I Joe’, y las fuerzas del Comandante Cobra, también harán acto de aparición.
‘Masters del Universo’ no es la única licencia de juguetes en ‘War Chest’. ‘G.I Joe’, y las fuerzas del Comandante Cobra, también harán acto de aparición.

Toy Soldiers: War Chest nos invita a pasar por un bien avenido tutorial, que nos explicará el concepto de juego y sus posibilidades. Todo aquel que haya jugado a cualquiera de los anteriores, o a títulos parecidos en el ámbito de la defensa de torres, comprenderá fácilmente hasta qué punto tenemos control sobre la estrategia, el ataque o la defensa y fortificación de nuestros puestos. En Toy Soldiers: War Chest tenemos que resistir varias oleadas de soldados y máquinas enemigas, disponiendo distintos tipos de torres y armas que contengan su envite. El escenario tiene una serie de huecos prefijados -menos que en anteriores juegos de la saga-, en los que podemos construir a placer, desde ametralladoras -ideales contra la infantería- a anti-blindados o anti aéreos, que nos ayudarán contra las máquinas de guerra contrarias.

Los enemigos intentarán por todos los medios buscar nuestro arcón o baúl -en otras palabras, nuestra base-, traspasando las líneas de torres y defensas que hayamos levantado sobre el campo de batalla. Si por algún casual llegan perderemos un punto de vida, y si acabamos con el contador a cero, habremos perdido la partida. En estas lindes, Toy Soldiers: War Chest se comporta como un título de género, permitiéndonos mejorar las torres, añadiéndole barreras, nuevos artilleros que nos ayuden a recargar más rápido o balas y proyectiles más potentes. Siempre, claro está, a cambio de un precio. Como en todo juego de defensa de torres, cada mejora, torre o unidad, tendrá un precio y coste. Tendremos que derribar muchísimos soldados para conseguir amasar una buena cantidad de dinero con la que permitirnos nuestros caprichos bélicos, aunque no cuesta avanzar y levantar torres y ametralladoras derribadas dado el alto ritmo del juego y las oleadas de criaturas y soldados.

Como juego de defensa de torres, debemos disponer nuestra artillería por el mapa y el escenario. En función del tipo de enemigo y del ejército que controlemos, tendremos unas opciones  u otras.
Como juego de defensa de torres, debemos disponer nuestra artillería por el mapa y el escenario. En función del tipo de enemigo y del ejército que controlemos, tendremos unas opciones u otras.

Toy Soldiers: War Chest sabe contagiarnos de los dimes y diretes de lo que vendría a ser una suerte de versión virtual y salvaje de Toy Story o Pequeños Guerreros -infravalorada película que os recomendamos a ver si no lo habéis hecho ya-, demostrándonos unos ambientes, escenarios y una I.A lo suficientemente bien avenida como para podamos dejarnos llevar por el fragor de la batalla entre juguetes.

‘Toy Soldiers: War Chest’ saca muchísimo provecho a la personalización de cada ejército o facción, que se controla de forma distinta y tiene poderes o héroes únicos y diferentes.
‘Toy Soldiers: War Chest’ saca muchísimo provecho a la personalización de cada ejército o facción, que se controla de forma distinta y tiene poderes o héroes únicos y diferentes.

Y es que, una de las principales novedades de Toy Soldiers: War Chest, es que nos permite controlar directamente a los héroes de cada facción, además de las propias torretas -algo que ya hemos visto en algunas de las secuelas anteriores de la saga-. Cuando hacemos esto, ya sea con Kaiser, StarBright o el Comandante Cobra de G.I JOE, podemos disparar y luchar contra las tropas enemigas en tercera persona, como si un juego de acción se tratase. En estos momentos, Toy Soldiers: War Chest se comporta de forma parecida a la saga Battlefront de Star Wars, en la que convocar figuras de renombre y villanos, es algo que puede cambiar el curso de la partida aunque su presencia en el campo de batalla sea limitada.

La dificultad no suele ser demasiado alta, y puede que pasemos el suficiente tiempo durante el transcurso del juego sin necesidad de invocar héroes, simplemente cambiando torres, controlando el flujo de oleadas de osos amorosos o hadas mágicas con nuestros héroes alemanes o pasando a la tercera persona mientras manejamos una de las baterías anti-tanque. Pero, como todo buen tower defense, Toy Soldiers: War Chest puede llegar a penalizar un error de disposición o una serie de fallos encadenados con mucha crudeza. Por ejemplo, si no disponemos de forma correcta algunas de las torres, o postergamos la construcción de algún tipo, o si por el contrario construimos alguna que no proceda, puede que nos cueste reponernos del error y acabemos perdiendo varios puntos de vida al ver entrar a nuestros enemigos en el baúl que tan celosamente guardamos y protegemos.

Como es lógico, dado lo heterogéneo de los soldados y las facciones a elegir en ‘Toy Soldiers’ es normal que topemos con estampas tan únicas.
Como es lógico, dado lo heterogéneo de los soldados y las facciones a elegir en ‘Toy Soldiers’ es normal que topemos con estampas tan únicas.

Paradójicamente, es el principal problema del juego: si llevamos jugando mucho tiempo, podemos anticipar con mucho estos mismos fallos que podemos llegar a tener en nuestras partidas, y eso acaba por destapar cierta sensación de repetición y vacío en el planteamiento, que llegará a atragantársenos a las primeras de cambio. ¿Por qué pese a que rebosa ejércitos y unidades diferentes tenemos la sensación de que es todo un simple tower defense con mucho envoltorio?

Y eso que Toy Soldiers: War Chest se esfuerza por ser un juego variado y entretenido. Por una parte, tenemos varias facciones y ejércitos que se diferencian mucho entre sí, ya no únicamente al nivel de héroes o poderes residentes en los mismos: también en las unidades o armas y torretas que podamos usar. Las armas que tenemos a nuestra disposición como He-Man -láseres, proyectiles futuristas o cañones de plasma- poco tienen que ver con las torres que ametrallan con plomo y pólvora del Kaiser y sus guerreros germanos de principios de siglo. Se controlan, hieren y se comportan de forma diferente, y eso dice mucho del metajuego táctico de cada equipo.

Los soldados de la vieja Alemania luchan valerosos contra las fuerzas de los mundos multicolor de StarBright.
Los soldados de la vieja Alemania luchan valerosos contra las fuerzas de los mundos multicolor de StarBright.

Además, Toy Soldiers: War Chest ofrece una campaña más o menos larga, con distintos escenarios y enfrentamientos, además de un modo de juego rápido -el popular skirmish- y un multijugador cooperativo y competitivo, tanto en consola como online a través de internet, que promete agrandar y mucho la duración del título.

De plástico, goma y cartón: apartado técnico

Toy Soldiers: War Chest, nos ofrece una de cal y una de arena en cuanto a su apartado técnico se refiere. Por una parte, tenemos un juego que goza de una serie de recargados, complejos y completamente destructibles escenarios temáticos -plagados de guiños a los mundos de los juguetes que dicen representar-, pero por otra, también hablamos de un juego que parece que está a punto de venirse abajo en cualquier momento, con una estabilidad en su tasa de fotogramas por segundo que deja mucho que desear incluso en consolas como Xbox One -en la que hemos analizado el título-.

Las máquinas, tanques y tropas de los ’G.I JOE’ avanzan en conjunto hacia el frente.
Las máquinas, tanques y tropas de los ’G.I JOE’ avanzan en conjunto hacia el frente.

Toy Soldiers: War Chest hace gala de buenas texturas y modelados -los héroes, repetimos, son el plato fuerte de la función, así como el detalle de los blísteres de plástico en los que aparecen-, aunque no deja de parecer un título de la pasada generación en las distancias cortas. La mayor parte funciona sin problemas -podemos alejar y acercar la cámara por los baúles y arcones de juego sin demasiados aspavientos-, pero cuando empiezan a aparecer soldados, explosiones y enemigos, la cosa parece ir algo justa. El título está traducido al castellano, y cuenta con una banda sonora lo suficientemente épica -aunque olvidable- como para no desentonar bajo ninguna circunstancia con lo que ocurre en pantalla.

Conclusiones finales

Si tuviéramos que pensar el camino hacia el que deberían dirigirse los juegos de defensa de torres, quizás sería algo parecido a Toy Soldiers: War Chest. Sabe conjugar bien los elementos del citado género con otros más propios de la acción en tercera persona, y los riega con una buena dosis de nostalgia al usar juguetes de todas las épocas -y en el caso de personajes como He-Man o G.I Joe, o el propio Ezio de Assassin´s Creed, de algunas de las licencias más jugosas-, algo que lo hace muy atractivo si queremos adquirir los diversos paquetes DLC con los que se pone a la venta.

Los escenarios, temáticos y completamente destructibles, son uno de los mayores atractivos del juego.
Los escenarios, temáticos y completamente destructibles, son uno de los mayores atractivos del juego.

El título de Signal Studios y Ubisoft está exento de fallos. Toy Soldiers: War Chest es un juego que puede hacerse repetitivo -casi un tiro al pato automático-, pese a que intenta mostrarse como variado y goza de modos de juego multijugadores locales y a través de internet.

Además, por si fuera poco, parece ir muy justo técnicamente, con un apartado gráfico aceptable pero que no termina de funcionar de forma suave o nítida en consolas como PlayStation 4 o Xbox One. Si sabemos perdonar estos problemas, y nos dejamos llevar por su robusta -y simple- propuesta jugable, Toy Soldiers: War Chest se muestra como una interesante alternativa dentro del demasiado conservador género de la defensa de torres, que además, será capaz de transportarnos a una época más feliz en la cual jugar era una actividad en la que no eran necesarias tantas complicaciones.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC, PS4 y Xbox One

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
PEGI +12
Plataformas:
PC Xbox One PS4

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 12/8/2015
  • Desarrollo: Signal Studios
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Steam
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Toy Soldiers: War Chest para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 11/8/2015
  • Desarrollo: Signal Studios
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Xbox Live
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Toy Soldiers: War Chest para Xbox One

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 18/8/2015
  • Desarrollo: Signal Studios
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Toy Soldiers: War Chest para PlayStation 4

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir