Análisis de The Suffering Los Lazos que Nos Unen (PC)

La acción y el terror se dan la mano en esta esperada continuación de The Suffering, en la que el conflicto entre Torque y los demonios se trasladará a la corrompida ciudad de Baltimore.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.

A mediados del año pasado Midway lanzaba al mercado The suffering, un título de acción y terror en tercera y primera persona en el que encarnábamos a Torque, un preso condenado a muerte por el presunto asesinato de su mujer e hijos que se encontraba en una cárcel de alta seguridad en la isla de Carnate junto a Baltimore, justo en el momento en el que una misteriosa invasión de criaturas demoníacas desataba el caos entre las paredes del recinto. Nuestro atormentado protagonista, lógicamente, debía abrirse paso por entre los muertos eliminando a toda criatura infernal que se fuera cruzando por delante, mientras intentaba descubrir el por qué del asesinato de su familia. También, Torque contaba con la curiosa "habilidad" de transformarse en una criatura espantosa cada vez que su cordura llegaba a los límites marcados por Woody Allen en algunas de sus películas, lo que hacía que el desarrollo de la aventura fuera de lo más divertido: alternábamos las armas de fuego y las de cuerpo a cuerpo con las brutales zarpas de una criatura que podía partir por la mitad a los enemigos.



Tras eliminar a decenas de criaturas y conocer algo más acerca de su turbio pasado, que variaría dependiendo de nuestras acciones dentro de la prisión –si matábamos a los supervivientes sería un final malo, y bueno si les salvábamos-, Torque terminaba la aventura montándose en una barca para escapar de esa infernal isla y regresar a su ciudad natal. Sin embargo, la paz parece que no viajó junto a él.

La ciudad del pecado

A pesar del cambio de escenario, en esta continuación de The Suffering disfrutaremos de un desarrollo de la acción muy parecido al visto en el original. Empezamos la aventura en los muelles de Baltimore, momento en el que las fuerzas del orden nos atrapan y nos llevan a una especie de almacén vigilado completamente por decenas de soldados. Tras unos minutos intentando asimilar todo lo que nos cuentan, un temblor y varias explosiones desencadenan de nuevo el caos a nuestro alrededor, generando una situación muy similar a la que vivimos en la prisión. Los gritos y disparos en la lejanía, así como las repentinas apariciones espectrales pondrán nuestros nervios a flor de piel, consiguiendo que el miedo nos impida avanzar tranquilamente por los retorcidos escenarios por los que iremos caminando.



Como en el original, la acción se nos mostrará tanto en tercera como en primera persona, pudiendo elegir la vista en cualquier momento de la partida. Lógicamente, dependiendo de la situación en la que nos encontremos el uso de una u otra visión será más o menos recomendable; pero en general, emplearemos la vista en tercera persona para recorrer todos los escenarios del juego, y la visión en primera persona para combatir a ciertos enemigos en espacios muy reducidos –tubos de ventilación, el alcantarillado, etc.-. En cuanto al arsenal, en Los lazos que nos unen solamente podremos llevar dos armas distintas a la vez, y los tres tipos de granadas que a continuación comentaremos. Este hecho, como os podéis imaginar, hará que la partida sea todavía más terrorífica ya que tendremos que elegir el tipo de arma que llevaremos, y comprobar por nosotros mismos si la elección ha sido acertada o no, es decir; podemos arriesgarnos y llevar una escopeta y un lanzamisiles para comprobar como al poco tiempo nos quedamos sin munición, y por tanto sin oportunidad de defendernos; o elegir un arsenal mixto con armas cuerpo a cuerpo como un hacha, y dos pistolas de bajo calibre con las que no tendremos –en la mayoría de ocasiones- problemas de munición, pero sí tendremos una menor potencia de fuego que hará que sea mucho más difícil eliminar a ciertos enemigos.



Por supuesto, al tratarse de un juego en el que prima sobre todo la acción, no nos encontraremos con muchas dificultades a la hora de encontrar munición o nuevas armas de repuesto, ya que éstas casi siempre estarán junto a alguna víctima descuartizada por los enemigos. Las armerías y algunos baúles que encontraremos por los escenarios también nos permitirán reabastecer nuestro arsenal. Aún así, como decimos, el hecho de tener que llevar solamente dos armas distintas hará que las partidas sean de lo más tensas, ya que nos encontraremos con enemigos muy poderosos a los que las armas de bajo calibre como las pistolas, o las de cuerpo a cuerpo no les afecten casi nada; lo que hará que en la mayoría de ocasiones perdamos la vida en el intento. Por último, las granadas, que como decimos serán de tres tipos distintos, nos permitirán eliminar a varios enemigos a la vez si hablamos de las típicas granadas de fragmentación; cegarlos con las de luz, o incinerarlos con los cócteles molotov.

PUBLICIDAD



También, como en el original, nos encontraremos con sencillos puzles que tendremos que resolver si lo que queremos es seguir avanzando por los distintos escenarios del juego. Como en The Suffering, estos puzles no serán nada complejos, ya que la mayoría nos propondrán buscar interruptores que tendremos que accionar para abrir puertas o activar distintos mecanismos; o mover distintas cajas y objetos por el escenario para alcanzar zonas elevadas que nos permitirán sortear los obstáculos que vayamos encontrando. Así, por ejemplo, podemos entrar en una sala y ver como los enemigos nos dejan encerrado en ella, no pudiendo abrir ninguna de las puertas, y teniendo que escapar por el techo apoyándonos en una caja que nos permitirá alcanzarlo. La recolección de objetos, ya sean mapas, las citadas armas, o las baterías para la linterna, que con el uso se irá gastando, también será una constante en Los lazos que nos unen.

Otra de las características que más gustaron en el original, que era la de decidir libremente el futuro de los supervivientes que iríamos encontrando en la prisión, cambiando así el pasado del protagonista, sigue estando presente en esta continuación, aunque la idea ha sido perfeccionada para cambiar de manera más radical nuestro destino. Conforme avancemos por la calles de Baltimore, iremos encontrando a distintos supervivientes, algunos vecinos nuestros, que nos pedirán ayuda. También, Torque se encontrará con todo tipo de drogadictos que atestaran las zonas más oscuras de la ciudad, entrando en juego la retorcida mente del protagonista: mientras la voz de su mujer le pide que les perdone la vida, su bestia interior le anima para que los mate y limpie así las calles de indeseables. Dependiendo de lo que hagamos en este tipo de situaciones, nuestro nivel de moralidad aumentará o disminuirá, convirtiéndonos literalmente en una criatura "normal" si seguimos la senda del bien, brutal si hemos sido algo malvados, y sanguinaria si hemos matado a todos los habitantes de Baltimore con los que nos hemos ido encontrando. Nuestro aspecto físico –el de la criatura-, así como los distintos ataques que podremos ir realizando variará con estos cambios de apariencia, lo que hará que el desarrollo de la acción varíe un tanto. Aparte, como en el original, nos encontraremos con dos finales distintos que harán que por lo menos completemos la aventura dos veces para conocer todos los secretos que oculta el malvado Blackmore y el resto de enemigos, algunos viejos conocidos, que irán desfilando por la ciudad.



La tienda de los horrores

The Suffering destacó sobre todo por ofrecer un entorno claustrofóbico en el que lucharíamos contra una serie de criaturas monstruosas que vendrían a representar los distintos asesinatos cometidos en la cárcel: los muertos por inyección letal aparecerían repletos de jeringuillas, por ejemplo. En Los lazos que nos unen, las criaturas con las que nos encontraremos representarán las distintas tragedias o muertes violentas vividas en las calles de Baltimore. Así, por ejemplo, los drogadictos se convertirán en los drogatas, que son unas criaturas repulsivas que se arrastran por el suelo y que están cubiertas por decenas de jeringuillas que no dudarán en lanzarnos para envenenarnos. También, en los alcantarillados encontraremos a unos monstruos excavadores que vendrían a representar a los muertos por accidentes en la construcción de los túneles; y como no, tampoco pueden faltar los ya clásicos demonios con cuchillas por extremidades que se lanzarán como locos para descuartizarnos.



Todas estas historias acerca de asesinatos y accidentes, así como las vivencias de nuestra familia antes de ser destrozada, irán apareciendo de repente ante nuestros ojos conforme avancemos por los distintos escenarios del juego. Así, habrá momentos en los que un fogonazo –casi siempre imágenes aterradoras- de paso a distintos niveles oníricos en los que todo se moverá con excesiva lentitud, incluyendo a nuestro protagonista, en los cuales asistiremos a todo tipo de matanzas y sucesos aterradores acaecidos en Baltimore. También, Torque será acosado constantemente por los fantasmas de sus hijos y su mujer, que no pararán de echarle en cara lo mal padre y marido que fue, para luego pedir su ayuda o gritar aterrados por la presencia de un nuevo enemigo monstruoso. Y es que a pesar del cambio de escenario, que en esta ocasión será mucho mayor, con grandes zonas al aire libre, la tensión y el agobio seguirán siendo una constante en el desarrollo de la acción. El inicio de Los lazos que nos unen es tan desconcertante y repentino que no será nada extraño saltar por un susto en más de una ocasión por las apariciones repentinas de algunos fantasmas, o por los cadáveres ensangrentados que saldrán volando y se estrellarán contra las paredes justo a nuestro lado.



El motor gráfico, además, mostrará unos modelados en todos los personajes bastante buenos, con unas texturas de lo más detalladas. Las animaciones de las criaturas serán "realistas" y espectaculares, aunque en este sentido las de Torque no lo serán tanto. También, habrá momentos en la aventura en los que tengamos que montarnos sobre torretas armadas y eliminar a decenas de enemigos que aparecerán en pantalla, algunos realmente grandes, pudiendo disparar a los vehículos estacionados en las calles para que exploten y así eliminen a todas las criaturas a su alrededor. En los interiores, por el contrario, disfrutaremos de unos pasillos de escasas dimensiones repletos de cadáveres con moscas revoloteando sobre ellos, en los que la sangre y los apagones repentinos acelerarán nuestro pulso y nos pondrán de los nervios. La niebla cubrirá gran parte de los escenarios exteriores, impidiéndonos ver lo que hay en la lejanía. En este caso, el efecto queda bien integrado en el desarrollo de la acción; pero en el interior de los edificios veremos como ciertos objetos aparecen repentinamente ante nosotros, lo que ya podría ser considerado como un problema en el motor gráfico.

El sonido, que estará muy ligado a las imágenes que se nos vayan mostrando, brillará con luz propia en Los lazos que nos unen. Para empezar, la música sonará en muy pocas ocasiones, por lo que habrá que olvidarse de las melodías enfermizas que nos pongan nerviosos. Eso sí, las llamadas telefónicas en medio de la oscuridad, los gritos de mujeres y niños en las calles, los cuchillos de algunas de las criaturas sonando en el interior de algunas habitaciones, y el reptar de ciertos monstruos harán que no estemos tranquilos en ningún momento de la partida. En cuanto al doblaje, nos encontraremos con unas voces en castellano de buena calidad, que nos meterán de lleno en la acción; aunque su versión original, que cuenta con actores de reconocido renombre, es bastante mejor en este sentido.

También, en esta secuela de The Suffering nos encontraremos con ciertos aspectos que no han sido del todo pulidos. La inteligencia artificial de algunos de los supervivientes que viajarán junto a nosotros en momentos concretos de la aventura no es todo lo buena que cabría esperar, ya que en muchas ocasiones estos personajes se estrellarán contra una pared y no serán capaces de salir de ese "enredo". Este hecho en ocasiones nos obligará a cargar la partida para volver a repetir la escena, ya que muchos de estos personajes son la clave que nos permitirá seguir avanzando en el juego. También, la dificultad en algunos momentos de la partida será excesiva, ya que dependemos mucho de los puntos de control a la hora de salvar nuestros avances. Por eso, habrá tramos en el juego que repitamos constantemente al no ser capaces de eliminar a tantos enemigos a la vez con tan pocas balas para todos ellos.

Con todo esto, los seguidores de la primera entrega ya se puede ir haciendo una idea de lo que encontrarán en The Suffering: Los lazos que nos unen. El desarrollo de la acción es prácticamente idéntico al visto en el original, por lo que las novedades brillarán por su ausencia. Eso sí, sigue siendo igual de divertido y terrorífico, lo que hará que los que disfrutaran de la primera entrega gocen con las nuevas aventuras de Torque, y los nuevos en esta serie, conozcan una nueva forma de entender los juegos de acción y terror.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Blade: The Edge of Darkness - Análisis
Blade: The Edge of Darkness - Análisis
Análisis
2021-10-08 17:16:00
Hace 20 años el equipo español Rebel Act Studios lanzaba un ambicioso RPG de acción que regresa a la distribución digital de PC, aunque sin mejoras reseñables.
Género/s:
PEGI +16
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: Octubre 2005
  • Desarrollo: Midway
  • Producción: Midway
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 3 CDs
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
The Suffering Los Lazos que Nos Unen para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir